Compartir

Anaplasmosis en perros - Síntomas y tratamiento

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 21 febrero 2019
Anaplasmosis en perros - Síntomas y tratamiento

Ver fichas de Perros

Las garrapatas que pueden parasitar a los perros en ocasiones se encuentran, a su vez, parasitadas por patógenos como bacterias que, si ingresan en el organismo del perro, son capaces de provocar diversas enfermedades. Este es el caso de la anaplasmosis en perros, patología de la que hablaremos en este artículo de ExpertoAnimal. Veremos qué síntomas puede ocasionar y cómo se puede tratar este problema no demasiado conocido, aunque de distribución mundial.

Sigue leyendo para descubrir todo sobre la Anaplasma phagocytophilum en perros y la Anaplasma platys, que son las más comunes en estos animales.

¿Qué es la anaplasmosis canina?

La anaplasmosis en perros la causan bacterias del género anaplasma que infectan a los animales mediante lo que se denomina un vector, en este caso, una garrapata que contiene anaplasmas. Las garrapatas se alimentan de sangre, para lo que deben prenderse del animal. En ese intercambio es cuando se puede producir el contagio y para ello debe durar un mínimo de 18-24 horas.

Las anaplasmas son parásitos intracelulares obligados, esto quiere decir que deben habitar en el interior de células, en este caso parasitan células sanguíneas, provocando síntomas más o menos intensos.

Anaplasmosis en perros - Síntomas y tratamiento - ¿Qué es la anaplasmosis canina?

Especies de anaplasma en perros

Hay dos especies de anaplasma que pueden provocar anaplasmosis en los perros y son los siguientes:

  • Anaplasma phagocytophilum, que causa lo que se denomina anaplasmosis canina o anaplasmosis granulocítica canina.
  • Anaplasma platys, responsable de anaplasmosis trombocítica o trombocitopenia cíclica infecciosa.

Además, como las garrapatas pueden estar infestadas por otros parásitos, es posible que en un mismo perro encontremos varias de estas enfermedades, como la borreliosis (enfermedad de Lyme) o la babesiosis canina, lo que dificulta el diagnóstico.

Síntomas de anaplasmosis en perros

Los síntomas de esta enfermedad son numerosos pero inespecíficos, lo que quiere decir que son comunes en diversas patologías, otro dato que puede complicar el diagnóstico. Además, algunos perros cursan asintomáticos o con sintomatología muy leve. Otros permanecen como portadores crónicos. El cuadro clínico incluye:

  • Fiebre.
  • Letargo.
  • Depresión.
  • Anorexia.
  • Cojera.
  • Dolor articular.
  • Poliartritis.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Descoordinación.
  • Convulsiones.
  • Aumento del tamaño de los ganglios linfáticos.
  • Anemia.
  • Disminución del número de plaquetas.
  • Incremento de las enzimas hepáticas.
  • Palidez de mucosas.
  • Pequeñas hemorragias bajo la piel denominadas petequias.
  • Tos.
  • Uveítis.
  • Edemas.
  • Aumento en la ingesta de agua.

Con A. platys se producen episodios de trombocitopenia, es decir, disminución del número de plaquetas, combinados con otros de recuperación en intervalos de 1-2 semanas.

Anaplasmosis en perros - Síntomas y tratamiento - Síntomas de anaplasmosis en perros

Diagnóstico de la anaplasmosis en perros

Hemos visto que los síntomas que pueden aparecer en esta enfermedad no son para nada característicos, de forma que el veterinario se va a apoyar en la información que le proporcionemos sobre los hábitos de vida del perro para llegar al diagnóstico. Un ambiente con presencia de garrapatas o la ausencia de desparasitación pueden orientarlo hacia una enfermedad transmitida por estos parásitos. También es posible observar al microscopio, en extensiones de sangre, las colonias que forma anaplasma, llamadas mórulas. Otros métodos diagnósticos son la serología y la PCR.

Tratamiento de la anaplasmosis en perros

Para saber cómo curar la anaplasmosis en perros es preciso acudir al veterinario. El tratamiento de esta enfermedad se basa en el empleo de antibióticos y fármacos para reducir la sintomatología. Además, se hace imprescindible el control de las garrapatas mediante el establecimiento de un calendario de desparasitaciones externas consensuado con nuestro veterinario y adecuado a las características del perro y de su modo de vida. También debemos extremar las precauciones si visitamos áreas con fuerte presencia de estos parásitos.

Es importante saber que la anaplasmosis también puede afectar a seres humanos pero no se ha observado la transmisión desde los perros.

Anaplasmosis en perros - Síntomas y tratamiento - Tratamiento de la anaplasmosis en perros

Prevención de la anaplasmosis en perros

Se basa en impedir que las garrapatas accedan a los animales. En esta línea se contemplan las siguientes medidas:

  • Control de las garrapatas con productos antiparasitarios, preferiblemente resistentes al agua.
  • Evitar lugares con alta presencia de garrapatas, como pueden ser las zonas boscosas, especialmente en las épocas del año con mayor incidencia de estos parásitos.
  • Inspeccionar a los perros tras los paseos. Como hemos visto, para transmitir anaplasmas las garrapatas deben pasar muchas horas prendidas a ellos, por lo que su eliminación precoz evitará contagios.
  • De ser necesario, implantaremos también medidas de desinfección del ambiente.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anaplasmosis en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades parasitarias.

Escribir comentario sobre Anaplasmosis en perros - Síntomas y tratamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Anaplasmosis en perros - Síntomas y tratamiento
1 de 4
Anaplasmosis en perros - Síntomas y tratamiento

Volver arriba