Compartir
Compartir en:

A mi cachorro no le bajan los testículos, ¿por qué?

A mi cachorro no le bajan los testículos, ¿por qué?

Ver fichas de Perros

Como ocurre en los machos de la mayoría de las especies, incluso en el ser humano, existe una etapa en la que los testículos deben descender de la cavidad abdominal a la bolsa escrotal.

A veces tenemos dudas de cuál es el tiempo correcto, si varía entre las especies, la calidad de vida o la alimentación.Seguramente afecten éstos y otros factores también, pero ¿cómo saber si debo seguir esperando o consulto al veterinario?

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a intentar responder a varias de tus dudas en éste tema, para descubrir si a mi cachorro no le bajan los testículos, ¿por qué?

También te puede interesar: ¿Por qué mi cachorro no come?

¿Qué es el criptorquidismo? ¿Por qué ocurre?

El criptorquidismo o retención de ambos testículos, como dijimos en la introducción, es una afección bastante común hoy en día entre los cachorros. Normalmente descienden en el escroto cuando nuestro cachorro es muy joven, variando entre las razas, pero se estima que antes de los 2 meses de edad ya deberían estar allí. En algunas razas puede ocurrir más tarde, pero nunca después de los 6 meses de vida.

La criptorquidia puede darse por un descenso incompleto, de un sólo testículo (monórquido) o la falta de ambos en la cavidad escrotal. Cuando detectamos que nuestro cachorro a los seis meses aún no tiene los testículos en su sitio, debemos acudir al veterinario para ver qué es lo que sucede con nuestro pequeño.

Síntomas que podemos observar

Cuando el descenso de uno o ambos testículos no sucede, se entiende que fueron retenidos en algún lugar de la parte inferior del cuerpo. Rara vez lo podremos asociar con dolor o algún otro signo de enfermedad.

Por ejemplo, a veces se retienen en el canal inguinal, es como un puente donde se comunican en cordón espermático con los testículos. Si están allí, el especialista lo podrá diagnosticar mediante un exámen físico. Pero en los casos donde aún no han descendido de cavidad abdominal, donde se hallan en el nacimiento, deberemos recurrir a la ecografía para ver donde están situados y el tamaño que tienen. Muchas veces aún no se desarrollaron correctamente o tienen un tamaño excesivo.

Las razas miniatura, pastores y bóxer son las que tienen mayor incidencia en estas patologías. Se cree que son de transmisión genética como un rasgo cromosómico recesivo ligado al sexo. Si bien no se asocia a ningún síntoma en particular debemos estar atentos a algunas señales que puedan aparecer, entre las que encontramos:

  • Dolor abdominal agudo: puede deberse a que el cordón espermático se ha enredado y está cortando la irrigación en la zona. Veremos a nuestro cachorro deprimido, quizás con fiebre y dolor al tocarle la panza.
  • Pene que se encoge y mamas que crecen: se puede deber a una falta de desarrollo de alguno o ambos testículos por una segregación anormal de hormonas femeninas.

Todo ello puede producir un alto riesgo de cáncer testicular, por lo que es imprescindible acudir al veterinario, especialmente ante la aparición de los síntomas que hemos mencionado.

Diagnóstico y tratamientos

Como comentábamos anteriormente, el veterinario podrá diagnosticar al perro a través de un examen físico mediante la palpación de la zona. Muchas veces con esto bastará. Pero otras veces, cuando se necesiten métodos complementarios, recurrirá al ultrasonido o a la ecografía.

Dentro de los tratamientos que el veterinario nos puede recomendar encontraremos una gran variedad ya que dependerá de la gravedad del caso con el que se encuentre en el diagnóstico. Muy pocos casos responden a medicación, pero a veces, vale la pena intentarlo con una inyección de hormonas si es que vemos que fisiológicamente todo está correcto. Normalmente se recurre a la castración, por varios motivos:

  • Pueden desarrollar tumores en los testículos que no han descendido.
  • Evitar la transmisión genética a sus descendientes ya que no impide la reproducción.
  • Disminuir la reactividad (muy presente en perros monórquidos).

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a A mi cachorro no le bajan los testículos, ¿por qué?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre A mi cachorro no le bajan los testículos, ¿por qué?

Muy útil

Descubre vídeos interesantes
Razas de perros
Razas de gatos
Manualidades para mascotas
Consejos y cuidados de los gatos
A mi cachorro no le bajan los testículos, ¿por qué?
1 de 4
A mi cachorro no le bajan los testículos, ¿por qué?