menu
Compartir

Ranitidina para gatos - Dosis, para qué sirve y efectos secundarios

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. Actualizado: 30 marzo 2022
Ranitidina para gatos - Dosis, para qué sirve y efectos secundarios

Ver fichas de Gatos

La ranitidina es un fármaco que inhibe la secreción de ácido gástrico en los gatos debido a que se une a los receptores H2 de la histamina del estómago, responsable de la liberación de dicho ácido. Por este motivo, es un principio activo utilizado en procesos relacionados con los ácidos del estómago, como son las gastritis, las esofagitis, el reflujo gastroesofágico y las úlceras gástricas. No solo eso, la ranitidina también tiene efectos procinéticos, por lo que favorece el tránsito digestivo y tiene un efecto protector de la mucosa gastrointestinal, importante cuando se usan ciertos fármacos.

¿Quieres saber más sobre la ranitidina en gatos, su mecanismo de acción, usos, dosis, efectos secundarios y legislación de uso vigente? Pues continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal para informarte de todo.

¿Qué es la ranitidina?

La ranitidina es un principio activo o fármaco que pertenece al grupo de los antagonistas H2. Los receptores H2 son uno de los dos tipos de receptores que tiene la histamina. La histamina es, sin duda, el mayor estimulante paracrino de los ácidos gástricos, liberando dicho ácido tras su unión a los receptores H2. La histamina se encuentra presente en los mastocitos del estómago y se libera por la acción de la gastrina. De esta manera, la ranitidina se une a los receptores H2 e impide la unión de la histamina, limitando la secreción de ácido gástrico.

Debido a que produce una reducción en la secreción de ácidos del estómago, previene y trata las úlceras peptídicas, el reflujo gastroesofágico, la inflamación del esófago o esofagitis y la inflamación del estómago o gastritis en los gatos. Además, la ranitidina puede acelerar el vaciado del tracto gastrointestinal debido a su efecto inhibidor de la acetilcolinesterasa, que produce un aumento de la acetilcolina y tiene un efecto protector y cicatrizante sobre la mucosa digestiva, sirviendo de protección de la acción irritante de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

La ranitidina se une poco a las proteínas plasmáticas, atraviesa la barrera sangre-cerebro o barrera hematoencefálica, encontrándose a buenos niveles en el líquido cefalorraquídeo y también pasa a la leche materna. El efecto de inhibición de la secreción del estómago tiene una duración de horas, por lo que se requiere una administración diaria, el metabolismo es hepático y la eliminación es renal.

Ranitidina para gatos - Dosis, para qué sirve y efectos secundarios - ¿Qué es la ranitidina?
Imagen: john-martin.com.ar

¿Para qué sirve la ranitidina en gatos?

Como hemos comentado, la ranitidina se usa para la gastritis, la esofagitis y para aumentar el movimiento gastrointestinal de los alimentos en los gatos debido a su capacidad para bloquear la histamina a nivel estomacal, indispensable en la secreción del ácido gástrico, siendo este el responsable de la aparición de dichas patologías en estos animales.

Como la ranitidina bloquea la liberación de histamina en el estómago e inhibe la producción de ácido estomacal, reduce el potencial de formación de úlceras al hacer que el ambiente en el estómago sea más alcalino.

Otro uso frecuente que tiene la ranitidina en los gatos es para tratar las nauseas que se producen en ellos tras el uso de ciertos medicamentos, intoxicaciones, el exceso de ácido o el padecimiento de enfermedades crónicas como la enfermedad renal, los trastornos hepáticos, el cáncer, la pancreatitis y el colon irritable. Los signos que indican que un gato presenta nauseas son el relamerse los labios, la anorexia, el rechazo al alimento, el babeo, los vómitos y el tragar saliva constantemente.

 

Dosis de ranitidina para gatos

La dosis de ranitidina en los gatos es de 2 a 4 mg por kg de peso corporal al día. La administración puede ser por vía oral, parenteral o intravenosa. Dependiendo del formato del medicamento, del peso del gato y de la concentración de ranitidina del producto, la dosis variará.

Nunca des ranitidina a tu gato sin contar antes con el asesoramiento y la prescripción veterinaria, solamente este profesional es el que puede definir la dosis exacta ideal para tu gato según el cuadro que presente y sus necesidades. Hay que tener en cuenta que pueden pasar varios días hasta que se vea el efecto completo de mejora de los signos como nauseas, reflujo y anorexia.

Efectos secundarios de ranitidina para gatos

La ranitidina no suele producir efectos secundarios en los gatos. Sin embargo, cabe advertir que algunos efectos no deseados pueden ocurrir en el tratamiento con ranitidina, como son los siguientes:

  • Efecto rebote con hipersecreción de ácido gástrico tras la supresión del tratamiento con ranitidina.
  • Aumento de la concentración en plasma de gastrina.
  • Acumulación del fármaco en pacientes con enfermedad renal o hepática.
  • Vómitos.
  • Latidos irregulares del corazón.
  • Respiración rápida (taquipnea).
  • Diarrea.
  • Temblores musculares.

Contraindicaciones de la ranitidina para gatos

Hay que tener en cuenta que en los casos de sobredosis de ranitidina se puede observar el aumento de la ALT (enzima alanina aminotransferasa) hepática. Además, la ranitidina tiene una serie de contraindicaciones en gatos.

Para empezar, no se debe usar ranitidina si el gato está en tratamiento con itraconazol o ketoconazol debido a que estos fármacos requieren de un ambiente ácido para su absorción oral al ser unas bases débiles, por lo que el tratamiento con ranitidina reduce el efecto de estos fármacos por reducir su biodisponibilidad. En caso de que se requiera un tratamiento antifúngico con el uso de ranitidina, es mejor optar, si es posible, por otro antifúngico como el fluconazol, cuya absorción no depende del pH del estómago. Tampoco se debe usar con algunas cefalosporinas orales porque la ranitidina puede afectar a su farmacocinética.

La ranitidina no se debe usar en hembras gestantes en los últimos días de la gestación y tampoco está indicada en los gatos son enfermedades hepáticas o renales, siendo necesario el uso de una menor dosis. En hembras lactantes tampoco se debe usar la ranitidina, ya que pasa a la leche y los gatitos pueden también suprimir su secreción gástrica a la vez que aparecen signos nerviosos por estimulación del sistema nervioso central e inhibir el metabolismo de otros fármacos.

Precaución en el uso de ranitidina en gatos

Cabe destacar que, a principios de febrero de 2022, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) [1] ha establecido la recomendación de no utilizar ni fórmulas magistrales que contengan ranitidina ni prescribir ranitidina en ningún medicamento debido al riesgo de presentar en niveles superiores a los establecidos la impureza N-Nitrosodimetilamina (NDMA), también conocida como nitrosamina, siendo un potencial cancerígeno.

Esto se observó en el año 2019, dejando posible su uso en forma de administración intravenosa por ser el único inhibidor de los H2 comercializado en esta forma de presentación, y estando indicado para algunas necesidades terapéuticas en ciertos pacientes mientras se revisaban los lotes en busca de este compuesto. Al año siguiente, mediante una Decisión de la Comisión, se suspendieron en España todas las autorizaciones nacionales de comercialización del producto por vía oral por haber encontrado este compuesto en niveles superiores a los establecidos en distintos lotes del principio activo, pero no así con los de uso intravenoso, pudiendo aplazar su suspensión hasta el 25 de noviembre de 2021. Sin embargo, llegada esta fecha, nada pudo evitar su suspensión, por lo que a día de hoy no se debe prescribir ningún medicamento con ranitidina ni para su uso oral ni parenteral en medicina humana ni en medicina veterinaria, debiéndose usar otros inhibidores de los receptores H2 como la famotidina o la cimetidina.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ranitidina para gatos - Dosis, para qué sirve y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Referencias
  1. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. (2022). Actualización sobre la suspensión de los medicamentos con ranitidina y cese de su formulación magistral. Disponible en: https://www.aemps.gob.es/informa/notasinformativas/laaemps/2022-aemps/actualizacion-sobre-la-suspension-de-los-medicamentos-con-ranitidina-y-cese-de-su-formulacion-magistral/
Bibliografía
  • González, M.A. (2008). Vademecum de Farmacologia Veterinaria en perros y gatos. Editorial Trillas Sa De Cv.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Ranitidina para gatos - Dosis, para qué sirve y efectos secundarios
Imagen: john-martin.com.ar
1 de 2
Ranitidina para gatos - Dosis, para qué sirve y efectos secundarios

Volver arriba