Compartir

¿Cómo interrumpir el embarazo de una gata?

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 30 marzo 2019
¿Cómo interrumpir el embarazo de una gata?

Ver fichas de Gatos

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a tratar un tema complejo y delicado: los abortos en las gatas. En ocasiones, recogemos una gata de la calle o la nuestra, sin esterilizar, se escapa y, un tiempo después, la descubrimos en estado de gestación. Ante una circunstancia así podemos decidir recibir a los nuevos gatitos, con todo lo que eso conlleva, pero, también, tenemos la opción de interrumpir la gestación. A continuación, explicaremos cómo interrumpir el embarazo de una gata.

También te puede interesar: ¿Cómo ahuyentar ratones?

Embarazo no deseado en gatas

Antes de pasar a explicar cómo interrumpir el embarazo de una gata debemos saber que este es muy probable que se produzca si no la hemos esterilizado. Las gatas son poliéstricas estacionales, lo que quiere decir que en los meses con más luz solar van a encontrarse prácticamente siempre en celo. Notaremos que maúllan más y en tonos muy agudos, muestran sus genitales retirando la cola, están más cariñosas, se frotan contra personas y objetos, intentarán escaparse, etc.

Estos síntomas se repetirán durante aproximadamente una semana cada quince días. En este período la gata va a atraer a los machos y, si se encuentran, se producirá, con alta probabilidad, la monta. Al terminar esta el gato retirará su pene recubierto de espículas, lo que produce un estímulo doloroso que desencadena la ovulación inducida de la hembra y, con toda probabilidad, una gestación de 3-5 gatitos que nacerán en unos dos meses. Por lo tanto, es sencillo que, a lo largo de su vida, una gata sin esterilizar consiga quedarse preñada de manera no deseada por nosotros.

Síntomas de una gata embaraza

Si has presenciado la monta, lo más recomendable es visitar al veterinario para realizar una ecografía y confirmar el embarazo lo antes posible, ya que cuanto antes se identifique, menos riesgos y más probabilidades de poder hacer abortar a la gata. Ahora bien, si no has visto este momento y, por tanto, te interesa cómo saber si una gata está embarazada, deberás prestar atención a los siguientes síntomas:

  • Tendrá los pezones más hinchados y rosados.
  • La vulva también se hinchará.
  • Con el paso de los días, su barriga crecerá.
  • Buscará un lugar tranquilo para preparar el nido.
  • Empezará a preparar el nido.
  • Puede que pierda un poco el apetito.
  • En la fase final, su comportamiento puede cambiar y mostrarse más arisca.

En general, estos síntomas de una gata embarazada suelen aparecer a partir de la mitad de la gestación, de manera que, como veremos en el siguiente apartado, los riesgos de hacerla abortar aumentan.

¿Cómo interrumpir el embarazo de una gata? - Síntomas de una gata embaraza

¿Se puede interrumpir el embarazo de una gata?

Así, es posible que nos encontremos ante una gata en estado sin que haya sido nuestra elección. En este caso tendremos dos opciones:

  • Continuar con la gestación: debemos tener en cuenta que esta decisión implica realizar un seguimiento veterinario a la gata, ofrecerle cuidados y atención en el parto y posparto y, sobre todo, buscar hogares responsables para los gatitos, teniendo en cuenta que, aproximadamente en unos cinco meses, estos pequeños también serán fértiles.
  • Interrumpir la gestación: sí, es posible no seguir adelante con una camada no deseada por las circunstancias que sean. Para ello, debemos acudir al veterinario. En el siguiente apartado explicaremos con detalle cómo interrumpir el embarazo de una gata.

¿Cómo interrumpir el embarazo de una gata?

Sí se puede hacer abortar a una gata, siempre y cuando lo haga un veterinario. Si esta es nuestra decisión, nos podemos encontrar ante dos supuestos:

  • Gestación en fases iniciales: durante las primeras semanas no vamos a notar ningún cambio en la gata que nos haga sospechar de su estado, por eso solo si hemos visto la monta podremos acudir al veterinario. En una fase temprana de la gestación, si queremos saber cómo hacer abortar a una gata, este profesional valorará la situación y nos prescribirá fármacos que provocarían la reabsorción de los embriones o su expulsión. Pueden tener efectos secundarios. Esta solución debería ser puntual, ya que se recomienda la ovariohisterectomía, es decir, la extirpación del útero y de los ovarios. Esta intervención supone una solución definitiva al problema de las camadas no deseadas.
  • Últimas semanas de la gestación: si nos sorprende una barriga mucho más grande de lo habitual en nuestra gata, puede ser que ya se encuentre en la fase final de la gestación. En estos casos, el veterinario valorará la situación, teniendo en cuenta los riesgos que supone intervenir en estas condiciones comparados con los de continuar la gestación.

¿Hasta cuándo se puede interrumpir el embarazo de una gata?

Sabemos cómo interrumpir el embarazo de una gata pero hemos visto que no siempre es recomendable. Los fármacos abortivos pueden emplearse aproximadamente hasta unas tres semanas antes de la fecha probable del parto. Pero hay que tener en cuenta que, cuanto más tiempo de gestación haya transcurrido, más grandes serán los fetos y más complicada, por tanto, su expulsión.

Si escogemos interrumpir el embarazo mediante la ovariohisterectomía, aunque hay veterinarios que la realizan en cualquier momento de la gestación, otros no recomiendan operar en las dos semanas anteriores a la fecha probable del parto. Esto es por la acumulación de sangre que se da en el útero en gestación, de forma que extraerlo aumentaría los riesgos. Además, algunos veterinarios no se sienten cómodos impidiendo el nacimiento de crías ya tan formadas.

¿Cómo evitar el embarazo de una gata?

Si no queremos preocuparnos de cómo interrumpir el embarazo de una gata es nuestra responsabilidad evitar gestaciones no deseadas. Para ello, se recomienda la esterilización. Existen fármacos que inhiben el celo pero tienen efectos secundarios importantes, como los tumores de mama o la infección uterina, por eso no es aconsejable que se utilicen como anticonceptivo habitual.

Por último, en el tema de la reproducción de los animales domésticos debemos tener en cuenta la sobrepoblación. Cada año un número elevadísimo de gatos son maltratados, asesinados o abandonados. No es responsable aumentar esta cifra. Aunque pensemos que podremos encontrar hogares para todos, eso no equivale a garantizar lo mismo para los descendientes que potencialmente podrán tener, perpetuando el problema de la sobrepoblación.

Por ello, salvo que seamos criadores legalmente autorizados, es nuestra obligación emplear métodos anticonceptivos como la esterilización. Confiar en que la gata no se va a escapar no es seguro. Teniendo en cuenta la valoración de riesgos y beneficios, se recomienda la ovariohisterectomía.

¿Cómo interrumpir el embarazo de una gata? - ¿Cómo evitar el embarazo de una gata?

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo interrumpir el embarazo de una gata?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del embarazo.

Escribir comentario sobre ¿Cómo interrumpir el embarazo de una gata?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo interrumpir el embarazo de una gata?
1 de 3
¿Cómo interrumpir el embarazo de una gata?

Volver arriba