Curiosidades del mundo animal

¿Las ninfas reconocen a sus dueños?

 
Cristina Pascual
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 25 agosto 2023
¿Las ninfas reconocen a sus dueños?

Las ninfas (Nymphicus hollandicus) son unas aves psitácidas originarias del continente australiano, que hoy en día se pueden encontrar como animal de compañía en hogares de casi todo el mundo. Son aves fuertemente gregarias que, en estado natural, forman grupos de más de cien ejemplares. Se ha demostrado que estas aves son capaces de reconocer individualmente a sus congéneres pero, cuando viven en cautividad ¿también son capaces de reconocer a sus cuidadores?

Si quieres descubrirlo, acompáñanos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal en el que explicaremos si las ninfas reconocen a sus dueños.

También te puede interesar: ¿Las ninfas hablan?

Índice

  1. ¿Las ninfas reconocen a sus dueños o no?
  2. ¿Cómo reconocen las ninfas a sus dueños?
  3. ¿Cómo saber si mi ninfa me reconoce?
  4. ¿Cómo hacer que mi ninfa me reconozca?

¿Las ninfas reconocen a sus dueños o no?

En efecto, las ninfas son capaces de reconocer a sus cuidadores. Son aves muy gregarias, sociables e inteligentes, que disfrutan la compañía no solo de sus congéneres, sino también de las personas (especialmente de sus cuidadores).

Hay quien sostiene que, para que las ninfas forjen una relación de confianza con sus cuidadores, no pueden vivir en compañía de otras ninfas. Sin embargo, esta creencia es totalmente falsa. Las ninfas que se mantienen como animales de compañía y viven en pareja o en grupos más grandes también pueden crear un vínculo estrecho con sus cuidadores, siempre y cuando se les dedique el tiempo necesario.

"¿Los canarios reconocen a sus dueños?" ¡La respuesta aquí!

¿Las ninfas reconocen a sus dueños? - ¿Las ninfas reconocen a sus dueños o no?

¿Cómo reconocen las ninfas a sus dueños?

La vista es el sentido más desarrollado de las psitácidas. Se cree que su agudeza vidual es de dos a ocho veces mayor que la de los mamíferos, teniendo un campo visual de hasta 320º.

Las ninfas también tienen el sentido del oído bien desarrollado. Son animales que basan gran parte de su comunicación en las vocalizaciones, de ahí que la audición resulte fundamental. De hecho, hay estudios que demuestran que las ninfas son capaces de distinguir individualmente a los individuos de su grupo por la voz. Cuando estas aves viven en cautividad también son capaces de reconocer y distinguir a sus cuidadores por la voz.

Por el contrario, el olfato es un sentido poco desarrollado en las psitácidas, por lo que parece que no juega un papel importante en el reconocimiento de otros individuos.

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos deducir que las ninfas utilizan fundamentalmente la vista y el oído para reconocernos. Por este motivo, cuando se busca crear un vínculo con estas aves, es importante pasar tiempo con ellas (para permitir el reconocimiento visual) y también interactuar con ellas de manera sonora (ya sea silbando, hablando, etc.).

¿Cómo saber si mi ninfa me reconoce?

Existen varias señales que pueden indicar que tu ninfa tiene confianza contigo y, por tanto, que te reconoce como una figura de referencia. El lenguaje de las ninfas tiene dos componentes principales: el lenguaje verbal y el lenguaje corporal. Ambos tipos de lenguaje nos pueden dar información importante para saber si nuestra ninfa nos reconoce.

El lenguaje verbal se compone de distintas vocalizaciones. Estas aves pueden aprender a imitar la voz de sus cuidadores y utilizarla como un elemento más de su comunicación. Suelen repetir palabras o frases que han escuchado con frecuencia, lo que indica que son capaces de reconocer la voz de una persona en particular. Si tu ninfa repite alguna de las palabras que sueles pronunciar, o incluso te contesta cuando le hablas, puedes estar seguro de que eres una de sus personas de confianza.

El lenguaje corporal de las ninfas también nos puede dar mucha información. Los aspectos más importantes son los siguientes:

  • Posición de la cresta: las ninfas son famosas por la cresta de plumas que tienen en la parte superior de su cabeza. La posición de estas plumas varía en función de su estado emocional. Cuando están tranquilas, estas plumas suelen estar en una posición neutra (ni muy erguidas ni pegadas a la cabeza), sin embargo, cuando las aves están estresadas o en situación de alerta, las plumas de la cabeza se colocan erguidas. Si cuando estás compartiendo tiempo con tu ninfa observas que las plumas de su cresta están en una posición neutra, significa que se encuentra tranquila y confiada a tu lado.
  • Comodidad: ante personas extrañas, las ninfas suelen mantenerse siempre en una posición de alerta. Sin embargo, cuando se encuentran completamente cómodas y tranquilas con las personas que les rodean porque las reconocen, es habitual encontrarlas descasando, en una posición relajada.
  • Juego: las ninfas son aves muy activas a las que les encanta jugar, especialmente con sus cuidadores. Por ello, es habitual que cuando ven a su persona de confianza muestren un comportamiento de bienvenida entusiasta e incluso ofrezcan sus juguetes para intentar llamar la atención e incitar el juego. Descubre la respuesta a "¿Las ninfas hablan?" a continuación.
  • Acicalamiento: la conducta de acicalamiento suele darse entre los individuos de una pareja. No solo es un método para mantenerse limpias y libres de parásitos, sino que también es una forma de demostrarse amistad y entendimiento recíproco. Esta misma conducta se puede observar en ninfas que tienen mucha confianza con sus cuidadores, por tanto, si tu ave se sube en tu cabeza y empieza a picotearte suavemente, o si estando cerca de ti inclina su cabeza para que le acicales, debes sentirte muy afortunado.

Te damos más detalles del "Comportamiento de las ninfas" en el siguiente artículo de ExpertoAnimal.

¿Las ninfas reconocen a sus dueños? - ¿Cómo saber si mi ninfa me reconoce?

¿Cómo hacer que mi ninfa me reconozca?

Ya sabemos que las ninfas reconocen a sus dueños, pero ¿qué podemos hacer si nuestra ninfa aún no nos reconoce?

Pues bien, para empezar debemos tener en cuenta que las ninfas son animales presa, lo que hace que de manera natural sean desconfiadas y tengan una tendencia fuerte a la huida. Con la llegada de una ninfa a la familia, comienza un periodo de adaptación en el que ambas partes necesitan tiempo para conocerse y ganar confianza. Este proceso, debe ser paulatino, puesto que forjar una relación humano-animal siempre requiere un tiempo.

Si acabas de adoptar una ninfa, aquí tienes algunas recomendaciones que puedes poner en práctica para ayudar a que te vaya reconociendo y empiece a forjar una relación de confianza y amistad contigo:

  • Proporciónale un lugar seguro para vivir y descansar: la jaula no debe ser un lugar de confinamiento para el animal, sino que debe convertirse en una zona de referencia y de descanso. Al proporcionar al animal un entorno seguro, se sentirá tranquilo y será más fácil que empiece a tener confianza contigo. Además, deberás proporcionar unos buenos cuidados al animal (alimentación, higiene, etc.) para así garantizar su bienestar, pues solo de esta manera estará predispuesta a crear un vínculo contigo.
  • Permite que salga de la jaula a diario: aunque la jaula sea su lugar de referencia, es importante que las ninfas tengan la posibilidad de permanecer varias horas al día fuera de la jaula para explorar el ambiente, jugar y realizar pequeños vuelos. Generalmente, será en estos momentos cuando las ninfas empiecen a acercarse a sus cuidadores, buscando mayor contacto e interacción. Cuando dejes a tu ninfa salir de la jaula, mantente tranquilo (preferiblemente sentado o realizando pocos movimientos) y habla con un tono suave y sosegado. Si lo deseas, puedes ir premiando las interacciones positivas con alguna recompensa que resulte de su agrado.
  • No fuerces la situación: como hemos comentado, las ninfas son animales que suelen mostrarse desconfiados ante personas desconocidas. En los primeros días tras la adopción, es importante respetar los tiempos del animal y no forzar el contacto, puesto que una experiencia desagradable puede dificultar la creación del vínculo que buscamos. Tampoco debes cogerla con tus manos, puesto que esta práctica suele estresar enormemente a las aves. Trabaja la paciencia y, con paso de los días, verás como será el propio animal quien se acerque poco a poco a ti.

Dentro de sus cuidados, puede que te interese saber cuáles son los "Alimentos prohibidos para las ninfas".

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Las ninfas reconocen a sus dueños?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
¿Las ninfas reconocen a sus dueños?