Compartir

¿Por qué a mi perro no le gusta que le toquen las patas?

 
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 2 noviembre 2018
¿Por qué a mi perro no le gusta que le toquen las patas?

Ver fichas de Perros

Si bien las patas de los perros están pensadas para resistir al contacto y roce permanente con el suelo y brindar estabilidad a su cuerpo, lo cierto es que se trata de una parte muy sensible donde confluyen diversas terminaciones nerviosas. Por este motivo, es común que a los perros les moleste que les toquen las patas, aún cuando este contacto parte de sus tutores.

¿Tu perro odia que le toquen las patas? Entonces, probablemente no consigues cortarle las uñas o revisar regularmente sus pies para descartar la presencia de parásitos, heridas u otras anomalías. No obstante, en ExpertoAnimal, podrás saber por qué a los perros no les gusta que les toquen las patas y conocer algunos tips para empezar a acostumbrar a tu peludo a dejarse revisar en esta región. Además, también podrás ampliar tus conocimientos sobre el comportamiento canino y descubrir por qué los perros se tapan el hocico con las patas. ¡Sigue leyendo para aprender más sobre tu mejor amigo!

¿Por qué tu perro odia que le toquen las patas?

El cuerpo de los perros tiene algunas regiones especialmente sensibles, en las cuales encontramos una gran concentración de terminaciones nerviosas. Un toque en estas regiones puede generar una respuesta exagerada de su sistema nervioso, algo parecido a lo que ocurre cuando alguien nos toca justo donde tenemos muchas cosquillas. Por ello, es común que a los perros no les gusten que le toquen la cola, las patas o las orejas.

También debemos recordar que muchas de las demostraciones de afecto humanas no necesariamente serán asimiladas por nuestros peludos como tal. Los perros no están habituados a besarse, abrazarse u ofrecer o compartir toques en sus patas como una forma de expresar afecto o cordialidad. Es decir, no veremos dos perros estrechándose las manos, abrazándose o proporcionando caricias en las patas de sus semejantes para comunicar sus emociones. Estas demostraciones no componen el lenguaje corporal de los perros, por lo cual es perfectamente comprensible que a la gran mayoría de los perros no les gusten los abrazos o las caricias en sus patas, y en este artículo profundizamos en el tema de los abrazos: "¿Por qué a mi perro no le gusta que lo abrace?".

No obstante, debemos estar atentos para detectar si este rechazo a la manipulación en las patas viene acompañado de otros síntomas. En algunos casos, los perros odian que les toquen sus patas porque sienten dolor, picazón o tienen una herida en esta región. Si tu perro se ha lastimado la pata, lo más recomendable es higienizarla y acudir rápidamente al médico veterinario. En la clínica, el profesional podrá realizar un examen físico y verificar la complejidad de la herida. Además, en ExpertoAnimal, puedes conocer los mejores remedios caseros para curar heridas en las patas de los perros.

Por otro lado, el rechazo de un perro por ser tocado en sus patas o en su cola también puede estar asociado a algún trauma. Un perro que ha vivido situaciones negativas, como abusos y maltratos físicos o mentales, puede asociar este intento de caricia o toque a algún evento traumático que ha experimentado en su pasado. En estos casos, lo más probable es que el animal tenga reacciones exageradas si alguien intenta tocarle, como intentar escaparse, orinarse involuntariamente por miedo o ponerse muy agresivo. Si recientemente has adoptado a un nuevo mejor amigo, es interesante procurar saber más sobre su pasado en la protectora o refugio donde lo has adoptado. Además, al observar cualquier síntoma de fobias, estereotipias u otros problemas de comportamiento, no dudes en acudir rápidamente a un veterinario etólogo.

¿Por qué a mi perro no le gusta que le toquen las patas? - ¿Por qué tu perro odia que le toquen las patas?

Pero, ¿a todos los perros no les gusta que les toquen las patas?

No necesariamente. Así como sucede con los seres humanos, también hay perros que tienen mayor sensibilidad en sus patas, en sus orejas o en su cola. Por ello, cada peludo puede tener una respuesta diferente cuando alguien intenta manipular las regiones más sensibles de su cuerpo. Algunos perros pueden demostrar su incomodidad de forma más “sutil”, intentando esconder su pata y mostrando señales de calma, como bostezar, girar la cabeza o relamerse, mientras otros pueden adoptar una postura defensiva y llegar a atacar, principalmente si algún desconocido intenta tocarle en sus partes más sensibles.

Si tu perro odia que le toque las patas y reacciona de forma muy negativa cuando intentas revisarlo o cortar sus uñas, es probable que este sea un “punto débil” de su cuerpo. Sin embargo, si observas que el carácter de tu perro ha cambiado, mostrándose más agresivo, nervioso o hiperactivo, no dudes en acudir rápidamente a la clínica veterinaria. Algunas enfermedades que provocan dolor o perjudican los sentidos de nuestros peludos pueden conllevar a hipersensibilidad y a problemas de comportamiento.

Además, como cada perro es dueño de un organismo y una personalidad singular, es posible que a algunos perros hasta les guste recibir caricias o masajes en sus patas, en especial si han sido acostumbrados desde cachorros por sus tutores a dejarse tocar en esta región. En la vida adulta, este hábito representa enormes ventajas, ya que será más fácil revisar las patas y cortarle las uñas a nuestro perro.

Recuerda que las extremidades de los perros están en constante contacto con el suelo, es posible que el animal entre en contacto con suciedades, agentes patógenos u objetos cortantes que pueden ocasionarles heridas o cortes. Además, es esencial descartar la presencia de garrapatas y otros ectoparásitos, ya que pueden alojarse en las patas de los canes, donde logran esconderse y alimentarse con facilidad.

Por todo ello, aunque a tu perro no le guste que le toquen las patas delanteras y traseras, será necesario acostumbrarlo a dejarse manipular en esta región. Lo ideal es que empecemos a enseñar a nuestros perros a permitir que toquemos sus patas desde sus primeros meses de vida, siempre con mucho cuidado y respetando los límites de nuestros peludos. Con paciencia, dedicación y el empleo del refuerzo positivo, verás que tu peludo podrá aceptar gradualmente que revises sus patitas. En ExpertoAnimal, puedes encontrar los mejores tips para manipular las patas y cortar las uñas de tu perro en casa.

¿Por qué a mi perro no le gusta que le toquen las patas? - Pero, ¿a todos los perros no les gusta que les toquen las patas?

¿Y qué significa cuando mi perro se tapa la cara con las patas?

¿Te preguntas por qué tu perro se tapa la cara con la pata? Entre las muchas cosas curiosas que hacen los perros, encontramos el hábito de poner sus patas sobre su hocico o su cara, como si estuvieran tapándolos o escondiéndose.

En realidad, no existe una sola explicación que justifica por qué los perros ponen las patas en la cara. Hay varias posibles causas para este comportamiento canino, por lo cual deberemos estar atentos a su lenguaje corporal y al contexto para saber por qué tu perro se tapa la cara o el hocico con sus patitas.

A continuación, resumimos las principales causas que pueden ayudarte a entender este comportamiento:

  1. Limpiar impurezas o residuos de su rostro.Si el perro detecta algún residuo que le molesta en su cara o legañas en sus ojos, puede intentar quitárselas utilizando sus propias patas. También puede intentar limpiar restos de alimentos de su boca u hocico al terminar de comer. Para evitar que tu perro se lastime haciendo eso, es esencial proporcionarle una óptima higiene de su cuerpo y de su ambiente, además de limpiarle correctamente las legañas de sus ojos y eventuales restos de comida de su cara.
  2. Aliviar el picor. Cuando un perro siente picor en su cara, en sus ojos o en su boca, puede utilizar sus patas para rascarse y aliviar la molestia generada por la comezón, así como frotarse con almohadas, colchones u otros objetos del hogar. Lo primero que debes hacer es revisar sus ojos, su rostro, su boca y sus orejas para ver si encuentras impurezas o cuerpos extraños que puedan estar ocasionando picor. Luego, si no encuentras ningún residuo, lo mejor será consultar a un médico veterinario. Las alergias y también algunas enfermedades pueden provocar picazón en nuestros peludos, por lo cual debemos estar atentos si nuestros perros intentan rascarse constantemente la cara, los ojos o las orejas.
  3. Agradarte o conseguir algo que le interesa. Como ya sabes, los perros son animales muy inteligentes y sensibles que rápidamente pueden asimilar nuestras respuestas a sus conductas. Si tu perro percibe que, al ponerse las patas sobre su cara o su hocico, gana un premio, una caricia o un reconocimiento de tu parte, puede repetir este comportamiento solo para agradarte o recibir algo que le interesa. Además, si tu perro sabe que este gesto te causa gracia o ternura, también puede emplearlo para calmarte y comunicarte que no quiere conflictos contigo, en especial si percibe que estás enfadado o si directamente lo regañas por alguna conducta indeseada. En este sentido, recuerda que el regaño y los castigos de cualquier naturaleza son métodos peligrosos y contraproducentes en la educación de los perros, ya que los exponen a contextos de elevado estrés y miedo, que pueden conllevar a numerosos problemas de comportamiento. Para enseñar correctamente a tu peludo y corregir conductas inapropiadas, dale preferencia al refuerzo positivo que no solo incentivará sus habilidades cognitivas, sino que también reforzará el vínculo de afecto y confianza entre vosotros.
¿Por qué a mi perro no le gusta que le toquen las patas? - ¿Y qué significa cuando mi perro se tapa la cara con las patas?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué a mi perro no le gusta que le toquen las patas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario sobre ¿Por qué a mi perro no le gusta que le toquen las patas?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué a mi perro no le gusta que le toquen las patas?
1 de 4
¿Por qué a mi perro no le gusta que le toquen las patas?

Volver arriba