Compartir

Ácaro rojo en las gallinas

 
Eduarda Piamore
Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino
Ácaro rojo en las gallinas

El ácaro rojo, también llamado "piojillo del gallinero", es un ectoparásito que puede afectar a avesde todas las especies, aunque sea más frecuente en las gallinas criadas con finalidades productivas. En contextos menos habituales, también pueden picar a los mamíferos y a los seres humanos. Además de provocar intenso picor e irritación cutánea, los ácaros rojos pueden trasmitir numerosas enfermedadesque pueden llegar a ser letales para las aves.

¿Te preguntas cómo prevenir el ácaro rojo en tus gallinas? En este artículo de ExpertoAnimal, te mostramos las principales metodologías empleadas para controlar infestaciones de ácaros rojos en las granjas agrícolas. Además, te presentamos algunas soluciones innovadores, que se encuentran en fase de comprobación científica o viabilidad de comercialización.

También te puede interesar: Ácaros en canarios - Síntomas y tratamiento

¿Qué son los ácaros rojos?

Los ácaros rojos son una especie de ectoparásito hematófago (que se alimentan a través de la ingesta de la sangre de sus hospederos), llamada Demanyssus gallinae. Se tratan de insectos muy pequeños, que pueden medir entre 0,5 mm y 1 mm en la edad adulta. Su cuerpo adquiere la característica coloración roja cuando está lleno de sangre, pero es naturalmente blanco.

Como mantienen un ciclo de vida muy breve (alrededor de 90 días), deben aprovechar para reproducirse intensamente cuando encuentran las condiciones óptimas en el cuerpo del hospedero. En algunos casos, la reproducción es tan intensa que el ácaro puede “terminar” su ciclo vital en solo 5 días, depositando una enorme cantidad de larvas en el organismo del hospedero. Por ello, los ácaros rojos son capaces de generar grandes infestaciones en las granjas avícolas en un reducido espacio de tiempo, creando un grave problema biosanitario.

Su población se ha expandido por todos los continentes y, en la actualidad, se estima que cerca de 90% de las gallinascriadas con finalidades comerciales ya han tenido algún contacto con estos ectoparásitos. Además, los expertos apuntan que el ácaro rojo representa la mayor plaga de las gallinas de puesta en las últimas décadas.

Ácaro rojo en las gallinas - ¿Qué son los ácaros rojos?

Ácaro rojo en las gallinas: riesgos para su salud

Como son parásitos hematófagos, los ácaros rojos obtienen los nutrientes necesarios para mantener su metabolismo a través de la ingesta de sangre de su hospedero. Ello genera un importante déficit nutricional en el animal afectado, ya que los nutrientes ingeridos en su dieta son “desviados” por los parásitos antes de ser asimilados por su propio organismo. Si la infestación no es tratada rápidamente, el ave queda vulnerable a un cuadro de anemia severa que puede resultar letal.

Los ácaros rojos también actúan como vector para numerosas enfermedades. Es decir: alojan y trasportan, en su organismo, agentes patógenos que pueden provocar daños severos a la salud de las aves. Entre las enfermedades que puede desencadenar las picaduras de ácaros rojos contaminados, encontramos la encefalitis, la cólera aviar y la espiroquetosis.

Algunos estudios científicos comprobaron que los ácaros rojos son portadores naturales de diversos serotipos de la Salmonella, bacterias que pueden desencadenar diferentes procesos infecciosos en el organismo de las aves. Entre las enfermedades asociadas a la Salmonella, encontramos la salmonelosis y la tifoidea aviar, dos enfermedades con alta tasa de letalidad entre las gallinas. Además, la Salmonella puede afectar también a los huevos de las gallinas infectadas, amenazando la salud de los polluelos y representando una posible fuente de contaminación para los seres humanos.

Por último (pero no menos importante), las picaduras de los ácaros rojos suelen generar intenso picor e irritación en la piel de las aves. Ello les genera mucho estrés y puede llevarlas a automutilarse con su pico en el intento de aliviar el malestar y la picazón.

Métodos de tratamiento para el ácaro rojo en las gallinas

Por su reducido tamaño y sus hábitos nocturnos, puede resultar difícil reconocer la presencia de ácaros rojos en las granjas avícolas y también en las aves domésticas. Estos ectoparásitos suelen esconderse durante el día, encontrando pequeños huecos o cuevas o haciendo nidos en lugares oscuros y de poco tránsito. Por ello, los ácaros rojos pasan desapercibidos por días o semanas, provocando muchos daños en el pelaje y en la piel de las aves y perjudicando silenciosamente su salud.

Ello reafirma la necesidad de adoptar medidas preventivas eficaces para evitar una infestación de ácaro rojo en las gallinas y en los pájaros domésticos. Desde luego, debemos resaltar la importancia de separar a las aves contaminadas de los demás individuos de su comunidad. Rcuerda que los ácaros rojos son facilmente trasnmisible entre las gallinas y, en pocos días, pueden generar una infestación de gran porte. También es recomendable que las aves contaminadas no tengan contacto con otras mascotas o animales de la granja, ya que los acaros pueden parasitar oportunamente a los mamíferos e inclusive a los seres humanos.

A continuación, te presentamos los principales métodos de control y combate a los ácaros rojos que vienen siendo empleados y estudiados en las granjas avícolas europeas:

  • Acaricidas: actualmente, la mayoría de las granjas avícolas emplea acaricidas en polvo o en spray para prevenir y combatir las infestaciones por ácaros rojos en las gallinas. Pero existen 2 problemas con este método: el primero es que muy pocos productos acaricidas están registrados y autorizados para ser utilizados en presencia de animales. Es decir: pocos acaricidas ofrecen la seguridad de eliminar a los ácaros rojos sin perjudicar la salud de las aves o contaminar los huevos destinados al consumo humano. La otra cuestión preocupante es que los ácaros rojos han demostrado ser capaces de crear resistencia frente a la exposición permanente a estos productos. Por lo general, los criadores avícolas dan preferencia a los acaricidas de la familia de los piretroides, ya que presentan baja toxicidad en comparación con las formulas basadas en organofosfatados. No obstante, un compuesto organofosforado llamado phoxim también ha sido aprobado para el uso en granjas avícolas europeas, ya que ha demostrado una bajísima tasa de penetración en la cascara de los huevos y baja toxicidad para las aves. No obstante, como se trata de un compuesto estudiado recientemente, aún no existen datos respecto a la resistencia adquirida por los ectoparásitos a su formula.
  • Aceites esenciales y extractos naturales: los aceites esenciales de lavanda, tomillo, poleo, canela, clavo de olor, mostaza, cilantro e hierbabuena están siendo aplicados como una opción natural y segura a los acaricidas comerciales. El aroma de estos aceites sería capaz de ahuyentar los ácaros rojos sin trasmitir sabores o aromas al huevo o interferir en el bienestar de las gallinas. Para potenciar su efecto, se recomienda emplearlos a través de una vaporización ambiental. Por otro lado, también está siendo estudiada la eficacia de los extractos de hinojo y de ajo para la eliminación de los ácaros rojos en dichos establecimientos.
  • Hongos: hace algún tiempo, la Unión Europea viene financiando algunas investigaciones sobre el empleo de hongos patógenos para controlar la población de ácaros rojos en las granjas avícolas. Uno de estos estudios ha revelado que estos ectoparásitos son vulnerables a la infección por dos especies de hongos patógenos ya conocidos por los cientificos europeos: el Beauveria bassiana y el Metharhizium anisoplae. Por ahora, este experimento tuvo éxito en ensayos de laboratorio, pero las pruebas de campo aún muestran ciertas inviabilidades concretas para acompañar resultados, como la dificultar de constatar la disminución de la población total de ácaros rojos en granjas de gran porte.
  • Tratamientos físicos (temperaturas elevadas): los países escandinavos ya aplican tratamientos físicos, utilizando vapor, aspirados y lavados periódicos de las zonas productivas de las granjas avícolas. El método se basa en exponer los ácaros rojos a temperaturas superiores a 45ºC, ya que las mismas resultan letales para estos ectoparásitos.
  • Polvos magnéticos: utilizando polvo magnético de finas partículas que son inocuas para las gallinas, este tratamiento actúa por abrasión. Es decir: al impermeabilizar la cutícula que compone el exoesqueleto de los ácaros rojos, los polvos magnéticos ocasionarían su muerte por deshidratación. Los productos más modernos basados en dicha metodología todavía se encuentren en etapa de ajuste para comercialización, pero el polvo de sílice ya es un reconocido aliado del tratamiento de ácaros en las aves y puede ser utilizado para combatir el ácaro rojo en las gallinas.
  • Depredadores naturales: teniendo en cuenta la posible toxicidad de los metodos quimicos y la resistencia de los ácaros rojos, muchos investigadores se dedican a analizar el empleo de depredadores naturales en para el control de la población de dichos ectoparasitos en las granjas avícolas. Actualmente, se está experimentando, principalmente en las granjas de Francia, con dos especies de artrópodos indígenas y no invasores (conocidos como Androlis y Taurrus) para lograr un "control biológico" de los ácaros rojos. No bstante, todavía no hay una concordancia sobre los posibles efectos de la proliferación de dichos depredadores en el ecosistema.

Por otro lado, vale resaltar que las metodologías de exposición permanente a la luz están prohibidas en las grajas avícolas europeas para preservar el bienestar de las gallinas y evitar impactos negativos en los productos para consumo humano. La exposición constante a la luz (natural o artificial) genera enorme estrés en las gallinas y suele afectar el ritmo de su metabolismo, repercutiendo negativamente en su salud. Por muchos años, esta peligrosa metodología fue empleada para acelerar el proceso de engorde en las granjas agricolas (ya que las gallinas mantienen habitos de alimentacion diurnos), pero felizmente la legislacion europea ha formalizado los riesgos de su aplicacion para la salud de los animales y para la calidad de los productos destinados al consumo humano.

Ácaro rojo en las gallinas - Métodos de tratamiento para el ácaro rojo en las gallinas

Si deseas leer más artículos parecidos a Ácaro rojo en las gallinas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Bibliografía

SPAGANO, O. Control de ácaro rojo en naves de gallinas ponedoras. En XLVI Symposium Cientifico de Avicultura. Zaragoza, 2009.

MARANGI, M; CAFIERO, M.A.; CAPELLI, G.; CAMARDA A.; SPAGANO, O;GIANGASPERO, A. Evaluation of the poultry red mite susceptibility to some acaricides in field populations from Italy. Experimental and Applied Acarology, 2009, nº48, p. 11-18.

LESNA, I.; WOLFS, P.; FARAJI F.; ROY, L.; KOMDEUR, J. SABELIS,M. Candidate predators for biological control of the poultry red mite. En Esperimental and Applied Acarology, 2009, nº48, p. 63-80.

Escribir comentario sobre Ácaro rojo en las gallinas

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Ácaro rojo en las gallinas
1 de 3
Ácaro rojo en las gallinas

Volver arriba