Compartir

Hiperqueratosis en perros - Causas y tratamiento

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 15 febrero 2021
Hiperqueratosis en perros - Causas y tratamiento

Ver fichas de Perros

La hiperqueratosis en perros consiste en un trastorno dermatológico que se caracteriza por el incremento del grosor y agrietamiento de la piel, con una producción muy aumentada de queratina. En los perros podemos encontrar la hiperqueratosis familiar de las almohadillas o la hiperqueratosis nasodigital. Se trata de un signo clínico importante que puede verse de forma idiopática o debida a diferentes enfermedades, por lo que se debe investigar su causa para ponerle solución lo antes posible.

Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer más sobre la hiperqueratosis en perros, sus causas y tratamientos.

También te puede interesar: Abscesos en perros - Causas y tratamiento

Tipos de hiperqueratosis canina

La hiperqueratosis canina es un trastorno cutáneo en el que aparece una sobreproducción de queratina en el estrato córneo de la piel, dando como resultado un acumulamiento de la misma provocando una apariencia engrosada, seca, dura y agrietada de las almohadillas plantares o de la trufa de nuestro perro.

En el perro encontramos dos tipos de hiperqueratosis:

  • Hiperqueratosis familiar de las almohadillas: la lesión se limita a la zona de las almohadillas y aparece en los cachorros. Las razas caninas más predispuestas son el dogo de Burdeos, el terrier irlandés o el kerry blue terrier.
  • Hiperqueratosis nasodigital: la hiperqueratosis se puede localizar tanto en las almohadillas como en la trufa y puede ser idiopática sin ningún origen explicable, más frecuente en perros mayores, o secundaria a otros trastornos y enfermedades. Las razas más predispuestas son el cocker spaniel, el basset hound, el boston terrier y el beagle.

Causas de hiperqueratosis en perros

La hiperqueratosis en perros puede darse a cualquier edad y con causa o no aparente. Entre las causas que pueden explicar que nuestro perro haya desarrollado esta lesión secundaria dermatológica encontramos:

  • Enfermedades infecciosas: moquillo canino y leishmaniosis canina.
  • Enfermedades congénitas: ictiosis.
  • Enfermedades autoinmunes: lupus eritematoso sistémico y pénfigo foliáceo.
  • Dermatosis por sensibilidad al zinc.
  • Linfoma cutáneo.
  • Síndrome hepatocutáneo.
  • Eritema necrolítico migratorio superficial.
  • Dermatitis por contacto.
  • Paraqueratosis nasal del labrador retriever.

Síntomas de hiperqueratosis en perros

La hiperqueratosis de las almohadillas en perros produce un engrosamiento de las almohadillas, volviéndose muy duras y resquebrajadas. Se pueden producir fisuras que cuando se vuelven crónicas pueden causar cojeras severas e infecciones secundarias.

En el caso de la hiperqueratosis nasodigital en perros, vemos los siguientes síntomas:

  • La hiperqueratosis nasal aparece como un engrosamiento y acumulación de tejido seco y fisurado en el plano nasal.
  • La hiperqueratosis de las almohadillas generalmente afecta al borde más craneal de las mismas, apareciendo seco, duro y resquebrajado.

Por todo esto, la hiperqueratosis canina puede producir:

  • Aumento de tamaño del plano nasal y/o hocico.
  • Despigmentación del hocico.
  • Costras.
  • Endurecimiento de la piel.
  • Inflamación.
  • Resquebrajado y grietas en la piel.
  • Sangrado.
  • Infecciones secundarias.
Hiperqueratosis en perros - Causas y tratamiento - Síntomas de hiperqueratosis en perros

Diagnóstico de la hiperqueratosis en perros

El diagnóstico de la hiperqueratosis canina se basa en los hallazgos clínicos. Se debe hacer un diagnóstico diferencial de todas sus posibles causas en caso de que sea una hiperqueratosis secundaria y no hereditaria o idiopática. Estas enfermedades, como hemos indicado, son:

  • Pénfigo.
  • Lupus.
  • Moquillo canino.
  • Leishmaniosis.
  • Dermatitis sensible al zinc.
  • Dermatitis necrolítica superficial.
  • Linfoma cutáneo de células T.
  • Dermatitis por contacto.
  • Ictiosis.
  • Síndrome hepatocutáneo.

Si el perro es un labrador de entre 6 y 12 meses de edad, se debe considerar la presencia de la paraqueratosis nasal del labrador retriever.

Una vez encontrada alguna de estas enfermedades, ya sabemos cuál ha sido la causa que ha provocado que nuestro perro desarrolle esta lesión y hay que pasar al tratamiento específico de la patología en cuestión. En el caso de que no se encuentre una causa justificable de la aparición de este trastorno de la piel, podríamos valorar si se trata de una hiperqueratosis nasodigital idiopática confirmándose con una biopsia de la lesión, especialmente si es un perro mayor. Si es un cachorro de meses de edad y sobre todo si es de las razas predispuestas, podría tratarse de una hiperqueratosis familiar de las almohadillas.

¿Cómo curar la hiperqueratosis en perros? - Tratamiento

El tratamiento, si la hiperqueratosis es secundaria, debe ser el específico según el proceso que la ocasiona, junto con el sintomático para la lesión cutánea. La hiperqueratosis en perros se debe tratar con ciertas sustancias de manera tópica, directamente en la lesión para que suavicen y lubrican la piel, así como para que favorezcan la reparación de la barrera cutánea. Estos tratamientos incluyen:

  • Agentes queratolíticos para ablandar o disolver la queratina, de manera tópica, directamente en la lesión.
  • Lociones con agentes hidratantes: propilenglicol, glicerina, urea, lactato ácido o sódico y avena.
  • Emolientes: ácidos grasos, aceites esenciales o ceras.
  • En algunos casos pueden ser necesarios los corticoides o los antibióticos y/o antifúngicos si hay infecciones secundarias por bacterias u hongos.

No existen remedios caseros para la hiperqueratosis en perros, por lo que el uso de las sustancias mencionadas es una obligación si queremos mejorar el estado de nuestro perro, además de encontrar la causa que provoca el trastorno cutáneo.

Pronóstico de la hiperqueratosis canina

De forma general, los perros mejoran las lesiones de la hiperqueratosis en días, pudiendo eliminarlas por completo si se cura o controla la enfermedad que la causa. Sin embargo, en los casos de hiperqueratosis idiopática o hereditarias, el tratamiento puede prolongarse durante toda la vida del animal o repetirse en caso de que aparezcan recidivas.

 

Hiperqueratosis en perros - Causas y tratamiento - ¿Cómo curar la hiperqueratosis en perros? - Tratamiento

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hiperqueratosis en perros - Causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de la piel.

Bibliografía
  • I. Mennecier. Hiperqueratosis canina: una enfermedad cutánea que se debe vigilar. Disponible en: https://www.dermoscent.com/es/nuestros-consejos/fiche-hiperqueratosis-canina-una-enfermedad-cutanea-que-se-debe-vigilar_171.html
  • M. Schaer. (2006). Medicina clínica del perro y el gato. Elsevier.
  • A. Galán, C. Pineda, I. Mesa. (2019). Medicina interna en pequeños animales: Manuales clínicos de Veterinaria. Elsevier.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Hiperqueratosis en perros - Causas y tratamiento
1 de 3
Hiperqueratosis en perros - Causas y tratamiento

Volver arriba