Compartir

Trucos para evitar que mi perro abra el cubo de la basura

Por Olga Gallego, Editora de ExpertoAnimal. 27 enero 2017
Trucos para evitar que mi perro abra el cubo de la basura

Ver fichas de Perros

Seguro que algún día has llegado a casa y te has encontrado con que tu perro ha tirado todo lo que había en el cubo de la basura por el suelo y te ha tocado limpiarlo, o has visto como tu can iba sigilosamente a la cocina y robaba sobras de la comida para tomar un tentempié.

Pues bien, si este es tu caso o te pasa algo parecido te recomendamos que sigas leyendo este artículo de ExpertoAnimal donde encontrarás los motivos por lo cuáles tu mascota tiene este comportamiento, los riesgos que puede tener para su salud y las pautas que debes seguir si quieres acabar con esta costumbre.

¿Cómo evitar que mi perro abra el cubo de la basura? Descúbrelo con estos trucos a continuación.

También te puede interesar: Qué debo hacer si mi serpiente no come

¿Por qué mi perro come basura?

La razón por la que tu perro come basura no es única y puede deberse a varios motivos, tanto si lo hace cuando estás en casa como si no:

  • La principal (y más común) razón por la cual tu perro abre el cubo de la basura para comer todo lo que se encuentre en él es por su instinto animal. Todo el mundo sabe que los canes tienen el olfato súper desarrollado y que es entre 10.000 y 100.000 veces más potente si lo comparamos con el nuestro. Por eso, lo que para nosotros es un simple cubo de basura, para ellos es un conjunto de millones de olores que les resultan más o menos agradables pero que al fin y al cabo les abren el apetito, y rastrean esos olores de las sobras de comida que vienen del cubo de la basura para luego tratar de conseguirlos, como si de una presa se tratara.
  • Otro de los motivos por los cuales los perros comen basura es por la sensación placentera que les produce llevarse un alimento a la boca al que no están habituados. Al igual que a nosotros nos gusta comer cada día cosas diferentes y probar sabores distintos y no siempre lo mismo, a los canes también les resulta más atractivo comer cosas diferentes que no sean su pienso habitual, y es por eso que algunos cogen lo que pillan del cubo de basura y se lo comen con nerviosismo, como si de una recompensa en forma de golosina se tratara.
  • También puede ser una de las razones el hecho de que el perro se quede solo en casa y sufra ansiedad por separación. Esto es más habitual de lo que nos pensamos y muchas veces suelen abrir el cubo de la basura para comer comida o simplemente tirar todo lo que haya dentro por el suelo, de tal manera que cuando vuelves a casa, logran captar tu atención y te hacen saber que no les gusta que te vayas y los dejes solos porque se ponen nerviosos, entre otras cosas.
  • Y otro motivo por el cual los perros abren el cubo de la basura es simplemente porque están aburridos y tanto si estás en casa como si no, ellos creen que "robar" comida del cubo de basura es un juego divertido. Muchas veces esto es debido a que estos canes no realizan suficientes actividades durante el día, bien sean ejercicios físicos, juegos para divertirse o los paseos correspondientes para hacer sus necesidades y socializar. Por eso es muy importante que los perros realicen la actividad física que necesitan a diario.
Trucos para evitar que mi perro abra el cubo de la basura - ¿Por qué mi perro come basura?

Riesgos para su salud

Además de la basura que hayan podido sacar del cubo y tirar por el suelo que, lógicamente te va a tocar limpiar a ti, hay muchos más problemas que pueden afectar a tu mascota a nivel de salud cuando come algo de la basura y son:

  • Pueden ingerir alimentos tóxicos para su organismo, como el café o el chocolate, o algunas plantas tóxicas que hayas tirado a la basura, como los narcisos, y esto puede afectarles con diferentes enfermedades en mayor o menor grado.
  • También pueden comer alimentos que no sean tóxicos pero que sí están en mal estado o podridos por llevar varios días en el cubo de la basura, y eso también puede acarrearles graves consecuencias intestinales.
  • Pueden lastimarse cortándose o pinchándose con algún cristal, trozo de metal, cartón o plástico roto, el morro o las patas al introducirlo en el cubo de la basura, o incluso, todo el aparato digestivo si llegan a tragárselo.
  • También pueden atragantarse con alguno de estos objetos mencionados o con algún hueso muy grande o astilloso, cosa que les afectaría gravemente a su salud.
  • Asimismo, pueden sufrir un envenenamiento, y en el peor de los casos morir, por ingerir algún producto químico que hemos tirado en la basura y que haya impregnado las sobras de comida que había u otros objetos.

Ante el menor síntoma de que tu perro haber ingerido algo nocivo para su salud por comer del cubo de la basura, acude rápidamente a un buen veterinario para que lo ayude lo antes posible.

Evitar que mi perro abra el cubo de la basura

Para evitar que tu perro abra el cubo de la basura y se coma todo lo que pille, la prevención es una de las soluciones más fáciles, pero no por ello menos importantes, que debemos tener en cuenta. Para ello, una de las mejores opciones es que saques la basura cada vez que vayas a salir de casa, evitando así que tu mascota pueda encontrar el cubo lleno.

Si no puedes hacer esto porque no logras llenar el cubo de basura cada vez que vas a salir a la calle, colócalo en un armario de la cocina o en algún sitio cerrado al que no pueda acceder fácilmente tu can y tápalo bien para que desprenda el mínimo de olores posibles, así evitaremos mucho más que logre llegar a abrir el cubo.

Si la razón por la que tu perro hurga en el cubo de la basura es la ansiedad por separación, como hemos visto en el primer apartado, una buena solución para este problema sería utilizar el kong, un juguete que está relleno de comida para perros y que además, les ayuda a relajarse.

Si bien la prevención es muy importante, la educación canina lo es al mismo nivel y por ello, cada vez que estés en casa y veas que tú perro abre el cubo de la basura dile "NO" de manera firme y rotunda para que entienda que es algo que no deber hacer.

Asimismo, puedes probar de poner un poco de pimienta molida en la tapa del cubo para que cada vez que tu mascota meta la cabeza estornude y así, asocie el hurgar en el cubo de la basura con los estornudos. A la larga lo entenderá y sabrá que si mete la cabeza en la basura le espera una buena tanda de estornudos. Es el mismo método que se utiliza con la gente que se muerde las uñas por ejemplo, poniéndose un esmalte desagradable o un poco de ajo untado para que huelan mal.

Pero si tu animal también suele hurgar los contenedores y las papeleras cuando lo sacas a pasear por la calle, también deberás corregirle con un "NO" potente y un leve tirón de cuerda hacia ti. De esta manera, tu mascota sabrá que ha hecho algo que no estaba bien y que le estás regañando por ello. Eso sí, nunca debes pegarle en el hocico, ni en el trasero, ni nada parecido porque eso sería maltrato animal. La mejor opción siempre es educar a los animales mediante el refuerzo positivo.

Por último, otro buen truco para evitar que tu perro abra el cubo de la basura o hurgue en los contenedores si estás paseándolo por la calle dándole alguna golosina para perros amarga o de algún sabor desagradable para tu mascota, así acabará asociando el mal sabor de boca que le produce la golosina con la comida de la basura y dejará de hacerlo con el tiempo.

Trucos para evitar que mi perro abra el cubo de la basura - Evitar que mi perro abra el cubo de la basura

Si deseas leer más artículos parecidos a Trucos para evitar que mi perro abra el cubo de la basura, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre Trucos para evitar que mi perro abra el cubo de la basura

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
ninjrosa
Jajaja. nosotros ponemos una piedra pesada encima de la tapa

Trucos para evitar que mi perro abra el cubo de la basura
1 de 3
Trucos para evitar que mi perro abra el cubo de la basura

Volver arriba