menu
Compartir

Mordedura de gato a otro gato, ¿qué hacer?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 28 julio 2022
Mordedura de gato a otro gato, ¿qué hacer?

Ver fichas de Gatos

Nuestros pequeños felinos son unos animales por lo general tranquilos, pero también son muy territoriales y no dudan en echar las zarpas o los dientes si lo ven necesario para defenderse, proteger a los suyos o asegurar su territorio. También puede ocurrir entre gatos que viven en el mismo hogar por diferencias en torno a la alimentación, lugar para descansar o juguetes, por lo que debes saber qué riesgo tienen las mordeduras entre gatos para poder actuar adecuadamente cuando a tu pequeño felino le haya mordido otro gato.

Continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer los riesgos y las características que tiene una mordedura de un gato a otro gato, así como las cosas que un buen cuidador de gatos debe hacer si se da el caso.

También te puede interesar: ¿Por qué los gatos muerden los tobillos?

¿Qué hacer si a mi gato le muerde otro gato?

Para entender lo importante que es la rápida actuación es fundamental hablar antes de qué pasa cuando un gato muerde a otro gato. Las mordeduras de gatos son especialmente peligrosas debido a que son más profundas y, por tanto, ocasionan un mayor daño a los tejidos. Esto es así porque los gatos poseen unos dientes largos, finos y puntiagudos y los colmillos están ligeramente curvados. Además, estos dientes suelen contener numerosas bacterias que predisponen a infecciones al dejarlas en los extremos de las heridas, y como la mordida es tan profunda y estrecha ,estos gérmenes se reproducen de forma muy rápida debido al acúmulo de humedad y calor. Cuando estos gérmenes llegan al torrente sanguíneo pueden transmitirse por todo el organismo del gato causando una septicemia que suele ser mortal. Si un gato muerde a otro en la cola o la pata se produce una celulitis al propagarse la infección a los tejidos cercanos, en otros casos puede derivar en una infección del hueso (osteomielitis) o en una artritis séptica, que es la infección del espacio articular. Así mismo, las mordeduras entre gatos pueden transmitir enfermedades tan importantes como la rabia, el tétanos o el virus de la inmunodeficiencia felina.

Por todo lo anterior, si a tu gato le muerde otro gato el riesgo de infección es altísimo, y si le ha mordido un gato no controlado sanitariamente, como uno callejero, la posibilidad de transmisión de enfermedades infecciosas aumentan exponencialmente, por lo que lo más recomendable es acudir cuanto antes al centro veterinario para que examinen la herida y realicen las curas necesarias.

¿Qué hacer para que mi gato no muerda a otros gatos?

Como hemos comentado, los riesgos de las mordeduras entre gatos son muy elevados. Los síntomas que pueden hacer sospechar de que tu gato esté sufriendo la mordedura de otro gato pueden ser la debilidad, el dolor, la inflamación, hinchazón y el pus en pequeñas heridas, así como signos más graves como parálisis, fiebre, hipersensibilidad o falta de la misma, convulsiones y anorexia.

En el apartado anterior hemos hablado de las mordeduras entre gatos que no conviven juntos pero, ¿qué ocurre cuando nuestro gato muerde a otro gato con el que convive? ¿Cómo debemos actuar para evitarlo? Mantener un ambiente de hogar apaciguado es clave para prevenir las peleas y las mordeduras entre gatos que conviven juntos. Para ello, es fundamental garantizar que cada gato dispone de sus propios recursos, como arenero, cama, juguetes e incluso comederos dependiendo del tipo de relación que tengan entre ellos.

¿Por qué mi gato muerde a mi otro gato y cómo evitarlo?

Son diversas las causas que explican que tu gato pueda ser agresivo con otros gatos con los que convive, como por ejemplo una falta de socialización en su etapa crítica, es decir, entre las 2 y 7 primeras semanas de vida, momento en el cual los gatitos deben ser acostumbrados a convivir o estar en contacto con personas de todas las edades, así como distintas situaciones, transportes, y al contacto con otros animales y gatos para que en un futuro no sean tan temerosos con los extraños y toleren mejor la compañía de otro de su misma especie.

En otros casos, aunque la socialización se haya realizado en mayor o menor medida, el problema viene en que la presentación entre gatos no es la adecuada. Es importante conocer los pasos para introducir un nuevo gato en casa cuando ya hay alguno, pues son animales muy territoriales y rutinarios y cualquier cosa que salga de su zona de confort va a ser muy estresante. En estos casos, puedes iniciar los pasos a seguir en una correcta presentación aunque los gatos ya hayan convivido unos días.

Para evitar que tu gato muerda a otros gatos si sale al exterior, la solución es fácil, no lo dejes salir solo bajo ningún pretexto, así además previenes el contagio de enfermedades, parásitos y el riesgo de atropellos. Si tu gato necesita salir sí o sí, te sugerimos acostumbrarlo a pasear con correa para que puedas controlar su comportamiento en el exterior.

¿Cómo curar una mordedura en gatos?

Los antibióticos administrados dentro de las 24 primeras horas desde la mordedura pueden prevenir la propagación de la infección y la septicemia mortal, por eso es tan importante acudir a un centro veterinario de urgencia en cuanto veas o notes que a tu gato le ha mordido otro gato.

Es importante cortar los pelos alrededor de la herida y limpiarla a consciencia. Una vez limpia se debe aplicar un producto antiséptico o desinfectante como la clorhexidina o la povidona yodada diluida con agua (1 parte de povidona/10 partes de agua). Tras ello, se puede aplicar una pomada antiinflamatoria y antibiótica además de antibióticos por vía oral. Si el gato manifiesta dolor, también se deben usar analgésicos. Normalmente, estas heridas no se deben cerrar, se deben dejar que cicatricen al aire con la limpieza y la desinfección rutinaria que te pautará el veterinario. Las heridas graves o complicadas pueden requerir cirugía.

Con un tratamiento rápido antibiótico, los abscesos que pueden desarrollar los gatos tras la mordedura de otro gato pueden ser curados a los cinco días, mientras que la celulitis o la infección ósea o articular pueden prolongarse unos días más.

Si tu gato no está protegido frente a la rabia y desconoces su estatus de los virus de la leucemia y la inmunodeficiencia felinas, debes comentárselo a tu veterinario, pues estas heridas pueden transmitir estos virus, y si el gato es positivo a uno de estos dos últimos retrovirus puede desarrollar inmunosupresión, que retarda la recuperación normal de la herida al alterar la correcta función del sistema inmune. Por ello, si tras la mordedura notas que la herida de tu gato no cicatriza, deberás comentarlo con el especialista.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mordedura de gato a otro gato, ¿qué hacer?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Bibliografía
  • Harvey, A.; Tasker, S. (Eds). (2014). Manual de Medicina Felina. Ed. Sastre Molina, S.L. L ́Hospitalet de Llobregat, Barcelona, España.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Mordedura de gato a otro gato, ¿qué hacer?
Mordedura de gato a otro gato, ¿qué hacer?

Volver arriba