menu
Compartir

Levotiroxina para perros - Dosis y efectos secundarios

 
Por YourVetPlanet (Pablo M.S.), Veterinario. 20 diciembre 2023
Levotiroxina para perros - Dosis y efectos secundarios

Ver fichas de Perros

El tratamiento para el hipotiroidismo canino se basa en la administración de la hormona deficitaria, la tiroxina. En este caso se utiliza levotiroxina sódica, una forma artificial de la T4 propia del organismo canino. Se administra de forma oral y ayuda a reestablecer los niveles hormonales idóneos relacionados con el funcionamiento de la glándula tiroides. La mejor forma de dar este fármaco es cada 12 horas, y el tratamiento se revisa a las 4 u 8 semanas de haber comenzado.

Si quieres conocer más acerca de la levotiroxina para perros, acompáñanos en este artículo de ExpertoAnimal, en el que explicaremos qué es, para qué sirve, dosis, intoxicación, posología, efectos secundarios y contraindicaciones.

¿Qué es la levotiroxina para perros?

Para saber qué es la levotiroxina para perros hay que conocer previamente qué ocurre en un perro con hipotiroidismo. El hipotiroidismo canino es la enfermedad relacionada con el tiroides más importante en perros. Además, es una de las más prevalentes en endocrinología. La glándula tiroides tiene funciones muy importantes como regular el metabolismo, crecimiento, desarrollo, sistema nervioso y recuperación tisular. En el caso del hipotiroidismo, la glándula tiroides produce hormonas tiroideas por debajo de lo normal, por lo que todas estas funciones pueden verse alteradas. Por otro lado, el hipotiroidismo puede originarse a nivel de la glándula tiroides, hipófisis o hipotálamo. Los signos clínicos más importantes suelen ser letargia, obesidad, intolerancia al ejercicio o al frío, alopecia, mala calidad del pelaje, hiperpigmentación de la piel, infecciones en la piel, secreción grasa excesiva de la piel, problemas neurológicos y problemas oftalmológicos, entre muchos otros. Por último, a la hora de diagnosticar la enfermedad se utilizan diferentes pruebas como el hemograma, bioquímica sanguínea y test hormonales específicos.

La levotiroxina sódica es una molécula sintética diseñada para suplir la función de la tiroxina en animales con hipotiroidismo primario (alteración de la glándula tiroides). En este caso se utilizan hormonas modificadas, ya que la tiroxina natural es poco fiable comparada con los productos sintéticos. Estos últimos son más predecibles y su acción dura más tiempo en el organismo.

¿Para qué sirve la levotiroxina sódica para perros?

La levotiroxina sódica para perros sirve para tratar el hipotiroidismo en estos animales, revertiendo los síntomas de la enfermedad. La T4 sintética es capaz de revertir todos los síntomas y procesos fisiopatológicos asociados al hipotiroidismo canino. Los primeros síntomas que desaparecen son los relacionados con el nivel de conciencia y el sistema nervioso, por lo que si se observa durante la primera semana una mejoría notable en este aspecto, será un marcador de buen pronóstico. Sin embargo, los signos dermatológicos son los que mas tardan en recuperarse, pudiendo suponer meses en la mayoría de casos.

Dosis de levotiroxina para perros

Este fármaco se administra de forma oral, existiendo un formato en pastillas y otro en jarabe, el cual deberá escogerse en función de la comodidad del perro. La dosis inicial de levotiroxina en perros oscila entre 0,01 y 0,04 mg/kg de peso corporal, atendiendo a diferentes aspectos como la vía de administración. La vía oral se basa en la capacidad de absorción del intestino delgado de este fármaco, pudiendo ser de un 10 a un 50 %. Por lo tanto, para conseguir los niveles basales de T4 en sangre se necesita una concentración más elevada si se utiliza el fármaco en pastillas o en jarabe.

Aunque hemos hablado de la vía oral, la medicación también se puede administrar por vía intravenosa, pero este formato está reservado para situaciones extremas en las que los niveles de T4 en sangre han caído drásticamente.

Intoxicación por levotiroxina en perros

La intoxicación por levotiroxina en perros, también conocida como sobredosis de levotiroxina en perros, es muy poco frecuente. A diferencia de otras especies, los perros son bastante resistentes al efecto tóxico de esta hormona, en algunos casos siendo necesario multiplicar por 20 la dosis inicial del fármaco para observar signos de sobredosis. No obstante, también puede aparecer tirotoxicosis asociada a perros con una dieta exclusiva de carne o con otros problemas orgánicos (fallo renal o alteración hepática). Si sucede, lo más recomendable es que acudas a tu veterinario lo antes posible.

Algunos de los signos clínicos más comunes de la sobredosis por levotiroxina en perros son:

  • Aumento de la ingesta de agua.
  • Aumento del volumen y frecuencia de orinar.
  • Aumento del apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Hiperactividad.
  • Taquicardia.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Jadeo.

La mayoría de los signos desaparecen en 1 o 3 días al suspender la medicación.

 

¿Cómo administrar levotiroxina en perros?

La posología de la levotiroxina sódica varía atendiendo a las características propias del animal. La concentración máxima del fármaco se alcanza a las 3 o 5 horas, prolongando su efecto hasta las 15 horas en algunos casos. Teniendo en cuenta lo anterior, la frecuencia de administración habitual es 1 o 2 veces al día. La variabilidad va a depender de cómo responda el perro al tratamiento y de la comodidad del cuidador, ya que no se han encontrado diferencias significativas entre ambas administraciones.

Por otro lado, la administración con la comida está contraindicada, ya que reduce la biodisponibilidad del fármaco (proporción del fármaco que realmente llega al tejido deseado). Por lo tanto, lo más importante en estos casos va a ser monitorizar al paciente y ver cómo responde a la medicación.

En este vídeo encontrarás varias formas de dar una pastilla a tu perro:

Efectos secundarios de la levotiroxina para perros

Como se comenta en apartados anteriores, la sobredosis por levotiroxina puede derivar en una situación indeseable para el perro. Sin embargo, existen más efectos secundarios asociados al consumo de la levotiroxina sódica en perros que pueden relacionarse con la piel. En algunos casos, puede producirse un aumento de la descamación cutánea, lo cual puede sonar muy grave ya que estos pacientes ya presentan problemas en la piel. Además, puede asociarse picazón a la administración de levotiroxina sódica. En este caso, el veterinario debe establecer el plan a seguir y retirar la medicación cuando sea necesario.

Otros efectos secundarios a tener en cuenta son:

  • Diarrea.
  • Disminución de peso.
  • Vómitos.
  • Hiperexcitación.
  • Taquicardia.
  • Los mismos asociados a la tirotoxicosis.

Contraindicaciones de la levotiroxina para perros

Por último, este fármaco está totalmente contraindicado en pacientes deshidratados, con problemas renales, problemas hepáticos o alergia a la levotiroxina sódica. Es de vital importancia informar al veterinario de cualquier suceso extraño que ocurra durante la administración del medicamento para que tome las medidas oportunas.

 

 

 

 

 

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Levotiroxina para perros - Dosis y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Levotiroxina para perros - Dosis y efectos secundarios
Levotiroxina para perros - Dosis y efectos secundarios

Volver arriba