Compartir

Mi tortuga no come - Causas y qué hacer

 
Por Paula Martínez, ATV y Psicóloga con un máster en Neurociencia cognitiva. 22 noviembre 2019
Mi tortuga no come - Causas y qué hacer

Si tenemos una tortuga como mascota, es muy importante que vigilemos su alimentación, proporcionándole una dieta ajustada a sus requerimientos nutricionales concretos, los cuales varían de unos tipos y de unas especies a otras.

Si su alimentación no es adecuada, pueden darse diversos problemas de salud, incluyendo problemas oculares, falta de energía o aletargamiento, problemas respiratorios y graves déficits minerales y vitamínicos, que acarrean consecuencias de diversa gravedad. Hoy, en ExpertoAnimal, veremos algunas de las causas de por qué mi tortuga no come, así como qué hacer al respecto.

También te puede interesar: Mi erizo no come - Causas y soluciones

Mi tortuga no quiere comer

Ante todo, hay que destacar que por las particularidades de las tortugas, es frecuente que se den ayunos de unos días de duración, siendo esto un suceso frecuente y completamente normal en ellas. Sin embargo, si el ayuno se extiende demasiado puede indicar que algo le sucede a nuestra tortuga.

¿Por qué mi tortuga no come?

Algunas de la razones por las que las tortugas pueden dejar de comer incluyen:

  • Cambios en su entorno o en su rutina.
  • Cambios en la dieta suministrada.
  • Cambios bruscos de temperatura o humedad ambiental.
  • Cambios en la unidad familiar, como incorporación de nuevos miembros a la familia, incluyendo mascotas.

Si recientemente has adoptado una tortuga como mascota, para proporcionarle los mejores cuidados puedes consultar estos otros artículo de ExpertoAnimal sobre Cuidados de una tortuga de tierra y Cuidados de las tortugas de agua.

Mi tortuga no come - Causas y qué hacer - Mi tortuga no quiere comer

Mi tortuga no come nada

Cuando una tortuga recibe una dieta balanceada y equilibrada de forma habitual, suelen aparecer periodos “cortos” de ayuno, sin contar la hibernación, que sería bastante más largo, de unos pocos días de duración. Pero, si se detecta que la tortuga no consume ni bebida ni alimentos de forma más prolongada, hay que intentar encontrar los motivos, pues puede que esté enferma y necesite atención veterinaria.

Síntomas de una tortuga enferma

Algunos síntomas de enfermedad en tortugas son:

  • Aletargamiento.
  • Signos de deshidratación, apreciables en el color, tacto y textura de la piel.
  • Ojos cerrados y/o hinchados.
  • Alteraciones en el estado de su caparazón.

Si observamos estos signos en nuestra mascota, lo mejor será acudir al veterinario lo ante posible, para así poder poner solución a los problemas con premura. Pues algunas de las enfermedades que causan que una tortuga no coma nada son bastante serias, yendo desde infecciones oculares a alteraciones bucales, respiratorias o presencia de parásitos, como puedes ver en este otro artículo sobre Enfermedades más comunes en tortugas de agua y tierra.

Mi tortuga no come y tiene los ojos cerrados

Es bastante más común de lo que parece que una tortuga presente problemas oculares debido a su dieta. Normalmente, lo que sucede es que no pueden abrir los ojos dado que se ha producido una hipovitaminosis. Esta, consiste en que existe una carencia vitamínica en el organismo de la tortuga, debida principalmente a que su alimentación no contiene las vitaminas esenciales para ella.

Para corregir este problema se aconseja acudir al veterinario, pues este será el que verifique si se trata efectivamente de hipovitaminosis o de alguna infección por hongos o bacterias. En el caso de que se trate de hipovitaminosis, el tratamiento incluye tanto una corrección de la dieta como la aplicación de colirios ricos en vitamina A, observándose habitualmente una recuperación relativamente rápida.

Si no sabes qué comen las tortugas, te aconsejamos consultar estos dos artículos sobre Alimentación de las tortugas de agua y Alimentación sobre las tortugas de tierra.

Mi tortuga no come - Causas y qué hacer - Mi tortuga no come y tiene los ojos cerrados

Mi tortuga no come y duerme mucho

Si observamos que la falta de apetito de nuestra tortuga va acompañada de un sueño largo y profundo, puede que simplemente esté realizando una hibernación. Sí, las tortugas, al igual que otros animales como los osos, suelen hibernar, tal y como puedes comprobar en este otro artículo sobre ¿Las tortugas hibernan? Esto es completamente normal en ellas, especialmente en algunas especies.

La hibernación consiste en un período en el que la tortuga entra en un estado de somnolencia, bajando el ritmo de funcionamiento, disminuyendo así sus constantes vitales. Este es un mecanismo natural que les permite preservar sus reservas orgánicas, algo que viene determinado por su genética, pues en estado salvaje, la hibernación les permite sobrevivir cuando el alimento escasea.

Hemos de estar atentos a las condiciones térmicas a las que está sometida la tortuga, pues la hibernación es típica de aquellas tortugas expuestas a bajas temperaturas. Para regular la temperatura de su habitáculo, lo habitual es recurrir a lámparas de rayos UVA y UVB, que además son importantes para su caparazón, como veremos justo a continuación.

Mi tortuga no come - Causas y qué hacer - Mi tortuga no come y duerme mucho

Mi tortuga no come y tiene el caparazón blando

Cuando el caparazón de nuestra tortuga comienza a perder dureza y color, es fundamental tomar medidas lo antes posible, pues de lo contrario puede derivar en graves problemas de salud.

Normalmente, que un caparazón se reblandezca se debe a una mala absorción del calcio, así como a una dieta deficiente en este mineral de forma prolongada. El calcio es vital para que el caparazón esté en buenas condiciones, pero igualmente importante es que la tortuga reciba suficiente luz UVB. Los rayos UVB son los que permiten que el organismo de la tortuga produzca vitamina D3, la cual es necesaria para que su organismo pueda absorber el calcio de los alimentos.

Por ello, en estos casos ha de combinarse una alimentación rica en calcio con una exposición suficiente a rayos UVB, recurriendo a lámparas UVB si no se puede hacer que la tortuga reciba luz solar directa durante el tiempo suficiente, unas 8-10 horas al día es lo ideal.

Mi tortuga no come - Causas y qué hacer - Mi tortuga no come y tiene el caparazón blando

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi tortuga no come - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.

Bibliografía

Escribir comentario sobre Mi tortuga no come - Causas y qué hacer

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Mi tortuga no come - Causas y qué hacer
1 de 5
Mi tortuga no come - Causas y qué hacer

Volver arriba