menu
Compartir

¿Por qué los gatos ronronean y muerden?

 
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 16 enero 2023
¿Por qué los gatos ronronean y muerden?

Ver fichas de Gatos

¿Sabías que los gatos pueden emitir hasta 100 sonidos diferentes? ¡Así es! Si bien utilizan principalmente el lenguaje corporal para comunicarse con otros individuos y su entorno, sus habilidades de vocalización son realmente asombrosas. Uno de sus sonidos más representativos es el ronroneo, que puede ocurrir en circunstancias muy distintas y expresar diferentes estados de ánimo. Así, si quieres saber por qué tu gato te muerde y ronronea, primero debes entender qué significa cuando un gato ronronea, es decir, qué intenta transmitirte tu minino cuando emite este sonido. Te alegrará saber que los gatos generalmente ronronean cuando se sienten felices, relajados y a gusto en un ambiente y con una determinada situación. Es por ello que suelen ronronear cuando sus tutores les acarician en las zonas de su cuerpo donde más les gusta recibir caricias o cuando están profundamente dormidos en un entorno donde se sienten cómodos y seguros.

No obstante, los gatos ronronean de diferentes formas y en distintas circunstancias para expresar una gran variedad de estados de ánimo. En el artículo “Por qué mi gato ronronea” te enseñamos a diferenciar los tonos y la frecuencia de los principales tipos de ronroneo. A continuación, en este artículo de ExpertoAnimal, nos enfocaremos en las principales razones por las que los gatos ronronean y muerden a sus tutores u otras personas. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: ¿Por qué los gatos muerden las manos?

Comportamiento lúdico o exploratorio

Para responder a la pregunta de por qué un gato ronronea y muerde, más allá de conocer los significados del ronroneo en los gatos, debemos tener en cuenta también el tipo o la intensidad de la mordida y el contexto donde suceden tanto el ronroneo como la mordida. Por ejemplo, un gato que confiere leves mordeduras en las manos de su tutor mientras está jugando tiene una postura muy distinta a la de un minino que, al sentirse asustado, vulnerable o amenazado, recurre a las respuestas agresivas (mordeduras, arañazos, etc.) para protegerse. Para saber diferenciar estos contextos y evitar malentendidos en la comunicación con tu minino, es importante tener al menos unos conocimientos básicos sobre el lenguaje corporal de los gatos y las principales señales de que un gato se está volviendo agresivo.

Hecha esta aclaración, una de las situaciones en las que es más habitual observar este comportamiento es durante el juego. ¿Te preguntas por qué tu gato ronronea y muerde jugando? Este comportamiento es particularmente común en los gatitos, ya que utilizan todo su cuerpo y sus sentidos – incluso la boca, los dientes y el paladar - para explorar y reconocer su entorno, y lo hacen principalmente de forma lúdica, es decir, jugando con su madre y sus hermanos. En este periodo, el ronroneo cumple un rol clave en la comunicación de los gatitos recién nacidos con su madre. Por un lado, la gata ronronea tanto para guiar a sus crías a la hora de amamantarlos como para transmitirles una sensación de calma y seguridad que resulta clave en esta primera etapa de su desarrollo cognitivo, social y emocional. Rápidamente y con tan solo unos días de vida, las crías empiezan a “imitar” este sonido y el ronroneo se convierte en una de sus principales vías de comunicación con su madre. Así, veremos que los gatitos ronronean mientras amamantan para expresar confort y satisfacción, pero también lo hacen con un tono y una frecuencia distinta cuando necesitan pedir ayuda porque se sienten asustados, tienen hambre o deben suplir cualquier otra necesidad.

Entonces, es perfectamente natural que un gatito ronronee y muerda tanto para expresarse y comunicarse como para empezar a conocer el mundo que lo rodea.

Separación prematura

La gata madre es la responsable de enseñar a sus crías los códigos fundamentales de su conducta social, entre los que encontramos los límites del juego y de otros comportamientos, como las mordeduras y los arañazos. En consecuencia, cuando un gatito es separado prematuramente de su madre, tiene muchas más probabilidades de sobrepasarse durante los juegos (por ejemplo, mordiendo o arañando) y de recurrir a la agresividad como una respuesta ante circunstancias que le hacen sentir inseguro, porque no ha tenido la oportunidad de asimilar recursos más apropiados para gestionar sus propias emociones y lidiar con los diferentes contextos – positivos y negativos - y estímulos a los que se expondrá a lo largo de su vida.

Por todas estas razones, es sumamente importante que los gatitos permanezcan junto a su madre y sus hermanos hasta completar la edad del destete para prevenir problemas de comportamiento y dificultades de aprendizaje en la edad adulta. Pero, si por alguna razón, has tenido que recoger a un gatito recién nacido sin madre, no dejes de leer nuestra Guía completa de cuidados para gatitos huérfanos.

Problemas en la educación o adiestramiento involuntario

Otra de las razones por la que un gato ronronea y muerde jugando está relacionada con una educación deficiente o un adiestramiento involuntario por parte del tutor. ¿Qué quiere decir esto? Imagínate que adoptas un gatito que naturalmente tendrá comportamientos exploratorios como los que mencionábamos en el anterior apartado, y que también empezará a desplegar el instinto de caza que es característico de todos los felinos, inclusive de los de compañía. En este momento, te resulta tierno que tu gatito muerda tus dedos o tus tobillos mientras juega y ronronea por la satisfacción que le produce esta actividad y permites que esta situación se repita una y otra vez, hasta que tu gatito se convierte en un gato adulto que no ha entendido los límites del juego ni de los mordisqueos y que ahora tiene una mordida mucho más poderosa. Probablemente, esta conducta que antes te parecía tierna e inofensiva, ahora te resulta desagradable o incluso dolorosa, y lo peor es que la has reforzado durante meses y, por ende, tu gato la ha asimilado como una conducta totalmente aceptable.

¿Qué hacer?

Entonces, ¿qué puedes hacer para evitar que siga sucediendo? Es simple: no fomentes en un gatito conductas y comportamientos que no quieres que se reproduzcan en su edad adulta. Es decir, si no quieres que tu gato te muerda jugando, no uses tus manos o pies como “presas” en juegos que simulan un contexto de caza. La mejor apuesta es elegir juguetes apropiados a su tamaño y edad para este tipo de juego de caza, así como brindarle un ambiente enriquecido donde pueda entretenerse y agudizar sus sentidos.

Además, cada vez que durante un juego tu gato empiece a morderte, dile un firme “¡NO!”, interrumpe inmediatamente el juego y ofrécele un juguete que sí pueda morder, para dejarle saber de forma clara y objetiva que esta conducta no es apropiada y no debe repetirse, pero sí puede morder los recursos destinados a este fin. Igualmente, cada vez que tu minino use correctamente sus juguetes y juegue de una manera amigable (sin arañarte o morderte), recuerda ofrecerle un premio para reforzar la conducta deseada y seguir estimulando su aprendizaje.

Para saber más sobre cómo educar a un gato positivamente, te recomendamos el siguiente artículo: "¿Cómo educar a un gato desde que es pequeño?".

¿Por qué los gatos ronronean y muerden? - Problemas en la educación o adiestramiento involuntario

Estrés o incomodidad

Cuando un gato ronronea de una manera uniforme y cadenciosa, por lo general, quiere expresar que se siente incómodo o estresado con algo que ocurre a su alrededor, es decir, que esta es una de sus formas de decirnos “¡basta, esto no me gusta!”. Y si no sabes interpretar este mensaje ni las señales previas de advertencia que tu gato emite para pedirte que dejes de hacer algo, es probable que, tarde o temprano, a medida que se sienta cada vez más molesto o estresado, recurra a una señal más clara y extrema (como una mordida o un arañazo) para lograr que te detengas.

Uno de los ejemplos más evidentes se da cuando los gatos ronronean y muerden cuando sus tutores lo acarician en las zonas más vulnerables de su cuerpo donde prefieren no ser manipulados (principalmente en la barriga). Algo similar puede producirse cuando un tutor, por desconocer los códigos de comunicación de los gatos, realiza ciertos gestos o acciones que resultan ser poco amigables o incluso una especie de “reto” en el idioma felino (por ejemplo, mirarlos fijamente a los ojos), y que pueden desencadenar primero señales de calma o apaciguamiento como el ronroneo, para pasar a una respuesta defensiva u ofensiva como las mordidas y los arañazos.

¿Qué hacer?

Aquí, nuevamente la mejor solución es tomarte el tiempo de conocer tanto el lenguaje corporal de los gatos como la personalidad y las preferencias específicas de tu minino, así como aprender a respetar que los felinos tienen sus propias formas de expresar su afecto y casi siempre se sentirán incómodos con nuestros intentos de besarlos, abrazarlos y, sobre todo, humanizarlos.

Si tu gato ronronea y muerde tras realizar tú una acción que le desagrada, simplemente intenta no repetirla (en la medida de los posible). No lo acaricies donde no quiere, no lo fuerces a hacer según que cosas que no le son naturales, introduce los cambios de forma progresiva, etc.

Llamada de atención o de ayuda

¿Recuerdas que dijimos que los gatitos ronronean cuando necesitan captar la atención de sus madres y pedirles ayuda? Pues los gatos adultos pueden emplear esta misma lógica de comunicación para indicar a sus compañeros humanos que necesitan cuidados o auxilio. Aquí podemos diferenciar dos contextos distintos:

  • Cuando tu gato ronronea y muerde para llamar tu atención: probablemente escucharás un ronroneo regular y vigoroso que puede venir acompañado de mordisquitos y otras acciones llamativas para pedirte que lo alimentes, que juegues con él o que le brindes sus caricias favoritas.
  • Cuando tu gato ronronea y muerde para pedirte ayuda: si tu minino tiene dolor o se siente mal por alguna razón (enfermedades, traumatismos, accidentes), es posible que emita un ronroneo de forma muy ruidosa para pedirte que lo socorras. Es importante que tengas cuidado al intentar revisarlo porque, en estas circunstancias, tu minino probablemente se sentirá vulnerable y puede llegar a morderte o lastimarte sin querer para protegerse. En este caso, no dudes en llevarlo rápidamente al veterinario para verificar su estado de salud y la necesidad de iniciar cualquier tipo de tratamiento.

Ya has visto es sumamente importante entender el contexto en el que se produce la acción por parte de tu gato para entenderla y ayudarlo. Tras revisar todas las causas, cuéntanos, ¿por qué crees que tu gato ronronea y te muerde?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué los gatos ronronean y muerden?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Por qué los gatos ronronean y muerden?
1 de 2
¿Por qué los gatos ronronean y muerden?

Volver arriba