Compartir

Necropsia - Significado, cuándo y cómo hacerla

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 10 julio 2019
Necropsia - Significado, cuándo y cómo hacerla

La necropsia es un procedimiento con el que, en general, no vamos a estar familiarizados. Por eso, tras el fallecimiento de alguno de nuestros compañeros de cuatro o dos patas, puede sorprendernos que el veterinario nos hable de la conveniencia de practicarle una necropsia. Para no vernos desubicados en ese momento tan delicado en este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicar en qué consiste una necropsia y para qué sirve realizarla. Tener información nos ayudará a tomar una buena decisión.

¿Qué es una necropsia?

Podemos definir la necropsia como el estudio que se hace del cuerpo de un animal que acaba de fallecer. En la clínica veterinaria lo habitual es que este procedimiento consista en la apertura de las cavidades abdominal y torácica, lo que permite el examen de visu de todos los órganos. En el abdomen encontraremos el estómago, los intestinos pero, también, el hígado, el páncreas, el bazo, los riñones, la vejiga o el útero, de ser el caso. En el tórax podemos ver los pulmones y el corazón. La necropsia también incluiría el examen del cerebro, para lo que habría que abrir el cráneo, lo que no suele hacerse de manera habitual.

Además de examinar los órganos, la necropsia nos permite ver directamente si hay algún acúmulo de líquido en el interior del cuerpo, pus o sangre. Cada órgano, a su vez, puede ser abierto para revisar su aspecto interno, lo que nos proporciona importante información sobre su funcionamiento. Toda esta revisión supone un examen a nivel macroscópico, pero todavía es posible extraer más información de una autopsia. El veterinario puede tomar todas las muestras que considere y enviarlas al laboratorio. Allí las analizarán a nivel microscópico y elaborarán un informe con las conclusiones.

El conjunto de toda esta información nos sirve para establecer la causa del fallecimiento, aunque hay que saber que obtener una respuesta concluyente no siempre es posible. A veces el resultado de una necropsia solo nos ayuda a hipotetizar sobre lo sucedido y a determinar si el resto de animales de la casa, de ser el caso, deben ser objeto de algún tipo de medida preventiva.

Necropsia - Significado, cuándo y cómo hacerla - ¿Qué es una necropsia?

Diferencias entre necropsia y autopsia

Si revisamos la definición del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, comprobaremos que los términos necropsia y autopsia se utilizan como sinónimos y ambos hacen referencia al estudio de un cadáver con el objetivo de determinar las causas de su muerte. En la práctica, se utiliza la palabra necropsia cuando estamos hablando de los exámenes realizados a los animales, mientras que se reserva el término autopsia para el procedimiento realizado a los humanos.

Tipos de necropsias

En la rutina de la clínica veterinaria las necropsias se hacen, como hemos visto, para intentar descubrir las causas de un fallecimiento que ha dejado dudas sobre su origen. También es posible que, en ocasiones, la necropsia tenga un objetivo académico o de investigación. Comprobar el estado de los órganos en determinadas enfermedades sirve al clínico para aprender y saber más del desarrollo de las patologías, lo que le ayudará a mejorar y redundará en un beneficio para otros animales a los que asista.

En ocasiones, la necropsia se hace de manera obligatoria cuando existe la sospecha de que el animal padece alguna enfermedad que debe ser declarada ante las autoridades, por ejemplo en un caso de rabia en perros. En estos casos, el cadáver o sus muestras deben ser remitidos a centros específicos.

La necropsia veterinaria

La necropsia en la práctica veterinaria habitual se realiza en la clínica y no se necesita nada más que un bisturí, guantes, sutura y el material necesario para la toma de muestras, de ser el caso. Y, por supuesto, el permiso de los cuidadores del animal fallecido. En este punto conviene que, además de lo expuesto hasta ahora, sepamos que, una vez concluida la necropsia, que no tarda más que unos minutos, el animal es suturado y se nos entregará para que lo enterremos o incineremos según la legislación vigente en nuestro lugar de residencia.

El veterinario está capacitado para realizar la necropsia en cualquier animal. La necropsia en aves, reptiles o animales de los denominados exóticos se realiza con menor frecuencia, ya que son pacientes menos habituales en las clínicas veterinarias. En cambio, la necropsia en perros es un procedimiento más común. En cualquier caso, las necropsias en gatos, perros o aves siguen las mismas pautas que ya hemos explicado.

Necropsia - Significado, cuándo y cómo hacerla - La necropsia veterinaria

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Necropsia - Significado, cuándo y cómo hacerla, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre Necropsia - Significado, cuándo y cómo hacerla

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Carla rudit Chino
Mi perrito ya no camina tiene todo el cuerpo muerte su brazo tiembla y no se que aser el doctor me dijo que ya no tiene cura y me dijo que lo matara
María Besteiros
Hola, cuando un animal no tiene cura y está sufriendo lo que el veterinario recomienda no es matar, sino eutanasiar, lo que significa bien morir, es decir, procurar una muerte sin ningún sufrimiento. La eutanasia solo la pueden llevar a cabo los veterinarios. Un saludo.
Su valoración:
camilo2018
🙌🏻🌟

Necropsia - Significado, cuándo y cómo hacerla
1 de 3
Necropsia - Significado, cuándo y cómo hacerla

Volver arriba