Compartir

Cuidados del gato persa

Por Olympe Jeangeorges, Estudiante de veterinaria. Actualizado: 18 enero 2016
Cuidados del gato persa

Ficha del animal: Persa

El gato persa, con su aspecto majestuoso y su elegancia es uno de los gatos más conocidos y más apreciados, tanto por su pelo tan bello y su morro chato tan entrañable como por su carácter. Efectivamente es un gato afectuoso de carácter muy tranquilo y cariñoso: le gustan mucho los mimos.

Pero por sus características morfológicas el gato persa requiere unos cuidados diarios y a la hora de adquirir un gato persa es importante saber que vamos a tener que dedicarle tiempo para darle los cuidados y las atenciones que necesita.

En este artículo de ExpertoAnimal te vamos a contar y explicar en detalle los cuidados del gato persa.

También te puede interesar: Cuidados del pelo del gato persa

El pelo

El gato persa luce un pelo largo y abundante que necesita cuidados diarios: cada día se debe cepillar al gato persa con un cepillo plano con cerdas de plástico. También se puede utilizar un cepillo de metal con púas redondas para no dañar su piel sensible.

Se debe acostumbrar al gato desde que es jovencito para que se convierta en un momento de relajación, debe ser como un masaje para nuestro gato y es una excelente oportunidad de compartir un momento con nuestro gato. El objetivo es deshacer los posibles nudos que se hayan podido formar y evitar que se formen nuevos, así como eliminar todos los pelos muertos: es frecuente que el gato persa pierda mucho pelo en cada cepillado.

Si no le cepillamos cada día se formarán nudos y la única opción que nos quedará será cortar el nudo, dejando una zona de su cuerpo con pelos muy cortos, estropeando así su pelaje tan bonito y elegante.

Pero además de esta consecuencia estética, podría tener una consecuencia aún más grave: nuestro gato al lamerse para limpiarse ingurgitará todos los pelos muertos que no hemos quitado ya que no le hemos cepillado. Se formarán entonces tricobezoares: son bolas de pelo en el tracto intestinal. En el mejor de los casos el gato persa vomitará la bola de pelo, en el peor podría causarle una obstrucción intestinal y podría suponer una urgencia médica.

Además el largo pelo del gato persa, si es mal cuidado, podría convertirse en un nido para pulgas. Tanto para mantener su belleza como su salud es importante cepillar nuestro gato persa cada día.

Además puedes lavar a tu gato persa cada 2 o 3 meses más o menos según su modo de vida, nunca más de una vez al mes y siempre con un champú específico para gatos para que respete el pH de su piel y no le irrite.

Cuidados del gato persa - El pelo

Los ojos

Los ojos del gato persa lagrimean, éste lagrimeo es más o menos abundante según el gato y las épocas, pero en todos los casos deben ser limpiados cada día con algodón desmaquillador o bien papel higiénico suave mojado en agua. Aplicaremos el papel suave humedecido justo debajo de la zona lagrimal y del rincón interno del ojo quitando delicadamente las secreciones acumuladas justo debajo del ojo y al exterior de todo el ojo, luego secaremos con un papel suave seco y limpio.

Cambiaremos de papel para cada ojo para evitar ensuciar un ojo con las secreciones del otro, o transportar microorganismos de un ojo al otro.

Es muy importante realizar esta tarea diaria porque si no limpiamos los ojos de nuestro gato persa, la secreción lagrimal abundante del gato persa se va a acumular y formará una costra justo y muchas veces no bastará con humedecer esta costra para quitarla sino que tendremos que rascar un poco, dejando luego la piel de esta zona muy irritada y con una pequeña herida que se irá irritando con las nuevas secreciones lagrimales de nuestro gato.

En muchos gatos persas la secreción lagrimal es tan importante que hay que realizar esta tarea hasta 2 veces al día. Si observas que las lagrimas empiezan a mostrar una zona rojiza acude a una tienda de productos para mascotas para conseguir un producto específico antioxidante.

Cuidados del gato persa - Los ojos

Las orejas

Los gatos persas producen más o menos cerumen según los gatos, por regla general se aconseja realizarle una limpieza de las orejas cada semana para evitar la presencia de ácaros, infecciones por hongos u bacterias y también para mantener nuestro gato acostumbrado a este procedimiento.

Con papel higiénico suave mojado en agua limpiaremos todo el pabellón externo en su cara interna, podemos utilizar un bastoncillo para limpiar los surcos de la oreja, pero nunca debemos introducir el bastoncillo en el conducto auditivo, si tenemos dudas es mejor simplemente utilizar papel higiénico.

Cuidados del gato persa - Las orejas

Las garras

Las uñas del gato persa deberían ser recortados cada 2 semanas aproximadamente, es algo al cual el gato debe ser acostumbrado desde que es pequeñito. Te aconsejamos también recortarle las garras justo antes de lavarlo para facilitar su manejo.

Se suele decir que los gatos persas son gatos sedentarios que viven dentro de la casa únicamente. Pero muchos son tan curiosos y aventureros como otros gatos y salen al jardín y a cazar como cualquier gato, si es el caso de tu gato persa, ten en cuenta que si hay otros gatos en el vecindario, en caso de pelea de gatos, tu gato persa con su morro aplanado no podría defenderse tan bien porque no le permite morder, y podría ser la víctima de mordeduras de otros gatos. Evita que tu gato pasee por el exterior sin supervisión y evita cualquier posible agresión.

Cuidados del gato persa - Las garras

La alimentación

Por su modo de vida frecuentemente sedentario el gato persa tiende a subir de peso fácilmente lo que puede acarrear problemas cardíacos y tiene mayor riesgo que otras razas de padecer problemas de cálculos urinarios, por ello debe tener una alimentación equilibrada.

Para reducir los riesgos de sobrepeso y de cálculos urinarios, deberíamos hacer jugar nuestro gato para que haga ejercicio físico, darle su comida a horarios fijos y “ilimitada”, y deberíamos evitar los piensos acidificantes. Te aninamos a descubrir trucos para el ejercicio para gatos obesos o cómo prevenir la obesidad en gatos.

Los cuidados del gato persa son muy importantes para mantener su belleza y más importante aún: para su salud. Requiere mucho tiempo pero nuestros compañeros peludos lo merecen.

Cuidados del gato persa - La alimentación

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del gato persa, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario sobre Cuidados del gato persa

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
martha ramirez
quisera saber que alimento debe darle ,muchas gracias
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Martha, lo importante es ofrecerle una alimentación completa y de calidad. Para ello, te enviamos el siguiente artículo: https://www.expertoanimal.com/la-alimentacion-del-gato-20029.html. ¡Un saludo!

Cuidados del gato persa
1 de 6
Cuidados del gato persa

Volver arriba