Compartir
Compartir en:

Cría de agapornis

Cría de agapornis

Ver fichas de Agapornis

Los agapornis, también conocidos como inseparables, son pájaros entrañables y de los que disfrutamos solo con ver su deslumbrante y colorido plumaje. Oírles cantar, jugar entre ellos pasándose la comida o dedicándose mimos, son algunas de las estampas clásicas que caracterizan a esta ave tan sociable.

Si tienes a una pareja de agapornis y estás planteándote hacerles criar para disfrutar de más miembros en tu hogar, has entrado al sitio adecuado. En este artículo de ExpertoAnimal te explicaremos cómo es el proceso de cría de agapornis dándote algunos consejos acerca del tiempo propicio de cría y demás.

No olvides que hacer criar aves es una responsabilidad, por ello debes plantearte previamente si podrás hacerte cargo de los nuevos inquilinos tanto económicamente como por espacio y cuidados. ¡Es importante!

La pareja de agapornis

A diferencia de lo que ocurre con otras especies de pájaros, elegir correctamente una pareja es complicado no si no sabemos sexar correctamente a los ejemplares. En las especies de agapornis cana o pullrius encontramos un verdadero obstáculo a la hora de diferenciar macho y hembra.

Los agapornis cana se distinguen porque las hembras son verdes a diferencia del macho, que posee la cabeza blanca y una pluma blanca en la ala donde el resto del plumaje es verde. Los agapornis pullarius, se distinguen por el color del interior del ala que en los machos es negra y en las hembras verde.

Para el resto de las especies de agapornis vamos a tener que observar el comportamiento y no el aspecto físico. Resulta que aunque dos de ellos formen una pareja no significa que sean de distinto sexo. Así que, este no es el comportamiento a tener en cuenta sino que si les damos material para hacer un nido y uno de ellos lo transporta entre las alas sin que se le caiga normalmente estaremos ante una hembra mientras que el macho será el encargado de regurgitar la comida y no realizará practicamente trabajos de construcción del nido.

La opción más indicada sin duda es acudir a un profesional o a un aficionado con los conocimientos apropiados que sepa distinguir y sexar correctamente los agapornis.

¿Qué especies de agapornis se pueden cruzar?

Existen nueve especies de agapornis y todas pueden cruzarse entre sí para obtener descendencia, sin embargo, determinados cruces van a dar como resultado crías estériles. ¿Cuáles son estos cruces?

En las diferentes razas de agapornis encontramos una peculiaridad en la zona de los ojos: unos tienen un anillo de piel blanca muy marcado (anillo perioftálmico) mientras que otros tienen un anillo mucho menos marcado que es simplemente una capa de plumas muy fina que protegen sus ojos. Debemos cruzar a las especies que tengan este rasgo concreto en común.

Agapornis con anillo perioftálmico:

  • Personatus
  • Fscheri
  • Lilianae
  • Nigrigeris

Agapornis sin anillo perioftálmico:

  • Pullarios
  • Roseicollis
  • Taranta
  • Canus
  • Swindernianus

La jaula de cría y la alimentación

Para que se lleve a cabo la cría, tus pájaros deben sentirse confortables y preparados, por ese motivo será fundamental reparar en crear un entorno propicio para ello.

A diferencia de otros pájaros que se sienten cómodos en una jaula más pequeña, los agapornis necesitarán una jaula amplia para moverse libremente y sin estrés. Retira los juguetes que puedan distraerlos y deja en la jaula de cría abundante agua fresca, alimento de calidad, un hueso de jibia y un extra: pasta de cría para agapornis. Este alimento extra será muy útil para la madre, que sufrirá un desgaste nutricional importante. También puedes hacerte con vitaminas para mejorar su estado de salud.

Si tenemos a otros agapornis además de la pareja, será recomendable separarlos antes de la cría puesto que podrían molestar e interrumpir el proceso.

Cuando nuestros agapornis lleven una semana recibiendo este extra alimenticio, podemos situar ya el nido. El ideal para la cría del agaporni es el nido cuadrado y grande, con un agujero en la entrada, que no debemos manosear una vez esté dentro de la jaula. Además, incorporaremos material para que ellos mismos puedan crear un nido confortable y cómodo (muy importante para evitar malformaciones en los polluelos). Hazte con pelo de coco o de cabra disponible en cualquier comercio para mascotas.

Cópula y puesta

Los agapornis alcanzan la madurez sexual al año de edad. Debemos esperar hasta entonces para llevar a cabo nuestro propósito. Además, evitaremos hacerles criar en las épocas de calor intenso, prefiriendo otoño y primavera para nuestro propósito.

El cortejo y la cópula pueden alargarse hasta 20 días aunque por lo general bastarán unos 10. El macho comenzará a cortejar a la hembra alimentándola y ofreciéndole la comida con su pico. Luego llevarán a cabo la monta que durará máximo unos diez días hasta que la hembra tenga su primer huevo.

Desde el inicio del cortejo debes proporcionar intimidad a tus agapornis. Molestarles puede suponer la interrupción del proceso de cría. No debes tocar en ningún caso el nido, solamente podrás acercarte para cambiar agua y alimento.

Dependiendo de la especie de agapornis en concreto, pondrán entre 3 y 6 huevos. El número de crías puede variar también por otros factores como la edad de ambos progenitores, su experiencia o la alimentación.

Nacimiento de las crías de agapornis

La incubación y el tiempo hasta que nacen las crías es de unos 25 días. Cuando el primer huevo empieza a romperse puede tardar hasta 24 horas en que salga la cría definitivamente. Cuando nazcan los pequeños hay que dejarles tranquilos durante la primera quincena donde sus padres les alimentarán sin problemas y donde nosotros no deberemos intervenir.

Crecimiento de los pichones

A partir de los 15 días los pichones de agapornis empiezan a estar más desarrollados y dejan de ser excesivamente frágiles, no obstante, siguen siendo animales muy sensibles que necesitan en todo momento el calor de sus progenitores.

Si deseamos habituar nuestros agapornis a ser manipulados, podemos empezar a interactuar con ellos (con sumo cuidado) a partir de los 20 o 25 días de edad. Es el momento perfecto para crear un vínculo con ellos y hacerles perder el miedo al ser humano. También es el período correcto para empezar a adiestrar a tus agapornis.

Separación de los progenitores y las crias

A partir de los 2 meses de edad, las crias ya están listas para ser separadas de sus progenitores. No olvides que, aunque tengas una jaula amplia, necesitarás al menos una pequeña voladera para albergar a toda la familia.

Cuida bien de tus agapornis y no olvides ofrecer enriquecimiento en su entorno para que disfruten de una vida plena. Toda esta experiencia seguro te servirá para apuntar beneficios de tener aves, animales muy sensibles y hermosos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cría de agapornis, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Cría de agapornis

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
chocobolas
Un post realmente útil, gracias @elenatorrens . Es muy curioso ver todo el proceso y es algo que nunca viene mal saber por si algún día te decides a tener más.

Cría de agapornis
1 de 6
Cría de agapornis