Compartir

Tipos de serpientes no venenosas

Por Cristina Pérez Simón, Bióloga y médica. 21 enero 2020
Tipos de serpientes no venenosas

Las serpientes son reptiles pertenecientes al orden Squamata. Su mandíbula inferior solo está unida por músculos y piel. Esto, junto a la movilidad de su cráneo, les permite deglutir presas de gran tamaño. Quizá sea una de las razones por las que algunas personas les tenemos tanto miedo.

Otra característica de las serpientes que despierta recelo es su veneno. Sin embargo, la mayoría no son venenosas y solo atacan si se sienten amenazadas por nuestra presencia. Aun así, nunca está de más saber si una serpiente es venenosa o no. ¿Quieres saber más? En este artículo de ExpertoAnimal hablamos sobre los tipos de serpientes no venenosas y te enseñamos a identificarlos.

También te puede interesar: Tipos de serpientes

¿Cómo saber si una serpiente es venenosa?

Son muchos los tipos de serpientes que existen, algunos con veneno y otros no. Las serpientes no venenosas se tragan a sus presas vivas. Por ello, se especializan en cazar animales pequeños, como ratones o insectos. Otras serpientes pueden atacar a presas más grandes. Para ello, les inoculan un veneno que las inmoviliza o mata. Si se sienten atacadas, también pueden utilizar este veneno para defenderse de los seres humanos. Pero, ¿cómo saber si una serpiente es venenosa?

La realidad es que no existe ningún método para saber si una serpiente es venenosa, aunque sí ciertas características que pueden darnos una pista:

  • Hábitos: las serpientes con veneno suelen ser nocturnas, mientras que las serpientes no venenosas tienden a ser diurnas.

  • Colmillos: las serpientes venenosas presentan colmillos huecos o surcados en la parte anterior del maxilar. Su función es la inyección del veneno. Las serpientes no venenosas, sin embargo, no suelen tener colmillos y, si aparecen, son posteriores.
  • Forma de la cabeza: las serpientes que poseen veneno, con frecuencia, tienen la cabeza de forma triangular, debido a la mayor movilidad de su cráneo. Las serpientes sin veneno, por su parte, suelen tenerla más redondeada.
  • Pupilas: las serpientes no venenosas tienen las pupilas redondas. Esta parte del ojo, no obstante, suele ser elíptica en las serpientes con veneno.
  • Fosetas termorreceptoras y cuello: las víboras, una familia muy común entre las serpientes venenosas, presentan una fosa entre los ojos y la nariz que les permite detectar el calor de sus presas. Además, su cuello es más estrecho que el resto del cuerpo.

En muchos casos, estas reglas no se cumplen. Por ello, nunca debemos fijarnos solo en estas características. Lo mejor para saber si una serpiente es venenosa o no es conocer con detalle las diferentes especies.

Descubre Las serpientes más venenosas del mundo en este otro artículo.

Tipos de serpientes no venenosas

Se conocen más de 3000 especies de serpientes en todo el mundo. Solo el 15 % son venenosas, así que, como podrás imaginar, existen muchos tipos de serpientes no venenosas. Es por ello que, en este artículo, vamos a centrarnos en las especies más relevantes para el mundo hispanohablante. Así pues, destacaremos los siguientes tipos:

  • Culebras
  • Boas
  • Culebra bastarda

Muchas son las personas que buscan serpientes no venenosas para tener en casa, sin embargo, es importante destacar que estos animales requieren muchos cuidados y un espacio totalmente habilitado. Por ello, no se recomienda convivir con una serpiente, aunque no sea venenosa, sin tener los conocimientos para ello. Ante todo, debemos tener presente el bienestar del animal y de las personas que vivan en el hogar.

Serpientes de la familia Colubridae: culebras

De manera coloquial suele llamarse culebra a todas las serpientes no venenosas. Sin embargo, en biología, denominamos culebras a las serpientes de la familia Colubridae.

Las culebras se caracterizan por la disposición de sus escamas, sus pupilas circulares y un tamaño relativamente pequeño. Con frecuencia, presentan tonos oliváceos o marrones que les ayudan a camuflarse. La mayoría son diurnas, no son venenosas y no tienen colmillos. Por supuesto, existen muchas excepciones para todas estas características.

Culebras de América

En Sudamérica y América Central es muy abundante el género Chironius. La más conocida es la serpiente látigo de montaña (Chironius monticola), distribuida por toda la cordillera de los Andes, y forma parte de las especies de serpientes no venenosas. Se trata de una culebra arborícola muy agresiva, aunque inofensiva.

Las serpientes del género Apostolepis son también propias de Sudamérica. Destacan por la intensa coloración roja de su cuerpo, que contrasta con las bandas negras y blancas de su cabeza. La punta de su cola también es negra, dándole un aspecto nada habitual entre las serpientes no venenosas.

Otra culebra roja es la conocida falsa coral (Lampropeltis triangulum). Su cuerpo rojo está recorrido por bandas negras y blancas en toda su longitud. Esta coloración se asemeja mucho a la de las serpientes de coral, que sí son venenosas y pertenecen a la familia Elapidae.

Culebras de España

En España, destaca la culebra viperina (Natrix Maura). Esta serpiente vive asociada a medios acuáticos y destaca por su comportamiento de defensa. Cuando se siente amenazada, su cabeza se vuelve más triangular, silba y muestra los dibujos de su dorso. Su objetivo es que la confundamos con una víbora, ya que su coloración es semejante.

Otros nombres de serpientes no venenosas de España son la culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis), la culebra de escalera (Rhinechis scalaris) y la culebra de collar (Natrix natrix).

Tipos de serpientes no venenosas - Serpientes de la familia Colubridae: culebras

Serpientes de la familia Boidae: boas o boidos

Las boas o boidos son un conjunto de especies pertenecientes a la familia Boidae. Al contrario de lo que muchas personas piensan, se trata de serpientes no venenosas. El veneno no es necesario para ellas, ya que matan a sus presas mediante la estrangulación. Su gran tamaño y fuerza les permiten comprimir a sus víctimas hasta que mueren por asfixia.

La capacidad de matar a sus presas por estrangulación permite a las boas alimentarse de animales muy grandes. Muchas, incluso, están especializadas en cazar grandes mamíferos como ciervos o leopardos.

La especie más destacada dentro de esta familia es la Boa constrictor, una serpiente presente en casi todo el continente americano y que forma parte de la lista de serpientes más grandes del mundo. Puede medir hasta cuatro metros y su coloración es parda, verde, roja o amarilla, según el hábitat en el que se camuflen.

Tipos de serpientes no venenosas - Serpientes de la familia Boidae: boas o boidos

Serpientes de la familia Lamprophiidae

La familia Lamprophiidae comprende a un gran número de especies de serpientes no venenosas, muchas de ellas pertenecientes al continente africano o endémicas de Madagascar. Sin embargo, existe una especie con gran presencia en España. Se trata de la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus).

Aunque esta culebra mata a sus presas gracias a la acción de un veneno, este no es peligroso para el ser humano y, por ello, no se le considera venenosa. Sin embargo, esta serpiente puede llegar a ser muy grande y, cuando se siente amenazada, es bastante agresiva. Si se le molesta, se levanta como una cobra y sisea. Por ello, se trata de una especie muy perseguida por los seres humanos.

Sin embargo, unas de las presas favoritas de la culebra bastarda son los topillos (Microtus arvalis). Estos pequeños mamíferos se convierten, a menudo, en una plaga que causa importantes daños en los cultivos. Para que esto no ocurra, respetar la presencia de serpientes es fundamental.

Tipos de serpientes no venenosas - Serpientes de la familia Lamprophiidae

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de serpientes no venenosas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Hickman, C. P. (2009). Principios integrales de Zoología. McGraw-Hill, Madrid.

  • Arxold, E.N. & Burton, J.A. (1978). Guía de campo de los anfibios y reptiles de España y Europa. Editorial Omega. Barcelona.
  • Gold, B. S., Dart, R. C., & Barish, R. A. (2002). Bites of venomous snakes. New England Journal of Medicine, 347(5), 347-356.
  • Zamora, M. B. N., Suárez, W. H. S., & Mas, E. A. V. (2010). Las serpientes venenosas de importancia en la salud pública del Perú. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria, 11(7), 1-17.
  • Daza, J., Aguayo, R., Aparicio, J., Gonzales, L., Embert, D., Cisneros-Heredia, D.F., Valencia, J., Venegas, P. & Rivas, G. 2016. Chironius monticola. The IUCN Red List of Threatened Species 2016
  • Boa constrictor. National Geographic. Septiembre 2010.

Escribir comentario sobre Tipos de serpientes no venenosas

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
carlos villanueva
es muy interesante
Cristina Pérez Simón
¡Gracias, Carlos! Nos alegra que te haya parecido de interés.
¡Saludos!

Tipos de serpientes no venenosas
1 de 4
Tipos de serpientes no venenosas

Volver arriba