Compartir

La tortuga como mascota

Por Zorayda Coello, Periodista especializada en el mundo animal. 12 septiembre 2019
La tortuga como mascota

Ver fichas de Tortugas terrestres

Los perros y los gatos pertenecen a las especies que con más frecuencia se convierten en compañeros de los humanos. Sin embargo, también existen otras opciones cuando se trata de adoptar una compañero animal, y las tortugas se encuentran entre ellas.

La tortuga como mascota requiere de varios cuidados específicos. Por esta razón, ExpertoAnimal te presenta esta guía con consejos para su alimentación, construcción de terrarios y otros cuidados que debes considerar para tener uno de estos testudos en casa. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: Cuidados de las tortugas de agua

¿Se puede tener una tortuga como mascota?

Las tortugas, también llamadas quelonios, son reptiles que pertenecen al orden de los Testudines. Han poblado la Tierra desde el Triásico y parecen ser pocos los cambios que han sufrido hasta hoy. Entre sus características más destacables se encuentra que todas las especies poseen un caparazón duro, donde pueden refugiarse para huir de sus depredadores. Además, son animales longevos, una tortuga común puede vivir entre 50 y 70 años, aunque se estima que algunos ejemplares han superado los 100.

Existen especies marinas y de tierra,pero ¿se pueden tener tortugas de mascota? La respuesta es sí, aunque debes prestar atención a la especie. En primer lugar, muchas se encuentran en peligro de extinción, por lo que desaconsejamos adquirir ejemplares de este tipo para no contribuir al tráfico ilegal de animales. Por otro lado, debes tener en cuenta el tipo de alimentación que requiere cada especie, solo así sabrás si es posible brindarle todo lo que necesita en casa. A continuación, descubre más sobre la tortuga como mascota.

Tipos de tortugas de tierra como mascota

Antes de adoptar una tortuga como mascota, es necesario que consideres a qué especie pertenece. De esta forma, sabrás que no se encuentra en peligro de extinción, estarás seguro de su alimentación y adoptarás a una mascota adecuada a tu espacio, pues algunas crecen mucho y no son adecuadas para los hogares.

Estos son algunos tipos de tortugas de tierra como mascota:

  • Tortuga mediterránea (Testudo hermanni boettgeri): es una de las más populares como mascota. Requiere un terrario de al menos 2 metros cuadrados y es herbívora.
  • Tortuga marginada (Testudo marginata): alcanza hasta 30 centímetros de largo y su alimentación es herbívora. Conviene ofrecerle mucha luz durante el verano, ya que hiberna en las temporadas frías.
  • Tortuga mora (Testudo graeca): es común en África y Europa, aunque hoy puede encontrarse en todo el mundo. Sus hábitos son diurnos y vegetarianos.
  • Tortuga rusa (Testudo horsfieldii): es una tortuga pequeña, de 20 cm de largo. Requiere de un terrario, se alimenta de plantas e hiberna en invierno.
La tortuga como mascota - Tipos de tortugas de tierra como mascota

Tipos de tortugas de agua como mascota

También existen algunas especies de tortugas acuáticas que pueden adoptarse como mascota. A la hora de escoger una, considera solo aquellas que sean de agua dulce, pues la mayoría de las especies marinas están en peligro de extinción y será más difícil proporcionarles un entorno con las condiciones adecuadas.

Estos son los tipos de tortugas de agua como mascota:

  • Tortuga de vientre rojo (Emydura subglobosa): oriunda de Nueva Guinea y Australia, es diurna, acuática y carnívora. Además, hiberna.
  • Tortuga pintada (Chrysemys picta): proviene de América del Norte, donde vive a 400 metros de profundidad, por lo que necesita un acuario muy grande. Es diurna, adora el sol e hiberna cuando el agua alcanza entre 5 y 10 grados.
  • Tortuga almizclera (Sternotherus odoratus): es oriunda de América del Norte. Se trata de una especie semiterrestre, que vive en aguas pantanosas y toma el sol en la orilla. Requiere de un acuario grande a temperatura cálida.
  • Tortuga moteada (Clemmys guttata): es semiacuática, requiere de un terrario de 200 metros y al menos 200 litros de agua. Es carnívora, diurna e hiberna en el agua.

Ahora que conoces algunas de las tortugas que pueden ser adoptadas como mascotas, es momento de que conozcas todos los cuidados que requieren.

La tortuga como mascota - Tipos de tortugas de agua como mascota

Cuidados de una tortuga

A pesar de sus movimientos lentos, las tortugas están habituadas a vivir en lugares espaciosos, donde tienen acceso a fuentes de alimento diversas que les permiten llevar una dieta variada. Considerando esto, ¿tener tortugas en casa es malo? La respuesta es no, pero cada especie requiere cuidados específicos y presenta necesidades que deben ser satisfechas, por lo que es importante documentarse muy bien antes de adoptar una.

Estos son los cuidados de una tortuga en casa más importantes:

1. Espacio adecuado

A la hora de determinar el espacio adecuado para tu tortuga, debes tener en cuenta el tamaño que tendrá de adulta. Las tortugas terrestres pueden vivir en un terrario o al aire libre si posees jardín; las de agua dulce, en cambio, requieren de un acuario.

Los acuarios y terrarios necesitan un sustrato adecuado: arena, tierra, piedras, algas, entre otros. Además, es necesario una lámpara para acuario si no es posible ubicar la pecera cerca de una ventana, que sería lo ideal. En caso de que tu tortuga pasee libre por el jardín, vigila los pozos que cava, pues es posible que se pierda o se quede atascada.

2. Alimentación de la tortuga

La alimentación de las tortugas depende de la especie, por lo que necesitas documentarte bien antes de adoptarla. Por lo general, las tortugas de tierra son herbívoras, precisan una dieta basada el 80 % en verduras y vegetales frescos y complementada con porciones de fruta, hierbas silvestres y tan solo un 5 % de proteína, como insectos y babosas.

Las tortugas acuáticas, por su parte, son animales omnívoros, de manera que consumen mayor cantidad de proteína que las terrestres y la complementan con alimentos vegetales. En casa, puedes ofrecerle pienso comercial para tortugas, frutas, plantas acuáticas, pescado, grillos y escarabajos.

3. Temperatura corporal

Las tortugas son reptiles de sangre fría incapaces de regular su temperatura, por esta razón dependen del sol para mantener su cuerpo cálido. Si adoptas una tortuga de agua dulce, debes colocar el acuario cerca de una ventana que reciba sol diario, de lo contrario, recuerda adquirir una lámpara.

Las tortugas terrestres pueden disfrutar del sol en tu jardín. Si vives en apartamento, procura que le lleguen los rayos desde alguna ventana o llévala un rato al parque todos los días.

La tortuga como mascota - Cuidados de una tortuga

Hibernación de las tortugas

No todas las tortugas hibernan, así que, una vez más, necesitas conocer a qué especie pertenece la tuya. En el caso de que sea una especie que lo hace, debes alimentarla muy bien durante el verano y, dos semanas antes de que inicie el período de hibernación, reducir las pociones hasta que ayune. Si quieres conocer más sobre este proceso, te invitamos a revisar este artículo sobre la "Hibernación de las tortugas".

Estos son los cuidados básicos que requiere toda tortuga. Ahora bien, dependiendo de si es terrestre o acuática, debes tener en cuenta algunas consideraciones adicionales.

Tortugas de tierra: cuidados

Centrándonos ahora en las tortugas terrestres, necesitan tener rocas para caminar sobre ellas, ya que constituyen un medio de desgaste natural de las uñas. Por ello, es preciso añadir varias en el terrario o colocarlas por tu jardín. Esto debe ser completado con acceso a zonas de tierra blanda para excavar libremente, aunque bajo tu supervisión si lo hace en el jardín.

La alimentación debe ser variada, cuidando de no ofrecer los alimentos prohibidos para tortugas, como plátano, hongos, golosinas o comida para gatos y perros. Además, ¿las tortugas de tierra beben agua? La respuesta es sí, necesitan agua para hidratarse como cualquier otra especie, así que deben disponer de un recipiente en todo momento.

Como ya señalamos, un baño de sol diario es muy importante, así como una buena ventilación en el terrario y la limpieza frecuente de las heces y orina.

Tortugas de agua: cuidados

Lo más importante para adoptar una tortuga de agua es contar con una pecera adecuada. Esta debe ser lo suficientemente profunda y ancha como para que la tortuga nade con libertad. Para calcular su dimensión, debes saber que el acuario ah de ser al menos 4 veces más grande que la tortuga en edad adulta. Además, requiere de una zona seca, formada por arena, rocas y plantas para echarse a descansar. Sustituye el agua de la pecera semanalmente y retira los desechos que puedan adherirse a las rocas o al vidrio. Realiza este procedimiento con guantes.

La temperatura ideal del agua es de 25 a 30 ºC, pero ten en cuenta la especie de la tortuga. Si adoptas varias, lo ideal es que necesiten las mismas condiciones. Ubica la pecera cerca de una fuente de luz natural. Otra opción todavía mejor es disponer de un jardín con estanque.

Ten en cuenta la alimentación requerida por la especie y acude al veterinario ante cualquier signo de enfermedad, como ablandamiento del caparazón, inapetencia, diarrea, manchas en el caparazón, entre otros. Para más detalles, no te pierdas este otro artículo: "Cuidados de las tortugas de agua".

La tortuga como mascota - Tortugas de agua: cuidados

Terrarios para tortugas de tierra

En caso de que no cuentes con jardín, es recomendable adquirir un terrario para tortugas de tierra. Puedes encontrarlos en cualquier tienda de artículos para mascotas, pero debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Añade plantas, rocas, desniveles, arena y tierra. Las tortugas adoran excavar, un terreno irregular permitirá entretenerse y explorar a su gusto. Estos elementos deben corresponder con la especie de la tortuga para simular su hábitat natural.
  • El terrario debe ser al menos 5 veces más grande que la tortuga en edad adulta.
  • El terreno debe absorber la humedad, de lo contrario, la orina se convertirá en un problema.
  • Añade una casita o un lugar entre las rocas para que la tortuga puede esconderse, acostumbran a hacerlo después de comer.
  • Incluye un espacio con agua al que la tortuga pueda acceder para refrescarse. Los bordes del estanque deben ser cubiertos de loza para que puede entrar y salir con facilidad.
  • Mantén la temperatura de acuerdo con la especie de tortuga. Puedes regularla a través de un termostato en los días fríos.

Con estas condiciones cumplidas, tu tortuga tendrá un hogar cómodo y seguro.

La tortuga como mascota - Terrarios para tortugas de tierra

La tortuga como mascota: pros y contras

¿Aún no te convence la idea de tener una tortuga como mascota? Descubre estos pros y contras.

Ventajas de tener una tortuga como masctoa

  • Como mencionamos antes, las tortugas viven muchos años, de manera que es un animal que te acompañará durante toda tu vida.
  • Son muy independientes, puedes colocarles su alimento por la mañana y estar seguro de que estarán bien el resto del día. Eso sí, siempre agradecerán tu compañía.
  • Una vez adquirido el acuario o terrario correspondiente, es económico mantenerlas.
  • No son ruidosas ni revoltosas.
  • En condiciones adecuadas, presenten muy buena salud y rara vez enferman.
  • No sueltan pelo, así que son buenas mascotas para personas alérgicas.

Contras de tener una tortuga como mascota

  • Si prefieres una mascota que salte y arme jaleo cuando llegues a casa, el comportamiento discreto y silencioso de las tortugas no es para ti.
  • Durante los meses de hibernación, parecerá que no tienes mascota.
  • Requieren de sol diario, por lo que necesitas tener tiempo para sacarla al parque si no lo puede obtener en casa.
  • No les gusta que las levanten, así que desaconsejamos que las cojas.

Con toda esta información, estarás listo para escoger o no a la tortuga como mascota.

Si deseas leer más artículos parecidos a La tortuga como mascota, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Bibliografía
  • Wilke. H. (S.F.) Las tortugas. Madrid: Hispano Europea.
  • Millefanti, M. (2016). Los tortugas acuáticas. La morfología, las especies, la cría y los cuidados. USA: Editorial De Vecchi.
  • Wilke, H. (2010). Tortugas terrestres, sanas y felices. Madrid: Hispano Europea.
  • Wilke, H. (2010). Tortugas acuáticas, sanas y felices. Madrid: Hispano Europea.

Escribir comentario sobre La tortuga como mascota

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
lufediaz_
Excelente post, hace poco encontré una desorientada desde entonces estoy haciendo lo posible para que se sienta como en su habitad
Su valoración:
rosazalazar
son una ternurita!

La tortuga como mascota
1 de 6
La tortuga como mascota

Volver arriba