menu
Compartir

¿Cómo quitar una garrapata a un perro?

Por Marta Sarasúa, ATV y etóloga especializada en modificación de conducta. 27 junio 2022
¿Cómo quitar una garrapata a un perro?

Ver fichas de Perros

Las garrapatas son unos desagradables parásitos externos de la familia de los arácnidos que se alimentan de sangre y, además de producir picor e irritación en la piel, pueden transmitir peligrosas enfermedades a los perros, como la babesiosis, la ehrlichiosis o la enfermedad de Lyme, entre otras.

Para evitar las consecuencias de la picadura de la garrapata es fundamental proteger a los peludos, especialmente durante los meses de más calor, con productos repelentes específicos para canes como los collares o las pipetas, así como revisarlos bien tras las salidas al campo o zonas rurales. No obstante, y aunque utilicemos métodos preventivos, en ocasiones podemos encontrarnos alguna garrapata adherida a la piel de nuestro perro y, en ese caso, es importante saber extraerla de forma correcta. Por ello, en este artículo de ExpertoAnimal te explicamos, paso por paso, cómo quitar una garrapata a un perro.

¿Cómo quitar una garrapata a un perro paso a paso?

Una vez localizada la garrapata, esta debe retirarse a la mayor brevedad posible, pues cuanto más tiempo pase el parásito adherido a la piel del perro, más probabilidades hay de que le transmita algún tipo de infección. Para ello, lo ideal es contar con unas pinzas especiales para quitar garrapatas, que puedes encontrar fácilmente a la venta en tiendas especializadas o clínicas veterinarias.

Los pasos a seguir para quitar una garrapata a un perro con pinzas y de manera segura son los siguientes:

  1. Coloca a tu perro en una posición en la que te resulte cómodo trabajar y que te permita ver bien al parásito. Si es necesario, pide a otra persona que te ayude a sujetar al animal.
  2. Con una mano, retira el pelo que haya alrededor de la garrapata para mantener la piel visible y con la otra mano coge una pinza especial para la extracción de garrapatas. Si no tienes, puedes utilizar una pinza normal de punta fina.
  3. Agarra la garrapata colocando las pinzas lo más cerca posible de la piel del perro. No ejerzas demasiada presión sobre el parásito porque, si lo aplastas, podrías introducir su saliva en el torrente sanguíneo del perro o partir su cabeza, la cual quedaría total o parcialmente dentro de la piel del animal. Tampoco la zarandees ni la retuerzas.
  4. Una vez la tengas bien cogida con las pinzas, tira de ella suavemente hacia atrás y comprueba que está completa y que no se le ha partido la cabeza.
  5. Mata a la garrapata para asegurarte de que no pueda volver a engancharse en el perro. Para ello, sumérgela en alcohol, quémala o envuélvela bien en un papel, aplástala y métela en una bolsa antes de tirarla a la basura. Nunca la aplastes directamente con los dedos. Otra opción es liberarla bien lejos de tu hogar (y de cualquier otro hogar) para evitar que pueda parasitar a otros perros, sin necesidad de acabar con su vida.
  6. Tras extraer y eliminar cada garrapata, debes curar bien la pequeña herida que estas provocan en la piel de tu peludo. Lava la zona con abundante agua y jabón y después aplica un poco de betadine con una gasa. Si la piel está irritada o al perro le pica mucho, el veterinario puede recomendarte el uso de alguna crema o pomada específica.
  7. Para finalizar, lava y desinfecta bien tus manos.

Durante los siguientes días es importante que vigiles el comportamiento de tu perro. Si lo notas apático o detectas que tiene fiebre u algún otro síntoma de enfermedad, acude a tu veterinario.

¿Cómo quitar una garrapata a un perro? - ¿Cómo quitar una garrapata a un perro paso a paso?

Remedios para quitar una garrapata a un perro

Aunque el uso de pinzas es el método más eficaz, rápido y seguro para la extracción de las garrapatas en perros, también existen alternativas que pueden resultar útiles en algunos casos, por ejemplo, cuando las garrapatas están en zonas de difícil acceso o cuando no se tienen a mano las herramientas apropiadas.

¿Cómo quitar una garrapata a un perro con alcohol?

Empapa bien una gasa o un algodón con alcohol y colócalo sobre la garrapata, ejerciendo un leve presión sobre ella durante unos minutos. Transcurrido este tiempo, lo más probable es que el parásito muera y se desprenda por sí solo del perro. Si no es así, mantén la gasa unos segundos más hasta que te resulte sencillo extraer la garrapata. También puedes hacerlo con acetona en lugar de alcohol.

Este método suele ser eficaz para matar a las garrapatas y otros parásitos externos, pero no se recomienda abusar de él, pues el alcohol puede provocar quemaduras y lesiones en la garrapata haciendo que esta, antes de morir, "vomite" fluidos en la sangre del animal, pudiendo transmitirle en ese momento alguna infección.

Otros productos para quitar garrapatas

Existen otros métodos para quitar una garrapata a un perro que se basan en la utilización de productos naturales que actúan como repelentes. La eficacia de estos métodos no es tan alta, pero pueden ser una buena alternativa cuando no se dispone de un sistema mejor. Eso sí, solo debes utilizarlos si tu perro tiene una o dos garrapatas, en caso de infestaciones más graves, acude a tu centro veterinario para que un profesional aplique los procedimientos apropiados. Aprende cómo quitar una garrapata a un perro sin pinzas con estos métodos:

  • Manzanilla: haz una infusión de manzanilla, empapa una gasa con ella y colócala sobre la garrapata unos minutos hasta que esta se desprenda del animal. La manzanilla tiene efecto repelente, antiinflamatorio y antiséptico, por lo que su uso no afectará negativamente a la piel tu perro. De hecho, es también empleada para limpiar los ojos a los perros: "¿Cómo limpiar los ojos a un perro con manzanilla?".
  • Limón: hierve un par de limones cortados en un litro de agua a fuego lento durante una hora. Trascurrido este tiempo, coloca la mezcla en un pulverizador y rocía bien todo el área de la piel donde se encuentra la garrapata para que se suelte. Nunca utilices este método si el parásito se encuentra cerca de la nariz o los ojos del perro, pues podrías provocarle una irritación.
  • Aceite: a veces, unas gotas de aceite de oliva directamente aplicadas sobre la garrapata puede hacer que esta "se ahogue" y muera, resultando más fácil extraerla. No obstante, este método no siempre resulta efectivo.
  • Vinagre: mezcla vinagre de manzana y agua a partes iguales y empapa una gasa o un algodón con el líquido resultante. Luego, presiona unos minutos sobre la garrapata sin ejercer demasiada fuerza y ve comprobando si se desprende. Ten en cuenta que el vinagre dejará un olor desagradable sobre el pelo del perro que puede resultarle muy molesto al animal y es probable que trate de lamerse la zona para eliminar el producto, lo cual se debe evitar. Este producto también resulta útil contra las pulgas: "¿Cómo eliminar las pulgas de mi perro con vinagre?".

¿Cómo quitar una garrapata a un perro en la oreja?

Las orejas son zonas con la piel más fina y, por ello, es habitual que las garrapatas se adhieran a ellas. Así mismo, son también partes muy delicadas, por ello no es recomendable aplicar todos los remedios anteriormente expuestos por si penetran en el interior del oído. De esta forma, para quitar una garrapata a un perro en la oreja lo más adecuado es utilizar las pinzas siguiendo los pasos anteriores. En caso de tener varias garrapatas o estar el parásito en una zona de difícil acceso, aconsejamos acudir al centro veterinario para que sea un profesional quien la retire.

¿Qué hacer si se queda la cabeza de la garrapata dentro del perro?

Cuando retires una garrapata a un perro debes comprobar siempre que el parásito que acabas de extraer está completo y que ninguna parte de su cuerpo se ha quedado enganchada en el perro. Si tiras de la garrapata con demasiada fuerza, la retuerces o zarandeas para desprenderla o utilizas métodos o instrumentos inadecuados es posible que la cabeza del parásito se separe del cuerpo y se quede enquistada en la piel del perro. En el caso de que esto ocurra, es posible que le perro desarrolle una infección secundaria caracterizada por una reacción inflamatoria en la zona que puede resultarle molesta y dolorosa.

Si la cabeza de la garrapata se ha desprendido pero eres capaz de verla con claridad enganchada en la piel del perro, puedes tratar de retirarla utilizando las mismas pinzas o una aguja estéril. Si esto te resulta complicado, la cabeza del parásito no se ve o ya se ha enquistado en la piel del perro, acude al veterinario para que él o ella decida cómo actuar. A veces la cabeza de la garrapata acaba saliendo por sí misma tras la aplicación de un tratamiento y, en otras ocasiones, puede ser necesaria su extracción por parte de un profesional.

Si el perro ha estado muy expuesto a la picadura de las garrapatas, es recomendable que el veterinario le realice un test de enfermedades infecciosas para descartar que el parásito le haya podido transmitir alguna patología.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo quitar una garrapata a un perro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Desparasitación.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
lili
muy bueno el art{iculo felicidades
¿Cómo quitar una garrapata a un perro?
1 de 2
¿Cómo quitar una garrapata a un perro?

Volver arriba