Compartir

Clindamicina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 4 noviembre 2020
Clindamicina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios

Ver fichas de Perros

La clindamicina es un antibiótico que puede recetarnos el veterinario para nuestro perro, sobre todo si sufre alguna infección en la boca, en los huesos o en alguna herida. Es importante que los antibióticos solo los receten los profesionales sanitarios para evitar que se produzcan resistencias bacterianas.

En este artículo de ExpertoAnimal explicaremos cómo funciona la clindamicina para perros, cuáles son sus usos en estos animales, así como las contraindicaciones y los efectos secundarios que hay que tener en cuenta.

¿Qué es la clindamicina?

La clindamicina es un antibiótico bacteriostático que pertenece al grupo de las lincosamidas. En concreto, actúa inhibiendo la síntesis de proteínas. La clindamicina es eficaz frente a Staphylococcus aureus y pseudointermedius, Streptococcus spp., Bacteroides spp., Clostridium perfringens o Fusobacterium necrophorum. También registra actividad frente a Toxoplasma gondii.

La clindamicina se absorbe prácticamente por completo tras su administración oral y se elimina en las heces y en la orina. Lo ideal en el caso de los antibióticos es escogerlos tras un cultivo que permita identificar qué bacterias están presentes. Aunque la clindamicina es un fármaco que también se utiliza en medicina humana, se comercializa clindamicina para perros, específicamente formulada para animales y exclusiva para el uso veterinario. Suele preferirse recetar esta opción, que se presenta en cápsulas, en solución oral o en inyectable.

¿Para qué sirve la clindamicina para perros?

Los usos de la clindamicina en los perros son, sobre todo, el tratamiento de infecciones en la piel, de heridas infectadas, de abscesos, que son acumulaciones de pus bajo la piel, de infecciones en la boca o en los dientes o en los casos de osteomielitis, que es una infección en los huesos. La clindamicina también mejora los signos clínicos que desencadena la infección activa por Toxoplasma gondii y puede usarse en infecciones respiratorias, genitourinarias, gastrointestinales o en neosporosis.

Clindamicina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios - ¿Para qué sirve la clindamicina para perros?

Dosis de clindamicina para perros

La dosis de clindamicina para perros solo puede decidirla el veterinario. Es el único profesional que puede determinar si la clindamicina es el antibiótico adecuado para el problema de nuestro perro, así como la cantidad que hay que administrarle, cada cuánto y por cuánto tiempo. Es fundamental seguir sus indicaciones relativas a la dosis, la frecuencia y el tiempo de administración. De lo contrario, se corre el riesgo de fomentar las resistencias bacterianas. Se trata de un importante problema que está haciendo que cada vez funcionen menos antibióticos. De ahí que resulte imprescindible utilizarlos siempre con el control del profesional sanitario.

La dosis también depende del peso del perro. A modo de ejemplo, para un perro con un absceso suelen administrarse cápsulas de clindamicina a razón de 5,5 mg por kg de peso dos veces al día durante 7-10 días. Hay que tener en cuenta que si en unos cuatro días de tratamiento no se aprecia ninguna mejoría, se debe poner en conocimiento del veterinario para una reevaluación del caso.

Por otra parte, la dosis será más elevada si se usa la clindamicina para tratar la osteomielitis. Se habla, si se utilizan cápsulas, de unos 11 mg por kg de peso dos veces al día y durante más tiempo, con un mínimo de cuatro semanas. Si el perro no mejora en catorce días, hay que reevaluar. Si se escoge la solución líquida, puede administrarse mezclada con la comida.

Contraindicaciones de la clindamicina para perros

En perros deshidratados o con problemas graves a nivel renal o hepático, es posible utilizar clindamicina, pero con un control estricto de las dosis y realizando un seguimiento. En el caso de perras en estado de gestación o en período de lactancia, no hay datos suficientes que avalen su seguridad, aunque en los estudios realizados no se han notificado efectos dañinos para los fetos. En cualquier caso, queda a criterio del veterinario prescribir o no la clindamicina tras valorar los riesgos y los beneficios, tanto de utilizarla como de no hacerlo. Sí se sabe que el fármaco pasa a la leche, por lo que, tratando a la madre durante la lactancia, la clindamicina llega a los cachorros y puede provocarles diarrea.

Por supuesto, no se recomienda la clindamicina para perros que hayan manifestado previamente alguna reacción de hipersensibilidad a este fármaco. Por otra parte, si nuestro perro está tomando algún otro medicamento y el veterinario lo desconoce, hay que decírselo por si se produjese alguna interacción entre ambos que pudiese afectar a su eficacia o causar algún efecto negativo.

Clindamicina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios - Contraindicaciones de la clindamicina para perros

Efectos secundarios de la clindamicina para perros

Normalmente, la clindamicina no provoca ningún efecto secundario. Pero podrían aparecer signos relativos al sistema digestivo, como vómitos, diarrea o anorexia, sobre todo en los tratamientos prolongados. Hay que tener en cuenta que el uso de este medicamento podría favorecer el crecimiento de determinadas bacterias no sensibles a él. En ese caso, el veterinario tendrá que tratar también esta sobreinfección.

Por otra parte, si la dosis administrada excede la recomendada, puede producirse una sobredosificación, que provocará síntomas como vómitos, anorexia, diarrea o un aumento de las enzimas hepáticas. En este caso, hay que suspender el tratamiento y contactar con el veterinario para tratar los signos clínicos que muestre el perro.

Por último, cuando el tratamiento con clindamicina se prolonga por un mes o por más tiempo, es necesario realizar un control analítico, sobre todo para comprobar el funcionamiento de los riñones y del hígado. En estos tratamientos largos la clindamicina puede utilizarse junto a probióticos.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Clindamicina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Clindamicina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios
1 de 3
Clindamicina para perros - Dosis, usos y efectos secundarios

Volver arriba