menu
Compartir

Conjuntivitis en caballos - Causas, síntomas y tratamiento

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 5 enero 2022
Conjuntivitis en caballos - Causas, síntomas y tratamiento

Ver fichas de Caballos

La conjuntiva de los caballos se trata de una membrana mucosa que está formada por la conjuntiva palpebral (recubre la cara interna de los párpados), la conjuntiva bulbar (recubre la esclerótica, es decir, la superficie del globo ocular) y la conjuntiva de la membrana nictitante (recubre la cara interna y externa de la membrana nictitante o tercer párpado). Cuando se produce una inflamación de alguna o varias de estas partes de la conjuntiva, se habla de conjuntivitis. Aunque las conjuntivitis en caballos pueden ser un proceso primario, generalmente aparecen de forma secundaria a otras patologías oculares o sistémicas, lo cual debe tenerse en cuenta tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de la misma.

Si quieres conocer más sobre la conjuntivitis en caballos, sus causas, síntomas y tratamiento, no te pierdas el siguiente artículo de ExpertoAnimal en el que detallamos los aspectos más importantes de esta patología ocular.

Causas de la conjuntivitis en caballos

Cuando hablamos de la conjuntivitis en caballos, tenemos que hacer una distinción entre conjuntivitis primaria y conjuntivitis secundaria. Las causas de la conjuntivitis primaria en caballos pueden ser:

  • Cuerpos extraños: como heno, paja, viruta, polvo, espigas, etc.
  • Traumatismos: los traumatismos oculares son frecuentes en los caballos debido al gran tamaño de los ojos y a su disposición lateral en la cabeza. Si quieres saber más sobre la Anatomía del caballo, no dudes en echarle un vistazo a este otro artículo que te recomendamos.
  • Agentes infecciosos: incluyendo bacterias (Moraxella spp., Chlamydophila spp, Mycoplasma spp, Streptococcus equi), virus (Herpesvirus equino 1 y 2, virus de la Arteritis Viral Equina y Adenovirus), hongos (Aspergillus spp, Histoplasmosis, Blastomycosis, Rhinosporidium seeberi) y parásitos (Habronema spp, Thelazia lacrymalis, Onchocerca cervicalis, Trypanosoma evansi, Babesia spp). También son frecuentes las conjuntivitis ocasionadas por moscas. Te dejamos este otro post de ExpertoAnimal para que averigües los Remedios naturales para las moscas en caballos.
  • Neoplasias: carcinoma de células escamosas, linfoma, papiloma, hemangioma, hemangiosarcoma, mastocitomas, melanoma y mieloma múltiple.
  • Reacciones alérgicas: al polvo, arena, heno, amoniaco, cenizas o polen, entre otros.

Sin embargo, no todas las conjuntivitis son primarias, sino que en la mayoría de ocasiones aparecen de forma secundaria por:

  • Otras patologías oculares: que afecten a los párpados, la córnea, la esclerótica, la úvea, el sistema nasolagrimal y la órbita. Las conjuntivitis a menudo se asocian con queratitis, abscesos corneales, uveítis y obstrucción de los conductos nasolagrimales.
  • Patologías sistémicas: en los potros, es frecuente que las conjuntivitis aparezcan de forma secundaria como placentitis, Síndrome de Inadaptación Neonatal (SIN), septicemia, neumonía o hemorragias subconjuntivales o epiesclerales producidas por traumatismos al nacer. En los adultos, las conjuntivitis se pueden asociar a polineuritis, síndrome Vestibular, mieloencefalitis protozoaria equina, peste equina africana y linfangitis epizoótica.

Para conocer más Enfermedades comunes de los caballos, consulta este artículos que te recomendamos.

Síntomas de la conjuntivitis en caballos

Los signos clínicos que se pueden observar en caballos con conjuntivitis son los siguientes:

  • Hiperemia conjuntival: enrojecimiento de la conjuntiva.
  • Quemosis: edema a nivel de la conjuntiva. Como consecuencia, se observan los ojos hinchados y la conjuntiva engrosada.
  • Epífora: lagrimeo continuo.
  • Secreción ocular: desde una secreción serosa (en conjuntivitis virales o alérgicas) a purulenta (en conjuntivitis bacterianas).
  • Formación de folículos linfoides: por acumulación de células linfoides como linfocitos, células plasmáticas e histiocitos.
  • Granulomas oculares y perioculares: en conjuntivitis originadas por Habronema spp y Onchocerca cervicalis.

Diagnóstico de la conjuntivitis en caballos

Como hemos explicado, no todas las conjuntivitis son primarias, sino que en ocasiones aparecen asociadas a otras patologías oculares o sistémicas. Por ello, el diagnóstico de la conjuntivitis en caballos debe acompañarse de una investigación más profunda para determinar cuál es la verdadera causa de la inflamación y si va acompañada de alguna otra patología concomitante.

Para diferenciar las conjuntivitis primarias de las secundarias, es necesario realizar y llevar a cabo una:

  • Buena exploración general del caballo: para detectar signos que puedan indicar la presencia de una enfermedad sistémica.
  • Examen oftalmológico completo: para detectar alteraciones oculares que puedan estar causando la inflamación de la conjuntiva.

Cuando no se encuentren otros signos de enfermedad ocular ni sistémica asociados, se tratará de una conjuntivitis primaria. En este caso, es importante investigar cuál es el origen de la inflamación para poder instaurar el tratamiento más adecuado. Para ello, se deben realizar una o varias de las siguientes pruebas complementarias:

  • Cultivo microbiológico: bacteriano, viral y/o fúngico. La microflora normal de la superficie ocular está formada principalmente por bacterias grampositivas y por hongos. Habitualmente, estos microorganismos se mantienen en equilibrio, pero en ocasiones pueden actuar como patógenos oportunistas y ser los causantes de la conjuntivitis. Por ello, para el diagnóstico es importante hacer una correcta interpretación del cultivo microbiano y de la citología conjuntival.
  • Antibiograma: para determinar la sensibilidad del agente infeccioso frente a distintos grupos antibióticos. Esta prueba permitirá instaurar una terapia antibiótica específica y evitará la aparición de resistencias antibióticas.
  • Citología: a partir de raspados conjuntivales.
  • Diagnóstico histopatológico: a partir de una biopsia conjuntival.

Tratamiento de la conjuntivitis en caballos

Llegados a este punto, debemos plantearnos cómo curar la conjuntivitis en caballos. Para ello, lo primero que debemos considerar es si se trata de una conjuntivitis primaria o secundaria.

Tratamiento para la conjuntivitis en caballos primaria

En las conjuntivitis primarias el tratamiento podrá centrarse únicamente en la resolución de la inflamación conjuntival. Para ello, es necesario conocer cuál es la causa concreta que ha originado la conjuntivitis para poder instaurar un tratamiento específico.

  • Conjuntivitis por cuerpos extraños: los cuerpos extraños se deben extraer bajo anestesia local. A continuación, se deben realizar lavados del saco conjuntival para eliminar cualquier resto de suciedad.
  • Conjuntivitis infecciosas: se tratan con fármacos antimicrobianos, incluyendo antibacterianos, antivirales, antifúngicos o antiparasitarios en función del agente causal. Las conjuntivitis bacterianas y fúngicas se pueden tratar inicialmente con antibióticos de amplio espectro y, una vez se obtienen los resultados del antibiograma, cambiar al antibiótico de elección. En las conjuntivitis por Habronema spp y Onchocerca cervicalis, además del tratamiento antiparasitario, se debe administrar un corticoide vía oftálmica (siempre que no existan úlceras corneales) y realizar un desbridamiento de las lesiones nodulares.
  • Tumores conjuntivales: resección del tumor combinada con crioterapia, radioterapia o quimioterapia intralesional.
  • Conjuntivitis alérgicas: se tratan con corticoides por vía oftálmica. Además, es importante evitar la exposición a la causa desencadenante de la reacción de hipersensibilidad.

Tratamiento para la conjuntivitis en caballos secundaria

En caso de conjuntivitis secundarias, será necesario tratar también la causa primaria para conseguir resolver la inflamación conjuntival. De esta manera, se realizará un examen físico y oftalmológico además de que también se pueden llegar a realizar pruebas de secreción ocular.

Pronóstico de la conjuntivitis en caballos

El pronóstico de la conjuntivitis varía en función de la causa que la origina. En ese caso, nos podemos encontrar ante situaciones como las siguientes donde:

  • Las conjuntivitis infecciosas suelen responder bien al tratamiento antibiótico en 5-7 días: la falta de respuesta o la recidiva (reaparición) sugiere la existencia de una causa subyacente no identificada (por ejemplo, un cuerpo extraño oculto en el saco conjuntival).
  • Las neoplasias conjuntivales tienen un curso y un pronóstico variable: en función del tipo específico de neoplasia y del grado de invasión de los tejidos circundantes.
  • Las conjuntivitis alérgicas pueden ser difíciles de eliminar cuando no es posible evitar por completo la exposición a la causa desencadenante de la alergia.
  • Las conjuntivitis secundarias a enfermedades sistémicas graves pueden llegar a tener un mal pronóstico.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Conjuntivitis en caballos - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas oculares.

Bibliografía
  • Bauer, B. (2015). Ocular pathology. Vet Clin Equine; 31: 425-448
  • Brooks, D.E. (2010). Equine conjunctival diseases: A commentary. Equine Veterinary Education; 882-386
  • Carastro, S. (2004). Equine ocular anatomy and ophtalmic examination. Vet clin equine; 20: 285-299.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Conjuntivitis en caballos - Causas, síntomas y tratamiento
Conjuntivitis en caballos - Causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba