menu
Compartir

Epilepsia idiopática en perros - Síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 7 octubre 2022
Epilepsia idiopática en perros - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Perros

La epilepsia consiste en una actividad neuronal exagerada, excesiva o secundaria a un defecto en la inhibición de la actividad eléctrica neuronal, haciendo que las neuronas permanezcan en conexión, mandándose señales de forma continua y exagerada, dando lugar a ataques epilépticos manifestándose en forma de contracciones musculares involuntarias, lo que se conoce como convulsiones. La epilepsia puede tener diferentes causas en la especie canina, pero en este artículo trataremos la epilepsia idiopática, un diagnóstico de epilepsia por exclusión y que puede afectar a tu perro.

Continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer todos los detalles de la epilepsia idiopática en perros, su causa, síntomas, diagnóstico y tratamiento.

¿Qué es la epilepsia idiopática canina?

La epilepsia idiopática o genética, verdadera o esencial, es el tipo de epilepsia en perros más habitual.. La razón que la origina es desconocida, aunque parece tener un origen genético, en el que los perros de raza grande parecen más predispuestos. Se suele diagnosticar cuando tienen entre 1 y 5 años.

La epilepsia idiopática es una enfermedad neurológica cuyo principal síntoma es las convulsiones producidas en los hemisferios cerebrales debido a una actividad eléctrica neuronal excesiva o un defecto en la inhibición de la actividad eléctrica, por lo que las neuronas se encuentran conectadas y mandándose señales a la vez de forma exagerada, dando como resultado los ataques epilépticos.

Síntomas de la epilepsia idiopática en perros

El síntoma claro de la epilepsia idiopática en perros es el ataque convulsivo. El ataque puede ser de dos formas:

  • Un ataque epiléptico tónico-clónico o en forma de crisis epilépticas focales que afectan a una sola región o grupo muscular. Por ejemplo, en este caso es común notar que al perro le tiembla la cabeza, aunque cabe destacar que existen otras causas que producen este síntoma. En las convulsiones parciales, generalmente los perros suelen mostrar contracciones rítmicas de músculos masticatorios o faciales en las que lamen o mastican alguna región corporal o parece que "atrapen moscas".
  • En forma de convulsiones generalizadas de todo el cuerpo o grupos musculares de los perros afectados.

Estos ataques epilépticos suelen aparecer por la noche o mientras el animal descansa. Generalmente, la separación entre dos crisis epilépticas se sitúa en torno a las 4 semanas, pudiendo alargarse con el tiempo. Durante este periodo algunos perros pueden manifestar desorientación, miedo, ladridos, mayor apetito y sed, ceguera o tambaleos, aunque también es frecuente que se encuentren perfectamente entre convulsiones.

Causas de la epilepsia idiopática en perros

No se conoce una causa clara de epilepsia idiopática en perros, de ahí su nombre. Mientras que los ataques epilépticos se pueden producir por diversos motivos, entre los que encontramos inflamaciones, intoxicaciones, infecciones, malformaciones congénitas de los tejidos cerebrales, problemas a nivel de los vasos sanguíneos, tumores o alteraciones metabólicas, en el caso de la epilepsia idiopática no se puede establecer el origen de forma clara, aunque presenta unas características similares de aparición entre los perros que la padecen.

Existen unas razas más predispuestas, generalmente las que superan los 15 kg de peso, destacando las siguientes:

  • Labrador.
  • Golden retriever.
  • Bóxer.
  • Pastor belga.
  • Pastor australiano.
  • Boyero de Berna.
  • Husky siberiano.

La edad se sitúa entre los 6 meses y los 5 años y su presentación es de repente, de forma aguda, cuya duración y patrones no se pueden predecir. Debido a esto, parece tener una causa genética o hereditaria, que viene en los genes de los perros.

Diagnóstico de la epilepsia idiopática en perros

En la epilepsia idiopática canina el diagnóstico es por exclusión tras descartar las causas reactivas y lesionales que producen epilepsia en el perro. Todo buen diagnóstico debe comenzar por una buena anamnesis al cuidador, donde se le pregunte por su plan sanitario, intoxicaciones, alimentación, cambios en comportamiento o estilo de vida, etc.; por una exploración general del perro para valorar su estado físico antes de pasar a pruebas específicas; y por realizar un buen examen neurológico para identificar, en caso de que la hubiera, una localización neurológica dañada, especialmente los de localización intracraneal, pues indicaría una probable epilepsia sintomática o reactiva y se descartaría la epilepsia idiopática.

También será necesario realizar una analítica de sangre, bioquímica y análisis de orina para encontrar una posible causa metabólica, electrolítica, hepática o de origen tóxico que esté pudiendo causar las convulsiones en los perros. Se deberán descartar también infecciones por Neospora o el virus del moquillo canino mediante pruebas laboratoriales como PCR o serología.

El análisis del líquido cefalorraquídeo puede evidenciar un proceso inflamatorio en el sistema nervioso central. De todas las pruebas de diagnóstico por imagen, cabe destacar la resonancia magnética por su mejor resolución y contraste de los tejidos blandos, que puede encontrar con mayor sensibilidad tumores, infecciones o anomalías congénitas.

Tratamiento de la epilepsia idiopática en perros

¿Cómo curar la epilepsia idiopática en perros? El tratamiento de la epilepsia idiopática en los perros se debe basar en el uso de anticonvulsivos para minimizar o eliminar las crisis epilépticas y mantener una correcta calidad de vida del perro afectado. Se recomienda iniciar la terapia en todos aquellos perros que hayan presentado dos o más ataques convulsivos en menos de 6 meses, en los que se producen ataques epilépticos en perros muy seguidos o va en aumento la gravedad de los mismos.

El fármaco utilizado suele ser el fenobarbital, que es un barbitúrico que aumenta la conducción inhibitoria del GABA y el Cl-, disminuyendo el flujo de calcio a las neuronas y la excitación neuronal asociada al glutamato. Al presentar un metabolismo hepático, puede afectar al metabolismo de otros fármacos que utilicen la misma vía. Presenta una buena absorción y biodisponibilidad, pudiendo ser administrado de forma oral o parenteral. Su efectividad ronda el 80 % para controlar las convulsiones de los perros, siempre que sus niveles se mantengan entre 23 y 30 µg/ml. La dosis inicial recomendada suele ser de 2,5-3 mg/kg/12 horas, pero se debe ir reajustando según los niveles séricos medidos tras 15 o 20 días del inicio del tratamiento y de cada reajuste de dosis.

Existen otros fármacos que se pueden utilizar para tratar la epilepsia idiopática canina, como el bromuro potásico, que debido a que puede atravesar los canales de Cl- iónicos produce una hiperpolarización de las membranas neuronales. Suele ser menos efectivo que el anterior en el inicio del tratamiento, pero posee un efecto sinérgico si se añade junto al fenobarbital. No presenta metabolismo hepático y la dosis se sitúa entre los 30 y 40 mg/kg/24 horas, requiriendo unos niveles séricos de 2000-3000 mg/l en monoterapia y de 1000-3000 mg/l si se combina con fenobarbital.

¿Cómo tranquilizar a un perro con epilepsia?

Es normal que nos asuste ver a nuestro perro sufrir un ataque epiléptico y queramos calmarlo cuanto antes. Sin embargo, si no disponemos de la medicación, lo mejor es no tocar al animal y acudir al centro veterinario en cuanto termine el ataque. Únicamente debemos mover al perro si el ataque se produce en un lugar donde pueda dañarse. Si el entorno es seguro, es preferible dejarlo para no provocar que el ataque se repita.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Epilepsia idiopática en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades neurológicas.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Martín, P. Tratamiento de la epilepsia idiopática canina. Disponible en: https://www.imveterinaria.es/uploads/2018/06/tratamiento_epilepsia_idiopatica_1849_20180626115804.pdf
  • Moliner, M. (2017). La epilepsia refractaria canina. Disponible en: https://zaguan.unizar.es/record/63840/files/TAZ-TFG-2017-4271.pdf?version=1

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Epilepsia idiopática en perros - Síntomas y tratamiento
Epilepsia idiopática en perros - Síntomas y tratamiento

Volver arriba