menu
Compartir

¿Por qué mi gato se come las moscas?

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 7 septiembre 2021
¿Por qué mi gato se come las moscas?

Ver fichas de Gatos

Si tienes uno o más gatos en casa es probable que hayas presenciado una escena en la que el felino se planta frente a una ventana, castañetea los dientes y se lanza una y otra vez a intentar cazar una mosca que se pasea por el cristal. Si la secuencia de caza tiene éxito, es probable que el gato no solo mate a la mosca, sino que la ingiera por completo.

Pero, ¿por qué mi gato se come las moscas? Este comportamiento de caza e ingesta que acabamos de describir puede parecernos extraño, ya que nuestro gato está bien alimentado, no necesita cazar para comer y, además, no asociamos a las moscas como presas para estos felinos. Pero lo cierto es que se trata de un comportamiento completamente normal. Te lo explicamos en este artículo de ExpertoAnimal.

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato ronronea?

¿Por qué los gatos cazan y comen moscas?

Los gatos son animales depredadores que llevan en su naturaleza el instinto de cazar para alimentarse. Sus antepasados vivían de presas como roedores y, en menor medidad, aves, reptiles e incluso insectos. Por eso no debe extrañarnos que nuestros gatos domésticos, aunque bien alimentados, conserven el instinto de acechar, perseguir y atrapar moscas y cualquier otro insecto que entre en el hogar, lo mismo que si tienen acceso al exterior cazarán roedores y otros pequeños animales que se crucen en su camino. Lo hacen por instinto, sin que tengan necesariamente hambre. De hecho, el impulso de cazar es independiente de la sensación de hambre.

Si tenemos suerte, podremos ver en primera fila a todo un cazador desplegando sus técnicas para hacerse con su presa. Por ejemplo, el castañeteo de los dientes que hemos mencionado y que hacen algunos gatos cuando están delante de una presa potencial. Se cree que se trata de un mordisco anticipatorio y especial con el que el gato pretende matar a la presa lo más rápidamente posible para evitar que escape o lo lastime. Con el movimiento de mandíbula específico consigue seccionar la espina dorsal, lo que paraliza de inmediato a la presa.

También podemos ver que el gato mueve la cabeza de un lado a otro. Lo que hace es calcular a la distancia a la que está la presa para no fallar cuando se lance a por ella. Hay que tener cuidado con las picaduras de abeja y de avispa, pero, en principio, no tenemos por qué impedir que cace moscas.

¿Por qué mi gato se come las moscas? - ¿Por qué los gatos cazan y comen moscas?

¿Por qué los gatos juegan con las moscas antes de matarlas?

Muchas veces el gato no se lanza sobre la mosca, la mata y se la come. Más bien le da golpes con la fuerza justa como para atontarla, sin matarla, y pasa un buen rato lanzándola de un lado a otro por el suelo y atrapándola y soltándola. No es una escena especialmente agradable para los cuidadores, pero lo cierto es que se trata de una conducta tan normal como cuando la caza se termina en cuestión de segundos.

Este comportamiento se explica como un deseo del gato por prolongar una actividad de caza que ya no realiza con tanta frecuencia como sus antepasados silvestres. Un gato doméstico dentro de un apartamento va a tener pocas oportunidades de poner a prueba sus habilidades para la caza. De ahí que aproveche al máximo la oportunidad. Por otra parte, las gatas parecen tener predisposición a realizar estos juegos con las presas, no solo moscas, antes de matarlas. Se cree que tiene relación con la etapa en la que las hembras llevan presas vivas al nido donde la esperan sus gatitos para enseñarles cómo tienen que matarlas.

Hay una última explicación que hace referencia a las propias presas, que solían ser ratas. Algunas de gran tamaño podían llegar a lastimar de consideración al gato que acercase su cara a ellas. Por eso estos intentaban evitar esos ataques aturdiendo antes a la rata, dándole una sucesión de golpes para atontarla antes de aproximar su cara para asestar el mordisco mortal.

¿Por qué mi gato se come las moscas? - ¿Por qué los gatos juegan con las moscas antes de matarlas?

¿Es bueno para los gatos comer moscas?

Como hemos visto, no es raro que nuestro gato cace y coma alguna mosca. La ingesta de un insecto, debido a sus reducidas dimensiones, en general no va a suponer ni un beneficio ni un perjuicio para el gato. Aunque pueda contener patógenos no deberían estar presentes en cantidades tan grandes como para suponer un problema para un gato sano. Ni tampoco va a desequilibrar su dieta.

Aun así, para prevenir, es recomendable la desparasitación de tu gato con la frecuencia que te recomiende el veterinario. Por lo tanto, podríamos decir que comer una mosca de vez en cuando no es ni bueno ni malo para él y, desde luego, como hemos explicado, no lo hace porque tenga hambre.

Mi gato se ha comido una mosca con insecticida

Sí podría haber algún problema si la mosca estuviese rociada de algún insecticida que pudiese resultar tóxico para los gatos. Por eso, si has utilizado algún producto para matar moscas, no corras riesgos y no permitas que tu gato las coma. Distrae su atención ofreciéndole otra actividad que le interese.

Si ya se la ha comido, obsérvalo por si se produjese alguna reacción adversa. En ese caso ponte en contacto con el veterinario. A modo de prevención, no emplees en tu hogar productos que puedan resultar tóxicos para tu gato. Lee siempre la etiqueta para evitar sustos.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato se come las moscas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Morris, Desmond. 1988. Observe a su gato. Barcelona. Plaza Janés.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué mi gato se come las moscas?
1 de 3
¿Por qué mi gato se come las moscas?

Volver arriba