Compartir
Compartir en:

Síntomas de una gata embarazada

Síntomas de una gata embarazada

Ver fichas de Gatos

Cómo saber si nuestra gata está embarazada puede ser algo complicado en un principio, pero más evidente con el paso de los días. En este artículo de ExpertoAnimal detallaremos contigo los primeros síntomas de una gata embarazada, los cambios de comportamiento que puede experimentar y otros detalles importantes a tener en cuenta.

No olvides que durante todo este proceso será muy conveniente la supervisión y el seguimiento del veterinario, quien nos asegurará su buen estado de salud y nos ofrecerá consejos para el cuidado y la alimentación de la gata gestante.

Sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas aprender a continuación, empezando por los síntomas:

También te puede interesar: Cuidados de una gata embarazada

Síntomas de una gata embarazada

Antes de empezar es importante destacar que los gatos son animales con una gran capacidad reproductiva. Suelen alcanzar la madurez sexual entre los 6 y 9 meses, tienen un embarazo relativamente corto y pueden tener varios celos en la estación del año más propicia, que suele ser en verano. El celo puede variar de un ejemplar a otro, dependiendo de su edad, las condiciones ambientales o su estado de salud.

¿Una gata embarazada puede tener el celo?

Muchas personas, a priori, descartan la idea de que su gata esté embarazada si la observan en celo. No obstante, debemos saber que las gatas pueden estar embarazadas y tener el celo hasta dos semanas después de su fecundación. Además, puede que en un mismo celo la gata haya estado con más de un macho, lo que daría como resultado una camada de dos padres distintos.

¿Cómo saber si una gata está embarazada?

Al igual que ocurre con todos los mamíferos, una gata en estado experimentará una serie de cambios físicos importantes, que moldearán su cuerpo y la prepararán para la llegada de los cachorros al mundo. Los primeros síntomas del embarazo en la gata serán:

  • Pezones hinchados
  • Pezones rosados
  • Vagina hinchada

A partir del mes de embarazo podremos empezar a observar el abultamiento de la barriga, que se irá haciendo cada vez más evidente. A partir de este momento, en el que todos los síntomas te hagan pensar que tu gata sí puede estar embarazada, te recomendamos acudir al veterinario para confirmarlo y seguir sus recomendaciones conforme a la salud de la madre.

Comportamiento de una gata embarazada

Además de los síntomas físicos anteriormente mencionados, la gata también sufre un cambio de comportamiento durante el embarazo. Es muy importante conocerlo para respetar la naturaleza de este momento y entender cómo debemos actuar.

Durante las primeras semanas, la gata comerá abundantemente, buscará reposo y tranquilidad, te ofrecerá afecto e incluso puede estar algo desorientada por la nueva situación. En este momento es muy importante que le ofrezcas alimento de calidad (específico para cachorros), un lugar cómodo para descansar y todo el amor del mundo.

A partir del mes de embarazo cuando la barriga empieza a desarrollarse, la gata, progresivamente, empezará a comer menos. Eso es debido a que la barriga puede empezar a presionar su estómago. Vamos a ayudarla con alimento súper nutritivo y crearemos un "nido" donde ella suele tener la cama. El nido debe ser agradable, calentito, con mantas y estar en un lugar apartado. Eso fomentará que empiece a prepararse para el parto y que se sienta cómoda y protegida, imprescindible para su bienestar y el de los cachorros.

En las últimas etapas del embarazo, la gata puede empezar a mostrarse más arisca, especialmente con otras mascotas del hogar o del progenitor. Debemos respetar su espacio y comprender que es un momento complicado para ella, que debe afrontar con calma y serenidad.

Sangre, diarrea y otros síntomas de un mal embarazo

Como comentábamos al principio, es de suma importancia acudir al veterinario una vez sospechemos que nuestra gata está embarazada. Además de confirmar la preñez, el especialista revisará a la madre para asegurarse que se encuentra sana y que no necesita vitaminas o medicación de ningún tipo.

Durante el embarazo pueden surgir problemas. Una vez identificados debemos acudir al veterinario lo más rápido posible pues la salud de los pequeños o de la madre podrían estar en juego. Los síntomas más habituales que nos los señalan son:

  • Sangrado anormal
  • Aborto de los cachorros
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Malestar
  • Pérdida de peso
  • Desmayos
  • Inactividad

Más cosas sobre el embarazo en la gata

Una vez confirmado el embarazo y la buena salud de la madre, es hora de empezar a trabajar para procurarle la mejor gestación. Descubrir todos los detalles del embarazo en la gata será fundamental para que tu gata tenga, en el futuro unos cachorros sanos y hermosos.

Recuerda que los gatitos van a necesitar hogares responsables para vivir felices en su etapa adulta, por lo que no debes escatimar tiempo en encontrarles una familia apropiada. También es importante resaltar que si el embarazado de tu gata no ha sido planificado deberías plantearte las ventajas que conlleva esterilizar a un gato.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas de una gata embarazada, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Síntomas de una gata embarazada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síntomas de una gata embarazada
1 de 4
Síntomas de una gata embarazada