Compartir

Septicemia en perros - Síntomas, tratamiento y contagio

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 28 agosto 2019
Septicemia en perros - Síntomas, tratamiento y contagio

Ver fichas de Perros

Las bacterias son organismos microscópicos unicelulares que viven en el medio o en la piel, vías respiratorias o tracto digestivo y urinario de animales y personas. Algunas son capaces de causar enfermedades y llegar a la sangre. Normalmente, lo hacen en un número pequeño y pueden ser eliminadas por el sistema inmunitario pero, cuando no se puede controlar su expansión, estaremos ante una sepsis o septicemia, producida por la respuesta del organismo.

En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos de la septicemia en perros, de los síntomas que produce y del tratamiento más efectivo. Sigue leyendo si sospechas que tu can podría sufrir este problema para acudir al veterinario con toda la información posible.

¿Qué es septicemia en perros?

La definición de septicemia en perros sería la persistencia de microorganismos o las toxinas que estos originan en el torrente sanguíneo. Las bacterias van a llegar a la sangre de diferentes maneras y pueden asentarse en cualquier lugar del cuerpo al viajar por la sangre. Por ejemplo, si las bacterias llegan al cerebro pueden producir una meningitis, si afectan al corazón estaremos ante una pericarditis, osteomielitis será la infección de los huesos o artritis infecciosa la de las articulaciones. La sepsis es una patología muy grave y puede llevar al animal al shock séptico y la muerte.

Septicemia en perros - Síntomas, tratamiento y contagio - ¿Qué es septicemia en perros?

Causas de septicemia en perros

Si el animal tiene algún problema dental, al manipular los dientes, las bacterias que viven en las encías o a su alrededor pueden acabar llegando a la sangre. Un ejemplo de ello es la bacteria Capnocytophaga canimorsus, que forma parte de la flora natural de las encías de los canes y que puede transmitirse incluso a los humanos. También es relativamente fácil que bacterias intestinales se trasladen a la sangre pero, en estos casos, la bacteriemia, es decir, la presencia de bacterias en el torrente sanguíneo, suele ser temporal porque el organismo es capaz de controlarlas y eliminarlas rápidamente.

En un número más pequeño de casos, se puede producir la sepsis en perros debido a que las bacterias no son eliminadas del organismo. En estos casos, la septicemia tiene más probabilidades de originarse cuando el animal está sufriendo ya una infección en alguna parte del cuerpo, como el sistema urinario, hablándose entonces de sepsis urinaria.

Otra causa de septicemia es la realización de una cirugía en la zona en la que hay una infección o en áreas donde, de forma habitual, viven un buen número de bacterias, como puede ser el tracto intestinal. Una vía intravenosa o un tubo de drenaje también son un factor que aumenta el riesgo de sepsis y este se incrementará cuanto más tiempo permanezca el objeto en el cuerpo. Por otra parte, la septicemia será más probable en animales con el sistema inmunitario débil o con alguna otra afección que involucre a este sistema.

Septicemia: síntomas en perros

Una bacteriemia temporal suele ser bien controlada por el cuerpo, por lo que no observaremos síntomas. Sin embargo, cuando estamos ya ante un caso de sepsis, en general, los síntomas de septicemia en perros son los siguientes:

Además, los perros con septicemia pueden desarrollar un shock séptico que se caracteriza por un grave descenso de la presión arterial, un aumento de la frecuencia cardíaca y un fallo en el funcionamiento de diferentes órganos, sobre todo riñones y cerebro, debido a un incorrecto aporte de sangre. Los riñones dejan de producir orina, los pulmones no consiguen el oxígeno suficiente, se producen edemas y coágulos de sangre.

Tienen más riesgo de sufrirlo perros con enfermedades crónicas o el sistema inmunitario debilitado. Lo causan las sustancias que genera el propio organismo para combatir la infección y toxinas de las bacterias. Sus síntomas iniciales son:

  • Desorientación
  • Escalofríos
  • Fiebre, pero hipotermia en un cuadro avanzado
  • Calor en la piel
  • Pulso acelerado
  • Respiración rápida
Septicemia en perros - Síntomas, tratamiento y contagio - Septicemia: síntomas en perros

Cómo curar la septicemia en perros: tratamiento

Dada la posibilidad de las bacterias de llegar a cualquier lugar del cuerpo a través de la sangre, es muy importante iniciar el tratamiento lo antes posible. El diagnóstico puede establecerse enviando muestras de sangre al laboratorio para hacer un cultivo, que permite reproducir las bacterias presentes en el animal, de forma que se identifican y puede prescribirse un antibiótico específico contra ellas. No siempre consiguen cultivarse, sobre todo si el perro está ya tomando antibióticos.

Antes de recibir los resultados ya hay que empezar a administrar antibióticos, debido al riesgo de muerte que implica la septicemia. Se escogerá el que, a priori, parezca más efectivo contra la bacteria que se sospeche puede estar presente en función de dónde haya comenzado la infección. En este sentido, es normal combinar varios antibióticos. Una vez que se tengan los resultados, es posible tener que cambiar de medicación. Empezar a tratar tarde puede tener consecuencias fatales. Cuánto dura el tratamiento va a depender de la gravedad del cuadro clínico y de su causa.

El shock séptico requiere la administración de fluidos por vía intravenosa, oxígeno y medicación para reestablecer el equilibrio del organismo, además de antibióticos. Desgraciadamente, se trata de un cuadro clínico de extrema gravedad y son muchos los perros que fallecen.

Por todo lo anterior, debe ser el veterinario quien determine el antibiótico para septicemia en perros más adecuado, puesto que administrar un medicamento incorrecto puede empeorar el estado del animal.

¿La septicemia en perros es contagiosa?

La septicemia es un proceso que se desencadena de manera individual, a partir de factores que afectan a ese animal en concreto. Por lo tanto, un perro con septicemia no nos la puede contagiar, ni a nosotros ni a otros animales. Lo que sí es contagioso, en ocasiones, es la causa que ha iniciado la sepsis. Por ejemplo, un perro con septicemia desencadenada por una parvovirosis puede transmitir esa enfermedad vírica a otros congéneres. Si estos contraen el parvovirus, dependiendo de la respuesta de cada uno, podrán sufrir septicemia o no. Así mismo, existen determinadas bacterias en los perros que también pueden transmitirse a otros animales y a los humanos, provocando una infección que, en casos reducidos, puede acabar en sepsis.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Septicemia en perros - Síntomas, tratamiento y contagio, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades infecciosas.

Escribir comentario sobre Septicemia en perros - Síntomas, tratamiento y contagio

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Septicemia en perros - Síntomas, tratamiento y contagio
1 de 3
Septicemia en perros - Síntomas, tratamiento y contagio

Volver arriba