Compartir

Trucos para que mi gato no arañe los muebles

Trucos para que mi gato no arañe los muebles

Ver fichas de Gatos

Uno de los problemas que se menciona siempre que se habla de gatos es el uso de sus uñas, el efecto destructor que pueden ejercer, principalmente sobre los muebles, y cómo se pueden evitar estos daños. En este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicar trucos para que nuestro gato no arañe los muebles pero, también, detallaremos cuál es el origen de este comportamiento, cómo se puede reconducir y qué entorno debemos proporcionar a nuestro gato para que vea satisfechas todas sus necesidades biológicas.

También te puede interesar: Qué debo hacer si mi serpiente no come

¿Por qué tu gato araña los muebles?

Antes de proporcionar trucos para que el gato no arañe los muebles debemos saber a qué se debe este comportamiento. Para ello, tenemos que pensar en las costumbres del gato como especie y revisar sus conductas biológicas.

Los gatos son animales depredadores y carnívoros que suelen vivir de manera independiente en un territorio más o menos amplio. Para cazar necesitan mantener un cuerpo elástico, ágil y rápido, donde las garras tienen un papel muy importante. Además de alimentarse, los gatos deben marcar su territorio, tarea para lo que recurren a la emisión de unas sustancias, las feromonas, que, si bien no son apreciables para la nariz humana, cumplen un papel crucial en la comunicación entre felinos. Estas sustancias sirven para marcar los límites territoriales de los gatos, al igual que ocurre con las marcas dejadas con las uñas al arañar. Así, desde las almohadillas y durante el mecanismo de rascado, los gatos dejan señales visibles y odoríferas en determinados lugares con importancia estratégica para ellos. Además, al rascar eliminan las fundas de sus uñas y no es extraño que nos las encontremos en sus lugares de rascado predilectos.

Aunque el gato se haya convertido en nuestro compañero en el interior de los hogares, los comportamientos biológicos que hemos explicado se van a transportar del medio natural a nuestras casas. Por lo tanto, es básico saber que los gatos no arañan los muebles para fastidiarnos, sino que están respondiendo a sus necesidades de comunicación.

Las necesidades de los gatos

Los gatos que escogemos como compañeros, aun dentro de casa, deben poder expresar y desarrollar sus necesidades biológicas. Así, además de disponer de comida y agua según sus requerimientos y de una adecuada atención veterinaria que incluya un calendario adaptado de desparasitaciones internas, externas y vacunaciones, debemos incluir un ambiente óptimo donde nuestro gato pueda trepar, descansar, jugar y, por supuesto, marcar, pues para él, como hemos visto, supone una importante forma de comunicación.

Nuestro gato se va a relacionar con nosotros pero, también, con otros animales con los que conviva en el hogar empleando sus feromonas. Si observamos a nuestro gato cuando se frota contra nosotros veremos que lo hace comenzando por los laterales de su cara, continuando por los costados y terminando en la base de la cola. Notaremos que siempre repite el mismo patrón y lo hace porque desde esas zonas libera feromonas apaciguadoras, a la vez que mezcla su olor con el nuestro. Esto es un signo de confianza, una muestra de amor hacia nosotros, pero también puede suponer una forma de captar nuestra atención e, incluso, de marcarnos como parte de su territorio. Si les devolvemos las caricias es probable que nuestro gato ronronee. Algunos, además, babean y comienzan a realizar movimientos con las patas arriba y abajo, estirando y encogiendo los dedos como si amasasen. Esta conducta es una reminiscencia de su etapa lactante, en la que realizan estos movimientos sobre el abdomen de sus madres mientras maman, estimulando la salida de la leche.

Dentro de los comportamientos territoriales, veremos que el gato frota su cara contra diferentes objetos, marcándolos con su olor. Cuando este marcaje lo hace con las uñas en lugares que los humanos no consideramos adecuados, surgen los problemas y la necesidad de modificar esa conducta. Con este objetivo veremos trucos para que nuestro gato no arañe los muebles, cortinas, alfombras o cualquier otro accesorio que no queremos que sea dañado.

Trucos para que mi gato no arañe los muebles - Las necesidades de los gatos

¿Cuándo arañar es un problema?

Hemos explicado que marcar con las uñas es un comportamiento felino completamente normal y que, además, cumple una importante función comunicativa pero, en ocasiones, estos arañazos expresan un problema, que va más allá de poder estropear los muebles. En estos casos veremos que el gato rasca en diferentes lugares, muchas veces cerca de ventanas o puertas, orina o defeca fuera del arenero, se esconde, deja de comer o lo hace en menor cantidad, etc. Si observamos alguna de estas alteraciones en nuestro gato, lo primero que debemos hacer es ponernos en contacto con nuestro veterinario para que descarte que estemos ante algún problema de salud. Si el gato está sano, lo más probable es que esté padeciendo estrés, del que habría que determinar su causa, que puede ser una mala adaptación, aburrimiento, cambios en el entorno, la llegada de nuevos miembros a la familia, etc. Revisa el artículo sobre "Cosas que estresan a los gatos" para más información, ya que la solución para el marcaje por estrés va a depender de la causa, de ahí la importancia de diagnosticarla correctamente, para lo que podemos buscar el asesoramiento de un profesional en el comportamiento felino, que puede ser un veterinario especializado o un etólogo.

Aunque podemos contribuir a la solución del problema siguiendo trucos para que nuestro gato no arañe los muebles u orine fuera del arenero, es importante no perder de vista que el gato lo está pasando mal y, como no sabe hablar, lo muestra con este tipo de conductas que pueden ser solucionadas. Por ello, no es aceptable, en ninguna circunstancia, desungular a nuestro gato. Esta intervención, que consistente en extirparle las garras, además de provocar dolor innecesario, afecta gravemente a su personalidad y a conductas que es preciso que puedan llevar a cabo todos los gatos sanos, así como causar repercusiones físicas.

¿Cómo evitar que tu gato arañe los muebles?

Como hemos dicho, es importante contar con el asesoramiento de un profesional especializado en comportamiento felino y observar, con detenimiento, cuáles son las rutinas que sigue nuestro gato cada día, a la vez que intentamos determinar el desencadenante de las conductas que queremos modificar. Un aspecto esencial, que contribuye sin duda a la felicidad del gato y, por tanto, a reducir sus niveles de estrés es el enriquecimiento ambiental, que consiste en ofrecerle a nuestro gato un entorno, aunque sea en el interior de un piso, en el que pueda desarrollarse como felino, con lugares para trepar, saltar, esconderse, descansar o jugar. Incluso en las casas más pequeñas es posible crear atractivos ambientes simplemente disponiendo estanterías o muebles de forma que el gato pueda subir y bajar a su antojo.

Otros elementos imprescindibles son los rascadores. En el mercado podremos encontrar todo tipo de modelos, de diferentes formatos y alturas, desde los más sofisticados a los más simples, compuestos tan solo por un palo vertical en un soporte. Si tenemos más de un gato es recomendable que cada uno tenga su propio rascador, que podríamos hacer nosotros mismos con madera y cuerda, si somos hábiles. A la venta podemos encontrar también centros de masajes, hamacas, juguetes de todo tipo y camas tipo iglú que sirven de estupendos escondrijos. Y no podemos olvidar las alternativas caseras de entretenimiento como las cajas de cartón, las pelotas de papel de aluminio, los cordones y un largo etcétera.

Además del enriquecimiento ambiental, podemos seguir las siguientes recomendaciones o trucos para que nuestro gato no arañe los muebles ni elimine en lugares inadecuados por estrés:

  • Si vemos a nuestro gato realizando alguna acción "prohibida", podemos probar a decirle "no" con firmeza, sin gritos. Tampoco debemos castigarlo ni, mucho menos, golpearlo en ningún caso.
  • Al gato le va a interesar marcar sobre nuestro olor, por eso es aconsejable disponer sobre su rascador una camiseta vieja nuestra o cualquier otra tela usada por nosotros para animarlo a rascar allí.
  • Debemos situar los rascadores en sus zonas favoritas, donde vemos que rasca, o en sus lugares de descanso, ya que suelen arañar tan pronto despiertan y se estiran.
  • Si el gato ha arañado ya algún mueble o alfombra podemos, en la medida de lo posible, cambiarlo de sitio y poner el rascador en su lugar. Lo mismo si orina o defeca siempre en el mismo lugar y tenemos la posibilidad de poner allí el arenero.
  • Existen en el mercado productos que incentivan el uso del rascador y ayudan a redirigir la conducta. Funcionan con feromonas y señales visuales de forma que, aplicándolos sobre el rascador, atraen al gato para que rasque allí. Tal es el caso de FELISCRATCH by FELIWAY®, un producto avalado muy fácil de utilizar y con excelentes resultados, que simula las feromonas naturales que emiten los gatos y produce un efecto prácticamente inmediato en ellos.
  • También hay feromonas en difusor o espray que sirven para tranquilizar al gato cuando el marcaje se da por estrés y se utilizan en el ambiente o en puntos concretos; FELIWAY CLASSICdispone de toda una gama de productos para este fin.
  • En cuanto al arenero, se recomienda tener tantos como gatos convivan en casa más uno. Debemos mantenerlo limpio, en un lugar tranquilo y con la arena que más le guste al gato.
Trucos para que mi gato no arañe los muebles - ¿Cómo evitar que tu gato arañe los muebles?

Si deseas leer más artículos parecidos a Trucos para que mi gato no arañe los muebles, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre Trucos para que mi gato no arañe los muebles

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Matilde
Gracias por los consejos! Yo uso feliscratch y confirmo que funciona!! Mi gatito está mucho más relajado y utiliza siempre su arenero, todos estamos encantados!
ainhoa_pet
gracias

Trucos para que mi gato no arañe los muebles
1 de 3
Trucos para que mi gato no arañe los muebles

Volver arriba