Compartir

Remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 18 marzo 2019
Remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos

Ver fichas de Gatos

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicar cómo curar las heridas que pueda presentar nuestro gato, ya que, salvo aquellas muy graves, seremos nosotros los que tendremos que limpiarlas en casa, siempre siguiendo las recomendaciones de nuestro veterinario, pues es conveniente que un profesional las revise para confirmar que no se encuentran infectadas ni han provocado daños mayores o requieren sutura.

Además, repasaremos remedios caseros para cicatrizar las heridas en los gatos que pueden sernos muy útiles para acelerar este proceso y favorecer la pronta recuperación. ¡No te los pierdas!

Causas más comunes de heridas en los gatos

Los gatos pueden herirse en el transcurso de peleas con congéneres u otros animales, sobre todo aquellos que tienen acceso al exterior y no están castrados, pues van a enfrentarse a otros machos por motivos territoriales y de acceso a las hembras.

Por otro lado, un atropello o una caída también pueden ser responsables de lesiones. Así mismo, los felinos pueden sufrir quemaduras y, además, es posible que tengamos que curar heridas en algunos gatos por rascarse o lamerse en exceso, conducta que se relaciona con el estrés. A continuación, explicaremos cómo limpiar y aplicar remedios caseros para la cicatrización de las heridas en los gatos.

¿Cómo curar heridas en gatos?

El primer paso cuando nos encontramos ante una herida es la limpieza, aunque en quemaduras o lesiones muy extensas o profundas no debemos tocar y sí acudir directamente al veterinario. Las heridas leves las rociaremos abundantemente con suero fisiológico, lo que nos permitirá ver su magnitud y arrastrar la suciedad que pudiera encontrarse adherida. Podemos ayudarnos de una gasa, con cuidado, sin frotar. Si hay sangrado abundante que no remite también debemos trasladarnos al veterinario.

A continuación, es momento de aplicar algún desinfectante como la cristalmina o la clorhexidina, mejor en líquido, que podemos poner con una gasa, que en espray, ya que el ruido que este produce puede asustar a un gato que probablemente ya se encuentre inquieto debido al dolor y a la manipulación. No debemos tapar la herida si no nos lo indica el veterinario. Para las más graves se prescriben antibióticos por vía oral y, en ocasiones, analgésicos.

Remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos - ¿Cómo curar heridas en gatos?

Uso de pomadas para cicatrizar heridas en gatos

En algunas heridas más profundas, la limpieza y la desinfección no serán suficientes y el veterinario prescribirá una pomada cicatrizante para gatos. Estos productos, que se aplican 1-2 veces al día, ayudan a la regeneración de la piel y evitan el desarrollo de infecciones. El veterinario nos recetará aquella pomada con la composición más adecuada para nuestro caso concreto.

Antes de extenderla sobre la lesión, tenemos que proceder a la limpieza de la zona tal y como hemos descrito en el apartado anterior, asegurándonos de que eliminamos por completo los restos de piel muerta. Además, es recomendable recortar el pelo que pueda entrar en contacto con la herida. Una vez aplicamos la pomada, según la gravedad de la lesión, el veterinario nos recomendará vendarla o mantenerla al aire. De ser el caso, el vendaje se cambiará 1-2 veces al día, repitiendo el proceso de limpieza, tratamiento y vendaje.

Sobre todo en aquellas heridas originadas por mordiscos, que forman un agujero, es importante introducir bien en él la pomada para que su acción llegue a toda el área afectada. Si el gato se lame, debemos impedírselo utilizando un collar isabelino. Por supuesto, signos como inflamación, enrojecimiento o secreción purulenta con mal olor indican que la curación no está siendo correcta y requieren una consulta veterinaria. Además de las pomadas, podemos utilizar, como veremos, remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos.

Remedios caseros para curar heridas en gatos

En este apartado sobre los remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos mencionaremos dos productos económicos y habituales en los hogares que han probado su eficacia para el tratamiento de este tipo de lesiones. Se trata de la miel y el azúcar. Ambos edulcorantes, sin reacciones adversas, poseen acción antibacteriana y efecto osmótico, creando un ambiente que dificulta la proliferación de las infecciones que las bacterias pueden producir. Además, ayudan a la regeneración del tejido, facilitando y acelerando, así, la cicatrización. La miel ofrece propiedades antiinflamatorias que reducirán el dolor.

Azúcar para tratar heridas en gatos

Tanto la miel como el azúcar se aplican de la misma forma que las pomadas. De esta forma, se debe extender el azúcar sobre la herida, previamente desinfectada con suero, después se tapa con gasa y se venda, retirando y repitiendo el procedimiento 1-2 veces al día aproximadamente durante 1-2 semanas, en función de la gravedad. Es muy importante no utilizar algodón porque dejaría pelusa y empeoraría el estado de la herida.

Este remedio caseros es apto para curar heridas en gatos de todo tipo, a excepción de las quemaduras o las lesiones muy profundas. Así, favorece la cicatrización de heridas infectadas, por ejemplo, de heridas producidas por mordiscos, por rascarse o por morderse.

Será el veterinario el encargado de valorar la evolución de la herida, por lo que es preciso acudir a él en caso de no notar una mejora.

Remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos - Azúcar para tratar heridas en gatos

Miel para cicatrizar heridas en gatos

Si queremos que la miel nos sirva como remedio casero para cicatrizar heridas en los gatos esta debe ser de calidad. Las mieles de supermercado a bajo coste han sido sometidas a procesos que eliminan las propiedades que vamos a necesitar para poder observar efectos beneficiosos en las lesiones. Para seleccionar una miel de calidad debemos fijarnos en su cristalización. Si la miel se mantiene líquida todo el año es que ha sido tratada, por lo que no nos servirá para las heridas. Al contrario, la miel que se endurece con el frío mantendrá intacta sus propiedades[1].

Para aplicar este remedio debemos seguir los mismos pasos que con el azúcar, extender una capa de miel sobre la herida con mucho cuidado, taparla, vendarla y repetir el proceso 1-2 veces al día. La miel también es un excelente remedio caseros para curar heridas en gatos que no cicatrizan, como las producidas por un exceso rascado o lamido. En estos casos, además, es importante encontrar el motivo de este comportamiento, que ya podríamos estar ante un gato estresado o que sufre algún otro tipo de problema cutáneo, como dermatitis.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Remedios caseros.

Referencias
  1. Olofsson et al. (2014): Lactic acid bacterial symbionts in honeybees - an unknown key to honey's antimicrobial and therapeutic activities, International Wound Journal, online, DOI: 10.1111/iwj.12345.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos
1 de 3
Remedios caseros para cicatrizar heridas en gatos

Volver arriba