Rabia en gatos - Síntomas y contagio

Rabia en gatos - Síntomas y contagio

Seguro que alguna vez has oído hablar de la rabia en perros, una enfermedad que afecta a todos los mamíferos e incluso puede contagiar al ser humano. Aunque la rabia no es una enfermedad muy común en gatos, es muy peligrosa, ya que no tiene cura y provoca la muerte del animal.

Si tu gato sale a menudo de casa y está en contacto con otros animales debes tener en cuenta esta enfermedad, informarte acerca de ella y tomar las medidas necesarias para prevenirla. Ten presente que una mordedura de un animal infectado es suficiente para su contagio. Descubre en ExpertoAnimal todo sobre la rabia en los gatos, síntomas y tratamiento.

¿Qué es la rabia felina?

La rabia felina es una enfermedad infecciosa viral que puede afectar a todos los mamíferos y que está causada por un virus de la familia Rhabdoviridae. Es una patología grave, pues causa la muerte del animal infectado, afectando al sistema nervioso central causando encefalitis aguda. Se trata además de una enfermedad zoonótica, es decir, que se trata de una enfermedad que puede contagiarse al ser humano, al margen de otros animales, como los perros o los conejos.

Contagio de la rabia felina

La rabia en los gatos se contagia principalmente a través de la mordedura de un animal infectado, no obstante, también es posible transmitirla a través de arañazos o de los lamidos de una herida abierta. Es importante señalar que esta patología no surge de manera espontánea en el medio, sino que se transmite de un animal infectado a otro. El virus está presente en las secreciones y saliva de estos animales, por ello una simple mordedura es suficiente para transmitir el virus.

Es de vital importancia asegurarnos que nuestros animales domésticos no entran en contacto con animales silvestres o que se alimentan a partir de cadáveres infectados y, al mismo tiempo, debemos procurarles una adecuada medicina preventiva mediante la vacunación.

Si bien se trata de una enfermedad cada vez más controlada, la rabia está presente en algunos animales silvestres, como zorros y murciélagos, aunque el riesgo epidemiológico es mucho más común en mamíferos terrestres, como perros y gatos, puesto que es más frecuente que muerdan a nuestros gatos o que entren en contacto con ellos que los animales silvestres.

Etapas de la rabia en gatos

Para comprender mejor la rabia felina y sus efectos en los felinos te aconsejamos informarte acerca de las etapas de la rabia en gatos:

  • Período de incubación: es asintomático, el gato no presenta síntomas evidentes. Este periodo varía mucho, pudiendo durar de una semana a varios meses. Lo más común es que comiencen a mostrar síntomas a partir del mes tras el contagio. En este periodo la enfermedad se disemina por el cuerpo.
  • Período prodrómico: en esta fase ya se producen cambios en el comportamiento. El gato se muestra cansado, con vómitos y excitabilidad. Esta fase puede durar entre dos y 10 días.
  • Fase de excitación o fase furiosa: es la fase más característica de la rabia. El gato está muy irritable, con cambios muy bruscos en el comportamiento, pudiendo llegar a morder y atacar.
  • Fase paralítica: se produce parálisis generalizada, espasmos, coma y finalmente la muerte.

El período entre fases es alterable, por este motivo no es fácil saber cuánto tiempo vive un gato con rabia, pues puede variar según el individuo. Es frecuente observar en un inicio cambios del comportamiento hasta que el sistema nervioso está muy afectado y comienzan las convulsiones y otros problemas nerviosos.

Síntomas de la rabia felina

Los síntomas de la rabia en gatos son variables y no todos los gatos presentan los mismos:

  • Maullidos anómalos
  • Comportamiento atípico
  • Irritabilidad
  • Exceso de salivación (babeo)
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Pérdida de peso y apetito
  • Aversión al agua
  • Convulsiones
  • Parálisis

Algunos gatos no padecen vómitos, otros no babean en exceso, y otros pueden sufrir un cuadro nervioso y fallecer repentinamente. Por otro lado, la aversión o temor al agua es un síntoma de animales que padecen la rabia, por eso también se conoce a la enfermedad como "hidrofóbica". Sin embargo, a los gatos no les gusta el agua de forma general, por lo que no será un síntoma evidente de enfermedad.

Muchos de estos síntomas, especialmente en las primeras etapas, pueden confundirse con otras enfermedades. Si tu gato presenta alguno de estos síntomas y ha sufrido alguna pelea recientemente, acude al veterinario lo antes posible para realizar las pruebas necesarias.

Diagnóstico de la rabia en gatos

Ante la sospecha de que un gato pueda padecer la rabia felina se debe aislar al animal y contactar rápidamente con un veterinario. El especialista realizará análisis serológicos y otras pruebas pertinentes para determinar si el animal padece o no esta enfermedad infecciosa viral.

En caso de fallecimiento, el veterinario realizará una prueba de tinción directa de anticuerpos fluorescentes (DFA) de los tejidos cerebrales, que muestra los agentes virales. En pocas horas recibiremos los resultados que determinarán si el animal padecía o no la rabia.

Tratamiento de la rabia en gatos

La rabia no tiene tratamiento. Actúa de manera rápida y es letal para los gatos, por este motivo, si tu gato ha sido infectado, lo primero que hará tu veterinario será aislarlo para evitar que contagie a otros felinos. Dependiendo del avance de la enfermedad, la eutanasia del gato es la única opción.

Por este motivo es muy importante la prevención, puesto que es la única manera de proteger a nuestros gatos frente a esta enfermedad. Presta especial atención a tu gato si sale de casa y está en contacto con otros animales. Recuerda que la rabia afecta a los perros, gatos, hurones, murciélagos y zorros. Cualquier pelea de tu gato con estos animales puede causarle un contagio.

Prevención: la vacuna de la rabia en gatos

La vacuna antirrábica es el único método de prevención real de la rabia. La primera dosis se aplica a los tres meses de edad y luego se aplican refuerzos anuales. De forma general se vacuna de forma periódica a los perros pero no a los gatos, por ello debes considerar si tu gato está expuesto a zonas de riesgo o si entra en contacto con animales salvajes. Si es así, lo más conveniente es seguir el calendario de vacunación felino.

Existen regiones del mundo con mayor riesgo que otras. En Europa la rabia está prácticamente erradicada, pero de vez en cuando surge algún caso aislado. Infórmate sobre la presencia de la enfermedad en tu país para estar alerta y evitar que tu gato se contagie de rabia. En algunos países es obligatoria la vacunación contra la rabia.

Esta vacuna es obligatoria para salir con tu gato del país o para participar en concursos o exposiciones en España. Pero si tu gato no sale al exterior nunca, tal vez tu veterinario no considere necesario administrársela.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Rabia en gatos - Síntomas y contagio, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades víricas.