Compartir
Compartir en:

¿Puedo dormir con mi conejo?

¿Puedo dormir con mi conejo?

Ver fichas de Conejos

Muchas personas son amantes de los conejos y prefieren tenerlos como animal de compañía en vez de escoger a un perro o gato. Estos animales parecen unas divertidas pequeñas nubes, peludos y gorditos como peluches que provocan acariciar y abrazar todo el día. Por esta razón, hay quienes se plantean la pregunta: "¿puedo dormir con mi conejo?".

Si bien para algunos puede ser cómodo, y después de un tiempo un conejo puede acostumbrarse a cualquier cosa, especialmente a saltar desde cierta altura y luego regresar para acostarse a dormir, es importante tomar en cuenta algunas consideraciones antes de subirlo a dormir en la cama. Así pues, si tienes un conejo y eres de los que se pregunta si se puede o no dormir con él, continúa leyendo este nuevo artículo de ExpertoAnimal donde te diremos qué es lo más conveniente para el descanso y bienestar tanto de tu mascota como el tuyo.

También te puede interesar: ¿Puedo bañar a mi conejo?

¿Dormir con mi conejo o no dormir? Todo un dilema

La verdad es que no hay nada trascendental que te prohíba dormir con tu conejo, no será como dormir con una serpiente o con un lagarto. Finalmente, todo dependerá de lo bien entrenado que se encuentre tu conejo, lo limpio y sano que esté. Sin embargo, por más que tengas cubierto todo lo anterior, es clave que tomes en cuenta algunos aspectos previos a tomar la decisión. En ExpertoAnimal te diremos cuáles son:

  • El pelo y algunos gérmenes de los conejos podrían con el tiempo traer problemas respiratorios y de alergias. Si tienes alergias, asma o síntomas (estornudos, nariz enrojecida), no permitas que tu conejo duerma en tu cama porque tu condición podría empeorar.
  • Los conejos no duermen de día o de noche. Son considerados animales crepusculares, es decir que son más activos al amanecer y al atardecer. Tu conejo no seguirá tu ritmo natural de sueño. Como mencionamos anteriormente estará muy activo durante la noche (hora pico entre 12-2 am) y temprano por la mañana (entre 5 y 6 am). Mientras tú querrás dormir placenteramente y descansar, tu conejito estará corriendo, saltando, masticando, comiendo y explorando, lo que seguro interferirá en tu sueño.
  • Si tu conejo no está acostumbrado a hacer sus necesidades en un lugar en particular que tú hayas dispuesto para ello, podría escoger tu cama como baño y durante la noche podría orinar y defecar en ella. Además, recuerda que tu conejo también querrá marcar territorio con la orina. Los conejos pueden ser entrenados para hacer sus necesidades en un lugar como los gatos, pero incluso cuando están bien educados podrían tener algunos accidentes. Sin embargo, los conejos son animales muy limpios, si dispones un lugar particular donde él pueda acostumbrarse, tal vez ni necesites educarlo.

Tu conejo es muy esponjoso y tierno pero...

Seguramente al mirar a tu dulce y adorable conejo querrás ofrecerle los mejores cuidados y proporcionarle toda la comodidad posible, de ahí que te preguntas si puedes dormir con tu conejo. No obstante, para acabar de decidir la opción más adecuada para ti y para él, no olvides los siguientes puntos:

  • Los conejos son traviesos y, por ende, el tuyo buscará jugar contigo durante la noche. Podría hasta morderte las orejas o los dedos de los pies en busca de atención.
  • Los conejos son criaturas delicadas, por lo tanto, uno de los puntos que más podría preocuparte como dueño de un conejo (tamaño pequeño a normal) es hacerle daño a tu mascota, y el temor por rodar y aplastarla, sin darte cuenta, durante el sueño. Este miedo se reduce si el animal es un conejo de raza muy grande, como el conejo flamenco gigante.
  • Si sientes que debes tratar de dormir con tu conejo, intenta colocar tu colchón en el suelo para darle menos altura a tu cama y evitar que tu conejo se caiga y se lesione.
  • Tal vez una mañana se te olvide que tu conejo se encuentra muy cómodo debajo de las sábanas o, simplemente, no estés prestando atención, y es posible que lo enrolles entre la tela, lo metas a la lavadora, a la ropa sucia o lo catapultes cuando arregles tu cama y tu peluda mascota salga volando.

Si tras considerar los apuntes anteriores has decidido que no puedes dormir con tu conejo, no te preocupes, existe otra alternativa. Muchos son los que se hacen esta pregunta porque no soportan ver a su animal de compañía durmiendo en una jaula. Pues bien, para evitarlo tienes la opción de adquirir una cama para conejos y situarla justo al lado de la tuya. De esta manera, aunque no duermas en la misma cama que él, sentirás que lo tienes cerca y que él también disfruta de un cómodo colchón.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo dormir con mi conejo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Puedo dormir con mi conejo?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Descubre vídeos interesantes
Razas de perros
Razas de gatos
Manualidades para mascotas
Consejos y cuidados de los gatos
¿Puedo dormir con mi conejo?
1 de 3
¿Puedo dormir con mi conejo?