Compartir

Pénfigo en gatos - Síntomas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 28 enero 2021
Pénfigo en gatos - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Gatos

Los gatos pueden verse afectados por enfermedades autoinmunes en las que les juega una mal pasada su propio sistema inmune. El pénfigo se caracteriza por la formación de lesiones primarias que consisten en vesículas o ampollas en diversas localizaciones, dependiendo del tipo de pénfigo. Mientras que son más frecuentes en la cavidad oral o en los pliegues mucocutáneos en el pénfigo vulgar, en el foliáceo suele afectar a la piel exclusivamente; el eritematoso se restringe solo a la cara del felino y el paraneoplásico es raro y ocurre como consecuencia de un tumor subyacente. De ellos, el más frecuente en los pequeños felinos es el pénfigo foliáceo.

El tratamiento del pénfigo debe basarse en terapia inmunosupresora para frenar al sistema inmunitario responsable del proceso. Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal donde te explicamos qué es el pénfigo en gatos, sus síntomas y tratamiento.

¿Qué es el pénfigo felino?

El pénfigo felino es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario del gato no reconoce parte de su organismo como propio y crea una reacción inmunitaria contra él. Consiste en trastornos cutáneos o mucocutáneos debidos a una reacción de hipersensibilidad de tipo II que se inicia con la participación de las inmunoglobulinas G y M, que se unen a células diana y activan el complemento, induciendo la fagocitosis. Esto lleva a la producción de autoanticuerpos frente a ciertos componentes de la epidermis.

Se trata de una enfermedad dermatológica caracterizada por una acantolisis o desprendimiento de cada célula de la epidermis que crea vesículas dentro de la misma. Estas vesículas se pueden infiltrar con eosinófilos o neutrófilos y se transforman en pústulas.

Pénfigo en gatos - Síntomas y tratamiento - ¿Qué es el pénfigo felino?

¿Qué tipos de pénfigo existen en los gatos?

En los gatos, según la distribución de las lesiones y sus características anatomopatológicas se pueden clasificar en cuatro tipos:

  • Pénfigo vulgar: consiste en la formación de vesículas o ampollas en la cavidad oral, piel y uniones mucocutáneas, como la axila y la región inguinal. Estas lesiones, por su fragilidad, evolucionan a collaretes, erosiones, úlceras y costras.
  • Pénfigo foliáceo: se producen autoanticuerpos frente a proteínas del estrato espinoso de la epidermis. Se caracteriza por la formación de vesículas, ampollas o en menos ocasiones pústulas subcorneales que afectan a folículos y piel interfolicular. Las lesiones secundarias son eritema, exudación, costras, alopecia y collaretes. Estas se distribuyen generalmente de forma simétrica en la cara, hocico, orejas hasta las extremidades y el abdomen. Las lesiones se producen en la piel, sin afectar a la cavidad oral ni las uniones mucocutáneas.
  • Pénfigo eritematoso: se considera una forma intermedia entre lupus eritematoso y pénfigo o como la forma benigna del pénfigo foliáceo. Se forman vesículas y ampollas y lesiones pustulosas en las orejas y la cabeza. Es de considerar que las radiaciones solares pueden agravar la patología.
  • Pénfigo paraneoplásico: se producen vesículas y ampollas en múltiples órganos distintos a la piel. Es una enfermedad asociada con un cáncer subyacente, generalmente de origen linfoproliferativo.

Síntomas del pénfigo en gatos

Los gatos con pénfigo presentan, además de las lesiones antes descritas según el tipo que desarrollen, signos inespecíficos como:

En los gatos, el pénfigo foliáceo es la enfermedad autoinmune más frecuente. Más que las pústulas subcorneales, más frecuentes en los perros, en los gatos con pénfigo foliáceo se observan con mayor frecuencia costras amarillentas. Una lesión característica de este pénfigo en gatos es la paroniquia (inflamación de la piel alrededor de la uña) y el prurito (picor).

Pénfigo en gatos - Síntomas y tratamiento - Síntomas del pénfigo en gatos

Diagnóstico del pénfigo felino

Debido al prurito que produce el pénfigo foliáceo en gatos, se debe hacer un diagnóstico diferencial entre otras enfermedades que causen picor en esta especie, como las alergias y las enfermedades parasitarias. Además, se realizarán las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre: ante este tipo de lesiones en un gato, se debe empezar con una analítica sanguínea, que puede ser normal o presentar un aumento del recuento de neutrófilos y eosinófilos. La bioquímica sanguínea es normal si no hay ninguna enfermedad concurrente.
  • Citología: la citología de las lesiones puede ayudar en el diagnóstico si se observan neutrófilos y acantocitos. Es de utilidad también para valorar si existe una infección bacteriana. En ese caso se trataría al gato con antibióticos antes de tomar y enviar la biopsia para el laboratorio.
  • Examen histopatológico: sin embargo, el diagnóstico definitivo se consigue con el examen histopatológico. Para ello, se deben recoger biopsias de lesiones primarias recientes, siendo importante que el gato no haya recibido tratamiento inmunomodulador o inmunosupresor los días previos, pues puede alterar los resultados. La biopsia encontrará pústulas subcorneales con neutrófilos y número variable de acantocitos y eosinófilos. Si estas no se observan, se puede hacer un diagnóstico presuntivo si se ven costras serocelulares con acantocitos y neutrófilos.

Como curiosidad, en el 90 % de los diagnósticos de pénfigo vulgar se detectan lesiones orales. En el 30 % del pénfigo foliáceo se verían paroniquias y en el 80 % picor.

Tratamiento del pénfigo en gatos

El tratamiento debe contener fármacos inmunosupresores como la prednisolona a dosis de 2-8 mg/kg cada 24 h por vía oral. Las dosis inmunosupresoras deben reducirse cuando se comienza la remisión de los signos clínicos, hasta la dosis mínima que mantenga la enfermedad en resolución.

Si no se reducen los signos clínicos al mes del comienzo del tratamiento inmunosupresor, se recomienda cambiar a dexametadona o metilprednisolona, disminuyendo hasta la mínima dosis efectiva.

Si con estos tratamientos no se observa repuesta o aparecen efectos secundarios como polifagia, poliuria-polidipsia, apatía, diarrea, diabetes o infecciones urinarias, se debería añadir clorambucilo (0,1-0,2 mg/kg cada 24-48 h). En algunos casos, los corticoides se pueden suprimir y mantener solo con clorambucilo dos veces por semana o a días alternos. Los efectos beneficiosos de este fármaco pueden tardar semanas en aparecer. Hay que tener en cuenta que el clorambucilo es un fármaco citotóxico, por lo que se deben realizar análisis de sangre periódicos cada 2-4 semanas los 3 primeros meses, hasta pasar a cada 6 meses posteriormente.

Por otro lado, se ha determinado que el uso de ciclosporina a dosis de 4,4 a 7,4 mg/kg cada 24 horas puede ser eficaz para el pénfigo felino, incluso pudiendo suprimir los corticoides y con eficacia similar al clorambucilo.

Además, los fármacos para los gatos con pénfigo también puede contener inmunomoduladores como el ácido micofenólico y leflunomida.

Y si no consigues que tu gato se tome su pastilla, te recomendamos echar un vistazo a este otro artículo sobre Consejos para dar una pastilla a un gato.

Pénfigo en gatos - Síntomas y tratamiento - Tratamiento del pénfigo en gatos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Pénfigo en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de la piel.

Bibliografía
  • G. Machicote. (2011). Dermatología canina y felina. Servet.
  • Avepa. (2016). La dermatología del día a día. Disponible en: https://www.avepa.org/pdf/proceedings/DERMATOLOGIA_2016.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Pénfigo en gatos - Síntomas y tratamiento
1 de 4
Pénfigo en gatos - Síntomas y tratamiento

Volver arriba