Compartir

¿Por qué mi gato tose mucho?

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. Actualizado: 23 febrero 2018
¿Por qué mi gato tose mucho?

Ver fichas de Gatos

Varias son las causas que pueden propiciar los accesos de tos en los gatos. En este artículo de ExpertoAnimal vamos a repasar los principales motivos que nos van a permitir responder a la pregunta de por qué nuestro gato tose mucho. Por "mucho" entenderemos varias veces al día, durante varios días, de forma que nos llame la atención, aunque no llegue a alterar la rutina del gato ni manifieste ninguna otra sintomatología. En cualquier caso, es motivo de consulta veterinaria, de manera que sigue leyendo para descubrir por qué tu gato no para de toser.

También te puede interesar: ¿Por qué estornuda mi gato?

La tos en gatos

Como hemos dicho, una tos en un momento puntual no debe ser motivo de alarma, es cuando esta situación se repite que deberemos buscar consejo veterinario, ya que puede deberse a diferentes motivos. Generalmente, la tos tiene como finalidad expulsar alguna sustancia o cuerpo extraño del organismo. De ser este el caso, veremos que el gato comienza a toser de manera repentina y continua. La tos va a presentar diferentes características según su punto de origen, pudiendo tener su causa en la garganta o a nivel pulmonar. Dejando aparte los accesos de tos repentinos, vamos a repasar los motivos que con más probabilidad pueden explicarnos por qué nuestro gato tose mucho.

Asma felino

Produce una tos de intensidad y periodicidad muy variable. En algunos gatos se asocia a una reacción alérgica que puede ser a la descamación de la piel humana. Se produce una reacción donde intervienen histaminas y eosinófilos (es un tipo de glóbulo blanco que se relaciona con reacciones alérgicas e infecciones parasitarias). En ocasiones se producen, acompañando a estas toses, episodios de apnea en los que el gato se queda sin respiración. No suele darse otra sintomatología. El diagnóstico puede basarse en las radiografías, que van a mostrar un determinado patrón pulmonar. Una analítica de sangre puede revelarnos, también, el nivel de eosinófilos. En los casos en los que se sospeche de alergia es posible realizar las pruebas correspondientes.

El tratamiento del asma felino va a depender del grado de afectación. Algunos gatos no lo necesitarán, mientras que para otros, será imprescindible utilizar inhaladores. Los casos más graves pueden llegar a requerir oxigenoterapia. Como vemos, la respuesta a por qué nuestro gato tose mucho está, en este caso, en una dificultad respiratoria a nivel pulmonar.

Rinotraqueítis en gatos

La rinotraqueítis es una enfermedad vírica muy común y contagiosa entre los gatos, especialmente en gatitos que aún no han desarrollado su sistema inmunitario, gatos portadores del virus de la inmunodeficiencia felina, que les resta defensas, y gatos residentes en colectividades debido a la facilidad con la que se propaga. La produce un herpesvirus y, además de tos, causa habitualmente estornudos, secreción nasal y ocular, fiebre, letargo y anorexia, ya que la mucosidad interfiere con el sentido del olfato y esto, unido al dolor, les impide comer con normalidad. Al toser, estiran el cuello en una postura característica.

No hay tratamiento para los virus, así que solo se pueden prescribir medidas de soporte que van a comprender antibióticos para combatir las infecciones secundarias oportunistas, fluidoterapia para los casos en los que se produzca deshidratación, además de los medicamentos complementarios que el veterinario considere necesarios. Es muy importante tratar desde los primeros síntomas, ya que esta es una enfermedad potencialmente mortal. Es importante saber que los gatos que se recuperen van a convertirse en portadores del virus. Esto quiere decir que la rinotraqueítis va a poder explicar por qué el gato tose aunque ya haya pasado la enfermedad.

¿Por qué mi gato tose mucho? - Rinotraqueítis en gatos

Estróngilos

Los estróngilos son unos gusanos parásitos que, en una de las fases de su ciclo biológico, invaden los pulmones de los gatos, provocando una reacción que nos explica por qué nuestro gato tose mucho. Además, la tos suele ser su único síntoma y refleja una infestación de moderada a grave. Esta tos se produce tanto en reposo como durante momentos de actividad.

Los gatos suelen contraer estos parásitos mediante la ingesta de pequeños animales. La mayoría de los casos son asintomáticos y pueden resolverse sin tratamiento, por los propios mecanismos de defensa del organismo. Se pueden diagnosticar por observación directa al microscopio de una muestra de heces tomada con el termómetro. Al toser, los gatos tragan estróngilos que acaban en el sistema digestivo y, por consiguiente, en las heces. Se trata con un antiparasitario a elección de nuestro veterinario.

¿Por qué mi gato tose mucho? - Estróngilos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato tose mucho?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades respiratorias.

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi gato tose mucho?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué mi gato tose mucho?
1 de 3
¿Por qué mi gato tose mucho?

Volver arriba