Compartir

¿Cómo hacer que mi gato me haga caso?

Por Karina Sinopoli, Veterinaria. Actualizado: 21 agosto 2018
¿Cómo hacer que mi gato me haga caso?

Ver fichas de Gatos

Cuando nos preguntamos sobre la educación del gato, pensamos que puede llegar a ser una tarea muy difícil pero, al igual que los perros, los gatos también pueden ser educados, pudiendo lograr que tengan un buen comportamiento y así una convivencia armoniosa. Lo que debemos tener en cuenta es que no se comportan de la misma manera. Los gatos son animales sociales pero más independientes, que no les interesa complacernos, por eso es primordial entender lo que piensan, necesitan, los motiva y el porqué de sus acciones.

En este artículo de ExpertoAnimal te daremos algunas recomendaciones sobre cómo hacer que tu gato te haga caso, pero antes de adentrarme en el tema, también es importante recalcar que no todos los gatos son iguales, que ellos también tienen temperamentos y personalidades distintas (algunos son activos y bulliciosos, otros son reservados y tímidos, hay muy independientes y otros muy afectuosos) y que pueden haber experimentado vivencias no agradables o traumas, por lo que cada caso necesitará su tiempo y dedicación.

También te puede interesar: Qué debo hacer si mi serpiente no come

¿Por qué mi gato no me hace caso?

Teniendo en cuenta el comportamiento diferente que presentan y las distintas personalidades de los gatos, las causas más habituales por las que no nos hacen caso y que debemos tener presentes pueden ser las siguientes:

  • Factores ambientales que puedan afectar a su comportamiento como introducción de nuevos animales o personas en el domicilio, lo que genera que se sientan amenazados o más inseguros.
  • Cambios en la rutina a la cual están acostumbrados, que puede guardar relación con la causa anterior o ser por otros motivos, como un cambio de horario de comidas.
  • Instinto propio de la especie como puede ser marcaje con uñas u orina, que lleva al animal a sentir la necesidad de arañar muebles u objetos. El marcaje también puede ser por estrés, producido por una de las causas anteriores. Además, su instinto cazador puede explicar determinados comportamientos, por lo que cubrir esta necesidad mediante el juego adecuado está más que recomendado.
  • Problemas físicos como dolor, artritis, traumatismos, infecciones urinarias o distintas patologías que puedan llevar a actitudes agresivas o a algún comportamiento anormal como realizar sus necesidades fuera del arenero.
  • Edad. Cuando son muy pequeños es normal que observemos que el gato no hace caso, ya que todavía está en proceso de aprendizaje. Así mismo, cuando son muy mayores también es habitual que se muestren más reacios a obedecer. En este último caso aconsejamos acudir al veterinario para comprobar si se trata de un problema físico o comportamiento asociado a la edad.

Especialmente los dos primeros puntos generan en el gato un estado de estrés que puede ser más o menos grave y que afecta a su comportamiento general, produciendo problemas de conducta como los mencionados y, por supuesto, provocando que el gato no haga caso. Por este motivo es tan importante identificar la causa del problema y tratarla.

¿Qué debo hacer para que mi gato haga caso? - Técnicas básicas

Una de las técnicas que deberemos tener en cuenta a la hora de saber cómo hacer que un gato haga caso es el refuerzo positivo, el cual consiste en recompensar al animal, ya sea con una caricia, golosina o comida favorita, cuando vemos que hace algo bien, animándolo a repetir la misma acción. Desde nuestro punto de vista es una de las pautas que más ayuda nos brindará, logrando un aprendizaje rápido y efectivo. Es necesario ser constantes y estar atentos al comportamiento para lograr recompensarlo en el momento exacto y conseguir, así, una conducta deseada.

Indicando lo que está mal sin castigar y ofreciendo alternativas

En contraposición al punto anterior cuando lo hallamos haciendo algo que no anhelamos, como subirse a la mesa, debemos marcarlo con un “no” en tono firme. Es importante hacerlo en el momento justo para que lo comprendan y que lo puedan asociar a la conducta que están teniendo en ese preciso instante. Los castigos físicos o en los que se inculque miedo no sirven, ya que no lo entienden y por lo contrario podemos lograr un efecto no deseado como la pérdida de confianza hacia nosotros, ansiedad, estrés o agresividad.

En aquellos casos en los que la conducta no deseada es hacia nosotros o un objeto, como arañar o morder, es importante sustituir el recurso inadecuado por uno que sí sea correcto, como un rascador o un juguete. En los siguientes apartados veremos situaciones concretas y cómo hacer que tu gato te haga caso.

¿Cómo hacer que mi gato me haga caso? - ¿Qué debo hacer para que mi gato haga caso? - Técnicas básicas

Mi gato no me obedece y araña los muebles

Una conducta normal en los gatos es afilar sus uñas o marcar su territorio con ellas, el problema es cuando lo hacen en lugares no adecuados como muebles o sillones. Para conseguir que deje de arañar los muebles hay que acostumbrarlos a que lo hagan en un rascador o tronco. Si a tu felino le sucede esto y no hay forma de conseguir que tu gato te haga caso para que use el rascador, empieza jugando con él, asociándolo como algo positivo, colocándolo frente al objeto que utilizaba anteriormente y, cuando use el rascador, recompensa al animal.

Una vez que acepte el rascador ya podremos colocarlo en un sitio que consideremos más conveniente o adecuado. Cuando vuelva a arañar otro mueble, debemos separarlo inmediatamente (no de forma brusca) y llevarlo donde lo hayamos acostumbrado. En este sentido, tener varios rascadores y distintos mejora el enriquecimiento ambiental y, por ende, consigue mejores resultados. A los gatos les encantan los rascadores con diferentes alturas, así como mirar el exterior a través de una ventana, por lo que colocar un rascador que cumpla con estas características en su ventana favorita puede ser muy positivo.

Mi gato no me hace caso, me muerde y me araña

Muchas veces los gatos intentan morder o arañar, esto puede ser debido a un comportamiento agresivo pero la mayoría de las veces lo hacen como parte de un juego debido a su conducta depredadora o a una mala educación por nuestra parte. Muchos son los tutores que cuando adoptan a un gatito juegan con él utilizando sus manos y pies, sin darse cuenta de que el animal interpretará esto como correcto y, por tanto, en un futuro continuará arañando y mordiendo, provocando más dolor por ser más grande. Por este motivo, jamás debemos enseñar a un gato que perseguir y "jugar" con nuestras manos o pies es correcto.

Cuando el animal nos arañe o muerda, debemos marcarle con un “no” y suspender la sesión de juego inmediatamente, ya que esto le hará comprender que lo que está haciendo no es correcto. También tendremos que evitar todos los estímulos que pueden desencadenar dicho comportamiento. Así mismo, otra técnica infalible para conseguir que un gato haga caso y entienda que no debe arañarnos ni mordernos es sustituir nuestro cuerpo por un recurso adecuado, como puede ser un juguete. De este modo, tras decirle "no", le daremos un juguete y lo recompensaremos para que interprete que sí puede morder ese objeto.

¿Cómo hacer que mi gato me haga caso? - Mi gato no me hace caso, me muerde y me araña

Mi gato no me hace caso cuando lo llamo

Para lograr que tu gato te haga caso cuando lo llames sigue estos simples consejos:

  1. El primer paso para iniciar este aprendizaje es elegir un nombre que sea simple y corto. Es importante para evitar confusión en nuestras mascotas no utilizar diminutivos ni cambiar el tono empleado.
  2. El segundo paso es elegir una golosina o comida que le guste mucho para utilizarlo como recompensa. Empieza colocándote a cortas distancias y llámalo hasta que obtengas su atención (al principio podría de ser ayuda el uso de algún juguete). Cada vez que se acerque a ti dale el premio que hayas elegido para que lo asocie con algo positivo. Repite esto varias veces al día en sesiones cortas y, como consejo, hazlo antes de la comida para que esté más predispuesto.
  3. A medida que vaya respondiendo a tu llamada, aumenta la distancia y luego avanza a otros ambientes de la casa. Una vez logrado esto es conveniente disminuir de forma paulatina el premio elegido.

Además, es importante que asocie el llamado a algo positivo, por lo tanto no utilices su nombre en situaciones negativas. Por otro lado, es mucho más sencillo conseguir que un gato haga caso cuando lo llamas empezando su educación a una edad temprana, aunque si tienes un gato adulto también puedes enseñarle. Por último, sé paciente y ten constancia.

Conoce sus necesidades y sabrás cómo educarlo

Es importante conocer sus necesidades, como mantener siempre limpio su arenero (el gato es muy meticuloso con su higiene), saber que los gatos son más activos durante la noche (pasan la mayor parte del día durmiendo) con lo cual podemos jugar con ellos antes de irnos a dormir, proporcionarles juguetes para que se entretengan, dejarle siempre disponible comida y agua para evitar de esta forma que nos despierte durante la noche con sus maullidos. Eso sí, si tu gato no sabe racionarse la comida, para evitar el sobrepeso deberás fijar un horario de comidas que habrás de respetar.

Hay que comprender que los gatos actúan de forma distinta a nosotros, que tienen sus propios instintos y que debemos cubrirlos de algún modo, no solo para saber cómo hacer que un gato haga caso, sino para lograr que el animal viva feliz y equilibrado. Entender su comportamiento nos facilitará su aprendizaje.

¿Cómo hacer que mi gato me haga caso? - Conoce sus necesidades y sabrás cómo educarlo

Constancia, clave para conseguir que un gato haga caso

Por último, cabe recordar que tenemos que ser constantes para poder lograr un cambio. Algunos estarán más predispuestos y otros harán el uso de su testarudez, por eso es imprescindible tener mucha paciencia y una actitud asertiva, ya que cualquier cambio en nuestro humor lo notarán. Siempre podemos recurrir también a los consejos de profesionales con conocimientos en comportamiento animal, como etólogos felinos, y veterinarios de confianza en casos muy graves o complicados.

Esperamos que estas pautas para saber cómo hacer que tu gato te haga caso sean de ayuda y nunca olvides que en toda educación no puede faltar respeto, confianza y amor.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo hacer que mi gato me haga caso?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre ¿Cómo hacer que mi gato me haga caso?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
5 comentarios
perseo-talia
Los gatos necesitan: Amor (mimos con la misma delicadeza que la de su madre) Límites(algún grito, no muy fuerte) Juegos (sirven para agrandar el vínculo con tu gato)
María Inés
Me parece excelente, pues nos enseña a conocer a nuestras mascotas y a como debemos cuidar de ellos. Tengo un gato de origen inglés British S.h. un año seis meses y quiero saber qué enfermedades son frecuentes en esta raza! Agradeceré mucho vuestra información!
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola María Inés, puedes consultar la ficha genérica de la raza: https://www.expertoanimal.com/razas-de-gatos/british-shorthair-gato-britanico-de-pelo-corto.html. Un saludo y gracias por tus comentarios.
judith05
Dale de comer acariciarlo mimitos respeta espacio y q vea q no eres una amenaza
Natalia
Disculpe pero yo. Tengo varias mascotas y nose cua l anda sangra de si sabe me podría desir como saber si un animal anda sangrando por favor y gracias
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Natalia, revisa si alguno tiene heridas. Y si el sangrado es durante la micción o defecación, deberás observarlos al hacer sus necesidades. Un saludo
erika03
ya hice de todo y solo me mira cada vez que tiene hambre😂

¿Cómo hacer que mi gato me haga caso?
1 de 4
¿Cómo hacer que mi gato me haga caso?

Volver arriba