Compartir
Compartir en:

Qué debo hacer si mi serpiente no come

Qué debo hacer si mi serpiente no come

Si ya compartes tu vida con una serpiente o has decidido que vas a empezar a hacerlo pronto, deberás conocerlas lo mejor posible. Saber cómo son las serpientes como mascotas y cómo es su alimentación, son cosas básicas que deberás conocer. Además, como cualquier ser vivo, pueden padecer diversos problemas y enfermedades sobre los cuales hay que procurar estar al máximo de informados.

Puede que te hayas encontrado ya con el problema de que tu serpiente no come. En ese caso, no te quedes con la duda de qué debo hacer si mi serpiente no come. Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal, en el cual te invitamos a conocer por qué puede ser que tu compañera haya dejado de comer últimamente y qué debes hacer en tal caso para ayudarle.

También te puede interesar: Mi conejo no come heno

¿Por qué dejan de comer las serpientes?

Los ofidios pueden estar desde algunos días hasta largas temporadas sin comer. Además, hay épocas de su vida en las que dejan de comer totalmente. Deberemos saber detectar qué motivo puede tener nuestra serpiente para haber dejado de comer, pues puede ser por una causa natural o por alguna enfermedad o problema de salud el cual haya que remediar.

Estas son algunas de las posibles causas por las que un ofidio deja de interesarse por su comida:

Causas naturales

  • Tiempo de digestión
  • La presa que le ofrecemos no es la indicada
  • La forma en que le damos la comida no es adecuada
  • Muda de la piel
  • Época de celo

Causas que indican problemas de salud

  • Estrés
  • Condiciones inadecuadas en el terrario
  • Enfermedades

Estas son las razones más frecuentes por las que nuestra serpiente puede dejar de comer. Cuando detectemos que no come desde hace demasiado tiempo para su ritmo habitual de alimentación, deberemos intentar detectar la causa posible para solucionarla cuanto antes. Normalmente, además de ver que deje de ingerir sus presas, veremos que tiene otros síntomas los cuales dependerán de cuál sea la causa de la anorexia. Por ejemplo, si se trata de la muda veremos que la piel se va secando y cayendo, si se trata de estrés no solo no comerá sino que apenas saldrá de su cobijo, entre otras muchas posibilidades. Pero, para detectar la causa más probable es mejor que acudamos a nuestro veterinario de confianza y que le expliquemos todo lo que hemos podido observar en ese período de tiempo en el que nuestra compañera ha estado sin comer.

Qué hacer si una serpiente deja de comer por causas naturales

A continuación, vamos a hablar de distintas cosas que podemos hacer para ayudar a nuestra serpiente, en épocas en las que deje de ingerir alimentos por causas naturales:

La duración de la digestión

A veces, puede ser que sencillamente no haya pasado suficiente tiempo entre una comida y otra para el tamaño de nuestra serpiente o por la cantidad que ingirió la última vez y que, por lo tanto, no se haya terminado todavía la digestión. En un caso así, solo tendremos que esperar 3 o 4 días más para volver a ofrecerle la comida.

La presa no es la indicada

También puede ser que le estemos ofreciendo presa muerta, trozos de carne o preparados especiales y que no los acepte como comida. Si observamos que nuestra compañera no siente ningún interés por presas inertes, simplemente tendremos que ofrecerle presa viva. Otras veces, solo hay que cambiar el tipo de animal que le ofrecemos, pues algunas serpientes son algo sibaritas ya que cada tipo de presa huele y sabe distinto.

La forma de ofrecerle la presa no es la adecuada

Debemos saber si nuestra serpiente es una especie con fosetas termorreguladoras o no, para cerciorarnos de si necesita que la presa solo muestre movimiento o si, además, es necesaria la temperatura corporal. En caso de ofrecer presas vivas, no nos tendremos que preocupar por esto. Pero, si queremos alimentar al ofidio con presa muerta o preparados, hay que simular el comportamiento de una presa viva para estimular el ataque. Si la serpiente no necesita el indicador de la temperatura, bastará con el movimiento balanceante frente a ella. En cambio, si la serpiente sí que posee fosetas termorreguladoras, no bastará con el movimiento sino que habrá que calentar previamente la pieza de carne o preparado para que el animal detecte la temperatura, lo reconozca como una presa y pueda dirigir su ataque hacia ella. Estas serpientes, sin el factor de la temperatura no suelen comerse lo que tienen delante, por lo que es vital conocer a nuestra compañera y ofrecerle la comida de la forma indicada, reproduciendo al máximo sus condiciones naturales.

La muda de la piel

Sencillamente deberemos esperar a que este proceso termine para volver a ofrecerle alimento. Solo tendremos que preocuparnos de que la muda se dé sin problemas y estar atentos por si se observan irregularidades durante el proceso, para poder solucionarlas a tiempo.

En épocas de celo

Las hembras dejan de comer cuando están próximas a poner sus huevos, en cambio los machos dejarán de comer en el momento en el que entren en celo. Pero, una vez más, sencillamente se trata de esperar a que terminen su proceso natural y entonces se recupere su apetito.

Qué hacer si una serpiente deja de comer por problemas de salud

En este apartado comentaremos distintas cosas que podemos hacer para ayudar a nuestra serpiente cuando deje de comer por causas que indiquen posibles problemas de salud:

El estrés

Las serpientes también pueden padecer estrés, sobre todo debido a los cambios de casa, a nuevos compañeros y a ambientes mal estructurados. Lo primero que harán entonces es dejar de comer y lo que debemos hacer nosotros es, por un lado, corregir el entorno todo lo que se pueda y, por otro lado, cubrir un poco el terrario para que se sienta más protegida aún saliendo de su madriguera, y esperar unos días o semanas a que la serpiente se sienta más tranquila y cómoda en su nuevo hogar para volver a ofrecerle comida.

Las condiciones del ambiente del terrario son inadecuadas

Como bien sabemos, cuando se tiene un animal (no importa si hablamos de un perro, un loro, un reptil u otros animales) en casa o en un lugar que no es su hábitat natural y aunque este animal haya nacido en cautividad, debemos reproducir al máximo posible las condiciones de su lugar de origen. Sino se pueden cumplir estas condiciones del hábitat, además de todos los requisitos legales que haya entorno a la especie que pensamos tener, no nos tendríamos ni que llegar a plantear la opción de tenerlo con nosotros. Los reptiles son animales que proceden de hábitats muy específicos según su especie. Por lo tanto, cuando nos estemos preparando para la llegada de una serpiente a nuestro hogar, deberemos informarnos muy bien para acondicionar el espacio en el que vivirá según sus necesidades. Habrá que procurar que siempre haya la humedad, la temperatura, la vegetación, los escondites, la luz, la comida y demás parámetros exactamente como lo encontraría en su lugar originario. De esta forma nos aseguramos de que la base de su salud esté en buen estado. Si vemos que la serpiente deja de comer, tendremos que revisar estos parámetros del hábitat para asegurarnos de que no haya una temperatura o una humedad inadecuadas o cualquier otro factor desajustado. Una vez corrijamos los posibles desajustes en su entorno, veremos que en poco tiempo la serpiente vuelve a pedirnos comida.

Enfermedades

Si observamos que lo que le puede suceder a nuestra amiga es que está enferma, pues observamos diversos síntomas, habrá que acudir al veterinario especialista en exóticos. Así se detectará cuanto antes qué le sucede a nuestra sibilante compañera y actuaremos para sanarla rápidamente. Conforme sigamos las instrucciones del veterinario, observaremos que se va recuperando. El veterinario especialista nos indicará cuándo podremos volver a ofrecerle comida. Pero cuando el animal se vaya sintiendo mejor, veremos que va recuperando el apetito.

Otras cosas que es bueno saber sobre las serpientes y su alimentación

Hay algunas cosas que también es conveniente que sepamos si convivimos con un ofidio:

  • Tras estar un tiempo sin haber ingerido nada, es frecuente que la serpiente al principio de recuperar el apetito nos demande más comida que antes del período de inanición.
  • Por ello, las primeras semanas tras encontrarse con apetito de nuevo, habrá que ofrecerle más a menudo la comida hasta que vuelva a regularizar su ritmo.
  • Algo muy importante es que cada vez que le ofrezcamos comida, si no la coge más o menos en los primeros 15 minutos, se la retiremos puesto que difícilmente se la comerá.
  • Los motivos para retirar la comida ofrecida a la serpiente tras un cuarto de hora de espera son que, en el caso de ser presa viva, puede pasar que el animal se defienda y acabe hiriendo a la serpiente. Además, si le damos presa muerta y no se la come pronto, esta empezará a descomponerse y puede provocar problemas de salud a la serpiente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué debo hacer si mi serpiente no come, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Qué debo hacer si mi serpiente no come

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué debo hacer si mi serpiente no come
1 de 5
Qué debo hacer si mi serpiente no come