Compartir

¿Es bueno el collar antiladridos?

Por Mercè Garcia, Adiestradora canina especializada en Modificación de Conducta. Actualizado: 23 septiembre 2019
¿Es bueno el collar antiladridos?

Ver fichas de Perros

El collar antiladridos para perros es una herramienta muy extendida y utilizada, sin embargo, antes de adquirirla es fundamental saber para qué sirve realmente, cómo funciona y los efectos secundarios que puede provocar su uso en los perros. ¿Te han aconsejado utilizarlo? ¿Quieres saber más sobre su potencia o efectividad?

En este artículo de ExpertoAnimal explicaremos si es bueno el collar antiladridos o si, por el contrario, es una herramienta que debemos evitar en la educación y el adiestramiento, todo ello basado en estudios científicos diversos e independientes entre sí que te ayudarán a resolver tus dudas de una forma objetiva, sigue leyendo:

También te puede interesar: ¿Es bueno el collar de ahorque?

El collar eléctrico para perros (o collar de adiestramiento)

Lo que muchos propietarios conocen como "collar antiladridos" es en realidad un "collar eléctrico para perros" también denominado "collar de adiestramiento". Básicamente consiste en un collar regulable que cuenta con un dispositivo que emite estímulos eléctricos y/o vibratorios. La intensidad del mismo variará dependiendo del modelo en concreto, pero de forma general se sitúa alrededor de los 6 voltios.

Esta herramienta resulta muy útil cuando se pretende educar y adiestrar a un perro sordo, pues el modo vibración nos permite llamar la atención del perro para pedirle o enseñarle ciertas órdenes de obediencia. No obstante, existe otra funcionalidad que consiste en emitir descargas eléctricas cuando el perro ladra o sale del perímetro, de forma automática. Así mismo, el tutor también puede realizar una descarga de forma manual ante una conducta.

Pero, ¿cómo funciona? Esta herramienta utiliza el castigo positivo, es decir, que provoca un aversivo cuando el perro lleva a cabo una conducta determinada, con el objetivo que deje de realizarla. También utiliza el refuerzo negativo, es decir, que el aversivo se mantiene hasta que el perro deja de manifestar dicha conducta. No obstante, ambas técnicas, basadas en el condicionamiento clásico, no se consideran adecuadas para la educación en positivo, además de que pueden causar ciertos problemas, de los que hablaremos en el siguiente apartado.

¿Es bueno el collar antiladridos? - El collar eléctrico para perros (o collar de adiestramiento)

Efectos secundarios del collar antiladridos

Diversos países han regulado o restringido el uso de collares eléctricos para perros debido a los diversos estudios que alertan sobre sus posibles efectos secundarios que comprometen el bienestar del perro. Algunos de ellos son:

  • No es posible controlar la intensidad: el grado de humedad, el tipo de pelo o los niveles de grasa modifican la intensidad del collar de adiestramiento. Si es demasiado alta puede provocar dolor, miedo, fobias o una reacción agresiva. Por el contrario, una intensidad demasiado baja puede derivar en una habituación. En este caso el perro se acostumbrará al dolor y el comportamiento persistirá.
  • El estrés puede provocar que el perro no aprenda: cuando un perro experimenta altos niveles de estrés y ansiedad es incapaz de aprender correctamente. Es probable que además este estado se cronifique, permaneciendo constantemente alterado y siendo más vulnerable a padecer otros problemas de conducta. Algunos de ellos son las estereotipias (movimientos repetitivos) o la inhibición.
  • Puede producirse una asociación incorrecta: el objetivo de esta herramienta es asociar el aversivo con la conducta negativa realizada, sin embargo, especialmente cuando el timming no es el adecuado, el perro puede relacionar el estímulo eléctrico con cualquier cosa, incluyendo el propio tutor. Precisamente por ello, un propietario poco experimentado puede provocar graves consecuencias en el perro. Nuevamente hablamos de miedo, fobias y agresividad.
  • El riesgo de abuso es muy alto: la educación y el adiestramiento son procesos que requieren mucha paciencia, de hecho, la mayoría de propietarios pasan por momentos de frustración. Precisamente ello favorece que abusemos de esta herramienta.
  • Causa problemas de salud: el collar antiladridos propicia la aparición de ciertos riesgos fisiológicos, como un aumento excesivo del cortisol salival y la frecuencia cardíaca, lo que puede derivar en un shock. En los casos más graves hablamos también de quemaduras físicas que deriven en necrosis de la piel.
  • Perjudica el vínculo entre perro y tutor: en comparación con otros métodos, el uso del castigo positivo y el refuerzo negativo disminuyen la calidad de la relación entre el can y su propietario, además de favorecer la posible aparición de problemas de conducta hacia el mismo.
  • No existen estudios que avalen su eficacia: en comparación con otras técnicas de adiestramiento más amables con el perro, que priorizan el uso del refuerzo positivo (premiar al perro tras un comportamiento positivo) y el castigo negativo (eliminar un estímulo agradable tras un comportamiento negativo), el uso de collares eléctricos no es más efectivo.

Muchas personas buscan en esta herramienta una "solución fácil" para terminar con un problema de conducta, sin ser conscientes de que precisamente su uso puede causar la aparición de nuevos problemas del comportamiento. Además, descuidan la importancia de entender el por qué de los ladridos y la forma correcta de manejarlos.

¿Es bueno el collar antiladridos? - Efectos secundarios del collar antiladridos

¿Cómo evitar que un perro ladre?

Debemos entender el ladrido como una de las muchas formas de comunicación del perro, además, no todos los tipos de ladridos son iguales y tienen el mismo significado. Algunos pueden manifestar alerta ante la presencia de desconocidos, mientras que otros aparecerán al quedarse solos, como una forma de expresar su angustia. Para solucionar este problema debemos averiguar por qué ladra nuestro perro y, solo entonces, podremos empezar a trabajar, siempre priorizando la educación en positivo.

Es muy aconsejable visitar un profesional asesore, como puede ser un veterinario especializado en etología, quien nos ayudará a identificar la causa pero, además, nos ofrecerá pautas de manejo y podrá ayudarnos con las sesiones de modificación de conducta. En cualquier caso, no debemos aplicar pautas que no estén prescritas específicamente para nuestro caso, ya que entonces corremos el riesgo de agravar la situación.

Mientras esperamos la visita del especialista podemos seguir algunos consejos básicos para evitar que un perro ladre, así como mejorar la calidad de vida del perro en distintos sentidos: aumentando el número de paseos, trabajando obediencia básica, realizando más juegos físicos y mentales, etc.

Otros métodos no recomendables para evitar el ladrido

Para terminar, hemos querido compartir contigo otras técnicas que tampoco son recomendables:

  • Uso del castigo físico: algunas personas recurren a los castigos físicos para detener los ladridos. No obstante, seguimos hablando de un castigo positivo que, nuevamente, puede causar miedo, fobias, agresividad y rotura de vínculo con el tutor. Los posibles efectos negativos son, por ende, los mismos que hemos explicado sobre los collares de entrenamiento.
  • Uso de bozal dentro del hogar: el bozal es una herramienta que no debe utilizarse más de 60 minutos en perros que la tienen correctamente trabajada. Además de provocarles incomodidad no soluciona el problema, por lo que no es aconsejable.
  • Extirpación de las cuerdas bocales: este procedimiento quirúrgico consiste en retirar parte del tejido de las cuerdas vocales del perro. Cuando el perro se recupera de la operación todavía puede seguir ladrando, pero su volumen es mucho menor porque tiene menos tejido para crear las vibraciones acústicas. Podemos causar problemas de conducta y, nuevamente, no estamos solucionando la causa del ladrido. También podemos provocar problemas de salud.

Una vez más resaltamos la importancia de acudir a un profesional para descubrir la causa subyacente que está causando los ladridos del perro y, solo a través de las pautas de un especialista, empezar a trabajar para solucionarlo. Es un proceso que requerirá paciencia y esfuerzo, pero que será más positivo y efectivo a la larga.

¿Es bueno el collar antiladridos? - Otros métodos no recomendables para evitar el ladrido

Bibliografía

  • ELECTRONIC TRAINING DEVICES: ESVCE POSITION STATEMENT. 2019, de European Society of Veterinary Clinical Ethology Sitio web: http://www.esvce.org/wp-content/uploads/2017/11/ESVCE-Position-Statement-e-collar.pdf
  • Polsky, R. H. (1994). Electronic shock collars: are they worth the risks?. Journal of the American Animal Hospital Association, 30(5), 463-468.
  • Christiansen, F. O., Bakken, M., & Braastad, B. O. (2001). Behavioural changes and aversive conditioning in hunting dogs by the second-year confrontation with domestic sheep. Applied Animal Behaviour Science, 72(2), 131-143.
  • Lindsay, S. R. (Ed.). (2013). Handbook of applied dog behavior and training, procedures and protocols (Vol. 3). John Wiley & Sons.
  • Schilder, M. B., & van der Borg, J. A. (2004). Training dogs with help of the shock collar: short and long term behavioural effects. Applied Animal Behaviour Science, 85(3-4), 319-334.
  • Schalke, E., Stichnoth, J., Ott, S., & Jones-Baade, R. (2007). Clinical signs caused by the use of electric training collars on dogs in everyday life situations. Applied Animal Behaviour Science, 105(4), 369-380.
  • Blackwell, E., & Casey, R. The use of shock collars and their impact on the welfare of dogs.
  • Polsky, R. (2000). Can aggression in dogs be elicited through the use of electronic pet containment systems?. Journal of Applied Animal Welfare Science, 3(4), 345-357.
  • Salgirli, Y., Schalke, E., Boehm, I., & Hackbarth, H. (2012). Comparison of learning effects and stress between 3 different training methods (electronic training collar, pinch collar and quitting signal) in Belgian Malinois Police Dogs. Revue De Medecine Veterinaire, 163, 530-535.
  • Blackwell, E. J., Bolster, C., Richards, G., Loftus, B. A., & Casey, R. A. (2012). The use of electronic collars for training domestic dogs: estimated prevalence, reasons and risk factors for use, and owner perceived success as compared to other training methods. BMC Veterinary Research, 8(1), 93.
  • Beerda, B., Schilder, M. B., van Hooff, J. A., de Vries, H. W., & Mol, J. A. (1998). Behavioural, saliva cortisol and heart rate responses to different types of stimuli in dogs. Applied Animal Behaviour Science, 58(3-4), 365-381.
  • Herron, M. E., Shofer, F. S., & Reisner, I. R. (2009). Survey of the use and outcome of confrontational and non-confrontational training methods in client-owned dogs showing undesired behaviors. Applied Animal Behaviour Science, 117(1-2), 47-54.
  • Arhant, C., Bubna-Littitz, H., Bartels, A., Futschik, A., & Troxler, J. (2010). Behaviour of smaller and larger dogs: Effects of training methods, inconsistency of owner behaviour and level of engagement in activities with the dog. Applied Animal Behaviour Science, 123(3-4), 131-142.
  • Deldalle, S., & Gaunet, F. (2014). Effects of 2 training methods on stress-related behaviors of the dog (Canis familiaris) and on the dog–owner relationship. Journal of Veterinary Behavior: Clinical Applications and Research, 9(2), 58-65.
  • Haverbeke, A., Laporte, B., Depiereux, E., Giffroy, J. M., & Diederich, C. (2008). Training methods of military dog handlers and their effects on the team's performances. Applied Animal Behaviour Science, 113(1-3), 110-122.
  • Hiby, E. F., Rooney, N. J., & Bradshaw, J. W. S. (2004). Dog training methods: their use, effectiveness and interaction with behaviour and welfare. ANIMAL WELFARE-POTTERS BAR THEN WHEATHAMPSTEAD-, 13(1), 63-70.
  • Cooper, J. J., Cracknell, N., Hardiman, J., Wright, H., & Mills, D. (2014). The welfare consequences and efficacy of training pet dogs with remote electronic training collars in comparison to reward based training. PloS one, 9(9), e102722.
  • Starinsky, N. S., Lord, L. K., & Herron, M. E. (2017). Escape rates and biting histories of dogs confined to their owner's property through the use of various containment methods. Journal of the American Veterinary Medical Association, 250(3), 297-302.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es bueno el collar antiladridos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario sobre ¿Es bueno el collar antiladridos?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
21 comentarios
Ariana
¡Hola! Mi perrita tiene 4 años y es de raza Schnauzer. Vivo en un edificio, cuando ella siente la presencia de alguien en la puerta, ladra y mis vecinos han venido a quejarse debido a sus constantes ladridos. ¿El estrés puede ser causa de estos? Porque no la llevo a pasear mucho. Te agradecería mucho si me brindas algunas recomendaciones.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Ariana, el paseo es una rutina imprescindible y su ausencia afecta directamente a su bienestar, provocando estrés, incomodidad y la aparición de problemas de conducta. Sería aconsejable visitar un educador canino para evaluar bien el caso, ya que parece que la conducta se ha cronificado y es probable que necesites pautas extra para solucionarlo.

Saludos
Su valoración:
Annie
Hola, tengo un labrador mestizo de 7 años, es muy tranquilo y jamás había ladrado mas que lo necesario en mi casa, el vivia en el patio de atráz y solo tenia contacto conmigo y las personas de mi familia, no es agresivo ni tenia problemas de que ladre al pasearlo.
Hace unos meses cambié de casa y esta solo tiene patio frontal, mi perro siempre ha sido un animal casero pero no le gusta estar dentro de la casa de noche y es normal que lo saquemos, ahora tengo un fuerte problema, ya que los vecinos se quejan de el y me han advertido que lo calle o le harán daño.
El problema es que al estar en el patio frontal puede ver a otros perros, personas caminando, carros y todo en la calle, por las mañanas o tardes es muy tranquilo y solo ladra en algunas ocaciones (normal) pero de noche se vuelve como loco, ladra sin parar, a veces no descansa en horas y ladra en periodos de 9 pm a 4 o 5 de la mañana. No se que hacer, he tratado jugar más con el de día, sacarlo a pasear, no dejarlo dormir siestas de día o tratar roceandolo con agua cuando ladra mucho o llamar su atención pero se está saliendo de control.
No quiero que nadie lo lastime pero no deja de ladrar y no tengo un lugar diferente a donde llevarlo para que no ladre.
Mi veterinario me recomendó el collar anti ladridos pero no quiero que le cause más estres o que le afecte, mi veterinario lo recomendó usar sólo por la noche en los periodos en los que ladra, y retirarlo en el día para que siga su día normalmente.
Que me recomienda?
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Annie, es probable que el perro ladre por varios motivos, no solo uno, entre ellos la territorialidad y la alerta ante la presencia de extraños. No es correcto rociarle con agua o utilizar el collar antiladridos (al fin y al cabo, en ambos casos hablamos de castigo) o no dejarle dormir.

Es probable que no le guste estar dentro de la casa de noche porque precisamente quiere estar atento y avisarte, pero creo que de momento es la única opción que tienes para que deje de ladrar. También podrías acudir a un etólogo o educador canino para realizar sesiones de modificación de conducta y para que te ofrezcan pautas para saber cómo trabajarlo.

Recuerda que el collar antiladridos es un "parche", si se lo quitas lo seguirá haciendo. Además, puede tener consecuencias, como la aparición de problemas de conducta graves.
dogreactor
Es una extraordinaria herramienta para modificar la conducta de manera eficaz los adiestradores no les gusta por que la mayoría de las veces ni siquiera saben como utilizarlo y les quita la posibilidad de vender cursos.
Su valoración:
Rafael
Hola!!..justo iba a comprar un collar. Tengo un border colie y otro mestizo. Ladran cuando llega gente o pasa gente por el pasillo del edf. Tengo claro que son perros. Pero de que manera podría bajar la intensidad?
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Rafael, independientemente del nivel de intensidad, lo que estás haciendo es provocar ansiedad y/o dolor en el animal, además de hacer uso del castigo positivo, algo que no es en absoluto recomendable. Por otro lado, la sociedad europea de veterinarios de etología clínica desaconseja de forma rotunda el uso de esta herramienta.

Si quieres solucionar el problema de forma efectiva, positiva y teniendo en cuenta el bienestar de tus perros te recomiendo consultar con un educador o etólogo.

Saludos
Su valoración:
César
Lo que deberían indicar es "SI NO SABES CÓMO Y CUÁNDO USAR EL COLLAR ANTILADRIDO, NO LO USES".
He visto a expertos usar el collar con resultados positivos porque lo complementan con otros ejercicios (como el reforzamiento positivo que mencionan). Decir que "desaconjejan" el uso del collar o que no sirve, al final sólo hará que la gente y los ya fastidiosos "animalovers" critiquen el uso del collar (que de por si ya es costumbre de esas gentes) sin saber el manejo y uso PROFESIONAL que se le debe dar.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola César,

Como adiestradora canina profesional podría mencionarte muchas desventajas del uso de esta herramienta (además de las que menciono en el artículo) pero en cuanto a efectividad, es importante señalar que existe una clara posibilidad de recuperación espontánea y de la aparición de nuevos problemas del comportamiento, por lo que considero que no es efectivo y que no soluciona el problema en la mayoría de los casos.

Así mismo, la sociedad europea de veterinarios de etología clínica se ha posicionado totalmente en contra de su uso y añade que no existen evidencias de que sea más efectivo que otros métodos de educación.

Con un manejo adecuado cualquier profesional debería ser capaz de lograr que un perro dejara de ladrar sin tener que recurrir a métodos físicos que incluyan el castigo positivo, te lo aseguro.

Si necesitas más información al respecto no dudes en escribirnos,

Saludos
Maria
Hola tengo una yorkshire de 7meses y la pobre ladra mucho cuando se queda sola he buscado las Mila formas de ayudarla a mejorar la conducta, los vecinos están molestos dicen que llamarán a la asociación protectora de animales y no sé qué hacer , la ignoro al llegar a casa del trabajo, no dejo que suba a la cama ni duerma con nosotros, la saco de paseos de una hora en el día y una más en la noche de verdad estoy desesperada y con ansiedad ..
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Maria, aunque no podemos confirmarlo sin ver el caso, puede que tu perra esté experimentando ansiedad por separación: https://www.expertoanimal.com/la-ansiedad-por-separacion-en-perros-3083.html

Es importante resaltar que ignorarla, no dejarle subir a la cama o hacer mucho ejercicio no son acciones que vayan a influir en este problema del comportamiento, ya que se trata de un problema grave de ansiedad y apego. Sinceramente te recomiendo acudir a un especialista ya que es uno de los problemas de conducta más complejos de solucionar...
Maria Rosario
Hola.queria compartir mi experiencia con el collar antiladridos.
Tengo un bichon maltes con 8 años.desde muy pequeño sufre ansiedad por separacion lo cual le provocava que cuando se quedaba solo aullara continuamente.....no ladraba.mis vecinos se han portado muy bien todo este tiempo pero esa ansiedad se me estaba transmitiendo a mi tambien cuando me iba de casa y se quedaba solo.segui pautas aconsejada por el veterinario y profesionales sin exito.decidi como ultima opcion despues de la jaula lo del collar antiladrido,poniendoselo y colocando una camara para ver su comportamiento.
Pues bien:el resultado ha sido espectacular....despues de 4 descargas no somo dejo de aullar sino que se relajaba y se tumbaba a dormir.los primeros dias si note un cambio en su comportamiento como mas asustadizo ,pero despues poco a poco ha vuelto a ser igual.por supuesto ve el collar y no le gusta.siempre con camara grabando veo como en el segundo dia ya no recivio ninguna descarga mas porque no aullaba.relaciono rapidamente el aullido con la descarga.ahora todos estamos encantados: el perro,los vecinos y yo.eso si....comprar un collar adecuado con niveles de intensidad de descarga.porque no es lo mismo un pastor aleman que un bichon.
Espero aver aportado algo a vuestras dudas.gracias
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Maria, debo decirte que lo que estás haciendo no es solucionar el problema, sino camuflarlo. Puede que hayas solucionado el conflicto con tus vecinos y que ahora el perro no te moleste, pero la realidad es que el sigue padeciendo el mismo trastorno y que está completamente inhibido.

Obviamente no es fácil solucionar este problema de comportamiento, de hecho es de los más complicados, pero apostar por el castigo (en este caso a través de un disposisitivo) no es la solución. La sociedad europea de etología clínica veterinaria no está a favor de su uso y concluye que no existe ningún estudio que avale su eficacia comparando con el uso del refuerzo positivo.

Valora tú misma si quieres seguir utilizándolo, pero como educadora canina debo decirte que a la larga pueden aparecer otros problemas de conducta.

Saludos.
Su valoración:
Jaime
Hola.... Te cuento que yo estoy pensando seriemente en comprar este collar por el siguiente motivo.

Resulta que tengo un pastor alemán, que no es ladrador, paradójicamente. No le ladra ni a personas, ni a bicicletas, ni a motos, ni a autos, ni a otros perros. Es bien obediente, y de hecho, cuando le sirvo la comida, no come hasta que le doy la orden "come". Lo mismo con el comando "busca", "salta", "entra" para que entre a la casa., "arriba" o "abajo" para que suba o baje de la maleta del auto cuando vamos de paseo, etc.

Cuando hace algo indebido, le hago un "shhhh" y se controla. También le hago a veces ejercicios de autocontrol y todo bien, pero, ahora viene el problema.

Él ladra bien fuerte pero solo en 3 situaciones muy concretas:

1. En las noches cuando ve algún gato o a veces parece que ve algo en una enredadera que tengo en el patio que le ladra y salta hacia ella como loco.

2. Cuando salimos en el auto y luego llegamos. Él está en el patio trasero así es que ladra cuando entramos en el auto a la casa, talvez para darnos la bienvenida, aunque ese ladrido es un ladrido de rabia porque se le erizan los pelos.

3. Cuando estamos almorzando con mi familia y alguien se levanta de la mesa.

En estas 2 últimas situaciones, se pone a correr alrededor del patio ladrando.

Debido a que en todos esos casos yo no estoy al lado y no puedo llegar tan rápido para corregirlo en el momento, es que estaba pensando comprar ese collar, pero no usarlo siempre, por ejemplo, solo en la noche, en que es más molesto porque sus ladridos son tan fuertes que obviamente mis vecinos no deben estar muy contentos que digamos.

A veces el refuerzo negativo es más efectivo que el refuerzo positivo, así es que yo creo que puede surtir efecto.

Por ejemplo, te cuento de una conducta que se la pude eliminar completamente gracias al refuerzo negativo.

Mi auto es un Kia Sprotage Pro y cuando saco a mi perro al parque, lo subo a la parte trasera. El tenía como costumbre siempre subir sus sus patas al respaldo de los asientos traseros. Eso ya no lo hace gracias a que cada vez que lo hacia, y obviamente yo cuidando la conducción del vehiculo, frenaba brusco, no completamente, si no que lo necesario para que mi perro se venga hacia adelante desestabilizándose. Después de varias salidas al parque en que hice eso, santo remedio, nunca más se subió.

Qué te parece todo lo que te he contado? hay algo que me puedas sugerir en lugar del collar antiladridos? Yo estaba buscando un collar antiladridos que yo sea el que comande. Por ejemplo, apenas ladre en la noche, yo lo accione por un control remoto. O cuando lleguemos en el auto y se ponga a ladrar, también lo accione yo. De ese modo sería algo similar a lo que te conté de los paseos en el auto.

Quedo atento a tus comentarios,

Gracias
Jaime
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Jaime, como educadora canina no estoy en absoluto a favor de esta herramienta, por ese motivo habrás observado que el artículo está en contra de su uso... Entiendo perfectamente lo que me explicas y si bien es cierto que el refuerzo negativo puede funcionar en algunos casos, también puede ocurrir que no lo haga.

Algunos perros asocian correctamente el funcionamiento del collar: ladrido = descarga. No obstante, otros pueden hacer una mala asociación: personas = descargas, gato en el jardín = descargas, coche = descargas. Al margen de aumentar sus niveles de estrés, provocar incomodidad y hasta causar dolor, el uso de estas herramientas puede favorecer la aparición de conductas agresivas si se produce una asociación incorrecta, que además sea muy complicada de tratar después.

Normalmente yo trabajo con refuerzo positivo y castigo negativo. Esta segunda técnica del condicionamiento operante favorece la extinción de una conducta, siempre que se conozca el desencadenante y la motivación del perro.

Ejemplo: el perro ladra por la noche cuando ve un gato, con el objetivo de despertar a sus propietarios y permitir que le abran la puerta del jardín. Si ignoramos esta conducta, al principio irá a más y el perro ladrará con más intensidad para que abramos la puerta. Si le ignoramos por completo y no existe ningún refuerzo (no le abrimos la puerta, no le prestamos atención, no le castigamos, etc.) finalmente dejará de hacerlo porque no habrá ninguna respuesta a su ladrido.

Finalmente te recomiendo leer este comunicado sobre la sociedad europea de etología clínica veterinaria en contra del uso del collar antiladridos: http://www.esvce.org/wp-content/uploads/2017/11/ESVCE-Position-Statement-e-collar.pdf

Un saludo.
iibonpm
¿ compensa tener perro ?

por supuesto que no .

-1: hay que sacarlo a pasear por cojones .

-2: si se pone malo lo tienes que llevar al veterrinario y encima pagando , porque los putos perros no tienen puta seguridad social , joder .

-3: si es un macho o un perro viejo , se mea en la puta casa .
si es cachorro tambien .
y encima , el puto perro mientras le salen los dientes , muerde como un hijo de puta . cago en su puta madre .

-4: te lleno la casa de pelos , incluida la ropa .

-5: ladra para tocar los huevos . bendito antiladridos . desde entonces ya no lo oigo al fin .

-6: el puto perro dura de 10 a 15 años y en el peor de los casos hasta 20 . ¿ no querias perro ? pues ahora te jodes de 15 a 20 años .

Silvana
A ti te daba yo varias descargas,pero en la lengua,aprende primero a hablar,menudo personaje!!
Luis
iibonpm, mejor expresado imposible. Pero cuidado, no digas la palabrota con p que a algunas les hace pupita. Como se nota lo tranquilas que viven algunas.
Jose Luna Nogales
el collar antiladrido para perros de caza (podencos) les perjudica en su labor de caza

¿Es bueno el collar antiladridos?
1 de 4
¿Es bueno el collar antiladridos?

Volver arriba