Compartir

Cuidados del bull terrier inglés

Cuidados del bull terrier inglés

Ficha del animal: Bull terrier inglés

El bull terrier inglés es una raza que se caracteriza por la forma de su cabeza y sus pequeños ojos con forma triangular. Está considerado como perro potencialmente peligroso en algunos lugares, por lo que para adoptar uno es necesario consultar al ayuntamiento si es necesario conseguir la licencia pertinente.

A pesar de lo que se pueda pensar, son animales tremendamente cariñosos, protectores y divertidos, además de activos. Existe una variante de esta raza, se trata del bull terrier inglés en miniatura, que mide únicamente entre 30 y 35 centímetros.

Estos perros son fuertes y no requieren excesivos cuidados, aunque son perros muy sociables y sí que necesitarán socializar mucho y no pasar demasiado tiempo solos, ya que al ser tan familiares pueden sufrir de ansiedad por separación y destrozarlo todo.

Si tienes el tiempo suficiente para atender a estos perros sigue leyendo este artículo de Expertoanimal en que te contamos cuáles son los cuidados de un bull terrier inglés:

La alimentación del bull terrier inglés

Como con los demás perros, al bull terrier inglés habrá que alimentarlo con comida de calidad para que crezca sano y su pelaje brille adecuadamente. Es preferible elegir pienso seco a alimentos semihúmedos o húmedos, ya que estas tienen demasiado azúcar y los perros de esta raza tienen tendencia a engordar.

La cantidad de comida diaria dependerá de su edad. Los cachorros comerán pienso especial para ellos tres veces al día y una vez que hayan cumplido un año se les cambiará a pienso de adulto y se alimentarán únicamente dos veces al día. Ten en cuenta que los bull terrier ingleses son muy activos y necesitan desfogar, por lo que tendrás que elegir un alimento específico para perros enérgicos.

Cuando son ancianos y no tienen tanta energía se recomienda cambiar a un pienso para perros senior o light, para que no engorden demasiado.

La higiene del bull terrier inglés

Los cuidados de un bull terrier inglés en lo relativo al pelaje son sencillos. Su pelo es corto y lo mudan dos veces al año. Es muy fácil de cuidar, simplemente hay que cepillarlo de vez en cuando para eliminar el pelo muerto y la suciedad con un cepillo o con un guante especial de goma.

A la hora de bañar a esta raza lo haremos como con los demás perros. No lo haremos en exceso para no dañar su piel y utilizaremos productos de calidad específicos para el baño del perro. Si nuestro bull terrier es blanco podemos utilizar champús potenciadores del color para resaltar su belleza natural.

El ejercicio y la actividad de un bull terrier inglés

Como hemos comentado, esta raza es muy activa y nerviosa por lo que los cuidados de un bull terrier inglés incluyen largos paseos y mucho rato de juego y carreras. Esto es necesario para mantener su energía a raya y que no sienta la necesidad de destrozar todo lo que encuentre por casa. Además, al ser una raza con tendencia a engordar tiene que quemar las calorías que consume para evitar problemas de salud.

Entre otras cosas, los bull terrier ingleses son un poco difíciles de adiestrar, por lo que si los cansamos con largos paseos nos será más fácil educarlos para que sea un perro feliz y estable. No olvides que la educación del bull terrier inglés le ayudará en su seguridad, a desarrollar su inteligencia y a mejorar su relación contigo. Por tanto, no dejes de practicar sesiones de obediencia de forma semanal.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del bull terrier inglés, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cuidados del bull terrier inglés

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados del bull terrier inglés
1 de 4
Cuidados del bull terrier inglés