Compartir

Organismos bioindicadores - Definición, tipos y ejemplos

 
Por María Luz Thomann, Bióloga y ornitóloga. 29 mayo 2020
Organismos bioindicadores - Definición, tipos y ejemplos

Evaluar el estado de los ambientes no es tarea fácil, y hoy en día es uno de los mayores retos que tenemos para conservar la naturaleza. En muchos casos, los estudios que se encargan de esto utilizan diferentes factores ambientales y ecológicos que les sirven para conocer acerca del estado de salud y de la calidad de ese ambiente, así como de los cambios que este sufre.

Un ejemplo de ello es el uso de especies animales o de plantas (o grupos de estos), que sirven como excelentes herramientas biológicas para evaluar todo un sistema ecológico. En este artículo de ExpertoAnimal, te contaremos acerca de los organismos bioindicadores, qué son, qué tipos hay, su importancia y veremos algunos ejemplos.

También te puede interesar: Parasitismo - Definición, tipos y ejemplos

¿Qué son los bioindicadores?

Los bioindicadores son organismos que contienen parte de la información ambiental que los rodea, y como mencionamos, puede tratarse de una especie animal o vegetal (o un grupo de especies) que refleja el estado abiótico o biótico del medio ambiente, representa el impacto de los cambios ambientales en un hábitat, comunidad o ecosistemas, o indica la diversidad de otras especies.

Características de las especies bioindicadoras

Generalmente se considera que las especies bioindicadoras deben ser:

  • Sensibles a su medio.
  • Abundantes (como algunas especies dominantes).
  • Conspicuas.
  • Fáciles de identificar.

Para seleccionar y analizar una especie bioindicadora, se debe conocer a fondo su ecología, modo de vida y tener una amplia distribución geográfica, así como se debe poder diferenciar entre los ciclos naturales y aquellos producidos por estrés antropogénico.

¿Para qué sirven las especies bioindicadoras?

La importancia de utilizar estos organismos como herramientas para la conservación de áreas naturales tiene varias razones:

  • Evaluar el impacto de la actividad humana: por un lado, mediante ellos es posible evaluar el impacto de las actividades humanas en un área determinada, en lugar de examinar el sitio entero.
  • Advierten de cambios ambientales: por otro lado, son importante porque en muchos casos algunas de las especies bioindicadores proporcionan información temprana y con ello una alerta, acerca de cambio ambientales.
  • Evaluar los efectos de tóxicos: los bioindicadores también son una buena manera de monitorear los efectos de las sustancias tóxicas, muchas veces difícil de evaluar directamente en la naturaleza.
  • Evaluar la riqueza de especies: también son útiles para evaluar la riqueza de especies presentes en un sitio, mediante extrapolación, ya que muchas veces esto es imposible debido al alto número que pueden existir, como en el caso de los trópicos, por ejemplo.

Aunque esto puede resultar difícil debido a que no siempre una especie es representativa de toda la biota (conjunto de todas las especies presentes) del lugar.

Tipos de bioindicadores

Actualmente existen diversas clasificaciones sobre los organismos bioindicadores. Algunos autores hablan de estos tres tipos de bioindicadores:

Bioindicadores del aire

Tal y como indica su nombre, son especies mediante las cuales podemos evaluar el estado y la calidad del aire. Algunos de ejemplos son:

  • Líquenes: estos organismos, que muchas veces se los confunde con plantas, en realidad resultan de la simbiosis entre un hongo y un alga fotosintetizadora, son usados como bioindicadores para la detección de hidrocarburos, ácidos y otras sustancias tóxicas que se encuentran en el aire mediante la acumulación de estas sustancias en sus tejidos. Estos organismos son utilizados como bioindicadores del aire en muchas partes del mundo.
  • Abejas: otro ejemplo son las abejas. Estos animales (y la miel que ellos producen) son bioindicadores de la contaminación del aire urbano, gracias a la estructura de sus patas que pueden retener partículas de aire y de esta manera conocer la existencia de agentes tóxicos como pesticidas, metales pesados o hasta la presencia de agentes radioactivos que puede haber en ciudades de España.
  • Gekos o salamanquesas: especies de la familia Diplodactylus son sensibles a la contaminación del aire por dióxido de azufre y otras emisiones de gases por industrias. La contaminación atmosférica afecta de manera negativa la abundancia y fecundidad de especies como Diplodactylus conspicillatus y Rhynchoedura ornata, presentes en Australia.

Bioindicadores del agua

Dentro de los bioindicadores del agua, encontramos:

  • Insectos: invertebrados plecópteros como las moscas de las piedras, son sensibles a las bajas concentraciones de oxígeno del agua, sobre todo sus estados inmaduros sirven como bioindicadores de la calidad del agua. También especies de hemípteros, como los coríxidos, son buenos indicadores de la salinidad de las aguas termales, así como de sustancias tensoactivas como detergentes y jabones. Los tricópteros, que viven en aguas muy limpias, al igual que los efemerópteros que también son utilizados para conocer la calidad del agua.
  • Anfibios: especies de ranas y salamandras son excelentes indicadores de la calidad ambiental, ya que son muy sensibles a las condiciones ambientales como la sequía o la contaminación. Debido a que sus pieles son permeables, puedenacumular sustancias tóxicas como fungicidas, fertilizantes para la tierra e insecticidas, pudieron ser detectadas.
  • Peces: la presencia de un 5% de especies de peces carnívoros como las pirañas (familia Serrasalmidae), indican un ambiente acuático saludable. Otras especies como salmones y truchas (Salmonidae) y corvinas (Sciaenidae) habitan aguas con altos niveles de oxígeno, por lo que también son bioindicadores de su calidad.

Bioindicadores del suelo

Algunos de los mejores bioindicadores del suelo son:

  • Colémbolos: estos invertebrados habitantes de los suelos ayudan para evaluar la calidad de los suelos detectando la presencia de hidrocarburos contaminantes. Su abundancia en zonas contaminados con componentes como pirenos, naftaleno, criseno, entre otros, es afectada negativamente. Lo mismo se vio con otros invertebrados como dípteros, arañas, hormigas y otros.
  • Ácaros: se trata de invertebrados muy sensibles a las condiciones de su medio, por lo que resultan excelentes bioindicadores de la salud del suelo donde habitan, puesto que pueden dar información acerca de la presencia de insecticidas. Estos animales son muy abundantes en suelos altamente ricos en materia orgánico, disminuyendo en tierras pobres y contaminadas.
  • Hongos: estos organismos que forman parte natural de los suelos, almacenan en sus tejidos (al igual que los líquenes) sustancias radioactivas que afectan a su entorno. Al tratarse de una fuente alimentaria para el humano, detectar estos compuestos tóxicos a tiempo es de vital importancia, por lo que muchos estudios de calidad se basan en ellos para detectar este tipo de contaminantes.

 

Ejemplos de bioindicadores

Además de la clasificación anteriormente mencionada, muchos autores consideran que lo más correcto es clasificar a los diferentes tipos de bioindicadores de esta manera:

  • Bioindicadores ambientales.
  • Bioindicadores ecológicos.
  • Bioindicadores de biodiversidad.

La división básica es que los indicadores ambientales y ecológicos se utilizan para detectar cambios en el medio ambiente, mientras que los indicadores de biodiversidad reflejan la diversidad de la biota global. Sin embargo, estas categorías no son mutuamente excluyentes, ya que algunas especies que responden a los cambios ambientales también pueden reflejar la diversidad o la respuesta de otras especies. A continuación, veremos algunos ejemplos de ellos.

Escarabajos

Los escarabajos carábidos han sido utilizados ampliamente y con éxito en diferentes tipos de estudios de indicadores. La mayoría de ellos se centraron en la respuesta de la especie a las condiciones ambientales cambiantes, por ejemplo, como la fragmentación de los bosques. Además de esto, los escarabajos de tierra se han utilizado en estudios de ecología urbana, clasificación del tipo de hábitat y evaluación de la calidad del sitio.

Otros coleópteros de la familia de los tenebriónidos, son bioindicadores del suelo y dan alerta acerca de la desertificación, ya que son especies que están adaptadas a ambientes áridos, por lo que son utilizados para determinar zonas que podrían sufrir una degradación del ambiente más elevada.

Aves

Especies de aves acuáticas han sido usadas como bioindicadores de contaminación por metales pesados como plomo, cadmio y arsénico, en ambientes de humedales. Debido a que estas aves viven y se alimentan en estos sitios, consumen estas sustancias junto con su alimento.

Otras especies de aves, como los pingüinos papúa, barbijo y de Adélia (orden Sphenisciformes) presentan características útiles para la monitorización de contaminantes, por ser especies de vida larga situados en la cima de las cadenas tróficas, sirven para determinar las concentraciones de sustancias tóxicas y plásticos a través del análisis de sus contenidos estomacales.

Nutrias

Estos animales de la familia Mustelidae son buenos indicadores del estado y calidad de ríos y lagos donde viven, ya que cuando estos cuerpos de agua pierden su calidad de nutrientes y del mismo modo la riqueza de especies de las que se alimentan las nutrias, los abandonan buscando otros similares. Actualmente, su presencia es indicio claro de la buena salud de las aguas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Organismos bioindicadores - Definición, tipos y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Estrada-Guerrero, D. M., & Soler-Tovar, D. (2014). Las aves como bioindicadores de contaminación por metales pesados en humedales. Ornitología Colombiana, (14).
  • Markert, B. A., Breure, A. M. & Zechmeister, H. G. (Eds.). (2003). Bioindicators and biomonitors. Elsevier.
  • Mejias, E., Olivares, L., Salas, F. & Montenegro, G. (2009). Miel de abejas: un bioindicador natural de contaminación ambiental. Revista Agronomía y Forestal FAIF-PUC, 37, 10-13.
  • Ochoa, E. P. (2014). Aves silvestres como bioindicadores de contaminación ambiental y metales pesados. CES Salud Pública, 5(1), 59-69.
  • Rainio, J. & Niemelä, J. (2003). Ground beetles (Coleoptera: Carabidae) as bioindicators. Biodiversity & Conservation, 12(3), 487-506.
  • Romano, L. A. (2016). Bioindicadores de contaminación acuática en peces. Revista AquaTIC, (7).
  • Uribe-Hernández, R., Juárez-Méndez, C. H., Montes de Oca, M. A., Palacios-Vargas, J. G., Cutz-Pool, L., & Mejía-Recarmier, B. E. (2010). Colémbolos (Hexapoda) como bioindicadores de la calidad de suelos contaminados con hidrocarburos en el sureste de México. Revista mexicana de biodiversidad, 81(1), 153-162.

Escribir comentario sobre Organismos bioindicadores - Definición, tipos y ejemplos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Organismos bioindicadores - Definición, tipos y ejemplos
1 de 4
Organismos bioindicadores - Definición, tipos y ejemplos

Volver arriba