Compartir
Compartir en:

Qué hacer si mi gato está estresado

Qué hacer si mi gato está estresado

Ver fichas de Gatos

Si bien el estrés es un mecanismo adaptativo cuya finalidad es garantizar la supervivencia ante situaciones de peligro, puede también ser una patología con graves repercusiones tanto físicas como conductuales.

El gato es un animal especialmente susceptible al estrés patológico ya que se caracteriza por necesitar ejercer un control total sobre su entorno, esto implica que el estrés puede darse de forma reiterada hasta cronificarse por cambios mínimos en el entorno, como pueden ser las visitas o el cambio en la ubicación de los muebles.

El estrés requiere una respuesta inmediata a fines de evitar cualquier complicación, en este artículo de Experto Animal te explicamos qué hacer si tu gato está estresado.

También te puede interesar: Qué hacer si mi perro está estresado

El estrés en gatos

El estrés es un mecanismo absolutamente necesario, por ejemplo, que un gato sufra estrés durante una mudanza lo pone en alerta y le permite poder adaptarse a un nuevo entorno, que un gato sufra estrés cuando otro animal muestra agresividad hacia él le permite huir, en estas situaciones, no es necesaria intervención alguna pues el estrés obedece a una situación que verdaderamente requiere esta respuesta adaptativa.

En los casos que hemos mencionado el estrés se da por un periodo corto que no supone amenaza alguna, el problema viene cuando el gato muestra estrés de forma cotidiana y ante situaciones cotidianas.

El estrés sostenido produce cambios nocivos en el organismo, que van desde la disminución en la respuesta del sistema inmunológico hasta los cambios de comportamiento, entonces es cuando debemos actuar rápidamente si no queremos que la salud de nuestro gato se vea mermada de forma significativa.

Es importante conocer los síntomas principales del estrés en el gato para poder advertir esta situación con la mayor antelación posible.

Visita al veterinario

Un gato estresado puede presentar múltiples problemas de salud, desde enfermedades infecciosas hasta alopecia, alergias y diversos trastornos cutáneos. Por lo tanto, resultará imprescindible que un veterinario valore el estado de salud del gato para iniciar un tratamiento farmacológico en aquellos casos en los que sea necesario.

Otro motivo importante para acudir inicialmente al veterinario es que el estrés puede estar causado por una enfermedad física y es importante descartar que ésta sea la causa subyacente.

Cuida la alimentación de tu gato

Entre los múltiples alimentos balanceados para gatos que podemos encontrar en la actualidad algunos son específicos para apoyar la nutrición en épocas de estrés.

Un organismo estresado tiene requerimientos nutricionales ligeramente distintos y necesita una mayor energía para poder hacer frente al estado de alerta que el estrés provoca, por lo tanto, es muy recomendable cambiar la alimentación del gato para que ésta sea una ayuda extraordinaria en el tratamiento del estrés, que permita, junto a otros recursos, una buena recuperación.

Obviamente, cualquier cambio en la alimentación del gato debe realizarse de forma paulatina para evitar complicaciones digestivas.

Observar a los demás animales del hogar

¿Tu gato convive con otros animales? Esto puede agravar el estrés e incluso ser el causante del mismo. Para determinar cómo influyen los otros animales del hogar en el estrés del gato es necesario observar el comportamiento de los mismos, y también el comportamiento del gato cuando está junto a ellos.

Si detectamos que la compañía de los otros animales agrava el estrés del felino será necesario mantener a los animales separados por un tiempo hasta que el gato se encuentre más recuperado, también puede ser necesario trabajar sobre el comportamiento de las demás mascotas.

Pasa tiempo con tu gato

Diariamente debes encontrar un espacio tranquilo para estar con tu gato durante un buen tiempo. Durante este periodo háblale con voz dulce, bríndale todo tu afecto y juega con él, siempre observando cualquier comportamiento agresivo que pudiera producirse, ya que éstos no deben permitirse.

Jugar con tu gato le brindará a tu mascota una herramienta excelente para gestionar el estrés, ya que el mejor remedio frente a esta afección es mantener al gato activo como una forma de canalizar el estado de alerta que sufre su organismo.El

Tratamiento con terapias naturales

El estrés es una afección que responde especialmente bien a las terapias naturales y esto nos da la oportunidad de mejorar la calidad de vida de nuestro gato de una forma completamente respetuosa con su organismo.

Podemos optar por brindarle a nuestro gato diversos tranquilizantes naturales, como por ejemplo las feromonas, que permiten que el gato sienta el entorno bajo su control y territorio. Otras opciones igualmente adecuadas son las flores de Bach y la homeopatía.

Para aplicar exitosamente estas terapias naturales te recomendamos que lo hagas bajo la supervisión de un veterinario holístico.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer si mi gato está estresado, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Qué hacer si mi gato está estresado

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
adriana garzon
Mi gata me atacó dos veces Y siento miedo de ella
Miriam
En este caso es importante que cuentes con el asesoramiento de un profesional especializado en comportamiento felino.

Qué hacer si mi gato está estresado
1 de 7
Qué hacer si mi gato está estresado