Compartir

Animales prehistóricos - Características y ejemplos

 
Por Virginia Murcia. 17 septiembre 2020
Animales prehistóricos - Características y ejemplos

Lo primero que se nos viene a la mente cuando escuchamos “animales prehistóricos” son los conocidos dinosaurios, antiguos reptiles fósiles de distintos tamaños que habitaron en la Tierra hace millones de años y que hoy en día son protagonistas de muchas historias y películas de ciencia ficción. Sin embargo, es importante señalar que no solo existieron estos ejemplares en nuestro planeta, sino otros muchos animales que hoy en día se pueden encontrar todavía vivos en la naturaleza o que, debido a la evolución, ya se han extinguido.

Si quieres saber más sobre los animales prehistóricos y algunos ejemplos vivos y extintos más conocidos de la Tierra, no dudes en leer este artículo de ExpertoAnimal.

¿Qué es un animal prehistórico?

Solemos pensar que los animales prehistóricos son aquellos que, como bien indica su nombre, pertenecieron a la etapa de la prehistoria y que en la actualidad se encuentran ya extintos. De hecho, no estamos del todo equivocados, pero si atendemos a la definición de prehistoria que nos ofrece el Diccionario de la Real Academia Española (RAE), el concepto que tenemos de estos animales puede ser más amplio. Así pues, podemos considerar como animal prehistórico aquel que apareció en un periodo de la humanidad anterior a todo documento escrito y que hoy en día conocemos gracias al estudio de fósiles, vestigios y huesos encontrados. Esto no quiere decir que todos los animales que surgieron prácticamente con el origen del planeta hayan desparecido, pues actualmente siguen existiendo numerosas especies muy antiguas que han conseguido mantenerse a lo largo de los años.

En definitiva, podemos definir como animales prehistóricos todas aquellas especies que surgieron hace más de 3 500 años a. C, clasificándose en dos grupos: las ya extintas y las que aún permanecen vivas. Ambas son el origen de las distintas especies de animales que existen en la actualidad.

Características de los animales prehistóricos

Si nos remontamos a los primeros animales que pisaron el planeta, es importante hablar sobre la aparición de los tetrápodos, es decir, aquellos que desarrollaron cuatro extremidades para poder desplazarse en la tierra y no solo en medios acuáticos como los primeros peces y esponjas. Se trata de los anfibios, los cuales seguían teniendo rasgos pisciformes. Posteriormente, con el desarrollo del huevo amniota, el cual permitió una mayor independencia en el medio terrestre, aparecieron los reptiles y las aves. Algunas características de todos estos tetrápodos fueron y son las siguientes:

  • Sus miembros típicos estaban formados por 5 segmentos: el hueso largo o fémur, dos huesos largos (tibia y fíbula), los huesos carpianos (muñeca), los tarsianos (tobillo), los metacarpianos (palmares), los metatarsianos (plantares) y los que conforman las falanges o dedos.
  • Se adaptaron al medio terrestre desarrollando estructuras como escamas, pelos o plumas que han favorecido la pérdida o ganancia de calor. También han desarrollado comportamientos destinados a la regulación térmica como, por ejemplo, la hibernación.
  • Siempre han existido especies herbívoras y/o carnívoras pudiendo cazar en solitario o en manada.
  • En la mayoría de grupos animales ha existido una estructura jerárquica, siendo el más grande el más poderoso, normalmente.

Animales prehistóricos vivos

Como ya hemos mencionado, hace miles y millones de años aparecieron los primeros animales y no todos ellos se encuentran extintos hoy en día. Estas son algunas especies e animales prehistóricos que han logrado permanecer en nuestro planeta desde hace mucho tiempo:

Tortuga caimán (Macrochelys temminckii)

Estos grandes y antiguos reptiles, los cuales aparecieron hace aproximadamente 66 millones de años, son propios del continente americano y se caracterizan principalmente por su caparazón con hileras, ya que este presenta unas elevaciones semejantes a unos pequeños cuernos. Además, poseen una gran cabeza y un hocico más alargado que otras especies de tortugas. Pueden llegar a pesar alrededor de 100 kilogramos.

La tortuga caimán habita en medios dulceacuícolas donde se alimenta de peces. Para ello, se camufla entre las algas y usa su llamativa lengua, la cual posee una especie de proyección en la punta a modo de gusano, para atraer a los pequeños peces y devorarlos cuando menos se lo esperan.

Animales prehistóricos - Características y ejemplos - Animales prehistóricos vivos

Tiburón anguila (Chlamydoselachus anguineus)

Es uno de los tiburones más antiguos que existen, por ello también forma parte de la lista de animales prehistóricos vivos, ya que aparecieron en la Tierra hace 140 millones de años. Su nombre hace referencia al gran parecido que tiene con las anguilas, aunque a diferencia de ellas, sí posee aleta dorsal. El tiburón anguila se caracteriza por tener un cuerpo largo semejante al de una serpiente (2-4 metros) y una cabeza achatada con los orificios nasales en la parte delantera.

Este gran pez habita en aguas marinas profundas donde se alimenta principalmente de otros pequeños animales como son algunos peces y calamares. Gracias a la morfología de su cuerpo puede alcanzar grandes velocidades para capturar a sus presas, algo que se ve favorecido por los dientes tan blancos y brillantes que posee y que le ha servido como atrayente de los pequeños peces. Por cierto, ¿sabías que tiene más de 300 dientes?

Si quieres conocer más Animales prehistóricos marinos, no te pierdas este otro artículo.

Pelícano (Pelecanus spp.)

Surgió hace 30 millones de años aproximadamente y se trata de un ave acuática de gran tamaño, aunque los machos superan a las hembras en varios centímetros. Es conocido por su gran pico, el cual posee una "bolsa gular" donde almacena el alimento. Su plumaje puede adoptar varias coloraciones, pero suele presentar tonos blancos, grisáceos o marrones. Esta ave tiene la capacidad de transformar y procesar el agua salada que toma del medio para hacerla digerible.

El pelícano suele anidar en zonas cercanas a las costas, pues, como animal piscívoro que es, pasa gran parte de su tiempo alimentándose de peces y, aunque la mayoría de ocasiones lo veamos posado en el agua, también es muy buen volador.

Esponjas marinas

Pertenecen al filo de los poríferos, animales invertebrados que se encuentran en los fondos marinos y adheridos al sustrato. Los datos apuntan a que pudieron surgir hace alrededor de 760 millones de años pudiendo adoptar diferentes formas y coloraciones, aunque todas tienen en común la inexistencia de tejidos auténticos, pues sus células son totipotentes y están en continua división transformándose en cualquier tipo celular.

Son sésiles y se alimentan mediante un proceso de filtración, ya que mediante la circulación del agua por una serie de poros, canales y cámaras de la esponja, obtienen los nutrientes necesarios. Finalmente, tras una corriente de agua y una digestión intracelular, esta sale por el ósculo, una abertura que presentan en la zona superior de su cuerpo.

Cocodrilo (Crocodylus spp.)

Los cocodrilos, entre ellos el género Crocodylus, son unos de los animales prehistóricos más antiguos de la Tierra, ya que los primeros ejemplares aparecieron hace 250 millones de años. Se trata de reptiles de gran tamaño, que pueden alcanzar los 6 metros de longitud y los 700 kilogramos de peso aproximadamente. Poseen una potente mandíbula, unos ojos y orificios nasales en la zona superior de la cabeza y una piel muy gruesa, escamosa y seca.

Es común encontrarlos en los ríos, lagunas y pantanos de África, América, Asia y Australia, aunque alguna especie tolera bien el agua salada. Como animales carnívoros, se alimentan principalmente de otros vertebrados de gran tamaño como peces, mamíferos y aves. Su método de cazar consiste en estar quietos y escondidos bajo el agua para acechar a su presa y devorarla rápidamente cuando esté cerca. A pesar de ser un gran depredador, tiene un metabolismo lento, por lo que no necesita estar continuamente alimentándose.

Conoce los distintos Tipos de cocodrilos que existen en este otro artículo.

Otros animales prehistóricos vivos

Estos son otros ejemplos de especies animales que evolutivamente siguen habitando nuestro planeta desde hace miles y millones de años:

Animales prehistóricos extintos

Otras muchas especies animales no han logrado sobrevivir a la extinción a lo largo de la evolución. Sin embargo, las seguimos recordando por lo que representaron en la historia, así como por sus increíbles apariencias. Estos son algunos ejemplos de animales prehistóricos extintos que, por ende, ya no se encuentran en la Tierra:

Tiranosaurio rex (Tyrannosaurus rex)

Fue una gran especie de reptil bípedo que habitó la Tierra hace más de 60 millones de años. Podía medir hasta 13 metros de largo y 4 metros de altura y pesar entre 6 y 8 toneladas. Se caracterizaba por su gran cráneo, su larga y fuerte cola, sus potentes extremidades traseras y unas pequeñas extremidades delanteras acabadas en dos poderosas garras. Habitaba el continente americano donde se alimentaba de otros animales, pues era un dinosaurio carnívoro muy voraz y solía consumir todo tipo de anfibios, reptiles, insectos y mamíferos. Dado su gran tamaño, rara vez se convertía él mismo en la presa de cualquier otro dinosaurio.

Como dato curioso, podemos decir que, a pesar de la apariencia mostrada en el cine, los estudios realizados han demostrado que existen suficientes pruebas como para sospechar que tenía parte de su cuerpo cubierto de plumas. Descubre Por qué se extinguieron los dinosaurios en este otro artículo.

Animales prehistóricos - Características y ejemplos - Animales prehistóricos extintos

Mamut (Mammuthus spp.)

Estos mamíferos, los cuales se extinguieron hace miles de años, se caracterizaban por su grantamaño semejante al de un elefante, pues podían alcanzar los 6 metros de alto y los 10 de largo. Además, presentaban un denso pelaje que les protegía del frío y unos gigantescos colmillos curvados hacia adelante que les ofrecían protección al rostro y les permitían luchar entre machos.

Los mamuts vivían en manadas dirigidas por una hembra líder en las zonas más frías de los distintos continentes. A pesar de sus grandes dimensiones, eran animales herbívoros. En cuanto a su extinción, existen diferentes teorías, entre ellas, los climas tan extremos que se produjeron en la época y que le impedían la búsqueda de materia vegetal para alimentarse, así como la caza de estos animales por parte del ser humano.

Dodo (Raphus cucullatus)

El dodo fue un ave de grandes dimensiones que podía pesar más de 15 kilogramos. Su cuerpo era rechoncho y contaba con unas alas relativamente pequeñas que le impedían alzar el vuelo. También se caracterizaba por sus cortas patas y su gran cabeza, donde se localizaba un pico muy robusto en forma de gancho. El plumaje de su cuerpo adoptaba coloraciones grisáceas o marrones, sin embargo, en las llamativas plumas rizadas de la parte posterior predominaba el blanco.

Este ave se localizaba en las zonas boscosas de la Isla de Mauricio, donde se alimentaba de frutos, semillas y raíces, entre otros alimentos. No obstante, también podía consumir otros pequeños animales como algunos peces y/o crustáceos, pues era considerado un animal omnívoro.

Anisodon (Anisodon spp.)

Se sospecha que vivieron hace alrededor de 15 millones de años. Los pertenecientes a este género fueron enormes mamíferos, pues pesaban 170 kilogramos aproximadamente y medían más de dos metros de largo. Mientras que sus extremidades anteriores eran largas y terminadas en tres grandes garras, las traseras eran bastante más cortas y robustas.

Estos animales eran propios de las zonas boscosas del continente europeo y asiático donde, además de encontrar refugio frente a los depredadores, se alimentaban de materia vegetal. Con sus largas extremidades podían alcanzar las ramas más altas de los árboles, aunque también solían consumir otras plantas más bajas. Posiblemente la sequía de su hábitat hizo que esta vegetación disminuyera y los grandes mamíferos se extinguieran.

Megalodón (Carcharocles megalodon)

Fue considerado el tiburón más grande del mundo, pues podía alcanzar las 40 toneladas de peso y los 4 metros de alto. De hecho, en cuanto a su morfología, era similar al tiburón blanco pero con dimensiones mucho mayores. Se trataba de un gran depredador que se alimentaba de todo aquello que se encontraba en el camino (tortugas, ballenas, otros tiburones, etc.) y su extrema rapidez, junto a sus fuertes mandíbulas, le ayudaba a tener mucho éxito en sus cacerías.

Al igual que ocurre con las demás especies descritas, la causa de la extinción no es del todo conocida, pues existen diferentes hipótesis sobre la desaparición del megalodón como, por ejemplo, el enfriamiento de los mares y los océanos hace millones de años o la escasez de alimento.

Otros animales prehistóricos extintos

Si te has quedado con ganas de conocer más ejemplos de animales prehistóricos extintos, a continuación te dejamos algunas especies animales prehistóricas más que se han extinguido a lo largo de la evolución:

  • Tigre dientes de sable (Smilodon spp.)
  • Oso cavernario (Ursus spelaeus)
  • Megalania (Megalania prisca)
  • Paraceratherium spp.
  • Glyptodon spp.

En este vídeo de nuestros amigos de EcologíaVerde podrás conocer más animales que se han extinguido por culpa del ser humano y los motivos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Animales prehistóricos - Características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario sobre Animales prehistóricos - Características y ejemplos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Animales prehistóricos - Características y ejemplos
1 de 13
Animales prehistóricos - Características y ejemplos

Volver arriba