Compartir

Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. Actualizado: 24 abril 2019
Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos

Ver fichas de Ratas

Las ratas son capaces de provocar emociones radicalmente opuestas en los seres humanos. Por un lado, su popularidad como animal de compañía crece, principalmente entre los niños, lo que probablemente se debe a que son animales inteligentes, activos, juguetones y que requieren cuidados relativamente simples. Pero por otro, hay quienes todavía las ven como plagas porque pueden actuar como vectores o reservorios de ciertas enfermedades zoonóticas.

En este sentido, es importante aclarar que existen muchos tipos de ratas domésticas y ratas silvestres, y no todos estos individuos son necesariamente portadoras de virus, bacterias, parásitos u otros microorganismos potencialmente patógenos. Al contrario de lo que muchos creen, las ratas y los ratones no son sucios por naturaleza, sino que, así como la mayoría de los animales, contraen estos microorganismos patógenos a partir del medio donde viven, de los alimentos y del agua que consumen.

Un animal que vive en las calles, que se alimenta de basura y comida en mal estado, bebe agua contaminada y habita en lugares insalubres puede infectarse con una amplia variedad de agentes patógenos y convertirse, finalmente, en un problema para la salud pública. No obstante, una rata doméstica que recibe una adecuada medicina preventiva, una óptima higiene y una dieta equilibrada no tiene porque ser un reservorio de enfermedades, y mucho menos poner en riesgo el bienestar de sus cuidadores.

Aún así, es cierto que existen algunas enfermedades que transmiten las ratas a los humanos y, al decidir adoptar a una rata como mascota, es esencial conocerlas para tomar los debidos cuidados para prevenirlas. En este nuevo artículo del ExpertoAnimal, te contaremos cuáles son las 10 patologías zoonóticas que las ratas pueden transmitirnos de forma directa o indirecta.

Enfermedades que pueden transmitir las ratas

Como hemos mencionado, las ratas pueden ser portadoras de agentes patógenos como virus, bacterias, protozoos, parásitos internos y externos, entre otros. Estos microorganismos pueden alojarse en sangre, tejidos, saliva y secreciones, o bien ser eliminados a través de la orina y heces. Algunos de ellos, al penetrar en el organismo de los seres humanos, pueden ocasionar enfermedades que se consideran zoonóticas, es decir, que pueden transmitirse entre humanos y personas.

Las zoonosis transmitidas por las ratas a los seres humanos pueden contagiarse de forma directa o indirecta. Si la persona tiene contacto directo o inhala algún tipo de secreción de una rata infectada, la transmisión se da de forma directa. Pero también puede ocurrir que los fluidos o las deposiciones de los roedores contaminen la comida, el agua, la tierra u otro tipo de materia vegetal u orgánica, caracterizando una transmisión indirecta. Además, otro tipo de contagio indirecto ocurre cuando algún insecto o ectoparásito pica una rata infectada y, luego, transmite a través de su saliva los agentes patógenos a las personas por sus mordeduras.

A continuación, veremos con más detalles los síntomas, formas de contagio y algunos consejos para prevenir las siguientes 10 enfermedades que las ratas transmiten a los humanos de forma directa o indirecta:

  1. Leptospirosis
  2. Toxoplasmosis
  3. Hantavirus
  4. Tularemia
  5. Salmonellosis
  6. Peste bubónica (peste negra)
  7. Fiebre por mordedura de ratas
  8. Tifus
  9. Parásitos internos
  10. Parásitos externos

1. Leptospirosis y enfermedad de Weil

La leptospirosis es una zoonosis de potencial epidémico causada por una bacteria llamada Leptospira interrogans, que puede afectar a los seres humanos y a muchos otros animales. Es esencial confirmar el diagnóstico para proceder con el adecuado tratamiento en las etapas iniciales de la patología.

La mayoría de los casos en humanos se presentan de forma leve, con síntomas como fiebre, dolor de cabeza mialgia, mal estar generalizado y conjuntivitis. Pero en casos más graves (cerca de 10% de los diagnósticos), la leptospirosis puede conllevar a los siguientes cuadros clínicos:

  • Enfermedad de Weil
  • Meningitis
  • Hemorragia pulmonar

El tratamiento de la leptspirosis suele basarse en la administración de antibióticos específicos para combatir la bacteria Leptospira, pero puede variar significativamente según la sintomatología y el avance de cada caso. Por ello, es esencial acudir rápidamente a la clínica u hospital al percibir cualquier síntoma anómalo.

Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos - 1. Leptospirosis y enfermedad de Weil

2. Hantavirus

El hantavirus (VH) es una enfermedad zoonótica de tipo vírica emergente causada por un virus perteneciente a la familia Bunyaviridae y al género Hantavirus. Es una de las enfermedades que transmiten las ratas a los humanos más difíciles de detectar. La principal forma de contagio se da a través del contacto directo o inhalación de heces, orina y saliva de algunas especies de ratas y ratones que actúan como vectores para el agente patógeno[2].

Los primeros síntomas son generales y pueden confundirse con otras enfermedades:

  • Fiebre
  • Dolores musculares
  • Mareos
  • Escalofríos
  • Malestar generalizado
  • Problemas gastrointestinales

No obstante, en gran parte de los casos de hantavirus, estos síntomas suelen estar acompañados por una repentina dificultad respiratoria e hipotensión, que son los primeros signos del Síndrome ardiopulmonar por Hantavirus (SCPH).

Las actuales cifras respecto a la distribución de esta patología son alarmantes, ya que a cada año se detectan cerca de 300 nuevos casos en el continente americano, donde ya fueron identificadas, al menos, 13 áreas endémicas. La mayoría de los casos fueron diagnosticados en entornos rurales, agrícolas o poco urbanizados, aunque también se diagnostican algunos casos en las ciudades. Al igual que la leptospirosis, el hantavirus está asciado a la vulnerabilidad de algunas regiones, en especial con la deficiencia de saneamiento básico.

Sumado al crecimiento de los diagnósticos y la ausencia de una cura, se registra que cerca de 60% de los casos de hantavirus resultan fatales, por lo que la enfermedad está bajo vigilancia y se realizan campañas anuales con fines de prevenir su expansión. Para prevenir el hantavirus, se recomienda reforzar los hábitos de higiene en las viviendas y sus entornos, evitando principalmente el cúmulo de residuos alimentarios que pueden atraer a las ratas.

Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos - 2. Hantavirus

3. Tularemia

La tularemia es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Francisella tulariensis que afecta principalmente a los roedores salvajes, como pueden ser los conejos, las liebre, las ratas almizcleras y las ardillas, pero que también puede ser diagnosticada en animales de compañía. Si bien la tularemia en los conejos sea la manifestación más conocida de la patología, también puede infectar a ratas domésticas, gatos, perros, y en más escasas oportunidades, a las personas[3].

En los seres humanos, la principal forma de contagio ocurre a través del contacto directo con tejidos y sangre de animales infectados. Pero eventualmente la tularemia también puede ser transmitida por la inhalación de materia vegetal o tierra contaminada, así como por la picadura/mordedura de garrapatas, mosquitos y moscas que se comportan como vectores para la bacteria. Raras veces, el consumo de carne infectada y mal cocinada puede llegar a transmitir tularemia a las personas.

Los síntomas más frecuentes asociados a un cuadro de tularemia en los seres humanos incluyen:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Sudoración excesiva
  • Irritación en los ojos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Rigidez articular
  • Manchas rojas en la piel
  • Dificultad respiratoria
  • Pérdida de peso

El tratamiento de la tularemia se basa en la administración de antibióticos para eliminar las bacterias y frenar el avance de los síntomas. El diagnostico temprano es nuevamente el mejor aliado para el éxito del tratamiento.

4. Peste bubónica

Seguimos el artículo de enfermedades que transmiten las ratas a los humanos con la peste bubónica, una zoonosis bacteriana causada por bacteria Yersinia pestis que normalmente se aloja en el organismo de pequeños animales y parásitos, como las pulgas. En los seres humanos, la principal forma de contagio se da a través de las picaduras de pulgas infectadas que suelen parasitar a las ratas y los ratones. Pero eventualmente puede ser transmitida por el contacto directo con las secreciones de animales infectados, o bien por la inhalación o ingestión de materia orgánica infectada.

Durante la Edad Media, Europa experimentó un catastrófico contagio de peste bubónica que, en aquel momento, se denominó "peste negra". Actualmente se diagnostican cerca de 5.000 casos cada año, que ocurren principalmente en las regiones rurales y semirurales de Asia, África y Estados Unidos.

El cuadro clínico más frecuente en los seres humanos se caracteriza por la inflamación e hipersensibilidad de los ganglios linfáticos (bulbones) en las regiones de las axilas, cuello e ingles. Los bulbones se agradan con el proceso inflamatorio y pueden llegar a tener el tamaño de un huevo de gallina, resultando también dolorosos y calientes al tacto. Además, los siguientes síntomas también pueden aparecer en los casos de peste bubónica:

  • Fiebre
  • Escalofríos repentinos
  • Dolor de cabeza
  • Malestar general
  • Dolores musculares

En casos más graves, la bacteria puede alcanzar el torrente sanguíneo, caracterizando un cuadro clínico llamado peste septicémica, que puede provocar fuertes dolores abdominales, sangrados, debilidad extrema y muerte súbita. Además, en ocasiones menos frecuentes, la bacteria puede avanzar a los pulmones, ocasionando síntomas como tos (que puede estar acompañada de sangre) y dificultad para respirar.

La peste avanza rápidamente en el organismo y, en la ausencia de un tratamiento adecuado, puede conllevar a la muerte del paciente en pocos días. Por ello, es esencial buscar atención médica al detectar algún síntoma para empezar rápidamente el tratamiento para la veste bubónica, que consiste fundamentalmente en la administración de antibióticos específicos. También es clave reforzar los hábitos de higiene para evitar la acumulación de materia orgánica y residuos que pueden atraer a los roedores, así como proporcionar una adecuada medicina preventiva a las ratas domesticas combatiendo la proliferación de pulgas y otros parásitos.

Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos - 4.  Peste bubónica

5. Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una patología transmitida por un protozoo de distribución mundial llamado Toxoplasma gondii. La transmisión hacia los seres humanos puede ocurrir de diversas formas si bien suela ser asociada a los gatos, la forma de contagio más común se da a través del consumo de agua y alimentos contaminados.

Los felinos (gato, puma, lince, gato montés, etc.) son el principal huésped o reservorio del toxoplasma y también los únicos animales que pueden eliminar los oocitos del protozoo en sus heces, pudiendo ser sus heces una vía de contagio para los seres humanos. Por lo general, suelen llevar en sus tejidos unos quistes viables de este protozoo.

Así mismo, son varios los animales que pueden cargar estos quistes del toxoplasma, como pueden ser los roedores, las aves de corral, las ovejas, las cabras y las vacas. Cuando una persona consume carne cruda o mal cocinada de algún animal infectado, estos quistes se activan y empiezan nuevamente su ciclo vital en el interior de su organismo. Además, la toxoplasmosis puede transmitirse de la madre al feto durante el embarazo.

Los principales síntomas de la toxoplasmosis en los seres humanos son:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Dolor muscular
  • Dolor de garganta
  • Visión borrosa

En los individuos con baja inmunidad, como pueden ser las mujeres embarazadas o las personas con enfermedades crónicas. La toxoplasmosis puede provocar también la aparición de mareos, convulsiones, inflamación en las retinas y confusión.

Cabe señalar que los felinos domésticos que viven en el interior del hogar, reciben una adecuada medicina preventiva y se alimentan de piensos industriales o comida ecológica con certificado de salud tienen muy baja probabilidad de infectarse con el protozoo toxoplasma. Si quieres saber más sobre los gatos y el riesgo de contraer toxoplasmosis, te invitamos a leer nuestro artículo "¿Es malo tener gatos durante el embarazo?"

6. Salmonelosis

Otra de las enfermedades que transmiten las ratas a los humanos es la salmonelosis,una enfermedad zoonótica infecciosa muy conocida causada por bacterias del género salmonella. En especial por la Salmonella bongori y la Salmonela Typhimurium (o Salmonella enterica), siendo actualmente una de las patologías de transmisión alimentaria más comunes en todo el mundo, con más de un millón de personas afectadas de forma anual a nivel global[6].

La salmonela está presente de forma natural en el tracto intestinal de las aves y en sus huevos, así como en algunos reptiles. No obstante, la bacteria también puede sobrevivir en el organismo de diversas especies de roedores, entre ellas las ratas silvestres y domésticas. Además, la salmonelosis en los roedores puede transmitirse de padres a hijos, pero no necesariamente todos los portadores presentarán síntomas de infección.

En los seres humanos, la principal forma de transmisión de la salmonelosis ocurre por vía oral, a través del consumo de agua o alimentos contaminados, por las heces de animales infectados, por la ingesta de huevos, carne cruda o carne mal cocinada. Pero la bacteria también puede ingresar al organismo humano por el consumo de comida en mal estado o por vía inhalatoria.

Se estima que gran parte de la población mundial ya ha tenido contacto con esta bacteria, pero la mayoría no lleva a desarrollar un proceso infeccioso o presenta síntomas leves que su organismo logra autolimitar en un ciclo de entre 2 y 7 días. No obstante, eventualmente la salmonelosis puede ocasionar complicaciones gastrointestinales, manifestándose principalmente a través de los siguientes síntomas:

  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Calambres abdominales
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Deshidratación
  • Sangre en las heces

El tratamiento de la salmonelosis se basa en la administración de antibióticos para combatir la bacteria patógena. En algunas ocasiones, se recetan analgésicos para controlar las molestias estomacales y, caso la deshidratación esté avanzada, se puede administrar suero al paciente. Posteriormente, el medico podrá evaluar los beneficios del consumo de probióticos para recuperar la flora intestinal y fortalecer el sistema inmunológico.

Para prevenir las infecciones por salmonela, es esencial adquirir alimentos (en especial huevos y carnes) que hayan superado todos los controles sanitarios pertinentes, preferiblemente en establecimientos debidamente certificados, así como lavar bien los vegetales y frutas antes de ingerirlos. La higiene de las manos antes de manipular los alimentos y hacer las refecciones también es una práctica fundamental para la prevención de enfermedades infecciosas del tracto gastrointestinal.

En caso de tener en el hogar ratas, roedores o aves como mascotas, es esencial asegurar que su comida no esté contaminada, proporcionarles una adecuada medicina preventiva y mantener una óptima higiene de su ambiente y accesorios, así como la del propio individuo.

Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos - 6. Salmonelosis

7. Fiebre por mordedura de rata

La fiebre por mordedura de rata consiste en una de las enfermedades que transmiten las ratas a los humanos de tipo infecciosa y de origen bacteriano que se transmite principalmente por las mordeduras de ratas y otros roedores infectados, como ardillas o comadrejas. En Europa y Estados Unidos, la mayoría de los casos diagnosticados se asocian a la bacteria Streptobacillus moniliformis, mientras en Asia se relacionan con la bacteria Spirillum minus y se conoce como sodoku. Estos agentes patógenos se alojan en la saliva, en las secreciones nasales y en la orina de las ratas.

Cuando la patología está ocasionada por la Streptobacillus moniliformis, la mordedura suele sanar más rápidamente, pero en los 3 a 10 días que le siguen suelen aparecer los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Vómitos y nauseas
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Salpullido en la piel
  • Inflamación en las articulaciones
  • Abscesos
  • Meningitis
  • Neumonía
  • Inflamación en el corazón

En los casos de sodoku provocados por la bacteria S. minus, las heridas parecen curarse en la primera semana posterior a la mordedura. No obstante, entre 7 y 21 días después suelen aparecer los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Ulceración
  • Manchas rojas
  • Inflamación e hinchazón de los nódulos linfáticos
  • Salpullido en la piel
  • Fiebre de Haverhill
  • Vómitos
  • Dolor de garganta
  • Neumonía
  • Infección del corazón
  • Meningitis
  • Hepatitis

En ambos casos, el tratamiento consiste en la administración de antibióticos, tras la detección del agente causante específico de la enfermedad. La mejor forma de prevención es reforzar los hábitos de higiene para evitar la proliferación de ratas en las viviendas en sus entornos, siendo también posible seguir algunos consejos para ahuyentar ratas. En caso de mordeduras por roedores, lavar bien la herida con agua y jabón neutro para, luego, buscar atención médica.

8. Tifus

El tifus es una enfermedad infecciosa grave que puede estar causada por dos tipos de bacterias: Rickettsia typhi y la Rickettsia prowazekii. Es una de las enfermedades que transmiten las ratas a los humanos que mejor podrían prevenirse mediante una adecuada higiene. En la actualidad, se conocen dos tipos de tifus:

  1. El tifus endémico, que puede transmitirse por ambas bacterias. Cuando está provocado por R. typhi, se transmite a los humanos por las pulgas que, antes, se alimentaron de la sangre de las ratas. En casos asociados a la R. prowazekii, los piojos actúan como intermediarios.
  2. El tifus murino, que solo se transmite por la bacteria Rickettsia typhi y su principal forma de contagio se produce a través del contacto directo con las heces de o por medio de picaduras de pulgas infectadas por los roedores. Eventualmente, también puede estar asociada a otros animales, como los mapaches, las zarigüeyas y los gatos.

Los síntomas suelen ser parecidos en ambos casos incluyendo las siguientes manifestaciones:

  • Dolor abdominal
  • Dolor de espalda
  • Fiebre alta
  • Erupción roja y no brillosa
  • Tos seca
  • Nauseas y vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Dolor articular
  • Dolor muscular

Al tratarse también de una enfermedad bacteriana, el tratamiento para el tifus se basa en la administración de antibióticos específicos. En casos más avanzados, el médico evaluará la necesidad de realizar terapia con oxigeno y líquidos intravenosos. Nuevamente, la mejor medida preventiva es mantener una óptima higiene en el hogar y en los entornos más próximos, así como brindar una adecuada medicina preventiva a los animales de compañía, en especial si se decide adoptar a una rata como mascota[7].

Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos - 8. Tifus

9. Parásitos internos

Los parásitos internos pueden perjudicar severamente nuestro bienestar, además de provocar numerosos problemas de salud. Al igual que la mayoría de los animales, las ratas pueden verse afectadas por parásitos intestinales, como las tenias y los gusanos. Si no tomamos las medidas pertinentes, estos parásitos también pueden afectar a las personas y a otros animales que conviven con los roedores.

La tenia es el principal parásito intestinal que las ratas pueden transmitir a los seres humanos, principalmente a través del contacto con heces infectadas por sus huevos. Al penetrar en el organismo de los humanos, las tenias suelen desarrollarse amplia y rápidamente, pudiendo conllevar a deficiencias nutricionales, pérdida de peso y apetito, anemia y anorexia en casos más graves.

10. Parásitos externos

Cerramos el artículo de las enfermedades que transmiten las ratas a los humanos hablando de los ectoparásitos, como las pulgas, los ácaros y las garrapatas, pueden actuar como vectores de numerosas enfermedades, algunas de las cuales ya fueron mencionadas en este artículo. También pueden provocar alergias, problemas dérmicos o sarna entre otras complicaciones.

Por ello, al decidir adoptar a una rata como mascota, es esencial evitar la proliferación de parásitos internos y externos, reforzando los hábitos de higiene en el ambiente y especialmente en la jaula del roedor, además de consultar a un veterinario especializado sobre las posible formas de desparasitar a un roedor. También se aconseja la realización de consultas veterinarias preventivas cada 6 meses para verificar su estado de salud de tu rata doméstica.

Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos - 10. Parásitos externos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.

Referencias
  1. Leptospirosis - Cartilla Informativa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS). Disponible en https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&view=download&category_slug=hoja-informativas-4768&alias=39729-leptospirosis-abril-2017-729&Itemid=270&lang=es
  2. Hantavirus - Cartilla Informativa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS). Disponible en https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=14911:hantavirus&Itemid=40721&lang=es
  3. WHO Guideline of Tularemia, de la Organización Mundial de la Salud. Disponible en: https://www.cdc.gov/tularemia/resources/whotularemiamanual.pdf
  4. Peste bubónica - Cartilla Informativa Organización Mundial de la Salud. Disponible en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=8933:2013-informacion-general-peste&Itemid=39837&lang=es
  5. Toxoplasmosis - Global Health – Division of Parasitic Diseases. Disponible en: https://www.cdc.gov/parasites/toxoplasmosis/index.html
  6. Salmonelosi

Escribir comentario sobre Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Julio
horror

Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos
1 de 7
Enfermedades que transmiten las ratas a los humanos

Volver arriba