Compartir

¿Qué comen las abejas?

 
Por María Luz Thomann, Bióloga y ornitóloga. 21 septiembre 2020
¿Qué comen las abejas?

Las abejas son insectos que pertenecen al orden Hymenoptera y también son conocidos como antófilos. Al igual que otros insectos, como las hormigas, las abejas se encuentran dentro de los más diversos y que mejor se han adaptado a diferentes condiciones climáticas, ya que podemos encontrarlas en casi todos los continentes, con excepción de la Antártida. Actualmente se conocen más de 20 000 especies de abejas, dentro de las que podemos nombrar a Apis mellifera, la tan famosa abeja de la miel, tan característica por sus colores amarillo y negro. Estos insectos poseen hábitos muy curiosos, puesto que se trata de insectos sociales, donde en sus grupos gregarios se diferencian jerarquías y funciones muy específicas. Además, estos animales son muy conocidos no solo por la fabricación de la miel (aunque no todas las especies poseen esta capacidad), sino también de jalea real, cera y propóleo, sustancias con funciones muy beneficiosas para ellas.

¿Alguna vez te has preguntado qué comen las abejas? Si quieres conocer la respuesta a esta pregunta y otras curiosidades de este maravilloso grupo de insectos, continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal y te contaremos todo.

También te puede interesar: ¿Qué comen las avispas?

Necesidades nutricionales de las abejas

Las abejas, al igual que el resto de animales, necesitan la energía disponible en sus alimentos para realizar todas sus funciones vitales y poder sobrevivir. Por lo tanto, precisan de un equilibrio entre diferentes azúcares (hidratos de carbono), lípidos, proteínas, minerales y agua. Estos insectos encuentran estos nutrientes en sus principales fuentes de alimento, que son la miel y el polen.

En el caso de la miel, que la obtienen a partir del néctar de las flores, les aporta cerca de un 80 % de los azúcares necesarios de su dieta, mientras que el polen les aporta un 40 %. Gracias a los azúcares presentes en ambas sustancias, las abejas son capaces de fabricar la cera. Además, les ayuda a producir lípidos internos que se transforman en depósitos de grasas, esenciales para que las abejas fabriquen hormonas y sustancias que recubren sus nervios internos.

El polen, por su parte, les aporta las proteínas esenciales (aproximadamente un 25 %) para el perfecto desarrollo de las glándulas responsables de la producción de jalea real, que como veremos más adelante, será esencial para la prosperidad de la colonia. Estas glándulas son llamadas hipofaríngeas. Además, el polen también les proporciona enzimas que actuarán como catalizadoras en diferentes reacciones químicas. Será vital para las abejas el consumo constante de polen, ya que de él depende el funcionamiento de la colmena, la puesta de huevos, el desarrollo de las larvas y de toda la población de abejas.

Por otro lado, el agua es otra de las sustancias esenciales para las abejas, ya que aporta humedad a la colmena (un 80 %) y ayuda a conseguir la temperatura óptima (de unos 35º). Así mismo, es de vital importancia durante la cría de las larvas, ya que les permite una perfecta termorregulación. Si se excede o baja de los niveles óptimos, la cría y su desarrollo cesa.

Alimentación de las abejas

Las abejas deben cubrir sus requerimientos nutricionales y lo hacen consumiendo, sobre todo, miel, néctar y polen. Este último, además de ser transportado de una flor a otra para que ocurra la polinización, es una fuente de alimento rica en hidratos de carbono y proteínas con el que alimentan a las larvas. Además, el polen es rico en vitamina B, nutriente imprescindible para las abejas, ya que su cuerpo no la produce naturalmente. El polen es sumamente importante para que la jalea real pueda ser producida, además de ser vital para poder fabricar la cera. Es tan importante en la dieta de las abejas, que su deficiencia produce una menor esperanza de vida, así como el descenso de la producción de jalea real y cera y bajan sus reservas de cuerpos adiposos, los cuales le permitirán pasar el invierno y llegar a la primavera.

Por otro lado, es a partir del néctar que recogen de las flores con el que las abejas fabrican la miel y que también servirá de alimento para toda la colonia. Principalmente, la miel sirve para alimentar a los zánganos en su estado larval y adulto, así como a las obreras una vez superado el estado de larva. Como mencionamos, las obreras son las encargadas de buscar las fuentes de alimento, es decir, las flores, y son auténticas trabajadoras laboriosas, ya que además de recolectar el polen, absorben el néctar con sus lenguas para luego digerirlo y regurgitarlo posteriormente en la colmena. Este proceso es el que da inicio a la producción de la miel con la que luego se alimentarán. Para ello, depositan el néctar en las celdas de la colmena que ellas mismas construyeron para que descienda el nivel de humedad que contiene. Una vez que la humedad baje un 60 %, las abejas considerarán que su miel está lista y procederán a sellar las celdas con cera. En este otro artículo te explicamos con más detalle Cómo hacen miel las abejas.

¿Qué comen las abejas reinas?

¿Alguna vez te has preguntado qué es la jalea real? Pues esta sustancia también sirve de alimento para las abejas, sobre todo para las reinas y las obreras, que la consumen al inicio de su vida, más precisamente en los primeros tres días. Así mismo, si te preguntas qué comen las abejas reinas, debes saber que es la jalea real la que servirá de único alimento para la reina, ya que las demás abejas comen néctar y polen una vez superado el estado larval. Recuerda que durante la etapa de larva las obreras comen jalea real y los zánganos miel, luego ambos pasan a comer néctar, polen y miel.

El polen es bien digerido por las abejas gracias a que generan enzimas cuando este se encuentra almacenado en el panal. Pero, ¿qué diferencia a la jalea real de la miel? Pues se trata de una sustancia ácida, blanquecina y viscosa que producen las abejas obreras, que es secretada por ellas y surge en su cabeza para luego ser mezclada con otras secreciones de su estómago. Como dijimos, la jalea real es el alimento con el que exclusivamente se alimentará la abeja reina durante el resto de su vida. Sin embargo, la miel es una sustancia más fluida y menos viscosa y también es producida por las abejas a partir del néctar colectado de las flores, como explicamos anteriormente.

Descubre Cómo se convierte una abeja en reina en este otro post.

¿Qué comen las abejas? - Alimentación de las abejas

¿Qué tipo de flores comen las abejas?

Ya sabes qué comen las abejas pero, ¿cómo consiguen este alimento? Las abejas necesitan diferentes flores para colectar el néctar, ya que cada tipo de flor tendrá diferentes proporciones y tipos de azúcares. Entre ellos, estarán la sacarosa, la fructosa y la glucosa, todos necesarios en la dieta de estos insectos. De esta manera, existen flores cuyo néctar es más rico en sacarosa, como el romero, el trébol, los castaños y manzanos (entre otras), otras plantas tendrán flores ricas en fructosa y glucosa, como es el caso del tomillo, el brezo o el diente de león. Y en el caso que precisen solo fructosa, consumirán el néctar de las flores de la encina, el abeto o del roble. Estos azúcares pueden ser consumidos directamente o según sus requerimientos nutricionales, puesto que sus enzimas salivales pueden transformar un azúcar en otro.

Otras flores que las abejas aprecian son la lavanda, la zinnia, el orégano, la melisa, caléndula, naranjo, las margaritas, lantana, campanillas y las liláceas, todas ricas en diferentes azúcares, aromas atractivos y flores con colores vistosos.

¡Así que ahora ya sabes!, tener un jardín con gran variedad de flores ayudará a conservar a estos insectos maravillosos y tan importantes para el ecosistema.

¿Qué comen las abejas? - ¿Qué tipo de flores comen las abejas?

Otros datos sobre las abejas

Como mencionamos, las abejas pertenecen al orden de los himenópteros y dentro de este grupo se encuentran varios insectos que cumplen roles ecológicos muy importantes. Debemos saber que las abejas son insectos sociales, gregarios y con características que las vuelven animales únicos, por lo que a continuación veremos algunas de ellas:

  • Son animales artrópodos, es decir que su cuerpo se encuentra segmentado en cabeza, tórax y abdomen. Poseen tres pares de patas, alas membranosas y su cuerpo está cubierto por vellosidades.
  • Tienen ojos compuestos, como el resto de insectos, además de un par de antenas mediante las que pueden recibir diferentes tipos de señales, ya sean químicas, olfativas o de movimiento.
  • El tamaño del cuerpo varía en cada especie, pudiendo tener cerca de 2 mm de longitud, como es el caso de Trigona minima, o alcanzar unos 63 mm de largo, como la hembra de Megachile pluto. Conoce más Tipos de abejas en este otro artículo.
  • Las hembras están dotadas de un aguijón en el extremo del abdomen, que se trata del órgano ovipositor modificado.
  • Sus patas delanteras están adaptadas para la limpieza de las alas, mientras que las traseras son las encargadas de transportar el polen hasta la colmena.
  • Poseen una gran capacidad de comunicación entre todos los integrantes de la colonia, de manera que mediante una danza (la danza de las abejas) pueden trasmitir mensajes a sus compañeras, como por ejemplo la distancia en la que se encuentra una flor. Así mismo, son capaces de señalar mediante esta danza la orientación de la fuente de alimento y lo hacen gracias a que se orientan por la posición del sol y el campo magnético de la tierra.
  • Forman colonias y viven en colmenas donde construyen sus panales compuestos de ceras, los cuales se construyen con ayuda de toda la colonia. Existe una jerarquía donde cada abeja cumple una función y en la que el mayor cargo lo ostenta la abeja reina, la única de la colonia capaz de poner huevos y que posee gran longevidad. Seguida a ella están las obreras, encargadas de conseguir el alimento, mantener limpia la colmena y defenderla, y luego los zánganos (machos no obreros y reproductores).

Ahora que sabes qué comen las abejas, algunas de sus características principales y datos curiosos, no te pierdas este vídeo en el que descubrirás por qué son tan importantes para el planeta.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué comen las abejas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.

Bibliografía
  • Córdova Muicela, V. E. (2017). Evaluación de fuentes proteicas en la alimentación de las abejas (Apis mellifera) (Bachelor's thesis).
  • Gardi, T., Famiani, F., Micheli, M., & Moschini, M. (2001). INDUCCION DE LA ALIMENTACION DE LAS ABEJAS MELIFERAS AL EFECTO DE MEJORAR LA POLINIZACION DE ACTINIDIA DELICIOSA.
  • Maeterlinck, M., & de Tornamira, P. (1967). La vida de las abejas (No. QL568. A6 M3318 1971). Espasa-Calpe.
  • Mendizabal, F. M. (2005). Abejas. Editorial Albatros.
  • Vit, P. (2005). Productos de la colmena secretados por las abejas: Cera de abejas, jalea real y veneno de abejas. Revista del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, 36(1), 35-42.

Escribir comentario sobre ¿Qué comen las abejas?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué comen las abejas?
1 de 3
¿Qué comen las abejas?

Volver arriba