menu
Compartir

¿Cómo refrescar a un conejo?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 9 julio 2021
¿Cómo refrescar a un conejo?

Ver fichas de Conejos

Los conejos también pueden sufrir las consecuencias del calor durante los meses del año de temperaturas más altas. Aunque son animales que no salen de casa, podrían verse afectados por el temido golpe de calor, que pone su vida en peligro. A partir de los 30 ºC, especialmente si hay humedad, los conejos pueden empezar a aletargarse y a padecer mucho por el calor. De hecho, sus pequeños cuerpos lo sufren antes que nosotros.

Por este motivo, a los conejos, como al resto de nuestros animales de compañía, hay que mantenerlos frescos para prevenir las consecuencias de las altas temperaturas. Pero, ¿cómo evitar que los conejos pasen calor? En este artículo de ExpertoAnimal explicaremos cómo refrescar a un conejo, dando una serie de consejos para protegerlos cuando las temperaturas aumentan.

También te puede interesar: ¿Cómo refrescar a un gato?

¿Cómo saber si un conejo tiene calor?

Los conejos están a gusto con una temperatura ambiental de entre 12 y 21 ºC. Cuando esta temperatura es superior, su organismo comienza a sufrir las consecuencias del calor. Además del riesgo de sufrir el golpe de calor que hemos mencionado, los conejos expuestos a altas temperaturas se pueden deshidratar, situación que tendrá consecuencias en su organismo, provocando desequilibrios.

Para saber si nuestro conejo tiene calor se debe prestar especial atención a sus orejas. Con calor estarán más enrojecidas de lo normal, debido a la vasodilatación de los vasos sanguíneos de la zona. Además, se podrán apreciar los siguientes signos:

  • Respiración rápida y agitada.
  • Ensanchamiento de las fosas nasales.
  • Pelo mojado bajo la nariz.
  • Orejas y patas calientes.
  • Ojos entrecerrados.
  • Letargia.
  • Anorexia.
  • Posición estirada en el suelo.
¿Cómo refrescar a un conejo? - ¿Cómo saber si un conejo tiene calor?

El golpe de calor en los conejos

Si no se adoptan las medidas adecuadas para proteger a los conejos de las altas temperaturas, estos pueden sufrir un golpe de calor, lo que aumenta su temperatura corporal y pone en riesgo su integridad. Los principales síntomas de golpe de calor en conejos son los siguientes:

  • Orejas excesivamente rojas.
  • Jadeo e hipersalivación.
  • Desorientación y debilidad.
  • Temblores musculares y convulsiones.
  • Aletargamiento.
  • Shock.
  • Muerte.

Hay que tener en cuenta que no se debe enfriar a un conejo acalorado de golpe con agua fría o con hielo, ya que se puede producir un shock térmico que puede ser catastrófico. Pero mejor que intentar tratar un golpe de calor es prevenirlo, por eso en los siguientes apartados comentamos las principales medidas a aplicar para prevenir el golpe de calor en conejos, la deshidratación y, en general, el sufrimiento por las altas temperaturas.

¿Cómo refrescar a un conejo? - El golpe de calor en los conejos

Cuidar la hidratación

Para prevenir la deshidratación debida a la pérdida de electrolitos y de agua que provocan las altas temperaturas se deben seguir una serie de medidas que permitan la correcta hidratación de nuestros conejos. Además, la deshidratación predispone a la insolación y al golpe de calor.

Así, es importante que tengan agua limpia y fresca siempre a su disposición. Para ello podemos poner en ella cubitos de hielo para que se mantenga fresca más tiempo. También es buena idea añadir alimentos frescos ricos en agua, como frutas, lechugas u hortalizas. Puedes leer en este artículo cuáles son las frutas y verduras recomendadas para conejos.

¿Cómo refrescar a un conejo? - Cuidar la hidratación

Ubicar la jaula en casa

Muchos conejos pasan la mayor parte de día en su jaula, por eso es de vital importancia que la coloquemos en un lugar fresco y ventilado del hogar, pero no a la intemperie. Si no disponemos de aire acondicionado, se puede poner un ventilador cerca para mitigar el calor, aunque nunca directamente apuntando al conejo, sino girando alrededor de toda la jaula para mantenerla fresca en su totalidad. Otra opción es poner un ventilador de pared apuntando a la jaula.

Si el ventilador se combina con una toalla húmeda sobre la jaula, se mantiene por más tiempo de la buena temperatura, de forma que nuestro conejo no tendrá calor. Solo hay que tener cuidado de que no gotee y no tapone la correcta ventilación.

La jaula, además, debe estar lejos del sol, pues aumenta la temperatura de la jaula y del conejo, predisponiéndolo a una insolación. También es buena idea reducir la paja que usamos para recoger las necesidades de nuestro conejo y para su mayor comodidad. De esta forma permitimos que pueda acceder mejor al fondo de la jaula, que se encuentra a una temperatura más fresca que el resto al estar en contacto con el suelo.

En el caso de que parezca no ser suficiente, puedes probar a reconfortar al conejo poniendo paquetes de hielo bajo la jaula para mantener fresco el suelo. También es posible congelar una botella de agua y colocarla dentro de la jaula para que el conejo se pueda acercar a ella y refrescarse.

¿Cómo refrescar a un conejo? - Ubicar la jaula en casa

Mantener fresco a un conejo

Seguramente llegado a este punto te estés preguntando si se puede mojar a un conejo o si existen piscinas para conejos. La respuesta es no. Se le puede rociar ligeramente con agua, pero no es recomendable mojarlo entero. Al introducirlos en agua los conejos se pueden estresar y esta ansiedad hace que se eleve su temperatura corporal, empeorando la situación. Aquí puedes leer los 5 signos de estrés en conejos que te ayudarán a reconocer este estado.

Se pueden rociar con agua o, también, con una solución de alcohol rectificado mezclado con agua a una dilución de 1:3 de alcohol rectificado al 50 % en agua. Se pone en un difusor y se aplica en la parte exterior de las orejas y en las patas. El alcohol acelera la evaporación del agua, refrescando mejor al conejo.

Cuidados del pelaje

Si nuestro conejo presenta mucho pelo muerto en su superficie por falta de retirada, este actuará como una capa de aislamiento térmico, lo que empeorará el calor que puede sentir. Por eso, si te preguntas cómo aliviar el calor en un conejo, no puedes olvidar el imprescindible cepillado regular, ya que es la mejor manera de retirar todo ese pelo muerto que actúa como un abrigo justo cuando el conejo menos lo necesita.

Si tienes dudas sobre qué cepillo utilizar, en este artículo repasamos los tipos de cepillos para conejos entre los que puedes elegir.

¿Cómo refrescar a un conejo? - Cuidados del pelaje

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo refrescar a un conejo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Bibliografía

Wegler, M. (2008). El conejo enano. Editorial Hispano Europea.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo refrescar a un conejo?
1 de 6
¿Cómo refrescar a un conejo?

Volver arriba