Compartir

Laxantes para perros - Medicamentos, dosis y tipos

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 11 octubre 2019
Laxantes para perros - Medicamentos, dosis y tipos

Ver fichas de Perros

Presentar evidentes dificultades para defecar es el síntoma clave que va a observar el facultativo para recetarnos laxantes para nuestro perro. Por lo tanto, aunque este tipo de fármacos pueden encontrarse en cualquier botiquín, ya que se adquieren sin receta, nunca se los daremos al perro si antes no nos los prescribe el veterinario.

Los laxantes son útiles para resolver un problema puntual, pero la solución al estreñimiento en perros pasa por identificar su causa e implantar las medidas correctivas correspondientes. Por ello, en ExpertoAnimal hablaremos de los laxantes para perros, medicamentos, dosis y tipos.

También te puede interesar: Diclofenaco para perros - Dosis y usos

El estreñimiento en perros

Los perros pueden sufrir estreñimiento por muchos motivos, desde un tema de alimentación, hasta por motivos genéticos, tal y como te explicamos en este otro artículo sobre Estreñimiento en perros - Causas, síntomas y tratamiento. Por ello, antes de administrarle nada a nuestro can, es aconsejable hablar con el veterinario para que pueda hacer un diagnóstico más certero sobre por qué nuestro perro no defeca.

A los laxantes se recurre cuando el perro no consigue defecar o lo hace con esfuerzo. Es habitual probar primero con un cambio de dieta, descartar los huesos, aumentar la actividad física, reducir el peso en caso de obesidad e incrementar la ingesta de agua. Pero, para resolver una situación de estreñimiento puntual que está causando malestar al perro o como preventivo en aquellos ejemplares con tendencia al estreñimiento, el veterinario puede recetarnos alguno de los laxantes descritos. Cuando los laxantes no funcionan, habrá que recurrir a la cirugía, con anestesia general, para retirar manualmente las heces que no consiguen expulsarse.

Es probable que si tu perro sufre estreñimiento, también haya hecho heces blancas en algún momento. Este tipo de heces, que son muy duras, suelen deberse a problemas relacionados con la alimentación o a algún parásito intestinal. Por ello, te recomendamos leer este otro artículo sobre Heces blancas en perros - Causas.

Laxantes para perros - Medicamentos, dosis y tipos - El estreñimiento en perros

Tipos de laxantes para perros

Los laxantes son fármacos para tratar el estreñimiento que no se soluciona con un cambio en la alimentación. Hay varios tipos entre los que el veterinario puede escoger para solucionar el problema concreto de nuestro perro. Y es que, aunque podamos acceder a laxantes en cualquier farmacia, no dejan de ser medicamentos que solo podremos usar con nuestro perro si nos lo indica el veterinario. Los tipos de laxantes que podemos destacar, según sus características, son los siguientes:

  • Laxantes osmóticos: lo que hacen estos laxantes es concentrar agua en el intestino. De esta forma, hidratan las heces de nuestro can. Tienen un efecto suave y son seguros y eficaces. Así actúa la lactulosa y la leche de magnesia o hidróxido de magnesio, pero este último no debe administrarse a perros con enfermedad renal.
  • Laxantes estimulantes: funcionan aumentando los movimientos intestinales. Son muy eficaces pero no deben utilizarse con frecuencia porque acabarían por interferir con el funcionamiento intestinal normal. Destaca el bisacodil.
  • Laxantes formadores del bolo intestinal: pueden emplearse a diario con tal de aumentar la cantidad de fibra en la dieta del perro. Se añaden a la comida y su efecto se orienta a ablandar las heces y estimular su deposición, aumentando la frecuencia. El metamucil se encuentra en este grupo de laxantes. Pueden usarse de manera indefinida sin efectos secundarios adversos.
  • Laxantes emolientes: estos se utilizan cuando las heces son duras y secas, salvo que el perro presente deshidratación, caso en el que estarían contraindicados. Un principio activo de este tipo es el docusato sódico. Hay varias marcas a la venta. Su función es conseguir que las heces absorban más cantidad de agua, de forma que las deposiciones se ablanden. Pueden utilizarse a diario.
  • Laxantes lubricantes: el ejemplo más común en este grupo es el aceite mineral. Ayudan a que las heces atraviesen el conducto anal. El problema es que este aceite interfiere con la absorción de vitaminas liposolubles. Por eso no se recomienda para un uso continuado. Además, no debe combinarse con laxantes emolientes. Se puede añadir una o dos veces a la semana en la comida del perro.

Además de hacer uso de estos laxantes para perros, también puedes echar un vistazo a este otro artículo de ExpertoAnimal sobre Remedios caseros para el estreñimiento en perros.

Laxantes para perros - Medicamentos, dosis y tipos - Tipos de laxantes para perros

Enemas para perros

Los enemas pueden combinarse con laxantes para perros para facilitar la resolución de problemas como las impactaciones fecales, que son masas de heces endurecidas que se quedan en el recto y en el colon. Los enemas se aplican por vía anal.

Un enema puede hacerse con agua, que se administra conectando un tubo de goma a una jeringa o bolsita. Los enemas a la venta vienen ya en pequeños envases de plástico con una cánula para su aplicación. Este procedimiento debe realizarlo un veterinario o enseñarnos cómo podemos hacerlo nosotros en casa, si es necesario.

Algunos de estos productos contienen fosfato de amonio, un principio activo que no se recomienda para los perros de tamaño más pequeño ni para aquellos con enfermedad renal, por lo que antes de hacerte con un enema para perros, es mejor consultarlo con tu veterinario.

Laxantes naturales para perros

Antes de plantearnos el uso de laxantes, el veterinario puede indicarnos algunos alimentos laxantes para perros. En ocasiones, solo con ellos es posible solucionar el estreñimiento. Son los siguientes:

  • Leche en cantidad considerable: la cantidad nos la indicará el veterinario en función de las características de nuestro perro. La leche en perros tiene efecto laxante suave en el momento en el que la enzima digestiva lactasa no consigue descomponer la lactosa de la leche. La lactosa atrae líquido al intestino, de forma que se estimula el movimiento intestinal.
  • Salvado de trigo integral: este tiene efecto formador del bolo intestinal. Se puede añadir a la comida a razón de una a cinco cucharadas al día. Puede ofrecerse a diario para prevenir el estreñimiento.
  • Aceite de oliva: administrando una cucharada directamente o en la comida, puede ayudar a la resolución del estreñimiento leve.
  • Pulpa de remolacha, zanahoria o psyllium: son alimentos que se pueden incluir en la dieta del perro. Sus beneficios derivan de su aporte de fibras.
  • Agua caliente: el agua caliente puede utilizarse como enema, repitiendo su administración, sin problema, varias veces al día.
  • Agua para beber: ya que una hidratación correcta es esencial para la consistencia de las heces y la motilidad intestinal, es importante que el perro beba mucha agua. Si nuestro can bebe poco, podemos optar por una alimentación húmeda o, si consume pienso, al menos ofrecérselo remojado.
  • Mucha fibra: las dietas con alto contenido en fibra son fundamentales para el buen tránsito intestinal.

Para proporcionarle la mejor dieta a tu perro, puedes echarle un vistazo a este otro artículo de ExpertoAnimal sobre Alimentación del perro según su edad.

Laxantes para perros - Medicamentos, dosis y tipos - Laxantes naturales para perros

Laxantes para perros - dosis

La administración de los laxantes depende mucho del tipo que nos prescriba el veterinario. Por ejemplo:

  • Bisacodil: el bisacodil se recomienda en dosis de 5 a 20 mg por día.
  • Metamucil: el metamucil se ofrece en cucharadas, de una a cinco cada día.
  • Laxantes emolientes: los laxantes emolientes se administran al día en unos 50-240 mg, dependiendo de la marca que nos recete el veterinario.
  • Aceite mineral: el aceite mineral se recomienda como añadido a la comida una o dos veces a la semana en dosis de 10 a 50 ml, según lo que pese el perro.
  • Enemas de agua caliente: por otra parte, los enemas de agua caliente pueden administrarse a razón de 5-10 ml por kg de peso corporal.

Como siempre, solo el veterinario podrá pautarnos la dosificación adecuada, así como el tratamiento más indicado para el tipo de estreñimiento de nuestro perro.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Laxantes para perros - Medicamentos, dosis y tipos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

Bibliografía
  • Baciero, Gemma. Estreñimiento en el perro. Centro Veterinario nº 39. Revista de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía.
  • Carlson y Giffin. 2002. Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.

Escribir comentario sobre Laxantes para perros - Medicamentos, dosis y tipos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
martinha
que bueno saberlo ya que yo tengo una perrita

Laxantes para perros - Medicamentos, dosis y tipos
1 de 4
Laxantes para perros - Medicamentos, dosis y tipos

Volver arriba