menu
Compartir

Hongos en las almohadillas de los perros - Causas

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 1 noviembre 2022
Hongos en las almohadillas de los perros - Causas
Imagen: bloglasbranas.wordpress.com

Ver fichas de Perros

Los hongos pueden originar infecciones en los tejidos queratinizados, las cuales se conocen como dermatofitosis o tiñas. En el caso concreto de los perros, además de afectar a la piel, las dermatofitosis también pueden afectar a las almohadillas palmares o plantares. Generalmente, los hongos implicados en estos procesos pertenecen al género Microsporum y Trichophyton, los cuales se pueden transmitir a las personas. Por ello, ante casos de dermatofitosis, es importante realizar un manejo adecuado de los perros afectados para evitar el contagio.

Si quieres conocer más acerca de los hongos en las almohadillas de los perros, acompáñanos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en el que hablaremos sobre las causas y tratamiento de estos procesos.

También te puede interesar: Hongos en gatos - Síntomas y tratamiento

Causas de hongos en las almohadillas de los perros

Son varias las causas que pueden estar detrás de la aparición de hongos en esta zona concreta del cuerpo de los perros, siendo las siguientes las principales:

Humedad excesiva

En general, los hongos necesitan una temperatura y humedad elevada para su crecimiento y proliferación. Por ello, un factor de riesgo que puede favorecer la aparición de infecciones fúngicas en las almohadillas de los perros es el exceso de humedad.

Para prevenir este tipo de problemas, es importante mantener las almohadillas de nuestros perros siempre secas. En este sentido, es importante que tras el baño o después de paseos por zonas húmedas (como la playa, el río o suelos mojados por la lluvia o el riego) te asegures de secar bien las extremidades de tu perro con un paño seco o una toalla.

Extensión de una dermatofitosis desde otras zonas del cuerpo

Las dermatofitosis son infecciones por hongos que afectan a los tejidos queratinizados, es decir, a la piel, el pelo, las uñas y las almohadillas. Aunque en fases iniciales las dermatofitosis no suelen generar picor, a medida que van avanzando suelen producir cierto prurito que hace que el animal se rasque.

Como consecuencia del rascado, es habitual que la infección se disemine a otras zonas del cuerpo, siendo las almohadillas de la pata del perro un lugar especialmente habitual por entrar en contacto directo con las lesiones durante el rascado.

Infecciones secundarias

Las almohadillas son estructuras especialmente propensas a sufrir lesiones. Al estar en contacto directo y continuo con el suelo, es habitual que aparezcan grietas, erosiones o úlceras por cuerpos extraños (como cristales, metales, espigas, etc.) que se clavan en la superficie palmar o plantar de las extremidades.

Si estas lesiones no se desinfectan y se protegen convenientemente, es frecuente que se contaminen al estar en contacto directo con el ambiente. Estas infecciones secundarias pueden producirse por diversos microorganismos, entre ellos, los hongos.

Inmunodepresión

Los estados de inmunodepresión (bajada de defensas) hacen que los perros sean más susceptibles a las dermatofitosis. Por ello, estos procesos son especialmente habituales en animales con un sistema inmunitario inmaduro o debilitado (como los cachorros, los perros mayores o los animales con enfermedades inmunosupresoras).

Diagnóstico de los hongos en las almohadillas de los perros

Una vez que conocemos las causas que pueden originar una infección por hongos en las almohadillas, es posible que te estés preguntando cómo saber si mi perro tiene hongos en las patas. Para el diagnóstico de este proceso, se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Lesiones: la aparición de lesiones en las almohadillas o en el espacio interdigital nos puede hacer sospechar de una infección fúngica. También puede ser indicativa la pérdida de pelo (alopecia) en la zona distal de la pata del perro.
  • Lámpara de Wood: la observación de las lesiones a la luz de una lámpara de Wood es un buen método de cribaje para las dermatofitosis, puesto que algunas especies de hongos (como Microsporum canis) generan fluorescencia bajo la luz ultravioleta de esta lámpara. No obstante, no todos los hongos producen esta fluorescencia, por lo que un resultado negativo en la lámpara de Wood no descarta una infección por hongos.
  • Cultivo: para conocer a ciencia cierta el microorganismo causante de la infección, es necesario tomar una muestra del tejido y realizar un cultivo. Solo de esta manera sabremos qué microorganismo está implicado en el proceso.

Tratamiento de los hongos en las almohadillas de los perros

Una vez explicado el diagnóstico, vamos a hablar sobre cómo curar hongos en las almohadillas de los perros. Independientemente de la causa que haya originado la infección fúngica, el tratamiento de los hongos en las almohadillas de los perros requiere:

  • Instaurar una terapia antifúngica (tópica y/o sistémica) que sea efectiva frente al hongo responsable de la infección. Los antifúngicos sistémicos resuelven la infección en un menor tiempo que los tópicos, si bien estos últimos son de utilidad para minimizar la contaminación ambiental. Como es lógico, este tratamiento deber ser siempre pautado por un profesional veterinario.
  • Mantener la zona lo más limpia y seca posible, para favorecer la curación de la infección.

Además de controlar la infección en el animal enfermo, es necesario evitar la diseminación del hongo al ambiente, puesto que estos animales pueden ser una fuente de contagio tanto para otros animales como para las personas. Para ello, es necesario:

  • En caso de que el perro infectado conviva con otros animales, separarlo de los animales sanos.
  • Desinfectar rutinariamente el ambiente con lejía (dilución 1:10), hasta que finalice el tratamiento del animal con antifúngicos. De igual manera, todos los objetos susceptibles de estas contaminados (peines, cepillos, juguetes, etc.) se deben desinfectar con lejía.
  • Aspirar periódicamente la cama del animal, puesto que las esporas del hongo pueden eliminarse mediante aspiración.
  • Mantener unas buenas medidas de higiene, como lavarse las manos con frecuencia o utilizar guantes desechables al aplicar el tratamiento antifúngico al animal.

Dicho todo lo anterior, si observas que tu perro tiene las almohadillas rojas o presenta alguna herida, no dudes en acudir al veterinario para comprobar si se trata de hongos u otro problema, como pododermatitis.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hongos en las almohadillas de los perros - Causas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades infecciosas.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Consejo Europeo para el Control de las Parasitosis de los Animales de Compañía. (2015). Control de las micosis superficiales en perros y gatos. Guía ESCCAP nº2

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Hongos en las almohadillas de los perros - Causas
Imagen: bloglasbranas.wordpress.com
Hongos en las almohadillas de los perros - Causas

Volver arriba