Compartir

Beneficios de los comederos altos para perros

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 23 julio 2020
Beneficios de los comederos altos para perros

Ver fichas de Perros

Los comederos elevados son una muy buena opción para alimentar a nuestro perro. A la venta encontrarás diferentes modelos entre los que elegir, pero, si todavía no te has decidido a hacerte con uno, en este artículo de ExpertoAnimal te explicamos todos los beneficios de los comederos altos para perros. Además, te damos las pautas para escoger el más adecuado según las características de tu perro. Al final encontrarás, por último, ideas para que puedas hacer en casa un comedero alto totalmente personalizado.

Sigue leyendo y descubre con nosotros por qué los comederos elevados para perros son una buena opción y cómo fabricar uno casero.

También te puede interesar: Ventajas de elevar el comedero para gatos

Ventajas de elevar el comedero para perros

El primer punto que puede hacer que nos decantemos por un comedero elevado para nuestro perro es la salud. Un comedero de este tipo no obliga al perro a bajar la cabeza hasta el suelo para alimentarse, con lo que le permite mantener una postura más cómoda y fisiológica mientras traga. Este aspecto es especialmente importante para aquellos ejemplares que sufren problemas de movilidad. Un ejemplo es la artritis, más habitual en perros de edad avanzada, o trastornos a nivel cervical. Estos perros agradecerán no tener que bajar la cabeza hasta el suelo. Por otra parte, si nuestro perro ha sido diagnosticado de megaesófago, un comedero alto forma parte del tratamiento y nos lo recomendará el veterinario. Esta patología afecta a la funcionalidad del esófago y los perros se benefician de alimentarse sin tener que agachar la cabeza, lo que ayuda a que la comida llegue al estómago, dificultando la regurgitación. Para más detalles, consulta nuestro artículo sobre "¿Cómo alimentar a un perro con megaesófago?".

Si prestamos atención a cómo varía la postura del perro cuando come en el suelo en comparación con la posición ante un comedero elevado, se comprende la diferencia. Una buena postura al momento de la ingesta favorece todo el proceso digestivo. Eso sí, al resultar más fácil comer, los comederos altos no son la mejor opción para ejemplares que comen con demasiada ansiedad o rapidez. En este sentido, consulta qué hacer si tu perro está obsesionado con la comida en este otro artículo. Por otra parte, si tu perro es un cachorro, elevar el comedero impide que meta en él las patas y acabe ensuciando la comida o manchándolo todo; también evita que se dedique a deslizarlo por toda la casa.

Por último, a la hora de evaluar los beneficios de los comederos altos para perros hay que valorar la higiene. Al no estar en contacto directo con el suelo, hay una menor probabilidad de que sobre ellos caiga polvo, pelos o cualquier otra suciedad. También contribuyen a mantener la limpieza del lugar de alimentación. El perro que come en alto suele manchar menos.

Beneficios de los comederos altos para perros - Ventajas de elevar el comedero para perros

Altura ideal del comedero para perros

Para aprovechar al máximo los beneficios de los comederos altos para perros es importante tener en cuenta la altura. Lógicamente, esta va a diferir según el tamaño de nuestro perro. Lo ideal es que esta sea la suficiente como para que el perro no tenga que agacharse para comer. Se puede tomar como referencia la altura de su codo, que debería coincidir, aproximadamente, con la parte de abajo del comedero. Otro cálculo se puede hacer midiendo al perro desde el suelo hasta los omóplatos y restando unos 15 cm. En cualquier caso, si tienes dudas sobre la medida exacta, escoge un comedero de altura regulable. De esta forma, podrás adaptarlo al tamaño de tu perro. Estos comederos regulables también son una buena opción si el perro todavía es cachorro, ya que el comedero regulable podrá crecer con él.

¿Cómo elegir el mejor comedero alto para perros?

Como no hay un único comedero elevado perfecto, sino uno ideal para cada perro en función de sus características, conviene prestar atención a ciertos detalles que marcarán la diferencia a la hora de hacer nuestra elección. El tamaño del cuenco y la altura son los primeros aspectos importantes, ya que deben adaptarse a las dimensiones del perro para que este pueda alimentarse con comodidad. Cuanto más grande, menos probabilidad de que caiga comida por el suelo.

Fíjate también en los materiales y decántate por los más higiénicos, resistentes y fáciles de limpiar. El plástico se desaconseja porque a algunos ejemplares les puede provocar dermatitis alérgica por contacto. Además, absorbe olores y se degrada con el tiempo. El acero inoxidable, por su parte, es una muy buena opción, resistente y fácil de limpiar. La cerámica o el vidrio están bien, pero es sencillo que se rompan.

Por otro lado, son muchos los comederos elevados para perros que incluyen un recipiente para la comida y otro para el agua en el mismo soporte. Vigila que puedan extraerse para una mejor higiene. Tener estos dos comederos pegados no siempre es buena idea. Los perros al beber es normal que goteen, y si el agua cae sobre alimento seco puede humedecerlo, lo que lo convierte en un producto que se estropeará con facilidad si el perro no come rápido toda su ración o está acostumbrado a tenerla siempre a demanda.

Por último, al haber varios modelos, por ejemplo, los de soporte sobre los que se cuelgan los cuencos o los tipo bandeja con patas, además de atender a los beneficios de los comederos altos para perros, también puedes guiarte por tu gusto personal o incluso por la decoración de tu hogar.

¿Cómo hacer un comedero elevado para perros?

No creas que es necesario una gran inversión para aprovechar los beneficios de los comederos altos para perros. Si te gustan las manualidades o el bricolaje, puedes hacer en casa tu propio comedero elevado y, además, personalizado. Para no complicarte puedes buscar un soporte ya hecho, como, por ejemplo, el típico para macetas o cualquier banqueta o mesita que se adapte a la altura que necesita tu perro. Tan solo tendrás que comprar un comedero de tu agrado que encaje. Si escoges la opción más sencilla, que es el soporte de maceteros, solo tendrás que colocarlo en el aro. Al contrario, si dispones de la superficie lisa de, por ejemplo, una mesita, tendrás que apoyar sobre ella el comedero por la parte más estrecha y dibujar su contorno para recortar el círculo y poder encajar el comedero.

Otra opción es construir tú mismo el soporte, por ejemplo, con madera. En cualquier caso, siempre tienes la posibilidad de personalizarlo pintándolo o decorándolo a tu gusto, por ejemplo, con el nombre del perro o un diseño que te guste. Eso sí, usa siempre pinturas o barnices naturales, no tóxicos y lavables. En este vídeo te mostramos los pasos a seguir.

Si deseas leer más artículos parecidos a Beneficios de los comederos altos para perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Beneficios de los comederos altos para perros
1 de 2
Beneficios de los comederos altos para perros

Volver arriba