Compartir

¿Cómo ayudar a una cobaya triste?

Por Mercè Garcia, Editora de ExpertoAnimal. Actualizado: 7 agosto 2018
¿Cómo ayudar a una cobaya triste?

Las cobayas (Cavia porcellus) son animales dóciles y afectuosos, por ese motivo, es normal que nos preocupemos si observamos en ellas comportamientos extraños o inactividad, pues son síntomas inequívocos de que algo no marcha bien. Especialmente si acabas de adoptar a una cobaya u observas que no come y está triste, debes prestar especial atención a las posibles causas que mencionaremos en este artículo de ExpertoAnimal.

Descubre a continuación cómo ayudar a una cobaya triste, repasando distintos aspectos fundamentales para su cuidado y manejo, así mismo, no olvides que puede ser necesario acudir a un veterinario especializado en animales exóticos para asegurar su estado de salud.

¿Cómo saber si mi cobaya está triste?

Es habitual que ante la aparición de ciertos síntomas nos planteemos que nuestra cobaya pueda estar triste o deprimida, sin embargo, es importante resaltar que muchos de ellos pueden confundirse con síntomas de enfermedad facilmente, por lo que siempre será conveniente visitar a un veterinario especializado y asegurar que el comportamiento de la cobaya no se debe a patologías propias de la especie.

Si somos tutores experimentados en la tenencia de cobayas, sabremos reconocer fácilmente los signos que indican que está feliz, como los saltos de excitación, la predisposición por el agua, los ruidos afectuosos o la necesidad de relacionarse con otros miembros de su especie. Recordemos que se trata de animales gregarios, que necesitan poder interactuar para disfrutar de un estado de bienestar.

Por otro lado, los ruidos sordos, relacionados con el miedo y el estrés, los lloriqueos y los chillidos de descontento o de peligro inminente están indicando que nuestra cobaya no se siente cómoda. Pero, ¿cómo reconocer que, efectivamente, nuestra cobaya esta triste?

Síntomas de una cobaya triste o enferma

A continuación te mostramos los síntomas más característicos de una cobaya triste o enferma:

  • Inactividad
  • Chillidos y lloros
  • Ruidos anormales
  • Falta de apetito
  • Falta de interacción
  • Estrés
  • Miedo
  • Agresividad
  • Se esconde
  • Decaimiento
  • Debilidad
  • Aburrimiento
  • Falta de aseo
  • Bebe en exceso
  • Estereotipias
  • Postura encorvada

¿Por qué mi cobaya está triste?

Si has reconocido uno o varios de los síntomas de los que te hemos mostrado anteriormente, será fundamental prestar atención las causas comunes que pueden provocar que nuestro cuyo esté triste:

  • Estrés y ansiedad: este tipo de problemas se manifiestan mediante las estereotipias (comportamientos repetitivos y constantes) que pueden ser muy variables. Algunos ejemplos pueden ser la ingesta compulsiva de agua, los movimientos en círculos o un "juego" constante con alguno de sus utensilios básicos, como el bebedero o el comedero. Puede estar causado por un entorno sucio, pequeño, por falta de atención...
  • Miedo y agresividad: aunque no son especialmente frecuentes, este tipo de conductas, dirigidas hacia nosotros o hacia otros animales, pueden hacer sospechar que el animal padece alguna patología, que puede estar causando dolor. Observaremos que el animal "se congela", se mantiene inactivo y escondido o que hace ruidos extraños (como chillidos y lloros). Este tipo de comportamiento también es común en animales recién adoptados, que se sienten amenazados en su nuevo entorno, aunque también puede ocurrir ante un mal manejo por parte del cuidador, especialmente si incluye castigos y gritos.
  • Pérdida de una cobaya amiga: muchas personas se preguntan si las cobayas mueren de pena, puesto que el fallecimiento de un un cuy familiar o amigo suele generar apatía, falta de interacción y tristeza.
  • Falta de estimulación: las cobayas son animales inteligentes y activos, por ese motivo, la falta de socialización, un entorno deficiente o la poca variedad de elementos pueden causar apatía, aburrimiento y tristeza. Observaremos decaimiento y que el animal se mantiene inactivo la mayor parte del tiempo.
  • Enfermedades y otros: existen múltiples patologías y trastornos que pueden provocar síntomas anormales en nuestra cobaya y que pueden ser fácilmente confundidos por episodios de tristeza y depresión.

A continuación te explicaremos qué pasos debes seguir para asegurar el buen estado de salud y bienestar de tu cobaya, sigue nuestros consejos y recomendaciones.

¿Cómo ayudar a una cobaya triste? - ¿Por qué mi cobaya está triste?

¿Cómo ayudar a una cobaya triste?

1. Lleva a tu cobaya al veterinario

Especialmente si observas que tu cobaya está rara y que además no come, ni bebe ni se mueve, acude a tu veterinario de inmediato. Las cobayas necesitan ingerir heno de calidad para mantener su sistema digestivo activo, por ese motivo, la falta de ingesta de alimento es una señal de alarma que indica que debemos visitar a un especialista cuanto antes, pues la vida del cuy puede estar en riesgo.

Si estás preocupado y crees que los síntomas que observas pueden deberse a una patología, te animamos a visitar nuestro artículo y descubrir cómo saber si una cobaya está enferma. También puede ser interesante que, en caso de inactividad visites el artículo acerca de falta de actividad y temblores en las cobayas.

Las enfermedades más comunes de las cobayas son:

  • Diarrea
  • Escorbuto
  • Abscesos
  • Parásitos
  • Golpe de calor
  • Cuerpos extraños
  • Displasia de cadera
  • Enfermedad del vals
  • Sordera
  • Etc.

Es importante resaltar que algunas patologías, como el golpe de calor o la diarrea, pueden resultar mortales si no se detectan y tratan a tiempo. Además, las cobayas no siempre muestran de forma evidente sus dolencias, por lo que podemos encontrarnos ante una patología grave en sus últimas etapas.

En cualquier caso, siempre es aconsejable descartar un problema de salud visitando a un veterinario, antes de enfocar la depresión o la tristeza como problemas del comportamiento.

2. Tiempo de adaptación de la cobaya

Si acabas de adoptar a tu cobaya puede que se muestre deprimida y triste debido a la separación de sus anteriores cuidadores y/o cobayas amigas. Este comportamiento es muy habitual en los cuy y lo más importante será tener paciencia e intentar relacionarnos con ella poco a poco y de forma calmada. Estos animales detestan los gritos, la excitación excesiva y el trato brusco, pues solo hacen que provocar estrés y miedo en el animal.

Es fundamental que prepares adecuadamente la jaula de una cobaya siguiendo nuestros consejos, de acuerdo con los estándares de bienestar animal, y asegurar que en todo momento tiene acceso a sus utensilios básicos: espacio, alimento, agua, escondites, cobayas amigas, juguetes...

Los primeros días de una cobaya en casa debemos dejarle espacio y procurarle tranquilidad. Si somos afectuosos, tranquilos y constantes el tiempo de adaptación de la cobaya puede situarse entre pocas semanas y varios meses.

3. La alimentación de una cobaya

Ofrecer una alimentación adaptada a cada etapa es fundamental para asegurar un óptimo desarrollo y estado de salud. Debe disponer siempre de agua fresca y limpia, que renovaremos de forma regular alrededor de dos veces al día, heno fresco de calidad y, junto a las raciones de pellets indicadas según la etapa, añadiremos también raciones de hierbas, frutas y verduras recomendadas para las cobayas, fundamental para el aporte de vitamina C.

Supervisa de forma regular su espacio para asegurar que está limpio y que los alimentos disponibles son frescos, además, deberemos estar seguros de que la cantidad de comida diaria de la cobaya es la adecuada, pues el sobrepeso influye también en su comportamiento, provocando malestar y apatía.

4. Enriquecimiento, juegos y bienestar

Al margen de cubrir sus necesidades básicas, debes esforzarte por ofrecer un entorno adecuado a tu cuy, empezando por un entorno higiénico y amplio, que le permita ejercitarse de forma natural. Recuerda que además de ser animales gregarios, que disfrutan de la vida en comunidad junto a los de su especie, las cobayas necesitan objetos para masticar y jugar, puesto que son roedores especialmente curiosos y activos.

Si no te es posible adoptar una segunda cobaya para mejorar el bienestar de la tuya, asegúrate de pasar suficiente tiempo con ella, dedicándole varias horas al día que incluyan salir de su entorno y relacionarse directamente contigo. Es muy importante que la animes a ejercitarse de forma regular.

Así mismo, las cobayas necesitan escondites seguros donde refugiarse cuando tengan miedo o quieran descansar. En el mercado encontrarás casetas, tuberías, nidos y todo tipo de elementos que ayudarán a que se sienta más cómoda en el entorno. Puedes rellenarlos con heno seco, por ejemplo. Este punto es especialmente importante si convive con otros animales, como gatos y perros.

Finalmente no olvides que estos animales requieren afecto constante y un entorno calmado. Relaciónate con ella de forma positiva, no la fuerces a hacer lo que no desea y avanza paso a paso para ganarte su confianza. Si aún así pasado un tiempo tu cobaya sigue mostrándose triste o deprimida entonces te animamos a buscar consejo en un veterinario especializado en estos animales.

¿Cómo ayudar a una cobaya triste? - ¿Cómo ayudar a una cobaya triste?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo ayudar a una cobaya triste?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Bibliografía
  • Guinea pig behaviour - Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals
  • A healthy diet for guinea pigs - Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals

Vídeos de ¿Cómo ayudar a una cobaya triste?

1 de 2
Vídeos de ¿Cómo ayudar a una cobaya triste?

Escribir comentario sobre ¿Cómo ayudar a una cobaya triste?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Susana
Hola, ¿cómo estáis? Quería comentar que yo tengo tres cobayas, una cobaya vieja, de unos 5 años, una cobaya joven y una cobaya de un mes, todas hembras... Hace poco estuve buscando cuánto dura una cobaya porque tenía miedo de que la viejita me dejara, pero aún vivirá un tiempo más espero... :)

El tema es que hace un tiempo me fije en ella y pensé, ostras, mi cobaya está rara, entonces vi que probablemente la cobaya estaba enferma, pues no se movía nada, y fui rápidamente al veterinario y suerte de eso, porque sino no estaría conmigo...

Me gusta que en este artículo se haya inculcado tanto la importancia de visitar un especialista, así que os animo a todos a actuar con rapidez siempre que creáis que el caso es grave.
lis2285
la veterinaria le ha restringido la toma de verduras, antes le daba mucha y me dijo que le diera sólo una vez al día y menos cantidad y desde entonces está triste me dijo que se le pasaría pero no juega, no sale de su casa, apenas se mueve, ya no me hace guigui como antes la noto muy tristona. el sábado voy a la revisión y a ver que me dice su vete pero me tiene preocupada algún consejo? Gracias
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Lis, nos gustaría ayudarte pero al no tener un diagnóstico no podemos saber qué le ocurre... Lo mejor será que esperes al sábado para comentarle la situación a tu veterinaria pero si observas que deja de comer llámala inmediatamente, ya que es una muy mala señal... Esperamos que no sea nada, ¡un saludo!
cucho-y-bubbu
muchas gracias Merce ya os comentaré cuando sepa algo....

¿Cómo ayudar a una cobaya triste?
1 de 3
¿Cómo ayudar a una cobaya triste?

Volver arriba