Compartir
Compartir en:

Cuidados para un gato blanco

Cuidados para un gato blanco

Ver fichas de Gatos

Si vamos a hablar de los cuidados especiales para un gato blanco, debemos comenzar por diferenciarlo de un gato albino. Este último posee una alteración genética donde, tras la mutación, tenemos un gato generalmente blanco, de ojos azules o uno de cada color. Las diferencias con el gato blanco son pocas pero las hay.

En este artículo de ExpertoAnimal queremos enseñarte cuáles son los cuidados para un gato blanco, lo que debemos tener en cuenta y lo que no para tener una convivencia exitosa y un felino sano y feliz.

Diferencias con el gato albino

¡No todos los gatos blancos son albinos! Esto es lo primero a destacar para poder entender las diferencias con los albinos y los gatos "normales". El pelaje del gato albino siempre es blanco, pero el pelaje del gato blanco puede tener manchas de otros colores. También existen blancos totales que no son albinos.

El gato blanco puede no tener los ojos azules o uno de cada color como, normalmente, los tiene el albino. Pero no se trata de una regla sino algo que normalmente ocurre. Por otro lado, la piel de los gatos blancos no suele ser de un rosa pálido como la de los albinos, puede serlo en algunos casos que tengan algún descendiente albino, y no lo sepamos, pero no es una característica fija como en los albinos. Pero para tener más información, no te pierdas nuestro artículo acerca de los cuidados de un gato albino.

Su pelaje: blanco

Al igual que el gato negro, enmascara un gran misterio, ya que la mayoría de los genetistas no lo consideran un color real. Podría decirse que se trata de un gen llamado W, que tapa no solo el color real del gato, sino sus posibles manchas. En los gatos con mucho blanco, abunda este gen a diferencia del gen S, que es el encargado de los colores en nuestros felinos.

Para que el o los pequeños de una camada nazcan blancos, alguno de los padres debe serlo. Este gen tan particular es conocido entre los genetistas como "epistatico", ya que oculta cualquier color susceptible a aparecer en el felino. En algunos cachorros puede aparecer una mancha gris o rojiza en la cabeza que, a medida que crecen, va desapareciendo.

Ojos del gato blanco

Otra diferencia a tener en cuenta con los albinos es que permite toda la paleta de colores cuando de ojos se trata: azules, verdes, amarillos, grises, etc. Mientras que los albinos, como dijimos en la introducción, solo azules o bicolor. En este sentido, dentro de los cuidados para un gato blanco, si sus ojos son de un color más bien oscuro, no debemos preocuparnos. En cambio, si lucen tonalidades más claras, como sucede con los gatos albinos, debemos prestar atención al tipo de luz que tenemos en casa, puesto que no soportan las luces muy intensas.

Cuidados de la piel de un gato blanco

En lo referente al órgano más grande del cuerpo de nuestro felino, debemos prestarle especial atención, lo mismo que en los albinos. Existen gatos albinos que no tienen pigmentación ni en el pelo ni en la piel, y gatos blancos que solo en sectores de su cuerpo tienen esta anormalidad pero, en ambos casos, requieren de cuidados especiales para evitar la aparición de patologías como la que detallamos a continuación.

Entre todas las enfermedades de la piel, tenemos la dermatitis actínica como la más común, donde, al no tener estos pigmentos que protegían la piel de nuestro gato, los rayos ultravioletas penetran directamente causándole dicha enfermedad y pudiendo llegar al cáncer. Se produce una quemadura profunda en el gato, crónica, tras la exposición al sol. Principalmente ocurre en orejas, nariz, espacios interdigitales y labios.

Como síntomas detectamos: prurito constante y en diferentes partes, sangre en punta o pabellón auricular, costras en diferentes partes del cuerpo, pérdida de pelo y/o zonas con cambios de color en el pelaje por la vasodilatación causada por la inflamación de la zona.

Como tratamiento no hay nada mejor que la prevención. Intentar que nuestro pequeño felino no esté al sol sin protección solar y, mucho menos, en horas de altas temperaturas en verano. Este consejo también vale para felinos con nariz y orejas blancas, o gatos colorados. El protector solar puede ser para humanos pero libre de óxido de zinc. De todas formas siempre es bueno consultar a un especialista veterinario.

Carcinoma de células escamosas

Creo que la palabra habla por sí sola, cáncer de piel. Se trata de la complicación más frecuente en animales con la dermatitis nombrada anteriormente que no fue tratada en tiempo y forma. La localización mas común es orejas, cara y nariz. Se trata de una ulceración de la piel y deformación de la cara. Puede seguir avanzando hasta los pulmones, inapetencia del animal y, por último, su muerte si no es atendido a tiempo.

Debemos estar atentos a la prevención y visitar al veterinario siempre que tengamos dudas en estos temas. Es muy rápido todo y podemos llegar a lamentarlo. En lo particular, he tratado con homeopatía animales con mucho éxito, solo debemos saber el momento. Para más información, no te pierdas nuestro artículo sobre homeopatía para gatos.

Sordera en gatos blancos y albinos

Tanto el gato blanco como el albino la sufren y, por tanto, cuando hablamos de cuidados para un gato blanco resulta fundamental tener en cuenta esta condición. Hace algún tiempo se asociaba con gatos color blanco y ojos azules, pero hoy en día se ha descartado esta teoría, ya que existen gatos blancos con ojos azules que oyen con normalidad y otros con ojos verdes totalmente sordos.

El origen de esta anormalidad no se conoce con exactitud pero se cree que viene asociado a las estructuras nerviosas de la audición durante su formación y la falta de pigmentación en el pelo. Dentro de sus cuidados tenemos las salidas al exterior que deben ser vigiladas, puesto que son presas fáciles debido a que tienen disminuidas sus defensas y, por ende, los gatos con sordera no deben salir solos para evitar accidentes. Pero dentro de todo lo negativo tenemos que son muy juguetones y cariñosos, más tranquilos, con muy bajo nerviosismo gracias a que no están perturbados por el mundo que los rodea. Consulta nuestro artículo sobre cuidados de un gato sordo e infórmate de todo para ofrecer la mejor calidad de vida a tu felino si padece esta condición.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados para un gato blanco, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cuidados para un gato blanco

Muy útil

Descubre vídeos interesantes
Razas de perros
Razas de gatos
Manualidades para mascotas
Consejos y cuidados de los gatos
Cuidados para un gato blanco
1 de 5
Cuidados para un gato blanco