Cuidados de un gato recién esterilizado

Cuidados de un gato recién esterilizado

Actualmente se aconseja esterilizar a los gatos de ambos géneros para impedir su desaforada reproducción, las huidas frecuentes del hogar, cuyas peligrosas consecuencias suelen ser peleas, accidentes, e incluso la muerte prematura del felino.

Por los mencionados motivos, en el presente artículo de ExpertoAnimal te instruiremos en los cuidados de un gato recién esterilizado, para que tu felino sea feliz en vuestro hogar tras la intervención quirúrgica.

¿Quieres saber todo lo que necesita tu gato recién esterilizado? Todo lo que necesitas saber a continuación:

Medida responsable

En muchas ocasiones nos sentimos responsables, e incluso culpables al tomar esta medida tan drástica que afecta de por vida la sexualidad de nuestro gato o gata. Pero se trata de una opción indeclinable que mejorará y alargará la vida de nuestra querida mascota. Y estas son solo algunas de las ventajas de esterilizar a un gato.

Estamos tomando una decisión responsable en beneficio de nuestros felinos, que les evitará muchos problemas a ellos, y muchos disgustos a nosotros.

La intervención

La cirugía debe practicarla un veterinario. Se sedará al gato con anestesia total.

Tras el postoperatorio deberá evitarse que el gato o la gata intenten sacarse los puntos de sutura. El profesional veterinario nos instruirá en la mejor manera de realizarlo, y preparará de forma idónea la herida del animal para minimizar el riesgo. Deberemos prestar atención a las instrucciones del veterinario y seguir a rajatabla todos sus consejos.

Quizás durante algunas horas el gato o la gata deberán llevar un cono o collar isabelino para impedir que acerque su boca a la herida. Es fundamental evitar que el gato se rasque la herida. Os aseguro que no les gusta nada llevar este artefacto, pero en ocasiones es imprescindible porque el gato intentará lamerse la herida y arrancarse los puntos de sutura.

También es muy conveniente que el gato convaleciente esté tranquilo y se mueva lo menos posible para iniciar su recuperación. Si existe algún lugar favorito en la casa, acomodadlo allí. Durante unos días deberemos mimarlo, a pesar que es muy posible que se muestre hostil. No debemos olvidar la incomodidad de la herida y los profundos cambios metabólicos que de repente ocurrirán en el organismo del felino.

Alimentación

Tras unas pocas horas después de la intervención, el gato podrá comer si tiene apetito. La ingesta de comida y bebida deberéis reducirla a la mitad. Como el animal estará incómodo y dolorido será conveniente durante tres o cuatro días suministrarle alimento húmedo. E incluso, si lo deseamos, podemos prepararla una deliciosa receta casera de pescado para intentar animarle.

En lo sucesivo será el veterinario, en función de la edad y características del gato, quién deberá ofreceros una pauta correcta de alimentación. Los gatos castrados son proclives a la obesidad. Por lo tanto, su nueva alimentación correcta la determinará el veterinario en función de las circunstancias. En el mercado de mas cotas existen piensos específicos para gatos esterilizados.

Observa y controla al peludo paciente

Deberéis estar atentos a la evolución y recuperación de vuestro gato.

Cualquier cosa anómala que detectéis: vómitos, sangrado de la herida o en las heces, diarrea, inapetencia total, o cualquier otro comportamiento inhabitual, deberéis consultarlo con el veterinario sin dilación.

El gato estará durante algunos días convaleciente, y no será raro que tenga algún tipo de comportamiento extraño o inhabitual.

Tranquilidad total

El gato convaleciente debe mantenerse calmado y sereno durante unos diez o doce días. Por lo tanto, no debe ni viajar ni entrar en contacto con alguna nueva mascota. Si hay más de un gato en el hogar mantenerlo separado durante algunos días para impedir que lama la herida de su compañero.

Y un consejo ferviente: mantened cerradas las ventanas, balcones u otros lugares del hogar peligrosos, que vuestro gato visitara y deambulara por ellos con asiduidad antes de la cirugía. La operación merma sus fuerzas y los saltos y equilibrios habituales pueden fallar y provocar la caída al vacío de vuestro gato recién esterilizado.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados de un gato recién esterilizado, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.