Compartir

Enfermedades que transmiten los conejos

Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 17 noviembre 2020
Enfermedades que transmiten los conejos

Ver fichas de Conejos

Los conejos son frecuentemente la primera alternativa al perro o al gato como animal de compañía, especialmente en familias con niños, por su comportamiento pacífico y tranquilo. Sin embargo, nuestros conejos domésticos, así como los silvestres, pueden actuar como transmisores de agentes patógenos, causantes de enfermedades tanto en personas como en otros animales, como los perros y los gatos. Pero no te preocupes, con las medidas higiénicas y sanitarias adecuadas, podrás disfrutar de tu peludo en casa sin preocuparte por nada.

¿Te ha entrado curiosidad sobre qué enfermedades transmiten los conejos? En este artículo de ExpertoAnimal, te contaremos las principales enfermedades parasitarias, bacterianas, víricas y fúngicas que pueden transmitir los conejos.

¿Qué enfermedades puede transmitir un conejo a las personas?

En condiciones higiénicas pésimas, los conejos pueden transmitir enfermedades víricas, fúngicas, bacteriológicas y parasitarias a las personas, como las siguientes.

Enfermedades causadas por parásitos

Algunas de las enfermedades parasitarias transmitidas por conejos son:

  • Cheyletiellosis: el Cheyletiella parasotivorax es un ácaro que afecta a los conejos. Es muy contagioso y capaz de infectar a las personas, produciéndoles una dermatitis localizada o generalizada con múltiples protuberancias rojas, tanto en las extremidades como en el tronco, las cuales causan picor. Sin embargo, como las personas no son el hospedador final del ácaro, estos síntomas suelen desaparecer en un máximo de tres semanas.
  • Giardiasis: la Giardia duodenalis es un protozoo flagelado que se transmite a partir de las heces de los conejos infectados, que generalmente son pastosas y con mucosidad. Es especialmente peligrosa en personas inmunodeprimidas o en niños, por lo que cualquier cambio en el aspecto de las heces de nuestro conejo debe hacernos sospechar de esta parasitosis.
  • Leishmaniosis: se ha comprobado que los conejos pueden actuar como transmisores de Leishmania infantum, pero es necesario que un mosquito flebotomo medie entre el conejo y la persona para que la enfermedad se transmita. En personas esta enfermedad produce dificultad para respirar y deglutir, úlceras en la piel, en la boca y labios, congestión y hemorragia nasal. También puede provocar una leishmaniosis visceral que en niños produce diarrea, fiebre, tos y vómitos; mientras que en adultos se producen síntomas como fiebre, fatiga, debilidad, pérdida de apetito, dolor de abdomen, pérdida de peso y sudores fríos.
  • Coccidiosis: es una enfermedad causada por protozoos que afecta principalmente al aparato digestivo y puede causar diarrea (a veces con sangre), inflamación intestinal y deshidratación. Eimeria es el parásito más importante en conejos y puede transmitirse a las personas principalmente mediante la manipulación de las heces de los conejos.
  • Microsporidiosis: el Encephalitozoon cuniculi es un parásito muy común en los conejos. Si se transmite al ser humano, puede provocar una enfermedad sistémica con afección principal del cerebro y los riñones.

Enfermedades causadas por hongos

Los conejos enfermos también pueden contagiar las siguientes enfermedades causadas por hongos:

  • Tiña: tras el contacto con la piel o el pelo, nos podemos contagiar de las esporas de hongos dermatofitos de los géneros Microsporum y Trichophyton. Las hifas crecen en el estrato córneo, levantando la cutícula del pelo e invadiéndolo en toda su extensión hasta producir su caída. Los conejos afectados suelen tener zonas alopécicas circulares. Sin embargo, en ocasiones el animal es un portador asintomático y solo es el cuidador quien tiene los síntomas, que consisten en ronchas y zonas circulares con bordes rojizos que pican localizadas en el cuello, el tórax y los brazos.
  • Esporotricosis: el hongo Sporothrix schenckii puede ser transmitido por los conejos y puede producir en humanos una forma linfocutánea, que es la más frecuente, con aparición de pápulas que se transforman en pústulas y estas en nódulos subcutáneos que se expanden lentamente vía sistema linfático, hasta que llegan a ulcerarse y exudar. Otra forma es la pulmonar y la diseminada, siendo raras y con elevada mortalidad.

Enfermedades causadas por bacterias

Por otro lado, entre las enfermedades causadas por bacterias que pueden transmitir los conejos son:

  • Melioidosis: la bacteria Burkholderia pseudomallei causa abscesos en los órganos afectados, como pulmones, bazo, hígado y ganglios adyacentes.
  • Campilobacteriosis: los conejos pueden transmitir Campylobacter jejuni. Sin embargo, la sintomatología no suele ser grave. Entre los síntomas que suele causar, destaca la diarrea, el dolor abdominal y la fiebre, los cuales no duran más de una semana.
  • Salmonelosis: los conejos pueden transmitir Salmonellas a los humanos, causando cuadros gastroentéricos con vómitos, diarrea, dolor abdominal o fiebre.
  • Pasteurelosis: la pasteurelosis en conejos es una enfermedad característica de esta especie y muy compleja, causada por la bacteria Pasteurella multocida. Se transmite por mordeduras o arañazos de los conejos afectados y se caracteriza por la rápida formación de celulitis con o sin abscesos y exudación sangrienta o purulenta por la herida, pudiendo causar artritis séptica en la articulación próxima. También puede colonizar el aparato respiratorio humano, principalmente cuando las personas tienen enfermedades respiratorias como EPOC, pudiendo causar neumonía, bronquitis y abscesos pulmonares. En reducidos casos puede afectar al abdomen, causando peritonitis.
  • Yersiniosis: otra de las enfermedades que transmiten los conejos a las personas es la yersiniosis, causada por la bacteria Yersinia pseudotuberculosis o Yersinia enterocolitica, siendo esta última la que más casos genera en los seres humanos y se manifiesta con enterocolitis, diarrea, fiebre y dolor abdominal. La infección sistémica se asocia con abscesos hepáticos y esplénicos, osteomielitis, meningitis y endocarditis.
  • Tétanos: causado por la Clostridium tetani, un microbio terrestre y fecal que pueden transmitir los conejos al morder o arañar, especialmente sobre heridas.
  • Tularemia: también conocida como "Fiebre de los conejos", es una enfermedad poco frecuente cuyo causada por la bacteria Francisella tularensis. Existen seis formas clínicas de tularemia, dependiendo de la vía de entrada: ulceroglandular (la más común, causa úlceras en la piel), glandular, oculoglandular (afecta a los ojos), orofaríngea (afecta al sistema digestivo), neumónica y septicémica (afecta a todo el organismo). Así pues, los síntomas que pueden presentar las personas infectadas incluyen úlceras en el foco infeccioso de contacto, dolor de ojos, articulaciones, garganta y cabeza, vómito, diarrea, fatiga, linfadenopatía, aumento del tamaño del bazo y del hígado, tos, faringitis y lesiones cutáneas (eritemas).
  • Fiebre Q: la Coxiella burnetii es el agente que causa fiebre Q en los conejos, especialmente los de los montes. Se transmite mediante los orines o excrementos. En los casos que produce sintomatología, esta consiste en fiebre, fatiga, escalofríos, dolor de cabeza, de abdomen, náuseas, vómitos o diarrea.

Enfermedades causadas por virus

Por otro lado, los conejos también pueden transmitir coriomeningitis linfocitaria. El agente etiológico de esta enfermedad es un Arenavirus que se puede contagiar a las personas mediante las heces de los conejos, pudiendo no causar síntomas o, por el contrario, producir fiebre o afecciones graves, como encefalitis o meningitis. Si se contagia una mujer embarazada, puede causar malformaciones o incluso muerte fetal. La mortalidad fetal es inferior al 1 %.

Enfermedades que transmiten los conejos - ¿Qué enfermedades puede transmitir un conejo a las personas?

¿Qué enfermedades puede transmitir un conejo a mi gato o a mi perro?

Entre las enfermedades que pueden contagiar los conejos a otros animales, como gatos o perros, destacan:

Enfermedades causadas por parásitos

Algunas de las enfermedades parasitarias que pueden transmitir los conejos a nuestros peludos son:

  • Toxoplasmosis: el Toxoplasma gondii puede transmitirse a nuestros felinos domésticos mediante un conejo, pudiendo producir un cuadro subclínico o síntomas diversos, según los órganos afectados por la multiplicación del protozoo en sus células (estómago, intestino, hígado, páncreas, ojos, nódulos linfáticos, piel, musculatura o sistema nervioso central).
  • Cheyletiellosis: el Cheyletiella parasotivorax, muy común de los conejos, se puede transmitir no solo a las personas, sino también a nuestros perros y gatos, en los que produce escamas blancas en la piel y picor.
  • Thelaziosis: elThelazia callipaeda puede ser transmitido a nuestros perros y gatos cuando entre ellos interviene una mosca (la mosca de la fruta). Se trata de un parásito que se asienta en el saco conjuntival del ojo y causa conjuntivitis, aumento de la secreción serosa y de lágrima, así como picor que hace que se rasquen.
  • Leishmaniosis: los conejos pueden actuar como reservorios del parásito Leishmania infantum, pudiendo ser picados por el mosquito transmisor y este picar a nuestros gatos y perros, en los que producirán una leishmaniosis, caracterizada por el aumento del tamaño de los nódulos linfáticos y del bazo, aumento de la sed y las ganas de orinar, fiebre, crecimiento anormal de las uñas, úlceras en boca, nariz y genitales, blefaritis, queratoconjuntivitis seca, dermatitis exfoliativa con picor, nódulos, pápulas, pústulas, uveítis, cojeras, sangrado por la nariz o trastornos neurológicos. En gatos se produce de forma similar, pero siendo más comunes la dermatitis ulcerativa y nodular de la cabeza o extremidades, así como la uveitis y los nódulos e inflamación en la lengua y las encías.
  • Giardiasis: el Giardia duodenalis se puede transmitir a gatos y perros, produciendo una diarrea mucosa o acuosa. Generalmente el pronóstico es bueno, pero los cachorros debilitados y los animales mayores o inmunocomprometidos tienen un mayor riesgo de que la situación clínica se agrave.

Enfermedades causadas por bacterias

Por otro lado, algunas de las enfermedades causadas por bacterias que pueden transmitir los conejos a perros y gatos son:

  • Campilobacteriosis: al igual que a las personas, los conejos pueden ser una fuente de infección de Campylobacter jejuni a nuestros gatos y perros. Sin embargo, produce inflamación intestinal solamente cuando están inmunodeprimidos o con otras enfermedades.
  • Yersiniosis: la Yersinia pseudotuberculosis puede ser transmitida a los gatos, causando una enfermedad de mal pronóstico caracterizada por la formación de granulomas de pus de forma generalizada por el cuerpo de nuestro felino.
  • Tularemia: como en las personas, la Francisella tularensis se puede transmitir a partir de un conejo infectado, siendo más comunes los casos en gatos que en perros, pudiéndoles producir fiebre, anorexia, deshidratación, secreciones nasales y oculares, dolores musculares, aumento del tamaño del hígado y del bazo. En gatos también causa úlceras en la lengua y el paladar.

Enfermedades causadas por hongos

En cuanto a las enfermedades causadas por hongos que pueden transmitir los conejos a otros animales, destacan:

  • Esporotricosis: en los perros, el Sporothrix schenckii interviene en la formación de nódulos por todo el cuerpo, aunque principalmente en el tronco y la cabeza. A veces también se producen en el hígado, los pulmones y los huesos en vez de la piel. En los gatos, la esporotricosis varía de una infección asintomática a una enfermedad sistémica diseminada mortal, ya que los nódulos suelen aparecer en las extremidades, base de la cola o la cabeza, los cuales pueden extenderse por el acicalado del gato y pueden llegar a ulcerarse y alcanzar órganos internos, provocando pérdida de peso, anorexia, fiebre, depresión y disnea.
  • Dermatofitosis o tiña: los conejos pueden ser fuente de infección de Trichophyton mentagrophytes y Microsporum canis, caracterizado por la formación de diversas lesiones dermatológicas, de las que destacan áreas circulares de alopecia, en cuyo centro se pueden encontrar pelos rotos, la piel puede estar enrojecida, con descamación o formación de pápulas, pústulas, nódulos o costras. En el gato, además, son características las formas generalizadas con amplias zonas de alopecia difusa y con descamación.
Enfermedades que transmiten los conejos - ¿Qué enfermedades puede transmitir un conejo a mi gato o a mi perro?

¿Cómo puedo evitar que mi conejo contagie enfermedades?

Algunas de las medidas que podemos tomar para mantener una convivencia adecuada y deseable con un conejo y evitar contraer enfermedades son:

  • Calendario de vacunas y desparasitaciones: mantener las vacunas y las desparasitaciones de los conejos al día.
  • Controlar las heces: vigilar los cambios en las heces para darnos cuenta si puede estar enfermo, evitar el contacto de los perros, gatos y niños con las mismas, ya que hemos visto que muchas de las enfermedades comentadas se transmiten por esta vía.
  • Control veterinario: llevar al conejo al veterinario de exóticos si en algún momento está decaído, ha alterado su comportamiento o tiene signos clínicos de enfermedad, ya que puede tener una de las enfermedades infecciosas que hemos comentado y habrá que tomar medidas cuanto antes, a veces será necesario el aislamiento del animal.
  • Vigilar el estado de su piel: vigilar la piel del conejo frecuentemente para buscar lesiones compatibles con parásitos, así como intentar evitar que le piquen los mosquitos, es importante para controlar el buen estado de salud de nuestra mascota.
  • Higiene personal: es importante lavarnos las manos tras estar en contacto con las heces u orina del conejo. Si se tienen perros o gatos que pueden tener contacto con conejos salvajes o sus vísceras, es especialmente importante tenerlos controlados.
Enfermedades que transmiten los conejos - ¿Cómo puedo evitar que mi conejo contagie enfermedades?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades que transmiten los conejos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.

Bibliografía
  • M. Boadella. (2012). Importancia sanitaria de roedores y lagomorfos. MAGRAMA.
  • P. N. Acha y B. Szyfres. (2001). Zoonosis y enfermedades transmisibles comunes al hombre y a los animales. Tercera edición, Volumen I. Bacteriosis y Micosis.
  • E. F. Galindo. (2010). Zoonosis por mascotas.
  • 2018. Enfermedades transmitidas por mascotas. Medizzine.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Angel
Valiosas informaciones..!
Su valoración:
Manuel
El tener un animal es una grande compania y es importante Sauber cuidarlos

Enfermedades que transmiten los conejos
1 de 4
Enfermedades que transmiten los conejos

Volver arriba