Compartir

¿Cómo ayudar a las tortugas marinas?

 
Por CRAM. 25 enero 2021
¿Cómo ayudar a las tortugas marinas?

Ver fichas de Tortugas de agua

Lamentablemente, cada vez son más las amenazas a las que tienen que enfrentarse las tortugas marinas para sobrevivir, hecho que conlleva a que muchas de las especies que conforman este grupo se encuentren en grave peligro de extinción. Ser conscientes de este problema es el primer paso para poder ayudarlas y evitar, así, que acaben por extinguirse.

Las tortugas marinas cumplen importantes funciones en los distintos ecosistemas presentes en los océanos, como ayudar a mantener los arrecifes o transportar semillas, nutrientes y minerales, entre muchas otras. Entender la importancia que tienen todas las especies del planeta en el bienestar de los ecosistemas es fundamental para aprender a solucionar los problemas que actualmente tienen, y tenemos, que enfrentar, porque su desaparición nos afecta a todos/as. El ser humano vive porque los océanos y las especies que viven en ellos existen, por ello, dejar de pensar de forma egoísta y abrir la mente es ahora más importante que nunca, y esto solo ocurrirá si nos informamos y fomentamos la educación ambiental. Si a ti también te preocupa este tema, en este artículo de ExpertoAnimal, en colaboración con la Fundación CRAM (Centro de Recuperación de Animales Marinos), te explicamos cómo ayudar a las tortugas marinas.

También te puede interesar: Animales marinos en peligro de extinción

1. Infórmate

Si ser conscientes de que existe un problema con la población de tortugas marinas es el primer paso para ayudar a estos animales, informarnos sobre los detalles de dicha problemática es el segundo. Así, debemos conocer las causas que están llevando a algunas especies de tortugas marinas a la extinción para comprender qué podemos hacer al respecto. Dichas amenazas son, principalmente, las siguientes.

  • Contaminación, que puede ser por residuos (especialmente plástico), por productos químicos (residuos nucleares, aguas residuales o contaminadas, fertilizantes, etc.) y por contaminación acústica (ruido de los submarinos, infraestructuras petrolíferas, etc.).
  • Sobrepesca, que provoca que muchas tortugas sean pescadas de forma accidental mediante redes de arrastre o la pesca con palangre y sufran graves problemas, tengan accidentes con los propios barcos o queden atrapadas en las llamadas redes fantasma, que son aquellas redes de pesca perdidas o abandonadas. Cuando son pescadas por accidente, es habitual que sufran el llamado síndrome de descompresión provocado por el cambio tan brusco de presión al ser retiradas del agua. Si no son tratadas, pueden llegar a morir.
  • Destrucción de su hábitat natural y zonas de nidificación debido a la masificación de las playas, a la construcción de edificios y al aumento del uso del mar y los océanos como medio de transporte, ya que esto provoca un mayor número de colisiones accidentales con las embarcaciones y sus hélices.
  • Cambio climático, que está teniendo un fuerte impacto en las zonas de nidificación, en la determinación del número de machos y hembras que nacen (que depende de la temperatura), en las propias corrientes de los océanos, en los niveles del mar, etc.
  • Tráfico ilegal de sus huevos y partes de su cuerpo, así como para venderlas como animal de compañía.

Reeducar a la sociedad en valores ecológicos no solo ayudará a proteger a las tortugas marinas, también al resto de especies animales que se encuentran en estados vulnerables. En este sentido, pequeños cambios en nuestra rutina diaria pueden hacer que las amenazas de estas tortugas mermen. Ahora bien, una vez que te has informado y conoces los principales peligros de estos animales, ¿en qué consisten estos cambios?

¿Cómo ayudar a las tortugas marinas? - 1. Infórmate

2. Recicla y ayuda a reducir la contaminación

Uno de los cambios más importantes para ayudar a proteger a las tortugas marinas es el de reducir los plásticos de un solo uso y sustituirlos por materiales más duraderos y sostenibles, ya que, en el medio marino, es muy habitual que las tortugas confundan los plásticos con alimento, dando lugar a accidentes que muchas veces acaban con la vida del animal. Por ejemplo, en lugar de comprar botellas de plástico, prefiere aquellas de vidrio, sustituye las bolsas de plástico por unas de tela, etc. Poco a poco y conforme vayas adaptando tu estilo de vida a uno más ecológico, podrás incorporar cambios más significativos. Si te interesa saber de qué se alimentan estas tortugas para entender por qué es tan importante reducir el uso de estos plásticos, no te pierdas este artículo: "¿Qué comen las tortugas marinas?".

Por otro lado, minimizar el gasto energético y reciclar en casa ayuda a reducir la contaminación ambiental, por lo que también es importante dar este paso y desechar los objetos a conciencia, apagar las luces cuando no haya nadie en esa estancia, controlar el uso de calefacción y aire acondicionado, reutilizar todo lo posible, etc. Igualmente, fomentar las energías renovables y apostar por ellas es otra medida fundamental para reducir el impacto medioambiental, así como llevar a cabo acciones como utilizar el transporte público o comprar productos de proximidad. En el siguiente vídeo entenderás la importancia de estas acciones.

3. Cuida su hábitat

Para cuidar el hábitat de las tortugas marinas no solo es importante establecer un sistema de reciclaje y no ensuciar las playas, también lo es ayudar a limpiarlas, concienciar a los demás sobre ello y prestar atención a los productos del mar que se compran para su consumo. De esta forma, si ya has aplicado los consejos anteriores y quieres ir un paso más allá para ayudar a conservar la vida de las tortugas marinas, no lo dudes e infórmate sobre las iniciativas para limpiar las playas más próximas a tu lugar de residencia.

Dado que la sobrepesca es otra de las amenazas que perjudican el hábitat de las tortugas marinas, eliminar el consumo de pescado de la dieta es la medida ideal para combatirla. Ahora bien, si, por los motivos que sean, prefieres no dar este paso, puedes optar por consumir productos del mar pescados de forma sostenible. Si bien es cierto que estos productos tienden a ser más costosos, también lo es que favorecen tanto tu salud como el bienestar del ecosistemas que habitan.

Descubre en este otro artículo los distintos Tipos de tortugas marinas que existen, dónde viven y si están amenazadas.

4. Hazte voluntario/a

Hay muchos voluntariados que puedes hacer para ayudar a proteger a las tortugas marinas. La limpieza de playas es uno de ellos y el ideal si no dispones del tiempo suficiente como para comprometerte con una entidad a acudir a sus instalaciones de forma periódica. Ahora bien, si puedes hacerlo, son muchas las asociaciones y fundaciones que trabajan a diario para salvar, recuperar y volver a liberar a las tortugas marinas que encuentran dañadas o en estados muy graves. Una de ellas es la Fundación CRAM, ubicada en Barcelona, un centro encargado del rescate y la recuperación de las distintas especies marinas presentes en la costa catalana que se encuentran actualmente amenazadas.

Para ser voluntario en un centro de recuperación de tortugas marinas y otros animales, deberás consultar los requisitos del centro en cuestión para comprobar si los cumples. En general, los requisitos para entrar en un programa de voluntariado son:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Compromiso mínimo establecido por cada centro.

5. Colabora con fundaciones que protegen a las tortugas marinas

Si no puedes hacer un voluntariado, existen otras formas de colaborar con los centros que se dedican a ayudar a las tortugas marinas que rescatan y rehabilitan. De hecho, estas ayudas son igual de importantes porque les permiten mantener las instalaciones y mejorarlas, salvar a un mayor número de animales y ofrecer la mejor calidad de vida a aquellos ejemplares que no pueden ser liberados por motivos de salud o por haber nacido en cautividad.

En muchos lugares se encuentran centros dedicados a este fin y todos ellos necesitan recibir toda la ayuda posible, por lo que no dudes en buscar los que se encuentran en tu localidad. La Fundación CRAM es uno de los centros más importantes encargados de salvar a los animales del Mediterráneo, como tortugas y cetáceos. Ejercen esta labor desde hace 20 años y siguen trabajando a diario, las 24 horas, para rescatar y recuperar a todos los animales que pueden. Así mismo, llevan a cabo proyectos de investigación cuyo objetivo es recuperar los ecosistemas marinos y los seres vivos que dependen de ellos, proyectos educativos y de formación para transmitir el respeto hacia el medio ambiente en general y el medio marino en particular y proyectos de responsabilidad social corporativa que permitan a las empresas implicarse en la conservación de los animales marinos.

Para colaborar con la Fundación CRAM y ayudar, así, a que más tortugas marinas que accidentalmente quedan atrapadas en redes, sufren colisiones con barcos u otros daños puedan ser rescatadas, dispones de las siguientes opciones:

  • Apadrinar una tortuga. En el centro se encuentran algunas tortugas que no han podido ser liberadas por la magnitud de sus lesiones y puedes ayudar a mantenerlas apadrinando a una o varias. Mediante esta colaboración, podrás visitar el centro para ver a la tortuga apadrinada cuando quieras, recibirás el certificado de apadrinamiento, fotografías y un pequeño obsequio.
  • Hacer una donación. Puedes hacer una única donación o fijar una donación periódica. En ambos casos, tú eliges la cantidad. Así mismo, puedes consultar la lista de cosas que necesitan para el centro y comprar las que quieras, como productos de limpieza, alimentos para los animales, etc.
  • Hacerte teamer. El teaming es un sistema de microdonaciones de tan solo 1 € al mes.
  • Comprar productos de merchandising. En su tienda solidaria encontrarás distintos productos de merchandising que puedes comprar para ayudar a los animales del centro, ya que ese dinero se destina a ese fin.

Para que conozcas un poco más la labor de los centros de recuperación, como la Fundación CRAM, no te pierdas este vídeo con la historia de Cemesa, una tortuga rescatada.

6. Difunde para concienciar a los demás

Por supuesto, no olvides compartir todo lo aprendido para concienciar a más personas de esta problemática. Las tortugas marinas nos necesitan para seguir viviendo y difundir las posibles soluciones es fundamental. Quizá tú no puedas hacer una donación económica a un centro de recuperación de tortugas marinas o no tengas tiempo para ejercer un voluntariado, pero si compartes toda la información, es posible que alguien que lo vea sí pueda y lo haga. Por ello, compartir también es una forma de ayudar.

Recuerda que es muy importante reeducar a la sociedad en valores ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. Si todos/as entendemos el vínculo vital establecido entre todas las especies, incluida la especie humana, podremos trabajar mucho mejor en proteger este equilibrio porque el bienestar de todos depende de ello.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo ayudar a las tortugas marinas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Animales en peligro de extinción.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo ayudar a las tortugas marinas?
1 de 2
¿Cómo ayudar a las tortugas marinas?

Volver arriba