menu
Compartir

Efectos secundarios después de desparasitar a un perro

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 13 mayo 2022
Efectos secundarios después de desparasitar a un perro

Ver fichas de Perros

El uso de todo medicamento lleva aparejado un riesgo-beneficio. El beneficio es, lógicamente, el efecto farmacológico, mientras que el riesgo tiene que ver con la aparición de posibles efectos secundarios. Los fármacos antiparasitarios no están exentos de provocar estas reacciones adversas, aunque la gravedad de las mismas y la probabilidad de su aparición pueden variar considerablemente en función del principio activo y de la vía de administración.

Si te estás preguntando qué pasa después de desparasitar a un perro, te recomendamos que nos acompañes en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que hablaremos sobre los principales efectos secundarios después de desparasitar un perro.

Vómitos y diarrea

Las heces después de desparasitar perros pueden ser más blandas o tener pequeños puntos blancos, que corresponden a los parásitos internos expulsados. Así, los vómitos y la diarrea se encuentran entre los efectos secundarios más frecuentes de los fármacos antiparasitarios que se administran por vía oral. Estos fármacos pueden inducir tales reacciones adversas al producir irritación de la mucosa gastrointestinal, hipersensibilidad o incluso por estimulación colinérgica.

En la mayoría de ocasiones, los vómitos y la diarrea son de carácter leve y no requieren tratamiento alguno. Sin embargo, cuando son muy profusos o se alargan mucho en el tiempo, es importante acudir a un centro veterinario para instaurar una terapia adecuada y evitar la deshidratación del animal. De igual manera, en el caso de que los vómitos o diarrea vayan acompañados de sangre (ya sea fresca o digerida) es importante comunicárselo al veterinario/a que prescribió el fármaco.

En este otro artículo hablamos de la duración habitual de estos efectos secundarios después de desparasitar un perro: "¿Cuánto dura la diarrea después desparasitar a un perro?".

Obstrucción intestinal

Cuando los perros están altamente parasitados por nematodos gastrointestinales, el tratamiento antiparasitario puede dar lugar a una obstrucción intestinal al producir la muerte repentina de todos los parásitos.

El riesgo de obstrucción intestinal es mayor cuando:

  • Se trata de perros pequeños con altas cargas parasitarias.
  • Se administran fármacos antiparasitarios, como el pirantel o el praziquantel, que producen la muerte de los helmintos (gusanos) al generarles una parálisis rígida o espástica. Al quedarse completamente rígidos, se dificulta su eliminación con las heces y puede producirse una obstrucción intestinal. Por ello, en caso de grandes parasitosis, se recomienda tratar con fármacos que produzcan una parálisis flácida, como las lactonas macrocíclicas.

Reacciones alérgicas

Tanto los principios activos como los excipientes que los acompañan pueden producir reacciones de alergia o hipersensibilidad en los perros, independientemente de la vía por la que se administren. Los signos que pueden acompañar a estas reacciones alérgicas incluyen:

  • Edema generalizado
  • Prurito
  • Urticaria
  • Anafilaxia

En el caso de reacciones alérgicas a nivel local, suele ser suficiente con instaurar un tratamiento sintomático de forma ambulatoria. Sin embargo, las reacciones de anafilaxia pueden tener consecuencias fatales para los animales, por lo que en estos casos es fundamental actuar con premura e instaurar un tratamiento hospitalario.

Cabe mencionar que estas reacciones alérgicas también se pueden producir en los cuidadores cuando administran estos fármacos a sus perros. Por ello, las personas con piel sensible o alergias conocidas a cualquier medicamento deben manipular estos productos con cuidado y empleando guantes.

Reacciones locales

Los antiparasitarios que se administran por vía parenteral (inyectables) o por vía tópica (pipetas, collares, etc.), pueden producir reacciones locales en el punto de inoculación o en la zona de administración. Algunas de las reacciones más frecuentes son:

  • Eritema (enrojecimiento de la piel)
  • Alopecia
  • Prurito (picor)
  • Dolor en el punto de inoculación
  • Lesiones granulomatosas

En la mayoría de casos, son reacciones leves que se resuelven espontáneamente o que únicamente requieren un tratamiento sintomático para aliviar el picor o el malestar asociados.

Efectos secundarios después de desparasitar a un perro - Reacciones locales

Signos neurológicos

Aunque son mucho menos frecuentes, los fármacos antiparasitarios también pueden producir efectos neurotóxicos que dan lugar a la aparición de signos neurológicos como:

  • Midriasis: dilatación pupilar.
  • Miosis: contracción pupilar.
  • Disminución del nivel de conciencia: como depresión o letargo.
  • Ataxia: incoordinación.
  • Temblor.
  • Convulsiones.

Ante la aparición de cualquiera de estas reacciones adversas después de desparasitar a un perro, es fundamental acudir de urgencia a un centro veterinario, donde se realizará una exploración neurológica del animal y se instaurará el tratamiento oportuno en cada caso.

Efectos durante la gestación o lactación

Existen fármacos antiparasitarios capaces de atravesar la barrera placentaria y producir efectos embriotóxicos, teratogénicos o mutagénicos en los embriones o fetos. De igual manera, existen fármacos que se eliminan por vía lactogénica (por la leche) capaces de producir toxicidad en los cachorros lactantes.

Por ello, durante la gestación y la lactación, únicamente se deben emplear fármacos antiparasitarios cuya seguridad haya sido probada en perras gestantes o en lactación. En el caso de que no haya quedado demostrada la seguridad del medicamento en estas etapas, únicamente deberá utilizarse de acuerdo con una evaluación del riesgo-beneficio efectuada por un veterinario/a.

Otras reacciones después de desparasitar a un perro

A lo largo de este artículo hemos mencionado los efectos secundarios después de desparasitar un perro que suelen aparecer con más frecuencia. Sin embargo, estos fármacos pueden resultar tóxicos para otros muchos aparatos y sistemas, pudiendo producir:

  • Cardiotoxicidad
  • Hepatotoxicidad
  • Nefrotoxicidad
  • Etc.

Por ello, siempre que administremos un fármaco a nuestro perro es fundamental vigilar la posible aparición de efectos adversos. Independientemente de si son leves o graves, se deben notificar al veterinario/a que prescribió el fármaco, quien decidirá si es o no necesario instaurar un tratamiento al respecto.

Por último, en caso de administrar una sobredosis de desparasitante en perros, es imprescindible acudir al centro veterinario lo antes posible. En estos casos, los efectos que pueden aparecer son también los descritos, pero con mayor intensidad y rapidez.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Efectos secundarios después de desparasitar a un perro, te recomendamos que entres en nuestra sección de Desparasitación.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Efectos secundarios después de desparasitar a un perro
1 de 2
Efectos secundarios después de desparasitar a un perro

Volver arriba